Seguinos en las redes

Israel

La AMIA denunció que hay una campaña “antisemita” en Buenos Aires

AJN. Lo afirmó a la Agencia Judía de Noticias el vicepresidente de la mutual, José Scaliter, actual titular de la AMIA debido a que Guillermo Borger no se encuentra en Argentina. La denuncia estuvo vinculada con la protesta que un grupo piquetero realizó ayer a metros del edificio de la calle Pasteur y luego del escrache realizado al empresario Eduardo Elsztain. A eso se agrega una falsa amenaza de bomba.

Publicada

el

amia

La AMIA denunció que hay una campaña “antisemita” en Buenos Aires encabezada por organizaciones de izquierda y grupos árabes que protestaron en distintas oportunidades frente a la Embajada de Israel, y ayer lo hicieron ante la sede de la mutual judía y con un escrache al empresario de la comunidad Eduardo Elsztain.
Sumado a estos actos, la Policía Federal recibió ayer una amenaza de bomba en el edificio de la calle Pasteur que obligó a desalojar algunas oficinas y a realizar una inspección que determinó que se trató de una falsa alarma.
En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias, el vicepresidente de la AMIA, José Scaliter, quien se encuentra al frente de la mutual ante la ausencia del presidente Guillermo Borger, afirmó que “esto forma parte de toda una campaña, que es muy simple definirla: antisemita”.
Para el dirigente, “el pretexto” de la ofensiva militar de Israel sobre la Franja de Gaza “quedó atrás” y esta campaña es de “los antisemitas de siempre, que ahora tienen un poco las manos libres”.
En la jornada de ayer, las organizaciones de izquierda, musulmanas y piqueteros comenzaron con un escrache frente al Hotel Intercontinental del microcentro porteño, para repudiar a su propietario, Eduardo Elsztain, al que acusaban de aportar fondos para "la invasión y el bloqueo” a territorios habitados por los palestinos.
Más tarde, mientras la policía recibía un llamado alertando sobre la colocación de una bomba en el edificio de la AMIA, las columnas se concentraron en la esquina de Pasteur y Tucumán para atacar al Estado de Israel y a la comunidad judía argentina.
“Estuve todo el tiempo en AMIA y no eran más de 45 personas y no estaba muy claro a quien representaban. Me parece que hay un cambio con otros actos o acciones de este tipo: que empezaron a aparecer las esvásticas y a mi eso me causa alguna preocupación”, afirmó Scaliter a AJN.
El actual titular de la AMIA advirtió que este “no es un tema menor” y reclamó a toda la sociedad que lo analice y lo piense.
“La AMIA siguió con la actividad normal. Debido a la amenaza de bomba se procedió a la inspección de policía y obviamente no había nada, Lo ocurrido forma parte de un juego de amenaza e intimidación”, afirmó.
Scaliter consideró que “resulta difícil pensar que toda esta acción no tiene algún tipo de soporte en niveles más altos”, por lo que consideró que “el tema se debe analizar en las instituciones centrales”.
La atención estará puesta ahora en el acto que esta mañana realizará Familiares de las víctimas del atentado a la AMIA en la puerta de la AMIA con motivo del Día Internacional de Memoria de las Víctimas del Holocausto y en repudio a todo acto antisemita y terrorista por la plena democracia en Argentina.
Respecto de este acto, Scaliter expresó su preocupación y advirtió que es “muy probable que en cada acto que tengamos vamos a tener que ver lo que ocurre".
"Además del acto de Familiares hay un acto conmemorando la Shoá en la Cancillería, donde se presupone que va ha haber un contra acto. Entonces, es evidente, que hay toda una movida antisemita muy fuerte”, concluyó Scaliter.
EACh-GB

Dejá tu comentario

Coronavirus

Coronavirus: 7.428 casos confirmados en Israel y 40 muertes

Agencia AJN.- Una mujer de 70 años con afecciones preexistentes murió en el Hospital Ichilov. El número de casos confirmados en Israel aumenta a 7.428.

Publicado

el

Por

coronavirus

Agencia AJN.- El número de muertos por coronavirus en Israel aumentó a 40 el viernes por la noche, luego de que una mujer de 70 años con afecciones preexistentes falleciera en el Hospital Ichilov en Tel Aviv.

Más temprano el viernes, un hombre de 79 años murió en el Hospital Meir en Kfar Saba por coronavirus. Un hombre de 75 años de Pardes Hanna Karkur falleció también después de que su condición empeorara.

Cuatro de las 40 muertes en Israel por COVID-19 se registraron el viernes, según confirmó el canal 13 de la televisión israelí.

Según los datos actualizados publicados por el Ministerio de Salud el viernes por la noche, el número de casos confirmados de coronavirus en Israel ha aumentado a 7.824. De ellos, 113 están en estado grave y 96 están con un respirador.

Unos 115 de los casos están en condiciones moderadas y el resto en condiciones buenas. Unas 403 personas se recuperaron del virus y regresaron a sus hogares.

Además, el Ministerio dijo que 2.874 trabajadores de la salud están actualmente aislados debido al virus. De estos, 631 son médicos, 1.023 son enfermeros y 1.220 son otro tipo de personal médico.

Seguir leyendo

Israel

Coronavirus/Israel. Bennett y la guerra que no pensaba dirigir

Agencia AJN. El Ministerio de Defensa parece decidido a liderar la lucha de Israel contra el coronavirus. Mientras los principales protagonistas del gobierno cumplen la cuarentena por distintos motivos, la cartera que encabeza Bennett hizo un despliegue importante para atender la demanda de los israelíes mientras el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar.

Publicado

el

Por

bene

Agencia AJN.- El ministro de Defensa de Israel, Naftali Bennett, adquirió un importante protagonismo ante el avance de coronavirus en ese país al garantizar una importante logística para hacer frente a la pandemia, aunque el mismo funcionario confesó que “esta no es la guerra que pensaba dirigir”.

Aunque el gobierno aún no ha declarado un estado de emergencia nacional, según la ley, el Comando del Frente Interior está autorizado a asumir la responsabilidad de gestionar la situación junto con las autoridades civiles.

La semana pasada, se ordenó a las IDF (Fuerzas de Defensa de Israel) que se hicieran cargo de los miembros mayores y vulnerables de la sociedad civil, proporcionándoles alimentos, equipos médicos y otras necesidades básicas. Miles de ancianos han sido atendidos por miles de soldados del Comando del Frente Interior en una operación llamada Golden Guards.

Las IDF están listas y dispuestas a tomar el control de la lucha de inmediato, dijeron altos funcionarios de Defensa.

Si bien puede que no sea la guerra que pensó que iba a dirigir, Bennett ha tenido un impresionante manejo de la crisis del coronavirus. Ha abierto varios hoteles de cuarentena, lo que permite que miles de israelíes se autoaislen de manera segura de sus familiares y amigos.

También desplegó cientos de soldados para acompañar a la policía en la aplicación del semi-cierre nacional; y adquirió millones de máscaras y otros equipos de protección.

El Ministerio de Defensa ha podido solucionar la falta de ventiladores en el país al convertir una fábrica de misiles en una que fabrica ventiladores. El radar utilizado para proteger las fronteras se está probando para controlar los signos vitales de los pacientes con coronavirus.

En medio de esta crisis, el servicio secreto israelí, el Mossad se convirtió en una suerte de Cruz Roja al traer al país 30 respiradores artificiales, 25.000 barbijos especiales y millones de barbijos quirúrgicos para los equipos médicos de todo el país.

Los cerebros de Start-up Nation están produciendo productos “Made in Israel” para combatir una pandemia global.
Al principio, el ministro de Defensa pidió al gobierno que realizara pruebas de coronavirus, diciendo que el Ministerio de Salud debería evaluar a más de 30.000 personas diariamente.

Si bien se ha ordenado al Ministerio de Salud que lleve a cabo dicho número, actualmente solo se realizan 7,000 pruebas diarias.

A pesar de que el número de israelíes diagnosticados con el virus continúa aumentando, y aunque el Ministerio de Defensa es capaz de manejar una pesadilla logística, el primer ministro Benjamin Netanyahu parece reacio a entregar la responsabilidad de la pandemia a Bennett.

La gestión de esta crisis ha mostrado una brecha en el liderazgo ya frágil del gobierno.
La crisis del coronavirus no se limita al Ministerio de Salud. Es una crisis multifacética y complicada que tendrá un impacto duradero en el Estado de Israel.

Mientras que el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar, el Ministerio de Defensa tiene el mejor brazo logístico para asumir la responsabilidad.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!