Seguinos en las redes

Historias

Hijo de oficial nazi describe cómo creció con el negacionismo del Holocausto y decidió convertirse al judaísmo

Agencia AJN.- Bernd Wollschlaeger dice que no conocía la magnitud de los crímenes de su padre hasta que visitó Yad Vashem, el museo del Holocausto de Jerusalem. Tras descubrir la verdad sobre el genocidio nazi, decidió convertirse al judaísmo y enrolarse en el ejército israelí.

Publicada

el

Bernd-Wollschlaeger-640×400 (1)

Agencia AJN.- Bernd Wollschlaeger es hijo de un oficial nazi condecorado. Cuando descubrió la naturaleza de los crímenes de su padre, se convirtió al judaísmo y finalmente se unió a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). En una entrevista con un periódico británico, recordó su relación con su padre y habló de cómo fue su infancia sumida en el negacionismo del Holocausto. “Cuanto más estudiaba, más llegaba a la conclusión de que mi padre era un mentiroso”, dijo Wollschlaeger al Daily Mail de Londres.

Nacido en Baviera en 1958, Wollschlaeger relató que desde pequeño le dijeron que el Holocausto era una mentira y que fue criado para admirar a su padre como un héroe de guerra condecorado. Según relató, Arthur Wollschlaeger todavía lucía la “Cruz de Hierro” que había recibido de Adolf Hitler en Navidad, años después de que la guerra terminara.

En la entrevista, Wollschlaeger señaló la masacre de Munich de 1972, en la que once atletas israelíes fueron asesinados por terroristas palestinos, como un importante punto de inflexión en su relación con su padre. “Por primera vez en mi vida, se abrieron las viejas heridas y nos vimos obligados a lidiar con el pasado y por la razón por la cual fue tan importante que vuelvan a matar a judíos en Alemania”, dijo Wollschlaeger al Daily Mail.

En la entrevista, Wollschlaeger dijo que la reacción de su padre a la masacre lo confundió. “Se refirió a la matanza de los atletas israelíes, diciendo ‘¡Mira lo que nos hacen de nuevo! Ellos, los judíos, están atacando nuestra reputación para hacernos quedar mal'”, relató. “No sólo me sorprendió oírlo, sino que me dejó perplejo porque mi padre fue un héroe de guerra, debe haber sabido algo”, dijo.

Bern-2

Wollschlaeger en una visita a una sinagoga de Netanya, Israel.

Sin embargo, sus maestros le dijeron la verdad sobre el Holocausto. “Cuando le pregunté por ello, me dijo que todo esto era una mentira, que mis maestros eran comunistas y que el Holocausto nunca ocurrió”, dijo Wollschlaeger.

“Empecé a llenar los espacios en blanco porque sospechaba que había un gran vacío, un agujero oscuro que mi padre no quería aclarar, y cuanto más leía, más aprendía”.

Más adelante, su padre admitió el genocidio nazi y llegó a glorificarlo ante él. “Me dijo que una vez el mundo debería celebrar lo que hicieron los alemanes, porque nos deshicimos de las alimañas. Dijo que hicimos el trabajo sucio que nadie quería hacer pero del que todo el mundo se quejaba”, dijo Wollschlaeger.

En la entrevista, Wollschlaeger, dijo que ir a Israel y ser llevado a Yad Vashem por un sobreviviente del Holocausto fue una experiencia transformadora. “Allí me di cuenta de la magnitud del asesinato y me derrumbé emocionalmente. Lloré”, aseguró.

Después de convertirse al judaísmo en Alemania en 1986, Wollschlaeger finalmente decidió ir a Israel y unirse a las FDI. Cuando se despidió, su padre no quiso verlo. “Me llamó traidor. Estaba borracho, como siempre, pero me llamó traidor. Y eso fue todo”, detalló.

Tal fue la magnitud de su enojo que en su testamento Arthur Wollschlaeger prohibió que su hijo asistiera a su funeral. “También se me prohibió llevar su nombre, se me prohibió acercarme a su tumba y se me llamó traidor”.

Hoy en día, Wollschlaeger vive en Miami, Florida, con sus tres hijos, y es médico de familia.

Dejá tu comentario

Historias

Soldado de la vida. En Israel, un joven con capacidades diferentes fue ascendido a sargento

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2020-11-18 a las 2.17.08 p.m.

Agencia AJN.- Un joven soldado que presenta discapacidades diferentes fue ascendido al grado de sargento en el Ejército israelí.

Tami, la orgullosa madre de Roy Shipman, expresó su alegría por el logro de su hijo.

“La gente no tiene idea lo qué significa la felicidad de una madre que pese a la parálisis cerebral de mi hijo hoy estoy cociendo un nuevo uniforme para un nuevo rango militar”, transmitió la mamá.

WhatsApp Image 2020-11-18 at 14.12.45

“Mi hijo, el sargento Roy Shipman, es un soldado de la vida”, agregó.

Lo que hace lo increíble esta historia es que madre e hijo se preparan para este gran momento porque Roy está a punto de convertirse en oficial.

Fuente: Yedihot Aharonot

Seguir leyendo

Historias

Kristallnacht. Los presidentes de Israel, Alemania y Austria participan del evento virtual por el 82° aniversario

Agencia AJN.- Rivlin grabó un video junto a sus homólogos de los países europeos, convocando a participar de la recordación virtual.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2020-11-09 a las 4.43.07 p.m.

Agencia AJN.- El 9 de noviembre de 1938, los nazis quemaron más de 1.400 sinagogas e instituciones judías en Alemania y Austria en la ‘Kristallnacht’ (La noche de los cristales rotos), un momento crítico en la cadena de eventos que condujeron al Holocausto nazi.

Este lunes, Marcha por la Vida, organización que realiza viajes recorriendo los sitios donde tuvo lugar el genocidio y que culmina en Israel, marcará el 82° aniversario de la Kristallnacht con un mensaje de unidad y esperanza a través de una campaña internacional única. Con el título “Hágase la luz”, Marcha por la Vida invitará a personas, instituciones y lugares de culto de todo el mundo a mantener sus luces encendidas durante la noche del 9 de noviembre como símbolo de solidaridad y compromiso mutuo en la batalla compartida contra el antisemitismo, racismo, odio e intolerancia.

Mediante un video, tanto el Presidente de Israel Reuven Rivlin como los presidentes de Austria, Alexander Van der Bellen, y de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, países donde ocurrió el fatídico hecho, anunciaron su presencia, a la vez que convocaron a otros a sumarse a la iniciativa y a dejar un mensaje de memoria.

Como parte de esta iniciativa virtual, personas de todo el mundo podrán sumar sus voces a la campaña. Se invita a personas de todas las religiones y orígenes a escribir mensajes personales de esperanza con sus propias palabras en el sitio web de la campaña: www.motl.org/let-there-be-light

La sinagoga principal de Frankfurt (una de las pocas sinagogas no destruidas en la Kristallnacht) también se iluminará, al igual que otros lugares de importancia religiosa y espiritual en todo el mundo. Los mensajes personales y las oraciones de la campaña virtual se proyectarán en las paredes de la Ciudad Vieja de Jerusalem. En el contexto del aumento del antisemitismo, el racismo y la sombra del COVID-19, estas expresiones individuales de optimismo y unidad ayudarán a iluminar el mundo contra la oscuridad y el odio. El proyecto Hágase la luz de Marcha por la Vida se está realizando en colaboración con el Centro Miller para la Protección y Resiliencia Comunitaria de la Universidad de Rutgers y la comunidad judía de Frankfurt.

Esa noche de 1938, hordas nazis llevaron a cabo un pogrom contra la población judía de Alemania, la Austria ya anexada y la zona de los Sudestes de la entonces Checoslovaquia, recientemente ocupada, que cruel y sarcásticamente fue denominado “Kristallnacht” y traducido al castellano como “La noche de los cristales rotos”.

Captura de pantalla 2020-11-09 a las 4.15.17 p.m.

Durante ese trágico episodio, las milicias paramilitares nazis -muchos de cuyos miembros estaban vestidos de civil- de las Schutzstaffel (SS) y las Sturmabteilung (SA) asesinaron a unos 400 ciudadanos judíos, confinaron a otros 30.000 en los campos de concentración de Dachau, Buchenwald y Sachsenhausen y destruyeron unos 8.000 comercios de su propiedad.

Además, atacaron 1.574 sinagogas alemanas -prácticamente todas- y la mayor parte de las 94 de Viena, y muchos cementerios.

El simbólico saldo fue una alfombra de vidrios sobre las calles, que dio lugar al casi inocente nombre del pogrom.

El gobierno nazi anunció que se había tratado de una reacción espontánea al asesinato de Ernst vom Rath, un oficial de la embajada alemana en París, por parte del joven polaco de 17 años Herschel Grynszpan, tras la expulsión de tierras germanas de miles de judíos de esa nacionalidad.

El ministro de Propaganda, Joseph Goebbels, acusó al “judaísmo mundial” y anunció que las manifestaciones no serían obstaculizadas.

Luego de lo sucedido, el jefe de la Policía de Seguridad (Sicherheitspolizei), Reinhard Heydrich, envió un telegrama urgente a las oficinas centrales y estaciones locales de la Policía Estatal y a los líderes de las SA con instrucciones específicas: los alborotadores “espontáneos” no podían dañar a personas o propiedad no judía, ni agredir a extranjeros -incluso judíos- y debían sacar y transferir al Servicio de Seguridad (Sicherheitsdienst) los archivos de las sinagogas antes de destrozarlas.

Las órdenes también indicaban que los oficiales de la Policía debían arrestar a la mayor cantidad de judíos, preferentemente hombres jóvenes y sanos.

El gobierno alemán declaró que los judíos eran culpables del pogrom, le impuso una multa de mil millones de reichsmark a la comunidad judía y confiscó las indemnizaciones de las compañías de seguro.

En las semanas siguientes, promulgó docenas de leyes y decretos destinados a privar a los judíos de sus propiedades y medios de vida, que con el tiempo se agravaron y derivaron en el Holocausto.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!