Seguinos en las redes

Europa News

La marcha polaca de extrema derecha se globaliza y atrae a la gente desde lejos

Agencia AJN.- El evento en Varsovia que marcó el Día de la Independencia de Polonia se convirtió en una de las mayores concentraciones de supremacistas blancos en todo el mundo en los últimos años.

Publicada

el

supremacistas

Agencia AJN.- Fascistas y otros extremistas de extrema derecha se reunieron ayer en Varsovia para una marcha que se ha convertido en una de las mayores reuniones en Europa y tal vez más allá para los supremacistas blancos cada vez más envalentonados.

La marcha que se celebró en las vacaciones del Día de la Independencia del 11 de noviembre en Polonia atrajo a decenas de miles de participantes en los últimos años. Extremistas de Suecia, Hungría, Eslovaquia y otros lugares ahora se unen a los nacionalistas polacos en una exhibición pública de puntos de vista sobre la xenofobia y la supremacía blanca desde que el evento comenzó en una escala mucho más pequeña en 2009.

El lema del evento de este año fue «Queremos a Dios», palabras de una vieja canción religiosa polaca que el presidente estadounidense Donald Trump citó en julio mientras visitaba Varsovia. Trump elogió a Polonia por lo que describió como la defensa del país de la civilización occidental.

Rafal Pankowski, director de la asociación anti extremista Never Again, señaló que a pesar de la referencia a Dios, la marcha no debe verse como inspirada por creencias religiosas. Los «neo-paganos» de extrema derecha planean participar junto con los grupos católicos romanos.

«Sabemos que Donald Trump no es el hombre más religioso, y creo que la mayoría de los organizadores tampoco son muy religiosos, pero usan el cristianismo como una especie de marcador de identidad, que se trata principalmente de ser anti-Islam», señaló Pankowski.

La marcha de Varsovia creció tanto que podría ser la mayor asamblea del mundo de extremistas de extrema derecha, agregó.

Los organizadores incluyen el Campamento Nacional Radical, el Movimiento Nacional y la Juventud Polaca, grupos radicales que tienen sus raíces en grupos antisemitas activos antes de la Segunda Guerra Mundial.

En una señal del alcance internacional del rally, el supremacista blanco estadounidense Richard Spencer tenía previsto hablar en una conferencia en Varsovia el viernes, sin embargo, el gobierno polaco remarcó que Spencer no era bienvenido en el país.

El surgimiento de Europa Central como un crisol para el neofascismo conlleva una serie de paradojas. La región, una vez atrapada detrás de la Cortina de Hierro, vio un impresionante crecimiento económico desde que Polonia, Hungría y otros países se deshicieron del comunismo, abrazaron el capitalismo y se unieron a la Unión Europea y la OTAN.

Pocos de los refugiados e inmigrantes musulmanes que llegaron a Europa desde 2015 buscaron establecerse en esa parte del continente, prefiriendo Alemania y otros países más ricos de Occidente. No obstante, las vistas antimigratorias cada vez son más.

El politólogo Miroslav Mares, experto en extremismo en la Universidad Masaryk en la República Checa, explicó que los europeos centrales oyen hablar de ataques de extremistas islámicos en Francia, Alemania e Inglaterra y temen que «más allá de las fronteras haya un estado de caos y guerra» que podría envolver a ellos.

Mientras que los movimientos extremistas a menudo prosperan durante los tiempos difíciles, la calidad de vida ahora es mejor que nunca en una región que conoció las guerras, la ocupación y la opresión. «Europa Central está viviendo el momento más feliz de su historia. Nunca fue la vida en esta región tan próspera como lo es hoy», sostuvo Grigorij Meseznikov, presidente del Instituto para Asuntos Públicos, un grupo de expertos en Eslovaquia.

Pero al igual que otros en la era de la globalización, muchas personas se sienten frustradas de que la mejora de la economía no les haya beneficiado. Hay quejas de que los salarios siguen siendo mucho más bajos que en Occidente, mientras que la desigualdad creció desde el final del comunismo.

«Si miras a Eslovaquia, la situación hace 25 años fue mucho peor. Hubo una alta inflación y un desempleo superior al 20 por ciento, sin embargo, no teníamos un partido fascista en el parlamento», contó Meseznikov y agregó: «Hoy en día, realmente tenemos una economía en funcionamiento, baja inflación, disminución del desempleo; estamos en la UE y la OTAN. … Y sin embargo, hay fascistas en el parlamento».

Mares cree que gran parte de la decepción proviene de una tendencia de los checos y sus vecinos a comparar su situación financiera con la de los alemanes y otros occidentales, en lugar de mirar hacia el este, hacia Bielorrusia y Ucrania, y sentirse alentados por lo lejos que han llegado.

Las frustraciones, combinadas con un humor agrio hacia las élites establecidas, ayudaron a los partidos de extrema derecha en las recientes elecciones en Alemania, Austria y la República Checa. En Polonia y Hungría, los gobiernos de derecha promueven políticas duras anti-migrantes y blanqueo histórico para glorificar a sus naciones.

Meseznikov también consideró que el estímulo de Rusia a la Unión Europea y los puntos de vista antiestadounidenses se extienden en las redes sociales como parte de una «mezcla tóxica» detrás del crecimiento de la extrema derecha.

Podrían pasar años antes de que la marea baje y retroceda, resaltó Pankowski.

Los datos sociológicos muestran que la generación de polacos que solo conoce la democracia es más propensa al nacionalismo xenófobo y de extrema derecha que la generación de sus padres, y los polacos más jóvenes paradójicamente «le dan la espalda a los valores democráticos».

«Creo que muchos de ellos mantendrán esos puntos de vista de extrema derecha dentro de ellos en las próximas décadas. No es un problema que desaparecerá», aseguró Pankowski.

Europa News

Inteligencia de EE.UU. ayuda a Israel a rescatar a cuatro rehenes en Gaza

Agencia AJN.- Equipos de recopilación y análisis han estado en el Estado judío durante toda la guerra.

Publicado

el

Por

Ziv soldados

Agencia AJN.- Estados Unidos proporcionó información de inteligencia sobre los rehenes antes de la exitosa operación de rescate de Israel del sábado, según funcionarios estadounidenses e israelíes informados sobre esa asistencia.

Un equipo de funcionarios estadounidenses de recuperación de rehenes estacionado en Israel ayudó en los esfuerzos del Ejército por rescatar a los cuatro cautivos proporcionando inteligencia y apoyo logístico, dijo un funcionario estadounidense.

Equipos de recopilación y análisis de inteligencia de Estados Unidos y Gran Bretaña han estado en Israel durante toda la guerra, ayudando a la inteligencia israelí a recopilar y analizar información relacionada con los rehenes, algunos de ellos ciudadanos de esos países, según un alto funcionario de defensa israelí familiarizado con los esfuerzos para localizar y rescatar a los rehenes.

Dos funcionarios de inteligencia israelíes dijeron que los militares estadounidenses proporcionaron parte de la información sobre los rehenes rescatados el sábado.

Hablando en París después de reunirse con Emmanuel Macron, de Francia, el presidente Biden dijo que saludaba “el rescate seguro de cuatro rehenes que fueron devueltos a sus familias en Israel”.

«No dejaremos de trabajar hasta que todos los rehenes regresen a casa y se alcance un alto el fuego», añadió, «y es esencial».

El Pentágono y la CIA han estado proporcionando información recopilada de vuelos de drones sobre Gaza, intercepciones de comunicaciones y otras fuentes sobre la posible ubicación de los rehenes. Si bien Israel tiene su propia inteligencia, Estados Unidos y Gran Bretaña han podido proporcionar inteligencia desde el aire y el ciberespacio que Israel no puede recopilar por sí solo, dijo el funcionario israelí.

Jake Sullivan, el asesor de Seguridad Nacional, celebró el rescate y se refirió de refilón a la ayuda estadounidense.

«Estados Unidos está apoyando todos los esfuerzos para asegurar la liberación de los rehenes que aún están en manos de Hamás, incluidos ciudadanos estadounidenses», dijo en un comunicado. «Esto incluye a las negociaciones en curso y otros medios».

Sullivan añadió que la propuesta de alto el fuego que actualmente están discutiendo los negociadores de Hamás, Israel, Egipto, Qatar y Estados Unidos sería la manera de traer a casa a los rehenes restantes.

«El acuerdo de liberación de rehenes y alto el fuego que ahora está sobre la mesa garantizaría la liberación de todos los rehenes restantes junto con garantías de seguridad para Israel y ayuda para los civiles inocentes en Gaza», dijo.

Los funcionarios estadounidenses han dicho que su apoyo de inteligencia a Israel se centra en la ubicación de rehenes y en información sobre los máximos dirigentes de Hamás. En gran medida, esto se debe a que los funcionarios estadounidenses creen que la mejor manera de persuadir a Israel de que ponga fin a la guerra es recuperar a sus rehenes y capturar o eliminar a los principales líderes de Hamás.

El funcionario israelí dijo que ni los equipos estadounidenses ni los británicos participaron en la planificación o ejecución de las operaciones militares para rescatar a los rehenes. Los israelíes, expertos en rescate de rehenes, habrían necesitado poco apoyo en la planificación táctica. Pero los funcionarios estadounidenses e israelíes dijeron que la inteligencia externa sí proporcionó un valor añadido.

Fuente: The New York Times.

Seguir leyendo

Europa News

EE.UU., Gran Bretaña, Alemania y Francia reafirman su apoyo a la propuesta de acuerdo de alto el fuego en Gaza

Publicado

el

Por

Biden Macron Día D

Agencia AJN.- El presidente estadounidense Joe Biden y los líderes de Alemania, Francia y Gran Bretaña reafirmaron su apoyo al acuerdo presentado la semana pasada por Biden que pide un alto el fuego inmediato en la Franja de Gaza, en paralelo a los eventos del aniversario del Día D en Francia.

“Los líderes reafirmaron su pleno apoyo al acuerdo integral esbozado por el presidente Biden que conduciría a un alto el fuego inmediato en Gaza, la liberación de todos los rehenes, un aumento significativo y sostenido de la asistencia humanitaria y un fin duradero a la crisis”, dijeron en un comunicado conjunto publicado por Gran Bretaña.

Por su parte, el embajador de Israel ante las Naciones Unidas, Gilad Erdan, le informó a su homóloga estadounidense, Linda Thomas-Greenfield, que Jerusalem se opone a la redacción del proyecto de resolución del Consejo de Seguridad presentado por la administración Biden, que expresa su apoyo a la última propuesta israelí de alto el fuego con las organizaciones terroristas palestinas de Gaza.

No se espera que esta oposición influya en la futura votación, aún a programar, dado que Israel no es miembro del Consejo de Seguridad, pero es probable que moleste a Washington, que ha bloqueado repetidamente iniciativas en el Consejo de Seguridad consideradas hostiles a Israel.

Al explicar la oposición de Erdan, un funcionario de la misión israelí señaló que la versión actualizada de la resolución se refiere a que el acuerdo sobre los rehenes retenidos en ese enclave provocará un «alto el fuego», a diferencia de la versión original, que se refería a un «cese de hostilidades», que Israel lee como de naturaleza menos permanente.

Por su parte, un alto cargo de Hamás, Osama Hamdan, afirmó este jueves que el acuerdo de alto el fuego en Gaza propuesto por el presidente estadounidense, Joe Biden, son »solo palabras» y que el grupo terrorista no recibió ningún compromiso por escrito relacionado con una tregua.

El funcionario de Hamás, que está radicado en Beirut, expresó: »No hay ninguna propuesta, son solo palabras dichas por Biden en un discurso».

«Hasta ahora, los estadounidenses no presentaron nada documentado o escrito que los comprometa con lo que dijo Biden en su discurso», agregó Hamdan a la AFP.

El representante de Hamás en el Líbano concluyó que Biden «intentó encubrir el rechazo israelí» a un acuerdo que el grupo terrorista dijo haber aceptado en mayo.

Este acuerdo habría dejado a Hamás en el poder en Gaza y supuesto la liberación de algunos de los rehenes que permanecen cautivos en la Franja, a cambio de cientos de terroristas encarcelados en prisiones de máxima seguridad del Estado judío.

Hamdan aseguró esta semana que Hamás no podía aceptar un acuerdo que no garantice una posición clara de Israel sobre un alto el fuego permanente y la retirada completa del enclave costero.

Previamente, el funcionario señaló que «no habrá acuerdo si continúa la operación israelí en Rafah».

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!