Seguinos en las redes

Opinión

Hamás…otro año de violencia. Por Ilan Sztulman*

Agencia AJN.- Desde marzo de 2018, Hamás ha llevado a cabo unos 2.200 ataques contra mi país. La organización terrorista internacionalmente reconocida que gobierna Gaza ha lanzado 1.233 cohetes contra Israel y ha perpetrado tiroteos, bombardeos y campañas de incendios intencionales, dañando unos 8.649 acres de tierras israelíes.

Publicada

el

ilan

Agencia AJN.- Desde marzo de 2018, Hamás ha llevado a cabo unos 2.200 ataques contra mi país. La organización terrorista internacionalmente reconocida que gobierna Gaza ha lanzado 1.233 cohetes contra Israel y ha perpetrado tiroteos, bombardeos y campañas de incendios intencionales, dañando unos 8.649 acres de tierras israelíes.

Ha instigado disturbios masivos en la frontera, utilizando a civiles de Gaza como escudos humanos y a las masas como armas. Desde la usurpación de la Franja de Gaza en 2007 cuando la misma se encontraba bajo control de la Autoridad Palestina, Hamás ha lanzado más de 30 mil cohetes hacia Israel y ha provocado tres enfrentamientos militares en 2008, 2012 y 2014.

Cientos de millones de dólares llegan a Gaza como parte de la ayuda occidental y árabe. Hamás ha utilizado el dinero para construir decenas de túneles terroristas transfronterizos, gastando unos 90 millones de dólares sólo en 2014, según el Wall Street Journal. Para resaltar la tragedia, por cada uno de sus túneles terroristas, podría haber construido 86 viviendas, 19 clínicas médicas o seis escuelas en Gaza.

No es la falta de dinero la causal de los males de Gaza; es Hamás y su razón de ser de perpetuar el terrorismo y atacar a Israel.

Estos hechos ponen de manifiesto la brutalidad de Hamás, no sólo contra los israelíes, sino también contra sus propios ciudadanos. Cuando los habitantes de Gaza, hartos de la corrupción de Hamás, protestaron contra el régimen, Hamás aplastó esas protestas violentamente y sin piedad alguna. En respuesta a un video en el cual se ve a las fuerzas de Hamás reprimiendo las manifestaciones, Hussein al-Sheikh , un confidente cercano del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, tuiteó: “son las bandas de Hamás las que están aterrorizando y reprimiendo a los hambrientos en la Franja de Gaza”. Las protestas en Gaza contra Hamás recibieron una cobertura extremadamente pequeña en los medios de comunicación occidentales.

Los civiles de la franja de Gaza están siendo tomados como rehenes por las organizaciones terroristas islamistas radicales, que toman a Gaza como un bastión militar, una plataforma para lanzar cohetes y un depósito de almacenamiento de armas. De hecho, en reiteradas ocasiones, Hamás ha almacenado y disparado armas contra Israel desde el interior de escuelas, mezquitas y hospitales, poniendo deliberadamente en peligro la vida de los civiles de Gaza.

Este nuevo ataque violento del mes de marzo contra Israel sigue la trayectoria de violencia de Hamás, construida a lo largo de décadas. El 26 de marzo, un cohete lanzado desde Gaza arrasó totalmente la vivienda de la familia Wolf en el centro de Israel, hiriendo a siete personas, entre ellas un bebé y un niño pequeño. Este ataque estuvo precedido por los cohetes lanzados hacia la ciudad de Tel Aviv.
Ha pasado un año desde que Hamás comenzó a organizar sus disturbios en el marco de la” Marcha del Retorno “(para los palestinos, la “Marcha del Retorno” es un eufemismo de “Destrucción de Israel”). Ahora, Hamás está amenazando a Israel con una nueva ronda de protestas violentas en la frontera que, si se asemejan a las del pasado, serán incentivadas por tiroteos, ataques con granadas, incendios premeditados, quema de neumáticos y otros tipos de violencia. El objetivo de los disturbios es derribar la valla fronteriza y atacar a las ciudades y comunidades israelíes, con la manifiesta intención de asesinar y secuestrar a civiles.

Frente al terror de Hamás, Israel tiene un derecho legítimo de defender su territorio y a sus ciudadanos, y de hecho debe hacerlo. De ello dependen las vidas de los habitantes que viven cerca de la frontera con Gaza y, de hecho, en todo Israel.

Lamentablemente, la ideología radical de Hamás, con su cínico abuso de la población de Gaza y su perpetuo estado de agresión contra Israel, es el obstáculo clave para la estabilidad. Si la comunidad internacional es sincera en su deseo de ayudar a los palestinos de Gaza, debe presionar al culpable de la violencia: ¡Hamás!

Israel procura tener una frontera tranquila con la Franja de Gaza y prevé un futuro de estabilidad y paz con sus vecinos. Sin embargo, mientras Hamás siga dedicando todos sus esfuerzos a destruir a Israel en lugar de servir a su propio pueblo, la paz quedará opacada por la violencia.

*Embajador de Israel en la Argentina (Especial para AJN).

Dejá tu comentario

Opinión

La recuperación del cuerpo de un soldado desaparecido abre una breve pausa en la campaña electoral

Agencia AJN.- Por Roxana Levinson (Especial para AJN, desde Israel) En la tarde de ayer, Binyamin Netanyahu, volvió a ser primer ministro y dejó, durante algunas horas, de ser candidato. Fue debido al regreso a casa del soldado Zecharia Baumel, que estaba desaparecido desde la batalla de Sultan Yacoub, durante la Primera Guerra del Líbano, en 1982. La noticia volvió a poner a casi todos los israelíes del mismo lado, con sentimientos tan genuinos como encontrados.

Publicado

el

Por

Netanyahu en Rusia

Agencia AJN.- En la tarde de ayer, Binyamin Netanyahu, volvió a ser primer ministro y dejó, durante algunas horas, de ser candidato. Fue debido a la noticia de la recuperación del cuerpo del soldado Zecharia Baumel, que estaba desaparecido desde la batalla de Sultan Yacoub, durante la Primera Guerra del Líbano, en 1982. De allí, de aquel combate en el Valle de la Bekaa, tampoco regresaron los soldados israelíes Yehuda Katz y Zvi Felman, que aún continúan desaparecidos.

La noticia volvió a poner a casi todos los israelíes del mismo lado, con sentimientos tan genuinos como encontrados.

Ayer, Netanyahu se encontraba en Moscú, donde recibió los objetos personales de Baumel – sus zapatos, parte de su uniforme – en un féretro envuelto en la bandera de Israel. Mientras tanto, en casa, todavía había quien cuestionaba si este operativo, tan sofisticado e impactante, no fue planificado para ser dado a conocer a la opinión pública apenas unos días antes de las elecciones.

“Es un disparate absoluto”, respondió Netanyahu. “Desde el momento en que Zecharia Baumel fue traído, se dio a conocer la noticia cuando finalizaron todas las pruebas necesarias para su identificación. La fecha no se estableció en base a las elecciones, sino a criterios operativos”, agregó.

El mandatario sostuvo que “aquí hubo un esfuerzo de inteligencia y diplomático conjunto de una fuerza inusitada. Esto es algo que me produce una gran emoción, a mí y a todos los ciudadanos de Israel”.

Por su parte, Benny Gantz no negó que pudiera existir tal posibilidad, pero se abstuvo de acusar a alguien o de generar alguna polémica que, en definitiva, pudiera funcionar como un boomerang.

“Comprendo la lógica que hay en el intento de conectar entre las dos cosas. Sin embargo, incluso si alguien pudo haberlo planificado para otro momento, eso no tiene importancia. Me alegra que se cierre un círculo. Los valores de nuestro compromiso mutuo son más importantes que la política”, señaló el excomandante en jefe de las FDI.

Para Benny Gantz, “el regreso de Zecharia Baumel es algo doloroso, pero al mismo tiempo satisfactorio, siempre hemos hecho todos los esfuerzos por traer a los soldados a casa. Tenemos un compromiso con todos los prisioneros, los desaparecidos y los caídos y con aquellos que quizás todavía están con vida, en Gaza. Es muy importante que sigamos actuando para ello. Comparto el dolor con la familia Baumel y los abrazo, ellos siempre están en nuestro corazón”.

De todos modos, poca gente entró en este juego. Los ciudadanos israelíes reaccionaron al impacto de la noticia con sorpresa y admiración y los veteranos volvieron a sentir abrirse aquella herida que dejó el tan cuestionado combate de Sultan Yacoub, que en su momento y durante muchos años fue centro de acaloradas discusiones y severas críticas por la forma como fue dirigido por la comandancia israelí, las fallas en la coordinación entre las distintas fuerzas en el terreno y la falta de información de inteligencia sobre la envergadura real del enemigo al que se estaban enfrentando.

En las últimas 48 horas, la controversia dio paso una sensación agridulce de tristeza y alegría, la polémica cedió el protagonismo al orgullo, al menos por un rato.

En declaraciones a Radio Nacional de Israel, Avi Rat, que fuera compañero de estudios y de armas de Zecharia Baumel, deja pasar unos cuantos segundos, suspira y responde que, desde que recibió la noticia, está “tratando de encontrar las palabras que puedan describir lo que siente”.

“Todo se mezcla, es como si alguien hubiese quitado un tapón y todo desborda, vuelve a salir a la superficie con fuerza, alegría, porque se acabó la incertidumbre, tristeza por la noticia”, explica Rat.

“37 años no son dos días, o dos semanas, sino dos generaciones y media. Nosotros acompañamos durante todos estos años a las familias de los desaparecidos, y también de los muertos. Porque hay que recordar que en esa batalla hubo más de 20 muertos y decenas de heridos. En un primer momento había 6 desaparecidos, que finalmente pasaron a ser 3. Nosotros vivimos con esta herida desde hace 37 años y ahora una parte de ella ha sido cerrada”.

Uno de los combatientes del combate de Sultan Yacoub, Hezi Shai, fue tomado como prisionero guerra en junio de 1982 y estuvo cautivo hasta 1985, cuando fue liberado en el marco del “Acuerdo Jibril”.

Preguntado acerca de cómo está viviendo este momento, Shai respondió: “En primer lugar, una sensación de alivio, por un soldado que es traído a casa para darle sepultura. Es una noticia dura, difícil, porque, en definitiva, es un compañero que hoy sabemos que ha muerto. Yo, desde el primer instante tenía confianza en lo que hacía el Ejército de Israel, en que seguía buscando, y en cómo lo hacía. Estoy seguro que seguirá haciéndolo respecto de otros desaparecidos”.

A lo largo de los años, ex prisioneros de guerra israelíes declararon en distintas entrevistas que, durante la tortura psicológica en las cárceles del enemigo, estaban seguros de que el carcelero estaba mintiendo cuando les decía que en Israel ya nadie se acordaba de ellos, que al Ejército ya no le importaba y ya no los buscaba. Incluso en los momentos de quiebre, esos en los que flaquean las fuerzas, se resistían a creerlo.

Hoy, 37 años después, esa presunción sigue siendo una certeza.

Baumel

Seguir leyendo

Opinión

Violencia de género: la visión de Israel por el Lic. Alberto Meschiany

Agencia AJN.- El director del servicio de Psicología de la Universidad de Tel Aviv dialogó con la Agencia AJN acerca del abordaje que le da Israel a esta problemática. “Las universidades y empresas tienen un veedor que se encarga de las denuncias. A nivel estatal, hay una línea de denuncias para mujeres, hombres y niños”, sintetizó.

Publicado

el

Por

Meschiany

Agencia AJN.- Ante los casos de violencia de género y acoso conocidos en los últimos días, la Agencia AJN entrevisto a Alberto Meschiany, director del servicio de Psicología de la Universidad de Tel Aviv, quien se refirió al abordaje que se de la a esta problemática desde el Estado y las Instituciones públicas y privadas de Israel.

El especialista de origen Argentino explicó cómo se trabaja en oficinas públicas y empresas privadas de Israel para hacer frente a los casos de abuso: las universidades y empresas tienen que tener un veedor que se encarga de las denuncias. Ellos se ocupan de dar tratamiento psicológico al acosador y a los acosados.

También hay una línea de denuncias para mujeres, hombres y niños que sufrieron abusos. Otra costumbre israelí es que los políticos no se besan, se dan la mano. También está prohibido que los psicólogos besen a sus pacientes. “La sociedad israelí es muy severa con este tema a tal punto que un presidente de Israel fue preso por acoso sexual”, afirmó.

Los organismos estatales y las grandes empresas frente a los casos de abuso y violaciones se adscriben a una ley que las obliga tener una persona encargada de recibir quejas de empleadas o empleados que se sienta acosados e incluso, la norma exige cumplir con un curso para ingresar como empleado.

“En las universidades hay casos de abuso como pasa en todo el mundo. Con o sin mala intención se desarrollan relaciones entre un profesor y un estudiante, pero los reglamentos de las universidades no permiten este tipo de relaciones, ya que se trata de una relación donde rige una jerarquía que puede dar fruto al abuso de poder”, explicó. “Someter y violar, todo junto, muestra una actitud de otra época”, enfatizó Meschiany, quien justificó la decisión que todas las universidades tengan una psicóloga para atender estos cosos.

El psicólogo también sostuvo que “la multiplicidad de culturas que se da en Israel hace que haya gente más cálida que otra y esto genera algún tipo de efusividad. Es por eso que en la sociedad israelí existe sin duda el darse la mano a la hora de saludarse para no generar cuestiones que puedan permitir otras situaciones”. “En la Argentina, los psicólogos puede saludar con un beso en la mejilla a sus pacientes. Acá eso está absolutamente prohibido”, afirmó. También se da esta situación entre los políticos israelíes que no se saludan con un beso, sino que se dan la mano.

Lo cierto es que Israel abrió oficinas destinada a atender los casos de violaciones con atención a mujeres, hombres y especial énfasis en niños. “La justicia tiene que tener leyes absolutamente claras respecto a esto porque el hombre es un depredador con actitudes prehistóricas”, dijo y agregó: “es indispensable que las denuncias puedan superar el color político de un partido o de otro. El éxito de estas denuncias reside en que superen las banderas”.

El directivo también recalcó que hay situaciones que son de otro momento de la historia y que no se las debe analizar desde la actualidad. “Por ejemplo, se está haciendo un reclamo por una canción de navidad donde la mujer le insinúa algo al hombre que molestaría al colectivo de las mujeres en la actualidad, pero esa canción fue escrita y representaba las costumbres de otro momento histórico. Hay cosas que son de otra época y hay que dejarlas donde están”, afirmó.

El debate en las calles

Israel se vio sacudida en los últimos días por los casos de violencia doméstica que obligó a las mujeres a salir a las calles para reclamar una respuesta del Estado frente a los 25 asesinatos que se registraron durante este año.

Meschiany destacó la aparición del movimiento de mujeres contra la violencia de género, que en Israel paralizó varias ciudades de ese país, aunque no se muestra entusiasta con una posible reacción política a la riestra de reclamos de este colectivo que se replica por todo el mundo.

Meschiany definió el fenómeno de la violencia, los cambios en las tendencias de las denuncias por abuso y violaciones y dejó encendida la luz de alarma psicológica frente a la escalada de violencia con los palestinos.

“El uso de la fuerza tiene que ver con instintos humanos muy primitivos y tiene que ver con el no desarrollo de la capacidad de contenerse y la capacidad cuando no se desarrolla puede producir la violencia”, sintetiza Meschiany, en un momento que Israel se ve cruzado en forma trasversal por la protesta callejera contra la violencia doméstica y la tensión creciente con sus vecinos palestinos y libaneses.

Siendo Medio Oriente un escenario de violencia casi cotidiana en las últimas semanas, ¿qué sucede con ese instinto primitivo?, le pregunta AJN al profesional de la Universidad de Tel Aviv. “Creo que se acentúa ese instinto. La sociedad de Israel es muy proclive a reaccionar con poca paciencia. En las canchas de fútbol, la hinchada alienta como si los jugadores fuesen a la guerra”, señala, aunque enseguida concede que el deporte más popular del mundo suele despertar esa pasión casi enfermiza.

Pero cómo influye la actual situación de inseguridad que vive hoy el israelí que puede ser baleado en una carretera y cómo afecta en la actualidad emocional de los estudiantes israelíes, pregunta AJN. “En este momento, por ahora, lo que está pasando no va a escalar, todo está igual que siempre. Pero si llega a haber un conflicto y comienzan a convocar las reservas, ahí sí de nuevo vamos a ver una ola de consultas porque es difícil concentrarse cuando hay grandes conflictos”, explica.

La violencia doméstica fue tapa de los diarios israelíes, con movilizaciones en las principales ciudades como Tel Aviv y al respecto Meschiany señala que estos casos “están mucho más en los titulares que antes, hay mucho más conciencia y más cuidado”.

“Este año hubo 25 asesinatos de mujeres por cónyuge, pareja o un familiar, lo que es un número muy grande para un país como Israel”, apunta el psicólogo para dar el marco del clima de reclamo y protesta que llevan adelante las mujeres y que obligó a las autoridades municipales a permitir a sus trabajadoras a que se sumen a la huelga y salgan a las calles.

Meschiany comenta que este es un movimiento mundial contra la violencia de género que llegó a Israel y que provocó que haya “más denuncias por abusos y acosos que habían permanecido escondidos durante tiempo. Presentar una denuncia en otro tiempo era distinto como así también su tratamiento”.

¿La sociedad israelí tiene una característica particular frente a estos casos de abuso o violencia doméstica?, le pregunta AJN. “La violencia como el abuso no escapa a ninguna sociedad. Habrá más en una que en otra porque se publican más o menos, pero existe abusos en todos los ámbitos en gente culta o profesionales y los que no lo son”, contesta.

Ante la consulta sobre los efectos que tendrá la protesta contra la violencia doméstica, Meschiany responde: “En lo personal, lamentablemente, no soy optimista porque cuando se llevó a votar una proyecto de ley para destinar presupuesto para refugios mujeres maltratas, las legisladoras votaron con rigidez partidaria. Están de acuerdo con la ley pero porque están en el partido del gobierno y no pueden votar una ley de la oposición”.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!