Seguinos en las redes

Opinión

Por qué Irán hace lo que hace. Por Ricardo Roa

Agencia AJN.- “Cristina, Timerman y Noble pueden decir lo que quieran. Pero la nota no es un papel cualquiera: es un documento oficial de Teherán y la respuesta a un reclamo argentino.”

Publicada

el

mohammad

Agencia AJN.- Sorpresa y media: Irán confirmó a Nisman, no a Cristina Kirchner ni a Héctor Timerman. Y de paso, desairó al ex jefe de la Interpol, Ronald Noble, que tampoco es precisamente un personaje secundario en esta historia.

En una nota, el canciller iraní declaró que su país y la Argentina acordaron en el pacto de 2013 pedir a la Interpol que levantara las alertas rojas sobre los iraníes acusados por la voladura de la AMIA. La ex presidenta, el ex canciller y el ex de Interpol siempre negaron esa moneda de cambio.

Cristina, Timerman y Noble pueden decir lo que quieran. Pero la nota no es un papel cualquiera: es un documento oficial de Teherán y la respuesta a un reclamo argentino.

La clave está en el punto 7° del pacto que coronó una negociación secreta que empieza a salir a la luz: “Este acuerdo, luego de ser firmado, será remitido conjuntamente por ambos cancilleres al Secretario General (Noble) en cumplimiento a requisitos exigidos por Interpol con relación a este caso”. Léase fácil: anular las alertas rojas sobre funcionarios iraníes que los ponían a tiro de ser arrestados fuera de su país.

La admisión da por tierra con el principal argumento kirchnerista: que no había concesión alguna en el pacto y que sólo se buscaba conseguir la declaración de los acusados para poder juzgarlos, aunque no fuese acá.

Irán dice sin decirlo otra cosa sobre este punto que permite entender por qué hace lo que hace. Según Irán, el pacto está vigente y, por lo tanto, las alertas rojas están caídas.

Quiere dejar bien sentado esto. Afirma: “siguiendo la voluntad política de ambos gobiernos, las instituciones legislativas y competentes de ambos países lo corroboraron y confirmaron”. Aquí el pacto fue declarado inconstitucional por la Justicia y la sentencia quedó firme porque el Gobierno no apeló. Otra sorpresa: allá lo dieron por firme.

La respuesta de la Cancillería iraní, que tiene mucha más muñeca que la nuestra, busca poner el pacto en el marco del derecho internacional y bajo ese paraguas dar por finalizado el reclamo argentino de las alertas. El kirchnerismo lo hizo. No fue magia.

¿Y qué dice el gobierno de Macri? Que las alertas rojas siguen en pie porque el pacto nunca se puso en práctica. Y porque sólo puede levantar las alertas una comisión de Interpol que no las ha levantado. Lo que en ningún caso cambia es lo que hizo el kirchnerismo.

¿Cómo podía terminar de otra manera si las riendas de la negociación quedaron en manos de D’Elía, Esteche y el camporista Larroque?

Tanto en Irán como en la Argentina hay gobiernos distintos que quieren sumarse al mundo, no excluirse. Aquella Irán era la Irán de Ahmadineyad, el amigo de Chávez. Los Kirchner también lo eran al punto de que Cristina siguió el consejo de Chávez de acercarse a Irán. Lo usó a Timerman y Timerman aceptó ser usado. Sabrá por qué lo hizo: había en el medio 85 muertos de la mutual judía.

Se verá hasta dónde este nuevo Irán tiene la voluntad de contribuir al esclarecimiento del ataque. Es lo que en su respuesta el canciller Faurie le pidió a su par Javad Zarif. ¿Guardan documentos y actas de las negociaciones secretas con Timerman sobre las que no tenemos ni siquiera rastros? Y si las conservan ¿están dispuestos a develarlas?

Implícitamente, Irán confirmó que cuanto menos hubo encubrimiento. Y que la denuncia de Nisman no era ningún invento. Es también darle la derecha a la investigación de Bonadio. Otra cosa es que se conozca la verdad.

FUENTE: Clarín

Dejá tu comentario

Opinión

Netanyahu confía en que la vacunación le de el empuje necesario para ganar las elecciones. Por Shalom Yerushalmi*

Agencia AJN.- El primer ministro cree que las vacunas, junto con la sensación de estar finalmente libres del coronavirus, cambiará el estado de ánimo de la economía y de la sociedad. “La gente al final vota de acuerdo a las acciones tomadas, a los resultados, a los logros. A la hora de la verdad, sabrán quién les trajo las vacunas, y quién los está sacando de la crisis”, argumenta a sus confidentes el mandatario.

Publicado

el

Por

ISRAEL-HEALTH-VIRUS-VACCINE

Agencia AJN.- Se dice que el primer ministro Benjamin Netanyahu confía en que el programa de inoculación masiva del país contra el coronavirus dará a su partido Likud un impulso ganador de las elecciones en la votación de marzo próximo, y hasta comenta por lo bajo a sus confidentes que cree que podrá sumar más escaños a la facción del Parlamento del Likud, partido que encabeza hace más de una década.

A los visitantes de su oficina, Netanyahu les muestra regularmente dos coloridos gráficos que guarda en su escritorio: uno que muestra las cifras de infección por el virus, el otro el ranking del Likud en las encuestas de opinión, según un informe del miércoles de Zman Yisrael. Los gráficos muestran que después de que el país saliera de su primer cierre la primavera pasada, tras haber logrado reducir las cifras de infección diaria a dos dígitos, se predijo en las encuestas que el Likud ganaría unos 40 escaños en la Knesset (Parlamento), por encima de los 36 que ganó en marzo de 2020.

Sin embargo, a la rápida reducción de las restricciones del cierre le siguió un aumento de las infecciones por virus que condujo a un segundo bloqueo nacional en septiembre, y luego, a partir del domingo de esta semana, el tercer cierre, que continuará por lo menos durante dos semanas.

En los meses siguientes, a medida que la crisis del virus ha ido afectando a la economía, aumentando el desempleo y forzando las restricciones en muchos aspectos de la vida pública, el Likud ha bajado constantemente en las encuestas a un número de escaños, hasta 32 según las propias encuestas del partido.

Eso, dice Netanyahu a los invitados en su oficina, cambiará ahora, ya que el programa de vacunación proporciona el tan esperado alivio. Para el día de las elecciones del 23 de marzo, espera que el Likud haya alcanzado otro pico de popularidad, estimando que el partido ganará entre 38 y 40 escaños.

Netanyahu suele decir a sus invitados que las vacunas, junto con la sensación de estar finalmente libre del coronavirus, cambiará drásticamente el estado de ánimo de la economía y la sociedad. “La gente al final vota de acuerdo a las acciones tomadas, a los resultados, a los logros”, dice Netanyahu. “A la hora de la verdad saben quién les trajo las vacunas, y quién los está sacando de la crisis”, argumenta el mandatario.

El coronavirus tendrá un rol protagónico en los comicios de marzo, y “las elecciones serán sobre eso y nada más”, afirma, con convicción.

El martes, Netanyahu visitó un centro de vacunación, posando con el ciudadano vacunado número 500.000. Se esperan fotos similares con cada cifra de hito en el programa nacional que pretende vacunar a todos los israelíes en los próximos meses.

Netanyahu también descarta la amenaza que presenta el ex miembro Gideon Sa’ar, quien a principios de mes creó el partido Nueva Esperanza para desafiar directamente a Netanyahu por el liderazgo. Tampoco se muestra preocpuado por la deserción del ex ministro Ze’ev Elkin, uno de sus antiguos aliados, quien migró a Nueva Esperanza diciendo que ya no puede apoyar a Netanyahu con la conciencia tranquila. Otros legisladores del Likud también se han unido al partido de Sa’ar.

“Sa’ar es sólo aire – un globo que va a pincharse antes de las elecciones”, dice Netanyahu, catalogando al partido Nueva Esperanza como “amateur”. Además, sostiene que el partido no tiene las raíces políticas, base o tradición para convertirse en un actor influyente.

El experimentado líder nota que, históricamente, aparte del Laborismo, no ha habido ningún otro partido que se haya enfrentado al Likud y haya resistido al paso del tiempo. Encuestas recientes han mostrado que no se predice que el partido laborista, Avodá, pase el umbral necesario para integrar la Knesset. El socio del gobierno de unidad del Likud, el partido Azul y Blanco del ministro de Defensa Benny Gantz, ha caído en picada en las encuestas y se encuentra justo por encima del umbral, a pesar de haber ganado 33 escaños en las últimas elecciones.

Dentro del Likud, Netanyahu está consolidando su posición. Aunque el tribunal interno del partido decidió el domingo que se celebraran elecciones primarias, se espera que su comité legislativo y su secretaría dejen de lado la idea. Al mismo tiempo, Netanyahu está buscando reservar plazas para tres elecciones personales en la lista del partido, eventualmente asegurando las posiciones 5, 26 y 30.

Netanyahu quiere llenar el alto rango del quinto puesto con el embajador saliente de Israel en los Estados Unidos, Ron Dermer, que terminará su mandato con el inicio de la administración entrante de Biden en enero.

Sin embargo, se dice que Dermer no está interesado en los ámbitos políticos o públicos por el momento, y que está más inclinado a unirse a un grupo de intelectuales. También ha rechazado una oferta de Netanyahu para dirigir el Consejo de Seguridad Nacional, informó Zman.

El próximo cambio de administración en los EE.UU. ha sido acompañado por rumores de que el presidente saliente Donald Trump, que cooperó estrechamente con Netanyahu durante su mandato, podría visitar Israel en febrero en lo que podría ser un impulso para el primer ministro. Sin embargo, fuentes cercanas a Netanyahu niegan que se esté planeando una visita.

Una encuesta del Canal 12 publicada el domingo predijo 28 escaños para el Likud, 19 para Nueva Esperanza, 16 para el Yesh Atid-Telem de Yair Lapid, 13 para Yamina, 11 para la Lista Árabe Conjunta, ocho para cada uno de los partidos religiosos Shas y el Judaísmo de la Torá Unida, siete para Yisrael Beytenu y cinco tanto para el Azul y el Blanco como para el Meretz. Avodá no pasaría el umbral para entrar en la Knesset según la encuesta.

Los resultados muestran que ni el Likud ni su rival Nueva Esperanza podrían formar una coalición sin el otro.

Las elecciones, las cuartas en el período de dos años, fueron convocadas la semana pasada después de que el gobierno de poder compartido del Likud y Azul y Blanco no lograra acordar un presupuesto antes del 23 de diciembre. Sin embargo, el primer ministro Netanyahu no parece preocupado: cree que las vacunas le darán el impulso para mantener su cargo una vez más.

*Analista político de Zman Israel, el sitio web de actualidad en hebreo del Times de Israel.

Seguir leyendo

Medio Oriente

Opinión. La mayor victoria de Jared Kushner fue la paz en Medio Oriente

Publicado

el

Por

Jared Kushner

Por Paul Bedard, columnista de Washington Secrets

De todos los problemas que el presidente Trump le arrojó al asesor principal Jared Kushner, el desarrollo de un plan de paz para Medio Oriente fue el más difícil, una victoria que ha eludido a las administraciones durante años.

Para el consejero judío, llevar la paz a Israel era algo personal. Y cualquier victoria proporcionaría a la administración un legado eterno en la región y el mundo.

Ignoró las burlas de los ex funcionarios de la administración cuando tomó un camino diferente y reservado, como lo había hecho en varios otros proyectos.

“Si busca la definición de un objetivo imposible en el diccionario, la gente dice paz en Medio Oriente. Es casi una metáfora de la imposibilidad”, dijo a Secrets.

Kushner elaboró un plan que tuvo un gran impulso económico y de prosperidad, y aunque muchos en Washington lo ignoraron, se ha arraigado en la región.

Y sentó las bases para los Acuerdos de Abraham, que han llevado a cuatro antiguos enemigos (Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Sudán y Marruecos) a firmar acuerdos de paz con Israel.

“Adoptamos un enfoque muy diferente, y esto no es una reprimenda de los demócratas, es una reprimenda de quizás más gente de política exterior que ha venido antes porque son republicanos y demócratas, y durante años, hicieron este baile y no obtuvieron resultados. Entonces, esas fueron las personas que me criticaron más fuerte por hacer las cosas de manera diferente a como lo hacían. Yo estaba como, ‘Espera, ¿quieres que logre un resultado diferente al que obtuviste, pero quieres que haga exactamente lo mismo que tú?’”, dijo.

Joel Rosenberg, autor de bestsellers, editor de All Israel News y All Arab News, y diplomático itinerante, calificó a Kushner como uno de “los agentes de paz en Medio Oriente más innovadores y exitosos de la historia”.

Le dijo a Secrets: “Cuatro acuerdos árabes de normalización con Israel en cuatro meses suenan a ficción, como algo sobre lo que escribiría en una de mis novelas. Pero Trump y Kushner realmente lo lograron. Pasé toda la semana pasada en los Emiratos Árabes Unidos. Estoy en Bahréin toda esta semana y puedo informar de primera mano que los altos funcionarios del gobierno, los líderes empresariales y los capitalistas de riesgo en ambos países y en Israel están absolutamente encantados con los Acuerdos de Abraham”.

El historiador presidencial Doug Wead, que entrevistó extensamente a Kushner para su libro Inside Trump’s White House, dijo que la clave del éxito diplomático de Kushner fue su relación con Trump.

“Fue el presidente quien aprovechó la mente fértil y estratégica de Kushner y dio a sus planes libertad y tiempo para que emergieran. Y es este conocimiento el que impide que los medios de comunicación informen sobre esta notable historia. Saben muy bien que darle crédito a Jared Kushner es darle crédito a Donald Trump”, dijo.

Wead afirmó que Kushner eventualmente será reconocido por historiadores imparciales.

“Puede que su trabajo no sea reconocido por los medios hostiles actuales, irritados por sus éxitos, pero los historiadores del futuro pueden algún día comparar lo que ha logrado con Henry Kissinger o John Foster Dulles u otros gigantes diplomáticos”, destacó.

Kushner, en nuestra entrevista, hizo a un lado los elogios por su trabajo en Medio Oriente.

“Creamos algo que crecerá durante generaciones. Cambiará la dinámica de la región. Cambiará los cálculos del mundo. Con suerte, conduce a menos conflictos, y cuanto más conectividad económica hay entre países, más personas tienen oportunidades de vivir una vida mejor”, expresó.

Y, agregó Kushner: “Creo que ha cambiado fundamentalmente el curso de la región y del mundo, y estoy muy, muy orgulloso del papel que hemos podido desempeñar para ayudar a lograrlo”.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!