Seguinos en las redes

Innovación

Google adquiere una startup climática israelí por más de 200 millones de dólares

Agencia AJN.- La startup israelí BreezoMeter tiene como objetivo monitorear la calidad del aire y mejorar la salud de las personas mediante el uso de datos atmosféricos.

Publicada

el

Google

Agencia AJN.- Google adquirió la startup israelí BreezoMeter, que tiene como objetivo monitorear la calidad del aire y mejorar la salud de las personas mediante el uso de datos atmosféricos que se adquieren a través de múltiples estaciones de detección, inteligencia artificial y algoritmos de aprendizaje automático que están capacitados para reconocer y detectar varios tipos diferentes de contaminantes.

El costo de la adquisición no fue revelado, pero el portal Calcalist estima que ronda los 200-250 millones de dólares.

“Dando seguimiento a nuestros muchos años de actividad en sectores como la información ambiental, Google Earth Engine, Explorer y el proyecto Air View, estamos entusiasmados de continuar y brindar información ambiental a personas, organizaciones y legisladores de todo el mundo”, le dijo Google a CTech.

La tecnología de BreezoMeter tiene como objetivo monitorear e informar sobre la calidad del aire e informar a las personas para que puedan tomar medidas de precaución con anticipación. La compañía fue cofundada en 2014 por el ingeniero ambiental Ran Korber y Emil Fisher.

BreezoMeter recaudó una ronda de financiación de 30 millones de dólares en junio de 2021, lo que eleva su financiación total a 45 millones de dólares.

Dejá tu comentario

Innovación

Una granja israelí creó “duraznos negros” y “ciruelas de sandía”

Agencia AJN.-Ubicada en el fértil Valle de Hula, utiliza técnicas tradicionales para producir cultivos distintivos según el clima.

Publicado

el

Por

ISRAEL-AGRICULTURE-CLIMATE

Agencia AJN.- Una granja familiar israelí ha pasado décadas desarrollando frutas híbridas, desde “duraznos negros” hasta “ciruelas de sandía”, que ofrecen sabores únicos y resistencia contra un clima cambiante.

Ben Dor Fruits and Nurseries tiene su sede en Yesud Hama’ala, una comunidad del norte de Israel fundada en la década de 1880 durante la primera ola de inmigración judía a Palestina, bajo el control del Imperio Otomano.

Utilizando técnicas clásicas de cruzamiento, ha creado variedades únicas de frutas en sus huertos en el fértil Valle de Hula en el norte de Galilea.

Entre sus creaciones se encuentran “ciruelas de granada”, que son particularmente dulces, “ciruelas de sandía” con pulpa roja y piel verde, y la ciruela de “lamo” amarilla brillante, con forma de lágrima invertida y con un sabor ligeramente agrio.

“Desarrollamos frutas que son diferentes y especiales en su forma y gusto”, dijo el director de la empresa, Sefi Ben Dor.

La producción anual, que promedia entre dos y tres toneladas, también incluye duraznos de diferentes colores, especialmente rojo y negro.

Durante años, la familia creció principalmente para la exportación, y tiene granjas con licencia en 33 países para producir sus híbridos, dijo la compañía.

El hijo del director, Ido Ben Dor, dijo que la compañía está trabajando en adaptar nuevas variedades, con un enfoque en la resistencia a los efectos del cambio climático.

Seguir leyendo

Innovación

Startup israelí desarrolla robots para limpiar paneles solares sin el uso de agua

Publicado

el

Por

WhatsApp Image 2022-09-23 at 11.40.09 AM (1)

Agencia AJN.- Resolver los problemas medioambientales puede parecer un juego de Whack-a-Mole: Tan pronto como se golpea el problema principal, aparecen otros.

Un ejemplo son los vehículos eléctricos. Mientras que los coches que funcionan con baterías consiguen eliminar los grandes problemas medioambientales asociados a los combustibles fósiles, la fabricación y la eliminación de las baterías plantean otros problemas medioambientales.

Los paneles solares fotovoltaicos para la generación de electricidad son otro ejemplo.

Según EcoWatch, aunque la energía solar libre de emisiones y renovable es una opción mucho mejor que los combustibles fósiles, la extracción, la fusión y el enfriamiento de las materias primas para fabricar los paneles dejan una huella de carbono. Y, al igual que ocurre con las baterías de los vehículos eléctricos, la eliminación de los paneles fotovoltaicos viejos aún no tiene una buena solución.

Yanir Allouche identificó otro problema de las huertas solares cuando era director de tecnología y vicepresidente de operaciones y tecnologías de Arava Power, uno de los principales desarrolladores israelíes de energía fotovoltaica: los paneles deben limpiarse a menudo para mantener su eficiencia, pero eso plantea el problema del desperdicio de agua.

Es un gran enigma, sobre todo en las zonas áridas donde se encuentran muchos parques solares (como el de Arava Power): Hay menos agua y más polvo que limpiar de los paneles.

Allouche fundó Airtouch Solar en 2017 para hacer frente a la creciente demanda mundial de un robot de limpieza en seco para los paneles solares.

Resolver los retos medioambientales puede parecer un juego de Whack-a-Mole: Tan pronto como se golpea el problema principal en su cabeza, aparecen otros.

Un ejemplo son los vehículos eléctricos. Mientras que los coches que funcionan con baterías consiguen eliminar los grandes problemas medioambientales asociados a los combustibles fósiles, la fabricación y la eliminación de las baterías plantean otros problemas medioambientales.

Los paneles solares fotovoltaicos para la generación de electricidad son otro ejemplo.

Según EcoWatch, aunque la energía solar libre de emisiones y renovable es una opción mucho mejor que los combustibles fósiles, la extracción, la fusión y el enfriamiento de las materias primas para fabricar los paneles dejan una huella de carbono. Y, al igual que ocurre con las baterías de los vehículos eléctricos, la eliminación de los paneles fotovoltaicos viejos aún no tiene una buena solución.

Yanir Allouche identificó otro problema con las granjas solares cuando era el director de tecnología y vicepresidente de operaciones y tecnologías de Arava Power, uno de los principales desarrolladores israelíes de energía fotovoltaica: los paneles deben limpiarse a menudo para mantener su eficiencia, pero eso plantea el problema del desperdicio de agua.

Es un gran enigma, sobre todo en las zonas áridas donde se encuentran muchos parques solares (como el de Arava Power): Hay menos agua y más polvo que limpiar de los paneles.

Allouche fundó Airtouch Solar en 2017 para hacer frente a la creciente demanda mundial de un robot de limpieza en seco para los paneles solares.

3 empresas israelíes entran en el Cleantech Global Top 100

Un centenar de empresas israelíes en el panorama de la tecnología energética

Trabajando duro para proteger y preservar nuestro esforzado planeta

Innovadores israelíes trabajan en soluciones para la crisis climática

¿Puede su nuevo invento ecológico ayudar realmente al planeta Tierra?

Las empresas israelíes de tecnologías limpias se aceleran en los EAU

Una cura botánica para las fuertes emisiones de carbono de la construcción

Israel abre una incubadora tecnológica de cannabis medicinal única en su género

Un nuevo proceso elimina el mercurio de las emisiones de las fábricas

Una tecnología de sensores israelí podría reducir los costes energéticos de los hoteles en un 20%.
Es presidente y director de tecnología de la empresa, cuyos sistemas autónomos de limpieza robótica sin agua están aumentando la producción de energía solar hasta en un 30% para clientes de Israel y la India.

«Nuestros productos ayudan a los productores de energía solar a cumplir los objetivos medioambientales de ahorro de agua y transferencia de más energía renovable», explica Allouche.

Fuente: Israel21

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!