Seguinos en las redes

Historias

Holocausto. Un día como hoy hace 75 años los británicos liberaban el campo de concentración de Bergen-Belsen

Agencia AJN.- El 15 de abril de 1945, tropas del ejército inglés ingresaron a Alemania y liberaron a los prisioneros del mayor campo de concentración en territorio alemán. Tras ser rescatados, los sobrevivientes entonaron la canción “Hatikva”, que tres años más tarde se convertiría en el himno de Israel.

Publicada

el

Captura de pantalla 2020-04-16 a las 12.26.33 a.m.

Agencia AJN.- Un 15 de abril como hoy, pero de 1945, el ejército británico derribó la resistencia alemana y liberó el campo de concentración de Bergen-Belsen, uno de los mayores en la Alemania nazi. Se estima que allí murieron más de 50.000 personas y los cuerpos sin enterrar, junto con los miles de sobrevivientes gravemente enfermos, evidenciaron los horrores perpetrados por el régimen de Hitler.

El campo de trabajo de Bergen-Belnsen fue creado en 1940 como un campo para prisioneros de guerra, en particular franceses y belgas. Un año más tarde se extendería a otro tipo de prisioneros, entre los que se encontraban 14.000 soviéticos que murieron allí de enfermedades, hambre y frío.

Entre 1943 y 1944, el campo se pobló esencialmente de judíos, y las condiciones empeoraron significativamente, lo que significó decenas de miles de muertos por múltiples causas, entre las que se destacan la inanición y las enfermedades relacionadas a la falta de higiene y el agotamiento físico.

Al liberar el campo, los británicos encontraron uno de los tantos escenarios del horror: miles de cuerpos desparramados por el suelo y prisioneros con aspectos que distaban por mucho de los de seres humanos. Rápidamente se instalaron allí campamentos médicos en los que se albergaron cerca de 12.000 refugiados. El campo fue cerrado definitivamente en 1950.

La historia reveló que, poco después de ser liberados por los británicos, los judíos que sobrevivieron al horror celebraron una cena de Shabat. A lo mejor el hecho de poder cumplir con sus tradiciones haya sido la primera sensación de libertad en años, tras tanto sufrimiento. Quizás para expresar ese sentimiento fue que los sobrevivientes comenzaron a entonar, todos juntos, una canción en hebreo, llamada “Hatikva”.

“Hatikva” significa en hebreo “esperanza”. Tres años después, esa melodía, símbolo del espíritu con el cual el pueblo judío resistió a las calamidades del nazismo, iba a convertirse en el himno del Estado de Israel. Hoy en día “Hatikva” existe en múltiples versiones, incluso en varios idiomas. Puede que ninguna represente tanto su mensaje de fuerza como aquella cantada por aquellos que, después de vivir un infierno, supieron renacer con esperanza.

Dejá tu comentario

Historias

70 días en los aeropuertos: el mensajero israelí que mantiene vivos los órganos para trasplantes a nivel mundial

Agencia AJN.- Haciendo entregas para los receptores del registro de donantes de médula ósea, Mishel Zrian duerme en las salas de los aeropuertos. Realiza sus entregas sin ser obligado a la cuarentena, pero no puede ir a su casa.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2020-05-29 a las 10.10.01 p.m.

Agencia AJN.- En los últimos dos meses, mientras los viajes aéreos se han detenido, Mishel Zrian ha cruzado el Atlántico y los Estados Unidos docenas de veces, durmiendo en aeropuertos vacíos y sin poder volver a casa para ver a su familia en Israel, en una carrera contra el tiempo para entregar órganos para trasplantes que salvan vidas.

Zrian es un mensajero contratado por el registro de donantes de médula ósea Ezer Mizion de Israel, que ha tenido que realizar acrobacias logísticas para llevar los trasplantes a sus destinos en medio de las cancelaciones de los viajes causadas por la pandemia. Esta organización sin fines de lucro, así como otras que participan en la coordinación de trasplantes en todo el mundo, se ha visto puesta a prueba por la escasez de vuelos y las restricciones de viaje, y obligadas a encontrar soluciones creativas o a arriesgar la salud de los pacientes.

“Ha sido una lucha todo el tiempo pero en el fondo de nuestras mentes siempre está el hecho de que el paciente debe recibir este trasplante o de lo contrario morirá”, dijo Bracha Zisser, directora de Ezer Mizion, el mayor registro judío de donantes de médula ósea del mundo.

Con el coronavirus, que ha provocado la cancelación de los viajes aéreos y el cierre de las fronteras de los países para evitar la afluencia de viajeros infectados, las compañías aéreas se han visto obligadas a recortar drásticamente sus servicios, dejando a los que todavía dependen de los vuelos comerciales en problemas.

Captura de pantalla 2020-05-29 a las 10.10.21 p.m.

Para quienes necesitan un transplante de médula ósea -por lo general, pacientes de cáncer- encontrar la coincidencia adecuada de ADN es difícil y a menudo requiere la ayuda de donantes internacionales.

El tiempo es crítico. Al comienzo del proceso de trasplante se extrae la médula ósea del propio paciente, y si no se realiza el trasplante en un plazo de 72 horas, el paciente podría morir.

Normalmente, la entrega de un trasplante de médula ósea a un destino lejano es sencilla. Pero según la Asociación Mundial de Donantes de Médula Ósea, los registros de donantes y los centros de transplantes de todo el mundo han estado lidiando con la forma de navegar por las nuevas reglas bajo las restricciones de los coronavirus.

En un caso, un avión militar italiano fue llamado para entregar un transplante de Turquía a un paciente de 2 años en Roma. Alemania, Italia y los EE.UU. establecieron puntos de intercambio especiales en las bases militares para permitir a los mensajeros dejar y recoger los trasplantes allí, en lugar de que entren en el país a través de aeropuertos civiles.

Como los vuelos a Israel se hicieron escasos, los trasplantes de Ezer Mizion se enviaron a Europa a través de Bélgica en vuelos de carga y luego fueron conducidos a su destino final. Un vuelo comercial diario desde Israel a los Estados Unidos ha permitido a la organización continuar sus entregas, pero dentro de los límites del caos provocado por la pandemia.

Captura de pantalla 2020-05-29 a las 10.10.29 p.m.

Zrian, el principal mensajero sin fines de lucro con destino a los Estados Unidos, salió de Israel para lo que se suponía que iba a ser un viaje breve a mediados de marzo, sólo para que a su regreso se le dijera que tendría que permanecer en cuarentena durante 14 días, de acuerdo con las normas israelíes sobre todos los viajeros que llegan.

En ese momento, Ezer Mizion apeló al Ministerio de Salud y al Consejo de Seguridad Nacional de Israel y logró asegurar la entrada especial de Zrian al país, siempre y cuando no saliera del aeropuerto. Se le permite dormir en una sala de espera del aeropuerto entre los vuelos y recibir sus entregas sin ser obligado a la cuarentena. Con los restaurantes del aeropuerto cerrados, Zrian subsiste con comida rápida mientras está en los Estados Unidos. Cuando regresa a Israel, puede comer más abundantemente en la sala del aeropuerto.

El problema de Zrial es que no puede volver a su casa. El hombre de 47 años no ha visto a sus dos hijos adolescentes en más de 70 días, y a su esposa sólo le concedieron una visita al aeropuerto durante ese tiempo. En los EE.UU., se le ha dado una autorización especial para entrar porque es un trabajador esencial.

Zrian, que trabaja para la empresa de mensajería Royale International, ha volado con su cargamento más de 50 veces desde mediados de marzo, siendo a menudo el único pasajero del avión y aterrizando en aeropuertos desiertos. Aunque a veces duerme en su destino, su vida se mueve al ritmo de sus entregas. Recientemente ha pasado seis noches seguidas en vuelos. Lleva el mismo par de vaqueros desde hace semanas, dijo, lavándolos en las bañeras de los hoteles cuando tiene la oportunidad.

“Echo de menos a mi familia”, dijo. “Pero siempre llevo el transplante conmigo y sé que estoy haciendo lo correcto”.

En una entrega, con destino a Oslo, Zrian abordó un vuelo de carga a Bélgica, donde otro mensajero se disponía a llevar el transplante 14 horas a Noruega. Cuando los pilotos con los que se encontró le ofrecieron un asiento en un vuelo directo a Oslo, lo que le ahorraría varias horas cruciales, aprovechó la oportunidad.

Pero con los vuelos de Europa a Israel casi paralizados, Zrian tuvo que hacer un viaje de ida y vuelta por Frankfurt y luego por Nueva York para poder volver.

La disminución de los vuelos también ha afectado a los EE.UU., donde los riñones, el trasplante más común en América, a menudo se vuelan a través del país y necesitan llegar a los pacientes dentro de 30 horas. Cuanto más tiempo esté un riñón fuera del cuerpo, más se deteriora su condición. Otros órganos suelen viajar en aviones privados.

Según Dorry Segev, profesor de cirugía de transplantes de la Universidad Johns Hopkins, es probable que la interrupción de los viajes provoque retrasos, lo que afecta a la calidad del riñón y podría inducir a algunos pacientes a posponer la atención que necesitan.

Rick Hasz, del Programa de Donación de Regalos de Vida con sede en Filadelfia, dijo que los riñones seguían llegando a su destino, aunque con diferentes técnicas de preservación y planificación adicional.

Zisser, de la organización israelí sin fines de lucro, dijo que ninguna de las docenas de entregas realizadas en los últimos dos meses ha perdido su plazo. “La idea de salvar una vida siempre estuvo en nuestros corazones”, dijo, “y estábamos dispuestos a hacer todo por eso”.

Seguir leyendo

Historias

Un proyecto germano-israelí desarrolla una versión digital interactiva de los Rollos del Mar Muerto

Agencia AJN.- La iniciativa para llevar el documento histórico a la pantalla surge de la cooperación entre la Universidad de Göttingen, la Autoridad Israelí de Antigüedades (IAA), la Facultad de Humanidades de la Universidad de Haifa y la Escuela de Ciencias Informáticas de la Universidad de Tel Aviv.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2020-05-20 a las 11.17.58 p.m.

Agencia AJN.- Un proyecto germano-israelí tiene como objetivo llevar la digitalización de los históricos Pergaminos del Mar Muerto a un nuevo nivel para junio de 2021, permitiendo a los estudiosos y al público en general acceder y examinar los materiales de 2.000 años de antigüedad como nunca antes, mediante una plataforma virtual.

Investigadores y científicos informáticos han estado trabajando en la plataforma Scripta Qumranica Electronica durante cuatro años. La iniciativa es el resultado de la cooperación entre la Universidad de Göttingen (Teológica), la Autoridad Israelí de Antigüedades (IAA), la Facultad de Humanidades de la Universidad de Haifa y la Escuela de Ciencias Informáticas de la Universidad de Tel Aviv. Otros asociados son el Departamento de Estudios de la Cultura Hebrea de la TAU y la Academia de Ciencias y Humanidades de Göttingen.

“Estamos creando dos recursos principales, un sitio web que proporciona ediciones digitales de los Rollos del Mar Muerto, y un entorno de investigación basado en la web que permite a los estudiosos crear y compartir sus propias ediciones digitales críticas de manuscritos individuales”, explicó el director del proyecto, Bronson Brown-deVost, durante la conferencia virtual “Los Pergaminos del Mar Muerto en Becas Recientes patrocinado por la Red Global de la Universidad de Nueva York para la Investigación Avanzada en Estudios Judíos y el Departamento Skirball de Estudios Hebreos y Judíos y los Amigos de la Autoridad de Antigüedades de Israel”, transcurrido entre el 17 y el 20 de mayo.

Ya está disponible una biblioteca virtual en línea de los Pergaminos del Mar Muerto, la Biblioteca Digital de Pergaminos del Mar Muerto Leon Levy, creada por la AIA en cooperación con Google.

Scripta Qumranica Electronica emplea sus recursos, así como los recursos ofrecidos por el proyecto Qumran-Lexicon de la Academia de Ciencias y Humanidades de Göttingen, para llevar la digitalización a un nuevo nivel de oportunidades, como señaló Brown-deVost. “¿Qué es exactamente lo que define una edición digital?”, preguntó el académico. “Todavía estamos tratando de explorar esa pregunta y seguiremos haciéndolo mucho tiempo después de que este proyecto llegue a su fin”, expresó.

Brown-deVost ilustró algunos de los conceptos que caracterizan el proceso de un editor.
“En primer lugar, un editor suele organizar el material para la edición. Esto puede incluir materiales previamente organizados por otros colegas”, destacó. “En segundo lugar, el editor decidirá cómo instruir la edición y qué notas y comentarios deben incluirse en ella. Debido a las limitaciones de la prensa escrita, el editor normalmente debe poner límites a la cantidad de información auxiliar que hay en el volumen y a la cantidad que está limitada por los propios medios impresos, por ejemplo, las maquetas de tamaño natural de los pergaminos son difíciles de compartir, al igual que un gran número de imágenes de alta resolución. Esas restricciones no se aplican a las ediciones digitales”.

Otra ventaja que ofrece una edición digital, según señaló el director del proyecto, es que los lectores pueden poner a prueba las decisiones editoriales interactuando directamente con los datos primarios de la misma manera que lo hizo el editor, lo que ofrece mayores oportunidades de verificación independiente.

A través de la plataforma Scripta Qumranica Electronica, los pergaminos y fragmentos casi parecen cobrar vida en la pantalla, con piezas de los mismos manuscritos que el tiempo y las circunstancias han desgarrado, así como trozos de texto completamente perdidos que vuelven a unirse como en un rompecabezas, lo que permite al usuario recrear y leer la fuente en su totalidad después de 2.000 años.

Junto con el antiguo texto en hebreo, el sistema ofrece la oportunidad de añadir la traducción al inglés y vincular imágenes de alta resolución así como imágenes tomadas poco después de que los pergaminos fueran descubiertos en 1946. Brown-deVost destacó que el proyecto está comprometido con el acceso abierto y la licencia de código abierto y que el objetivo es que el mayor número posible de personas participe en la creación y disfrute del material.

Cuando se le preguntó cuándo estará terminada la plataforma, el investigador dijo que el objetivo es estar terminado para junio de 2021.

Scripta Qumranica Electronica recibió 1,6 millones de euros de la Fundación Alemana de Investigación.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!