Seguinos en las redes

Israel

Israel: El Defensor del Pueblo afirmó que el país contamina en exceso

A sólo cinco días de que los líderes mundiales se reúnan en Escocia para celebrar una importante cumbre sobre el clima destinada a frenar el galopante cambio climático, se publicó un informe sobre la falta de medidas adoptadas por los sucesivos gobiernos israelíes durante la última década para preparar al país para la inminente crisis climática.

Publicada

el

.

Agencia AJN.- En vísperas de la reunión mundial sobre el clima, el Defensor del Pueblo de Israel, aseguró que el país contamina en exceso y no se prepara lo suficiente. En un informe calificado de «luz de alarma», el Defensor del Pueblo denunció la falta de atención del Gobierno, la falta de presupuesto y de aplicación de las decisiones, el aumento de las emisiones y los objetivos demasiado modestos.

A sólo cinco días de que los líderes mundiales se reúnan en Escocia para celebrar una importante cumbre sobre el clima destinada a frenar el galopante cambio climático, se publicó un informe sobre la falta de medidas adoptadas por los sucesivos gobiernos israelíes durante la última década para preparar al país para la inminente crisis climática.

El dossier de 659 páginas documenta cómo se tomaron repetidamente decisiones gubernamentales que luego no se presupuestaron ni aplicaron adecuadamente. Muestra cómo el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero -más propio de un país de tamaño medio- se ha ocultado con cifras per cápita en lugar de absolutas, cómo los objetivos poco ambiciosos de reducción de emisiones han hecho perder a la economía un potencial de 217.000 millones de shekels (NIS), equivalentes 67.700 millones de dólares a precios actuales, y que el objetivo del Estado de que el 30% de la energía proceda de fuentes renovables para 2030 es el más bajo de la OCDE.

Describiendo los resultados como una «luz de alarma», el interventor del Estado, Matanyahu Englman, dijo en una sesión informativa a los medios de comunicación que el cambio climático amenazaba la seguridad nacional y la geopolítica a la luz de la escasez de alimentos y agua prevista en los estados vecinos. Supone un peligro para la economía y las instituciones financieras, las infraestructuras nacionales, la salud pública, los ecosistemas y la biodiversidad, las poblaciones en riesgo y otros aspectos.

A pesar de todo ello, «Israel es uno de los pocos países del mundo que todavía no opera sobre la base de un plan de despliegue nacional presupuestado y aprobado, a pesar de que se encuentra en una zona de mayor riesgo, y por lo tanto está aún más expuesto a los riesgos del cambio climático», dijo, en referencia a las evaluaciones que muestran que la región se calienta más rápido que la media mundial.

«El Estado de Israel no está preparado para la crisis climática y todavía no se ha producido un cambio de percepción en la política israelí sobre estos temas. Hay diferencias sustanciales entre la percepción en Israel y en el mundo».

La auditoría examinó las actuaciones de decenas de ministerios, organismos estatales y públicos e instituciones financieras en materia de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptación para hacer frente a los cambios que ya se están produciendo como consecuencia del cambio climático. También revisó lo que han hecho otros países, grupos internacionales y organizaciones profesionales.

Englman tiene previsto presentar el informe, y la metodología utilizada, a otros países en la COP26, la conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima que comenzará en Glasgow (Escocia) el 31 de octubre.

La auditoría reveló que los gobiernos israelíes tomaron decisiones encaminadas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero tras la ratificación del país de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en 1996, pero no tomaron las medidas necesarias para aplicarlas adecuadamente. La inacción no sólo dejó al país por detrás de la curva de gran parte del resto del mundo desarrollado en cuanto a la reducción de su huella de carbono, sino que también le costó a la economía 217.000 millones de NIS en ahorros potenciales.

Esta cifra incluye los costos externos, como el intento de valorar el impacto de la contaminación en la capacidad de los bosques para absorber el dióxido de carbono y producir oxígeno. La ciencia de estos análisis de costos es todavía nueva y muchos expertos aconsejan tratar estas cifras con precaución.

El Defensor del Pueblo pide al gobierno que reconozca la crisis climática como una amenaza o emergencia nacional; que cree, presupueste y faculte a un organismo permanente que pueda aplicar planes relacionados con la crisis climática; que apruebe una ley sobre el clima; y que considere la posibilidad de integrar los costos externos del uso de combustibles fósiles en todos los cálculos relacionados con el clima en todos los ministerios.

Gran parte del informe, que se remonta principalmente a 2015, se centra en las políticas y acciones de los gobiernos que estuvieron bajo la dirección del ex primer ministro Benjamín Netanyahu. El gobierno actual, que asumió el poder en junio, mostró un cambio hacia una agenda más verde, abordando algunas de las cuestiones mencionadas en el informe. Esto incluye el anuncio del domingo de que el cambio climático se tratará a partir de ahora como una cuestión de seguridad nacional.

A diferencia de muchas otras naciones desarrolladas que se comprometieron a reducir las emisiones en términos absolutos en consonancia con el Acuerdo Climático de París de 2015, Israel inicialmente solo prometió reducir la contaminación per cápita, para tener en cuenta su tasa de natalidad, líder en la OCDE. Pero el informe señala que incluso su objetivo de 7,7 toneladas de CO₂ equivalente per cápita para 2030 sigue sin cumplirse, alcanzando las 8,5 toneladas por persona en 2020.

En julio, Israel envió un compromiso revisado a la ONU, con el objetivo de reducir las emisiones en un 27% para 2030 y en un 85% para 2050, tomando como referencia las cifras de 2015, aunque, según el informe, no parece que el país se esté acercando a ese objetivo. De hecho, señala que los avances en el cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones en sectores concretos, como la energía y el transporte, oscilan entre «el retraso y el cero».

El informe elogia al Ministerio de Energía por sus avances en la eliminación del carbón para 2025, pero lo señala críticamente por su letargo en materia de energías renovables en comparación con su entusiasmo por el gas natural, del que se han descubierto grandes cantidades frente a la costa mediterránea de Israel en los últimos años.

Los objetivos de las energías renovables como porcentaje de toda la energía -originalmente el 17% para 2030, actualizado el verano pasado al 30%- no se han alcanzado. A finales de 2020, la cifra se situaba en sólo el 6,1%, lamenta el informe.

Incluso el objetivo del 30% -que, según el informe, no se ajusta a la exigencia de objetivos «ambiciosos» del Acuerdo de París- es el más bajo entre los países de la OCDE, que pretenden alcanzar entre el 40% y el 100% de energías renovables para finales de esta década.

El informe también critica al Gobierno por pretender únicamente alcanzar una economía baja en carbono para 2050, en lugar de una economía neta cero en la que se compense todo el carbono utilizado. El Ministerio de Energía, por ejemplo, sólo pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 80% en el sector de la energía para 2050, y no tiene ningún objetivo sobre la proporción de la generación de energía del país que debe proceder de fuentes renovables para entonces.

Incluso una economía baja en carbono será difícil de alcanzar si el gas natural u otros combustibles fósiles siguen siendo una parte importante del conjunto energético de Israel, advierte.

El Defensor del Pueblo también critica la falta de acción gubernamental destinada a preparar al país para los inminentes efectos del cambio climático, que, según los expertos, provocará más fenómenos meteorológicos extremos y una escasez de recursos debilitante, entre otras consecuencias potencialmente catastróficas.

El informe señala que en 2018, el gobierno ordenó la formulación de una estrategia nacional de adaptación «para prepararse con antelación para los riesgos en los sectores de la salud, la agricultura y la alimentación, el agua y la energía, la infraestructura, la planificación y las autoridades locales, los servicios de emergencia, la seguridad del Estado y la biodiversidad».

Pero tres años después de esa decisión, «Israel no cuenta con un plan operativo nacional y presupuestado listo para su aplicación», advierte el interventor.

Según el informe, 51 de los 63 organismos públicos que respondieron a un cuestionario no han examinado la cuestión en el marco de la gestión de riesgos de la organización y 49 de los 63 no han trazado los riesgos y el efecto probable del cambio climático en sus actividades.

La Dirección de Preparación para el Cambio Climático, creada por decreto gubernamental en 2018, carece de autoridad, no tiene los puestos de trabajo necesarios y está dirigida solo a tiempo parcial por un funcionario del ministerio, según el informe.

El Servicio Meteorológico de Israel, por su parte, no tiene dinero para realizar simulaciones climáticas críticas.

La inversión gubernamental en tecnología de energía, agua, medio ambiente y sostenibilidad ha sido baja, representando solo el 4% de la inversión de la Autoridad de Innovación en 2018.

El interventor también señala que ni un solo organismo económico gubernamental o que participe en las previsiones macroeconómicas ha evaluado los posibles daños y efectos a largo plazo del cambio climático en el mercado israelí. Los reguladores deberían llegar a exigir a los bancos y otras instituciones financieras que tengan en cuenta los efectos del cambio climático en sus decisiones de inversión, aconseja Englman.

Los estudios internacionales demuestran que, en un escenario de continuidad (en el que no se lleva a cabo ninguna mitigación), el cambio climático podría reducir el producto interior bruto mundial medio hasta en un 18,1% para 2050. En el Mediterráneo, Oriente Medio y África, el PIB podría caer hasta un 27,5%.

Sin embargo, el informe reconoce que el Banco de Israel y su regulador bancario empezaron a tomarse más en serio el cambio climático en 2020.

En agosto, Israel anunció planes limitados para imponer un impuesto sobre el carbono a algunos combustibles a partir de 2023, pero los detalles del plan siguen sin estar claros.

Tanto el Ministerio de Protección del Medio Ambiente como el de Energía acogieron con satisfacción el informe del Defensor del Pueblo. El primero se comprometió a seguir trabajando en favor de una ley climática, la mejora de los objetivos de las energías renovables y una economía neta cero, mientras que el Ministerio de Energía dijo que se habían realizado esfuerzos especialmente intensos desde junio, cuando Elharrar asumió el cargo de ministro, para impulsar las energías renovables y avanzar hacia una estrategia de economía baja en carbono.

Fuente: Times of Israel.

Dejá tu comentario

Israel

Herzog advierte contra los informes falsos que culpan a Israel de la muerte de Abu Akleh

Se le preguntó sobre el asesinato de Abu Akleh el 11 de mayo, tras un informe de la CNN según el cual los soldados israelíes podrían haberle disparado deliberadamente.

Publicado

el

Por

imgid74226_B-1536×640

Agencia AJN.- El presidente de Israel, Isaac Herzog, advirtió contra las informaciones falsas sobre la muerte de la periodista de Al Jazeera, Shireen Abu Akleh, que recibió un disparo mortal en Jenín durante un operativo de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

«Ya hemos tenido en el pasado casos en los que se nos ha culpado y la verdad se ha revelado después, que había muchos hechos falsos en relación con Israel», dijo Herzog a la audiencia del Foro Económico Mundial de Davos.

«No se basen en hechos falsos. Estudien los hechos», agregó Herzog.

No se basen en hechos falsos. Estudien los hechos.

Se le preguntó por el tiroteo del 11 de mayo contra Abu Akleh, tras un informe de la CNN según el cual los soldados israelíes podrían haberle disparado deliberadamente.

Las FDI rechazaron el informe de la CNN, al igual que el viceministro de Asuntos Exteriores, Idan Roll.

La afirmación de la CNN de que Shireen Abu Akleh fue asesinada en un «ataque selectivo» carece de toda base en la realidad», tuiteó Roll.

«Las @IDF operan en Jenín únicamente para prevenir ataques terroristas contra israelíes. El informe de la CNN está lleno de conclusiones infundadas e inexactitudes, y se basa en fuentes poco fiables», añadió.

La CNN hizo que un experto analizara el audio del disparo para determinar que la bala recorrió cerca de 200 metros, una conclusión similar a la que habían llegado las FDI. Un segundo experto determinó que, basándose en el patrón de las balas, el tiroteo fue dirigido y no el resultado de disparos aleatorios de un tiroteo.

Las FDI manifestaron que Abu Akleh fue asesinado por un soldado del ejército o por un pistolero palestino, pero que no es posible llegar a una conclusión definitiva sin poder examinar la bala por la fuerza. La Autoridad Palestina culpa a Israel de los disparos, pero se negó a dar a Israel acceso a la bala.

En el foro económico, Herzog dijo que «hemos ofrecido a los palestinos una investigación conjunta sobre las circunstancias de este trágico suceso».

«Desgraciadamente, los palestinos se negaron. Se llevaron el cuerpo y la bala. Por lo tanto, no se puede corroborar ninguna de las hipótesis sin esos hechos», dijo.

«Israel está abierto y transparente y ofreció a Estados Unidos unirse también a este proceso de investigación, porque damos mucha importancia a la libertad de expresión y al trabajo de los periodistas y los canales de comunicación, y los respetamos», expresó Herzog.

«Este es, por supuesto, un acontecimiento muy triste. Me duele. Duele a muchos israelíes», dijo Herzog.

Seguir leyendo

Israel

Israel pide calma a Hamás antes de un tenso desfile de banderas en Jerusalem

Jerusalem habría enviado mensajes al grupo terrorista a través de intermediarios en Egipto y Qatar, advirtiéndole de que está preparado para golpear Gaza si los cohetes vuelven a apuntar a la marcha.

Publicado

el

Por

.

Agencia AJN.- Israel está enviando mensajes al grupo terrorista Hamás a través de Egipto y Qatar, con la esperanza de evitar que las tensiones estallen durante una marcha nacionalista a través de la Ciudad Vieja la próxima semana. La «Marcha de las Banderas» del Día de Jerusalem, tendrá lugar el domingo.

El recorrido del desfile es tenso, ya que los opositores consideran que su procesión a través del barrio musulmán de la Ciudad Vieja es una provocación, y los partidarios lo ven como una expresión de la soberanía de Israel sobre Jerusalem.

Israel argumentó en su mensaje a Hamás que la ruta de la marcha es la misma de los últimos años y no debe ser tomada como una provocación.

También advirtió que si Hamás dispara cohetes o permite que otros grupos lo hagan, Israel estará preparado para devolver el golpe en la Franja de Gaza, donde tiene su sede el grupo terrorista.

Según el Canal 13 de noticias israelí, el ejército cree que el evento puede transcurrir de forma pacífica mientras no haya brotes de violencia grave y todas las partes mantengan la calma.

Anteriormente, los organizadores de la marcha decidieron limitar el número de participantes para atravesar la Ciudad Vieja hasta el Muro Occidental a 16.000 personas. La mitad del grupo marchará a través de la Ciudad Vieja por la Puerta de Damasco, mientras que la otra mitad lo hará por la Puerta de Jaffa, probablemente bordeando sólo el barrio musulmán.

Las autoridades israelíes restringieron la entrada a las concentraciones masivas, incluido el Muro Occidental, después de que una estampida en el monte Meron, en el norte de Israel, matara a 45 personas el año pasado. La aglomeración en el lugar sagrado durante las festividades de Lag B’Omer fue el peor desastre de la historia de Israel en tiempos de paz.

Jerusalem se encuentra en vilo antes del desfile, principalmente debido a las tensiones que rodean el lugar sagrado del Monte del Templo.

El año pasado, el recorrido se modificó en el último momento para evitar que estalle un conflicto, pero el cambio no impidió que Hamás lanzara cohetes contra Jerusalem, lo que desencadenó una guerra de once días.

El Día de Jerusalem, que marca la captura por parte de Israel de la Ciudad Vieja y Jerusalem Este de Jordania en la Guerra de los Seis Días de 1967, es celebrado por los judíos nacional-religiosos, sobre todo por los jóvenes que marchan por la capital, mientras bailan con banderas israelíes. Los palestinos consideran desde hace tiempo que la marcha es una provocación.

La marcha de este año se produce en un momento de fuertes tensiones entre Israel y los palestinos. Desde el 22 de marzo, una oleada de mortíferos atentados terroristas golpeó a las ciudades israelíes, causando la muerte de 19 personas, la violencia más sangrienta fuera de la guerra en años.

Las contraofensivas israelíes en Cisjordania dejaron al menos 30 palestinos muertos en el mismo período. Muchos de ellos eran terroristas que participaron en tiroteos con soldados israelíes o en enfrentamientos violentos. Otros eran civiles aparentemente no implicados, como la periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh, que murió en circunstancias controvertidas durante los enfrentamientos entre tropas israelíes y palestinas hace dos semanas en Jenin, lo que provocó una protesta internacional.

El comisario de policía Kobi Shabtai defendió el lunes su recomendación de permitir que la marcha atravesara zonas predominantemente palestinas de la Ciudad Vieja por considerar que se mantenía «la libertad de culto, de protesta y de expresión, para todos.»

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!