Seguinos en las redes

Innovación

La Universidad Hebrea desarrolla píldoras que cambian de forma para dirigir mejor los medicamentos  

Agencia AJN.- “Esta tecnología nos está acercando a un futuro en el que el campo médico puede ofrecer atención personalizada y centrada en el paciente”, aseguró el CEO de Yissum, la empresa de transferencia de tecnología de la casa de estudios.

Publicada

el

3D-Pills-e1541496498181-640×400

Agencia AJN.- Los investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén han desarrollado una nueva forma de crear cápsulas de medicamentos con impresoras 3D, un paso que ayudará a allanar el camino para que las píldoras puedan adaptarse mejor que las cápsulas convencionales que se fabrican en la actualidad.

Las pastillas personalizadas están hechas de un hidrogel en el que se inserta el medicamento, explica el profesor Shlomo Magdassi, director del Centro de Impresión Funcional y 3D de la Universidad Hebrea, quien desarrolló la tecnología junto con la Dra. Ofra Benny, investigadora del Instituto de Investigación de Drogas de la universidad.

La tecnología permite la creación de píldoras con diseños complejos, que pueden expandirse, cambiar de forma y activarse en un programa preestablecido. Esto actualmente no es posible, o muy costoso de hacer, en las técnicas de fabricación farmacéutica convencionales. La flexibilidad del material, que se asemeja a la textura del malabi, permite a las cápsulas expandir o liberar sus medicamentos en el lugar que necesitan para apuntar.

Con esta tecnología se puede imprimir una tableta que puede hincharse en el estómago para dar una sensación de plenitud, o solo para liberar su medicamento en el intestino, donde la acidez es menor que en el estómago. También permitirá a los médicos adaptar más específicamente la dosis de los medicamentos a pacientes individuales.

“Estos objetos impresos en 3D podrán cambiar de forma a través del contacto con el agua o la humedad, lo que les permitirá abrirse solo bajo ciertas condiciones”, asegura Magdassi, quien también es miembro del Centro de Nanociencia y Nanotecnología y del Instituto de Química de la Universidad.

Las píldoras 3D son solo una de las tecnologías desarrolladas por investigadores de la Universidad Hebrea. La universidad ha establecido un centro de impresión 3D en el que investigadores, nuevas empresas, artistas y expertos en diferentes campos pueden utilizar las diferentes impresoras e implementar sus nuevas ideas.

“Esta tecnología nos está acercando a un futuro en el que el campo médico puede ofrecer atención personalizada y centrada en el paciente”, aseguró el Dr. Yaron Daniely, CEO y presidente de Yissum, la empresa de transferencia de tecnología de la universidad, en un comunicado anunciando el desarrollo de la misma.

Los hidrogeles impresos en 3D son solo una de las muchas innovaciones que se presentarán en la segunda conferencia anual, 3D Printing and Beyond, que se celebrará el miércoles, y que traerá a Jerusalén una amplia gama de líderes mundiales de la industria e investigadores para explorar los avances en productos farmacéuticos, electrónica y tecnologías relacionadas con la defensa, junto con alimentos impresos en 3D, piezas de automóviles y más.

Magdassi y el Dr. Michael Layani, del Centro de Impresión Funcional y 3D del Centro de Nanociencia y Nanotecnología de la Universidad Hebrea de Jerusalén, organizan 3D Printing and Beyond. La conferencia está patrocinada por la Autoridad de Desarrollo de Jerusalén, Yissum y la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Innovación

Coronavirus. Una investigación determinó que entre el 2 y 3 por ciento de los israelíes estuvo expuesto al COVID-19

La encuesta serológica del Ministerio de Salud indica que 270.000 personas como máximo tienen anticuerpos para el patógeno, de una población de 8,6 millones. Un científico de la Universidad de Tel Aviv dijo que los hallazgos prueban la efectividad del encierro, pero Israel está lejos de la inmunidad colectiva.

Publicado

el

Por

coro

Agencia AJN.- Unos 270.000 israelíes, entre un el 2 y 3 por ciento de la población de 8,6 millones de personas, han contraído el coronavirus, según una encuesta serológica publicada en las últimas horas.

La encuesta, realizada por el Ministerio de Salud junto con la Universidad de Tel Aviv, examinó 1.700 análisis de sangre de personas de diferentes grupos de edad en todo el país, en busca de anticuerpos IGG que indiquen una respuesta inmune al virus.

Tales anticuerpos generalmente se desarrollan dos o tres semanas después de la exposición inicial, y también ocurren en personas que han estado expuestas al virus y no han desarrollado ningún síntoma de la enfermedad.

Las muestras de sangre se tomaron durante los meses de marzo y abril y se supone que reflejan el estado de exposición al virus en las semanas anteriores.

La presencia de anticuerpos fue ligeramente mayor en personas de 40 a 60 años y menor entre las edades de 0 a 19 años.

Dichos anticuerpos son más frecuentes entre los hombres que las mujeres, y más frecuentes entre los residentes de Jerusalem o Tel Aviv que Haifa.

“Hasta la fecha, solo se registraron 17.000 casos confirmados de coronavirus, pero nuestra encuesta muestra que por cada caso confirmado, hay entre 11 y 16 casos adicionales que no se han detectado”, dijo el profesor Danny Cohen, de la Universidad de Tel Aviv.

“Los hallazgos indican que el aislamiento funcionó bien y que solo unos pocos porcentajes de la población estuvieron expuestos al virus. Por lo tanto, estamos muy lejos de la inmunidad colectiva”, aclaró.

Seguir leyendo

Innovación

Israel prepara un hospital con “habitaciones inteligentes” para enfrentar una posible segunda ola de coronavirus

Agencia AJN.- Con robots, gafas de realidad virtual y sistemas de alerta temprana, el Centro Médico Sheba se prepara para un posible nuevo pico de COVID-19.

Publicado

el

Por

HealthSpace 2030

Agencia AJN.- Con robots e Inteligencia Artificial que realizan gran parte del trabajo, manteniendo a los médicos y enfermeras protegidos de posibles contagios, un centro médico israelí se prepara para hacer frente a la lucha contra el COVID-19 con “habitaciones inteligentes”.

“Las tecnologías que estamos introduciendo, y que hemos introducido recientemente, nos darán una ventaja en nuestra preparación para una segunda ola”, predijo Eyal Zimlichman, director médico del Centro Médico Sheba.

El hospital, ubicado en las afueras de Tel Aviv, es el mayor receptor de casos de coronavirus en Israel hasta la fecha, y está “mucho más preparado” para una segunda ola que lo que estuvo para la primera ola.

Zimlichman dialogó con The Times of Israel sobre una nueva sala construida en el Centro de Simulación Médica de Israel con sede en Sheba. La “sala del futuro” es una instalación utilizada para probar nuevas innovaciones utilizadas por el personal docente. Es un modelo de cómo el personal espera que las salas de todo el campus comiencen a verse a medida que se desarrollen las innovaciones en los próximos meses.

La habitación incluye más de una docena de tecnologías que se implementaron en las últimas semanas o que se implementarán pronto en partes del hospital, especialmente en las instalaciones de coronavirus de 450 camas.

El hospital ha estado trabajando durante mucho tiempo para impulsar el papel de la tecnología en la atención al paciente, pero el COVID-19 ha sido un importante “acelerador” para la salud digital, explicó Zimlichman. La pandemia ha obligado al personal a pensar creativamente para atender las complejas necesidades de los pacientes y minimizar el contacto directo con ellos.

“Algunas de estas soluciones ya se habían probado en Sheba, pero fue el COVID-19 lo que nos impulsó a llevar esto al frente y ponerlo a trabajar”, dijo Zimlichman.

El seminario web, titulado HealthSpace 2030, mostró imágenes de médicos que tratan a un actor que interpreta al hipotético paciente de coronavirus Joel Cohen, de 40 años. Un robot lo conectó para una video-llamada con su esposa, un sensor debajo de su colchón monitoreó varias estadísticas, una enfermera usó entrenamiento de realidad virtual para arreglar un respirador y la inteligencia artificial ayudó a los médicos a detectar un deterioro de su condición antes de que sucediera.

Una característica de la nueva habitación del hospital es un dispositivo que el paciente opera para realizar pruebas basadas en las instrucciones de un médico o enfermera que les habla a través de una pantalla. En la simulación, un médico le dijo al paciente que coloque un termómetro y otros accesorios para obtener una imagen de su salud.

Los médicos de Sheba ya colocan sensores debajo de los colchones en algunas salas para rastrear la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria y el movimiento, la inteligencia artificial procesa los datos y alerta a los médicos si los pacientes parecen empeorar. “Por lo general, nos da una señal de cuatro a seis horas antes de un deterioro”, dijo Zimlichman, y agregó que este es un tiempo valioso en el caso de los pacientes con coronavirus.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!