Seguinos en las redes

Israel

Experto asegura que Jerusalem será 50% árabe en unos años

Agencia AJN.- ¿La capital del Estado judío tendrá una mayoría árabe en el futuro cercano? El Consejo de Seguridad Nacional de Israel sopesa varias opciones para preservar la cada vez menor mayoría judía de Jerusalem, ya que los expertos advierten que una corriente continua de migración árabe hacia la ciudad desde la Autoridad Palestina remodelará por completo el equilibrio demográfico en la ciudad santa.

Publicada

el

jerusalem

Agencia AJN.- Los judíos constituyeron la mayoría de la población de Jerusalem desde al menos hasta el siglo XIX. En 1944, mientras duraba la Segunda Guerra Mundial y cuatro años completos antes de que Israel lograra la independencia, los judíos constituían aproximadamente el 62% de la población total de la ciudad.

Después de la reunificación de la ciudad bajo la soberanía israelí en 1967, tres de cada cuatro habitantes de Jerusalem eran judíos.

En el último medio siglo, sin embargo, el equilibrio demográfico en la capital israelí se ha modificado drásticamente, con una migración neta de judíos fuera de la ciudad y la migración árabe a Jerusalem.

Mientras que los judíos constituían el 72% de la población de la ciudad en 1980 y el 68% en 2000, en los últimos quince años, el cambio demográfico se ha acelerado dramáticamente. A pesar de la gran población judía ortodoxa de la ciudad y su índice de fecundidad relativamente alto, de 2000 a 2015, la población judía aumentó solo un 17%, debido a la migración neta de judíos fuera de la ciudad debido a que los precios de la vivienda se dispararon.

Según la Oficina Central de Estadísticas de Israel, la mayoría judía de la ciudad cayó a solo un 61% en 2015. El investigador principal del Centro de Asuntos Públicos de Jerusalem, Nadav Shragai, advierte que desde 2015, esa cifra ha caído aún más, cayendo por debajo del 60%.

“Nos acercamos rápidamente a la peligrosa situación en la que el 50% de Jerusalem es árabe”, señaló Shragai, según un informe de Makor Rishon el domingo por la noche.

Si bien la alta tasa de natalidad entre los residentes árabes musulmanes de la ciudad ha contribuido a una parte del cambio demográfico, Shragai sugiere que la inmigración no autorizada de decenas de miles de residentes de la Autoridad Palestina en la ciudad puede ser el principal impulsor del rápido aumento de la población árabe.

En 2003, Israel construyó una barrera de seguridad, una valla y un muro, alrededor de la frontera oriental de la ciudad como parte de la valla de seguridad más grande que separaba a Israel de la Autoridad Palestina anterior a 1967.

Si bien la mayoría de los vecindarios árabes de la ciudad se encuentran al oeste de la valla, varios barrios fueron efectivamente separados de la ciudad por la barrera, que se encuentra al este de la muralla.

Desde entonces, los llamados “barrios aislados” -incluyendo parte de Shuafat y Kafr Aqab (Kfar Akab) se han vuelto cada vez más anárquicos, con altas tasas de criminalidad, escasa aplicación de la ley y cada vez menos servicios municipales proporcionados por la Ciudad de Jerusalem como la situación de seguridad se deterioró.

Sin embargo, los barrios árabes en el lado este de la barrera han experimentado un explosivo nivel de crecimiento, triplicando su población total desde 2003 a 140,000. En comparación, observa Shragai, la población total de barrios árabes ‘dentro’ de la barrera ha aumentado en solo un 71% en ese mismo período.

Sin restricciones por la construcción de inspectores o la interferencia policial, se han construido enormes proyectos de viviendas ilegales en vecindarios como Kafr Aqab y Shuafat, que incluyen incluso edificios de departamentos de diez pisos.

Debido al vacío en la aplicación de la ley en los barrios aislados, los proyectos de construcción salvaje han florecido y el precio promedio de los apartamentos nuevos ha disminuido a menos de 400,000 shekels ($ 115,000), más barato incluso que muchos apartamentos similares en ciudades controladas por la Autoridad Palestina.

Eso ha provocado una avalancha de inmigración de la Autoridad Palestina, con decenas de miles de árabes palestinos que residen ilegalmente en barrios a las afueras de Jerusalem, fuera de la barrera de seguridad, pero aún bajo soberanía israelí y dentro de los límites municipales de Jerusalem.

Según Shragai, hasta el 40% de los 140,000 árabes que viven en los barrios de Jerusalem al este de la barrera son en realidad residentes de la Autoridad Palestina. Estos aproximadamente 56,000 residentes árabes ilegales constituyen aproximadamente el 18% de la población árabe total de la ciudad. Descontarlos de las estadísticas de población de la ciudad significa que entre los residentes legales, la población judía de Jerusalem es de alrededor del 66%, en comparación con entre el 31% y el 32% de los residentes legales que son árabes.

Dado el cambio demográfico en la capital, los líderes políticos israelíes han presentado una serie de propuestas destinadas a preservar la mayoría judía de Jerusalem.

El año pasado, el alcalde de Jerusalem, Nir Barkat, presuntamente instó a la demolición de seis edificios de departamentos ilegales en Kafr Aqab. La demolición, que se llevaría a cabo utilizando una serie de cargas explosivas, abriría espacio para un camino planificado y demostraría que la soberanía israelí aún se aplica al área.

Sin embargo, desde el informe inicial sobre la demolición planeada, el Tribunal de Distrito de Jerusalem ha emitido una orden temporal que bloquea la operación.

Los legisladores han ofrecido soluciones más completas, incluida la propuesta de la “Ley del Gran Jerusalem” impulsada por el Ministro de Transporte, Yisrael Katz (Likud).

La ley, si se aprueba, expandiría las fronteras municipales de Jerusalem para incluir la ciudad de Maaleh Adumim al este, que actualmente alberga a casi 38,000 israelíes. Además, la ciudad de Givat Zeev al noroeste, la ciudad de Beitar Illit al sur, la ciudad de Efrat y otras comunidades en Gush Etzion se incorporarían a Jerusalem.

Sin embargo, no anexaría oficialmente estas áreas a Israel.

Según el ministro de Transporte, Yisrael Katz (Likud), el plan agregaría unos 150 mil judíos a la ciudad, aumentando la población total a más de un millón.

El ministro de Asuntos de Jerusalem Zeev Elkin (Likud) ofreció un plan alternativo, que establecería un cuerpo municipal separado para administrar algunos de los barrios árabes de la ciudad y hacer cumplir la ley israelí allí.

Una tercera opción, propuesta por Anat Berko (Likud), cedería autoridad municipal sobre vecindarios fuera de la barrera de seguridad, como Kafr Aqab, a la Autoridad Palestina.

Dejá tu comentario

Israel

Una multitud de palestinos se manifestó en la frontera de Gaza con clima de tensión

Agencia AJN.- La intensidad de las protestas en Gaza indicará como seguirá desarrollándose el aumento de tensión en la región.

Publicado

el

Por

Gaza protesta valla

Agencia AJN.- Unos 10.000 palestinos manifestaron en la frontera de Gaza el viernes frente al incremento de fuerzas de las FDI para detener las protestas violentas y el lanzamiento de dispositivos incendiarios en Israel.

Los tanques israelíes s colocaron frente a las vallas fronterizas como una respuesta a cualquier ataque palestino.

130 palestinos fueron heridos por las fuerzas de las FDI y 30 manifestantes inhalaron gas lacrimógeno, según informó el Ministerio de Salud de Gaza.

Según un informe de los medios israelíes, Hamás pidió a los manifestantes que se mantuvieran alejados de la frontera.

Los manifestantes se reunieron en la frontera con Israel quemando neumáticos y lanzando piedras contra las tropas.

Las FDI respondieron buscando minimizar los disturbios. Tres personas intentaron cruzar a Israel pero fueron repelidos y terminaron regresando a Gaza, según la información publicada por el equipo portavoz del ejército israelí.

Un avión de las FDI atacó a un escuadrón terrorista que lanzó dispositivos incendiarios a Israel.

Las FDI notaron que en varios lugares Hamás buscó detener a los manifestantes para que no se acercen a la valla de seguridad.

Las FDI estimaron que la cantidad de personas que participó de la protesta fue la mitad que la del última viernes.

Seguir leyendo

Israel

La estudiante estadounidense ingresó a Israel después de 15 días

Agencia AJN.- Lara Alqasem, activista de BDS que llegó al país para estudiar en Jerusalén, agradeció a abogados, familiares y amigos por apoyarla durante las semanas que estuvo detenida en el aeropuerto Ben Gurión.

Publicado

el

Por

Screen Shot 2018-10-19 at 11.10.11
Lara Alqasem en la Corte Suprema de Justicia, esperando el veredicto.

Agencia AJN.- La estudiante estadounidense acusada de apoyar un boicot a Israel pudo ingresar al país el jueves por la noche después de dos semanas de detención en el aeropuerto Ben Gurion, luego de que la Corte Suprema dictaminó que no podía ser demorada bajo una ley controversial.

“Me siento aliviada por la decisión del tribunal y estoy increíblemente agradecida por el trabajo de mis increíbles e incansables abogados, Yotam Ben Hillel y Leora Bechor, así como por el apoyo de mi familia y amigos”, declaró Lara Alqasem al periódico Haaretz tras su liberación.

Apenas un par de horas antes, la Corte Suprema había dictaminado que la ley que prohíbe a las personas que tienen un papel central en la promoción de boicots al Estado judío (BDS) no podía aplicarse en el caso de Alqasem.

Alqasem, de 22 años, estuvo retenida en una instalación en el aeropuerto durante 15 días después de llegar a Israel para estudiar en un programa de maestría en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

El Estado alegó que Alqasem, quien encabezó el capítulo local del grupo pro-boicot Estudiantes por la Justicia en Palestina cuando era estudiante en la Universidad de Florida, actualmente apoya el movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS) contra Israel. Le permitieron volar de vuelta a los Estados Unidos en cualquier momento, pero la detuvieron en el aeropuerto porque decidió luchar contra la prohibición de entrada a través de los tribunales.

En el tribunal, Alqasem insistió en que no había participado en actividades de boicot durante un año y medio, y prometió no participar en BDS en el futuro. Los abogados estatales argumentaron que la eliminación de Alqasem de sus redes sociales despertó sospechas y que ella sigue siendo una amenaza.

Al aceptar su apelación, la Corte Suprema anuló una decisión de un tribunal inferior que confirmó la prohibición de su entrada en virtud de una ley de 2017 que prohíbe a los activistas de BDS ingresar a Israel.

Screen Shot 2018-10-19 at 11.09.40

Lara Alqasem en el aeropuerto de Ben Gurion, después del fallo favorable de la Corte Suprema.

El juez Neal Hendel, uno de los tres jueces de la Corte Suprema que escucharon la apelación, afirmó en el fallo que, si bien el Estado tiene la autoridad para prohibir la entrada a los activistas de BDS del país, la ley no era aplicable en el caso de Alqasem.

“En este caso, prevenir la entrada del demandante no promueve el propósito de la ley e incluso perjudica a la academia israelí”, escribió Hendel, en referencia a la Universidad Hebrea de Jerusalén, casa de estudios donde Alqasem planea realizar con su maestría en Derechos Humanos.

“La lucha contra los boicots es adecuada y vital, al igual que las acciones emprendidas por el Estado de Israel al respecto. Sin embargo, la acción concreta que tenemos ante nosotros claramente se desvía del rango de lo razonable y no puede aceptarse”, agregó.

Los abogados de Alqasem elogiaron la decisión de la Corte Suprema y su “valiente postura y principios” contra la prohibición de su entrada, calificándola de “una mala aplicación” de la ley anti-BDS. “La decisión de la Corte Suprema es una victoria para la libertad de expresión, la libertad académica y el estado de derecho. Israel tiene el derecho de controlar sus fronteras, pero ese derecho no le otorga al Ministerio del Interior el poder no controlado para rechazar a cualquiera que considere no deseado”, sentenciaron los abogados Ben Hillel y Bechor en un comunicado.

“Lara se ha asegurado de que a nadie más se le deba negar el derecho a ingresar a Israel basándose en búsquedas y expedientes de Google descuidados por parte de grupos de desprestigio sombrío”, agregaron, refiriéndose a las fuentes del argumento del Estado de que Alqasem apoya el movimiento BDS. “El caso de Lara demuestra que la vigilancia mental no tiene lugar en una democracia”, agregaron.

La Universidad Hebrea, que se unió a la apelación de Alqasem , también dio la bienvenida a la decisión del tribunal. “La Universidad Hebrea de Jerusalén espera dar la bienvenida a nuestra estudiante más nueva, Lara Alqasem, mientras comienza su maestría en Derechos Humanos y Justicia Internacional en nuestra escuela de derecho la próxima semana”, sentenció en un comunicado.

Seguir leyendo

Más leídas