Seguinos en las redes

Israel

Líderes de la comunidad judía argentina se reunieron para definir campaña contra el antisemitismo

AJN.- En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias, el vicepresidente segundo de la AMIA, en ejercicio de la presidencia, José Scaliter, confirmó que las instituciones comunitarias se reunieron para definir una campaña que permita contrarrestar los actos antisemitas que se produjeron en la Argentina. El dirigente advirtió que “esta situación no es menor y aunque está cambiando no vemos que se haya detenido” el antisemitismo. Por eso resolvieron contactarse con la Iglesia, partidos políticos y organizaciones sindicales para comprometerlos a que condenen los ataques a la comunidad. Por su parte, el vicepresidente primero de la DAIA, en ejercicio de la presidencia, Angel Schindel, destacó a esta agencia que la reunión evaluó como “un hecho positivo” el cambio de actitud del Gobierno frente a estos ataques. Julio Schlosser, secretario general de la mutual, definió el encuentro como “la gran reunión” en la que se dio “voto de confianza a las autoridades de la AMIA, DAIA y OSA (Organización Sionista Argentina). También estuvieron ex presidentes de las instancias centrales de la comunidad. AUDIO.

Publicada

el

amia_edi

 
La comunidad judía argentina se reunió hoy para analizar distintas medidas para contrarrestar los actos antisemitas que se produjeron desde el estallido de la crisis en la Franja de Gaza y, en principio, se resolvió profundizar la tarea que se realiza junto al Gobierno nacional.
En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), José Scaliter, el vicepresidente segundo de la AMIA, en ejercicio de la presidencia debido a que el titular de la mutual Guillermo Borger se encuentra de viaje, precisó que durante el encuentro “se conversó sobre la campaña de antisemitismo y se informó sobre lo actuado”.
“Se analizaron distintas posibilidades de trabajo porque esta situación no es menor y aunque está cambiando no vemos que se haya detenido” el antisemitismo, advirtió.
En este plan de lucha contra antisemitismo, los dirigentes comunitarios analizaron la posibilidad de reunirse con representantes de la Iglesia católica, de los partidos políticos y entidades gremiales para interiorizarlos sobre la situación que afecta a la colectividad y obtener un compromiso de condena a los ataques.
La reunión, que se realizó en la sede de la AMIA y que fue calificada como “histórica” por algunos dirigentes, estuvo presidida por los vicepresidentes de DAIA, Angel Schindel, y de la mutual, Angel Barman, y participaron unos 40 dirigentes representantes de las organizaciones judías argentinas.
En diálogo con AJN, Julio Schlosser, secretario general de la AMIA, definió el encuentro como “la gran reunión” ya que contó con la participación de los ex presidentes de la AMIA y DAIA.
A ellos se agregaron los representantes de las cinco instituciones centrales AMIA, DAIA, OSA (Organización Sionista Argentina), FeSeRa (Federación Sefaradí de la República Argentina) y FACCMA (Federación Argentina de Centros Comunitarios Macabeos).
Fuentes que participaron en la reunión destacaron que “pocas veces se ha visto a la dirigencia de la comunidad judía argentina tan unida y movilizada ante una situación como esta de antisemitismo”.
Schindel, a cargo de la presidencia de DAIA ante la ausencia del titular Aldo Donzis, explicó a AJN que el encuentro ampliado de la dirigencia comunitaria “se decidió en la última sesión del maté (reunión de DAIA, AMIA, OSA, FACCMA, FeSeRa y la Embajada de Israel) que se constituyó para la emergencia que está viviendo la comunidad judía argentina”.
“En la reunión que tuvimos el miércoles para analizar medidas más concretas se decidió ampliar el encuentro de modo que las instituciones invitaron a ex presidentes y factores políticos”, indicó el dirigente sobre como surgió esta cumbre de líderes comunitarios.
Schindel explicó que en el encuentro de hoy “se evaluó el cambio en la actitud oficial respecto de este tema a partir del discurso del presidente de la DAIA en Cancillería”.
“Los funcionarios comenzaron a pronunciarse y a reconocer la existencia de este mal diciendo que no se iba a permitir. Esto se avaluó como hecho positivo y vamos a seguir en la misma línea. Se delegó la evaluación para realizar un acto al maté que analizará la situación”, indicó.
De acuerdo a lo precisado por Scaliter, durante la reunión “se analizaron las distintas opciones a seguir” y en principio se resolvió seguir “presionando” para frenar la serie de ataques a la comunidad.
“Se habló de realizar un acto con fecha a determinar. También una acción con la Iglesia, los partidos políticos y entidades gremiales”, indicó el dirigente.
Siempre en diálogo con esta agencia, Scaliter precisó que se realizará “una tarea de esclarecimiento” con estos sectores para que “asuman compromisos” ante el antisemitismo.
Para el vicepresidente de la mutual, en la sociedad argentina “hubo un cambio a partir del acto de conmemoración por el Día de la Shoá (Holocausto), que se realizó el martes pasado en la Cancillería, donde el presidente de la DAIA (Aldo Donzis) dio un discurso con mucha fuerza” condenando el antisemitismo en la Argentina.
“Sí uno lo analiza se pararon muchos de los actos. Evidentemente el gobierno desactivo a alguno de los grupos y otros no pudo. No confiamos que esto se terminó, puede rebrotar y traer nuevas complicaciones”, agregó.
No obstante, Scaliter aclaró que esta situación no es exclusiva de la Argentina sino que se trata de “una campaña de proyección internacional” que se inició a partir de la crisis en Gaza.
Por último, Barman, quien ejerce la presidencia de la mutual, señaló a AJN que en la Argentina hay "360 mil judíos, todos son hijos o nietos de sobrevivientes del Holocausto," que al "ver cruces esvásticas es como que vivir un pogrom, poco a poco la sociedad y los gobernantes tienen que darse cuenta de lo que esto significa".
"Estamos trabajando permanentemente con este tema, con todos aquellos que pueden aportar su experiencia comunitaria para revertir estas manifestaciones y poder volver a un convivencia pacífica entre todas las culturas en toda la nación argentina, sin importar ningún tipo de conflicto extranjero", sostuvo Barman.
En este sentido, el dirigente enfatizó que el antisemitismo "es un problema de todo el país y todos los argentinos".
JR-GB

Dejá tu comentario

Coronavirus

Coronavirus: 7.428 casos confirmados en Israel y 40 muertes

Agencia AJN.- Una mujer de 70 años con afecciones preexistentes murió en el Hospital Ichilov. El número de casos confirmados en Israel aumenta a 7.428.

Publicado

el

Por

coronavirus

Agencia AJN.- El número de muertos por coronavirus en Israel aumentó a 40 el viernes por la noche, luego de que una mujer de 70 años con afecciones preexistentes falleciera en el Hospital Ichilov en Tel Aviv.

Más temprano el viernes, un hombre de 79 años murió en el Hospital Meir en Kfar Saba por coronavirus. Un hombre de 75 años de Pardes Hanna Karkur falleció también después de que su condición empeorara.

Cuatro de las 40 muertes en Israel por COVID-19 se registraron el viernes, según confirmó el canal 13 de la televisión israelí.

Según los datos actualizados publicados por el Ministerio de Salud el viernes por la noche, el número de casos confirmados de coronavirus en Israel ha aumentado a 7.824. De ellos, 113 están en estado grave y 96 están con un respirador.

Unos 115 de los casos están en condiciones moderadas y el resto en condiciones buenas. Unas 403 personas se recuperaron del virus y regresaron a sus hogares.

Además, el Ministerio dijo que 2.874 trabajadores de la salud están actualmente aislados debido al virus. De estos, 631 son médicos, 1.023 son enfermeros y 1.220 son otro tipo de personal médico.

Seguir leyendo

Israel

Coronavirus/Israel. Bennett y la guerra que no pensaba dirigir

Agencia AJN. El Ministerio de Defensa parece decidido a liderar la lucha de Israel contra el coronavirus. Mientras los principales protagonistas del gobierno cumplen la cuarentena por distintos motivos, la cartera que encabeza Bennett hizo un despliegue importante para atender la demanda de los israelíes mientras el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar.

Publicado

el

Por

bene

Agencia AJN.- El ministro de Defensa de Israel, Naftali Bennett, adquirió un importante protagonismo ante el avance de coronavirus en ese país al garantizar una importante logística para hacer frente a la pandemia, aunque el mismo funcionario confesó que “esta no es la guerra que pensaba dirigir”.

Aunque el gobierno aún no ha declarado un estado de emergencia nacional, según la ley, el Comando del Frente Interior está autorizado a asumir la responsabilidad de gestionar la situación junto con las autoridades civiles.

La semana pasada, se ordenó a las IDF (Fuerzas de Defensa de Israel) que se hicieran cargo de los miembros mayores y vulnerables de la sociedad civil, proporcionándoles alimentos, equipos médicos y otras necesidades básicas. Miles de ancianos han sido atendidos por miles de soldados del Comando del Frente Interior en una operación llamada Golden Guards.

Las IDF están listas y dispuestas a tomar el control de la lucha de inmediato, dijeron altos funcionarios de Defensa.

Si bien puede que no sea la guerra que pensó que iba a dirigir, Bennett ha tenido un impresionante manejo de la crisis del coronavirus. Ha abierto varios hoteles de cuarentena, lo que permite que miles de israelíes se autoaislen de manera segura de sus familiares y amigos.

También desplegó cientos de soldados para acompañar a la policía en la aplicación del semi-cierre nacional; y adquirió millones de máscaras y otros equipos de protección.

El Ministerio de Defensa ha podido solucionar la falta de ventiladores en el país al convertir una fábrica de misiles en una que fabrica ventiladores. El radar utilizado para proteger las fronteras se está probando para controlar los signos vitales de los pacientes con coronavirus.

En medio de esta crisis, el servicio secreto israelí, el Mossad se convirtió en una suerte de Cruz Roja al traer al país 30 respiradores artificiales, 25.000 barbijos especiales y millones de barbijos quirúrgicos para los equipos médicos de todo el país.

Los cerebros de Start-up Nation están produciendo productos “Made in Israel” para combatir una pandemia global.
Al principio, el ministro de Defensa pidió al gobierno que realizara pruebas de coronavirus, diciendo que el Ministerio de Salud debería evaluar a más de 30.000 personas diariamente.

Si bien se ha ordenado al Ministerio de Salud que lleve a cabo dicho número, actualmente solo se realizan 7,000 pruebas diarias.

A pesar de que el número de israelíes diagnosticados con el virus continúa aumentando, y aunque el Ministerio de Defensa es capaz de manejar una pesadilla logística, el primer ministro Benjamin Netanyahu parece reacio a entregar la responsabilidad de la pandemia a Bennett.

La gestión de esta crisis ha mostrado una brecha en el liderazgo ya frágil del gobierno.
La crisis del coronavirus no se limita al Ministerio de Salud. Es una crisis multifacética y complicada que tendrá un impacto duradero en el Estado de Israel.

Mientras que el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar, el Ministerio de Defensa tiene el mejor brazo logístico para asumir la responsabilidad.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!