Seguinos en las redes

Historias

Líderes mundiales recuerdan la masacre de Babyn Yar, el brutal asesinato en masa de los nazis en Ucrania

Agencia AJN.- El evento, que conmemora el 79º aniversario del asesinato de más de 33 mil personas por parte de los nazis, presenta a los sobrevivientes y testigos del llamado “Holocausto de plomo”.

Publicada

el

ac64e5f1fc424c69687b23f917972d8f

Agencia AJN.- Los líderes mundiales se reunieron hoy en una ceremonia que conmemoró el 79º aniversario de la masacre de Babyn Yar. Organizada de manera virtual por el Centro Conmemorativo del Holocausto Babyn Yar (BYHMC), el evento tuvo como participantes al Presidente de Israel, Reuven Rivlin, al ex senador estadounidense Joe Lieberman, al icono de los derechos humanos Natan Sharansky y al presidente de Yad Vashem Avner Shalev.

La masacre de Babyn Yar es una de las mayores instancias de asesinatos en masa durante el Holocausto. En sólo dos días, el 29 y el 30 de septiembre de 1941, las fuerzas nazis que habían ocupado Kiev sólo unos días antes, hicieron marchar a los judíos de la ciudad hasta el barranco de Babyn Yar, donde 33.771 hombres, mujeres y niños fueron despiadadamente asesinados a tiros. Más tarde, durante la ocupación nazi en Kiev, el sitio también fue el escenario del asesinato de decenas de miles de ucranianos, romaníes, enfermos mentales y otras personas brutalmente masacradas.

Babyn Yar simboliza la “historia olvidada” del Holocausto: el millón y medio de judíos que no fueron llevados a campos y cámaras de gas sino que fueron fusilados en toda Ucrania y en otros países.

Captura de pantalla 2020-09-29 a las 11.29.13 p.m.

Imágenes de la preparación del evento en Babyn Yar, Kiev.

La ceremonia, que fue transmitida para todo el mundo en línea, presentó a sobrevivientes y testigos de la masacre. También brindó su testimonio de Olga Kobets, cuya familia arriesgó su propia vida al esconder a un niño judío de 8 años en su casa de Kiev durante la ocupación nazi.

Entre los oradores del acto figuran el Presidente de Israel, Reuven Rivlin, el Presidente de la junta de supervisión del BYHMC y el icono de los derechos humanos Natan Sharansky, el Presidente de Yad Vashem Avner Shalev, el ex senador estadounidense Joe Lieberman, el Vicepresidente de la Conferencia de Presidentes Malcolm Hoenlein, el Director Ejecutivo del Comité Judío Americano David Harris, el Presidente de la Marcha Internacional del Dr. Shmuel Rosenman y el Presidente de la Agencia Judía Isaac Herzog.

Además, el director ejecutivo del Centro Conmemorativo del Holocausto Babyn Yar, Max Yakover, y el director artístico Ilya Khrzhanovsky presentan detalles de la nueva investigación del Centro, que arroja nueva luz sobre la masacre. Esto incluye el descubrimiento de más de 900 nombres de víctimas, además de una investigación que ha utilizado herramientas topográficas, forenses y fotos históricas de última generación para identificar la ubicación exacta de la masacre por primera vez, recreando el área en un modelo 3D. Aunque el museo abrirá sus puertas en 2026, el Centro Conmemorativo del Holocausto Babyn Yar ya opera con doce programas de educación y conmemoración.

También se puede acceder a la transmisión a través de la página de Facebook del Centro Conmemorativo del Holocausto Babyn Yar a través del siguiente link: https://www.facebook.com/babynyar.memorial/

Dejá tu comentario

Historias

Hijo de oficial nazi describe cómo creció con el negacionismo del Holocausto y decidió convertirse al judaísmo

Agencia AJN.- Bernd Wollschlaeger dice que no conocía la magnitud de los crímenes de su padre hasta que visitó Yad Vashem, el museo del Holocausto de Jerusalem. Tras descubrir la verdad sobre el genocidio nazi, decidió convertirse al judaísmo y enrolarse en el ejército israelí.

Publicado

el

Por

Bernd-Wollschlaeger-640×400 (1)

Agencia AJN.- Bernd Wollschlaeger es hijo de un oficial nazi condecorado. Cuando descubrió la naturaleza de los crímenes de su padre, se convirtió al judaísmo y finalmente se unió a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). En una entrevista con un periódico británico, recordó su relación con su padre y habló de cómo fue su infancia sumida en el negacionismo del Holocausto. “Cuanto más estudiaba, más llegaba a la conclusión de que mi padre era un mentiroso”, dijo Wollschlaeger al Daily Mail de Londres.

Nacido en Baviera en 1958, Wollschlaeger relató que desde pequeño le dijeron que el Holocausto era una mentira y que fue criado para admirar a su padre como un héroe de guerra condecorado. Según relató, Arthur Wollschlaeger todavía lucía la “Cruz de Hierro” que había recibido de Adolf Hitler en Navidad, años después de que la guerra terminara.

En la entrevista, Wollschlaeger señaló la masacre de Munich de 1972, en la que once atletas israelíes fueron asesinados por terroristas palestinos, como un importante punto de inflexión en su relación con su padre. “Por primera vez en mi vida, se abrieron las viejas heridas y nos vimos obligados a lidiar con el pasado y por la razón por la cual fue tan importante que vuelvan a matar a judíos en Alemania”, dijo Wollschlaeger al Daily Mail.

En la entrevista, Wollschlaeger dijo que la reacción de su padre a la masacre lo confundió. “Se refirió a la matanza de los atletas israelíes, diciendo ‘¡Mira lo que nos hacen de nuevo! Ellos, los judíos, están atacando nuestra reputación para hacernos quedar mal'”, relató. “No sólo me sorprendió oírlo, sino que me dejó perplejo porque mi padre fue un héroe de guerra, debe haber sabido algo”, dijo.

Bern-2

Wollschlaeger en una visita a una sinagoga de Netanya, Israel.

Sin embargo, sus maestros le dijeron la verdad sobre el Holocausto. “Cuando le pregunté por ello, me dijo que todo esto era una mentira, que mis maestros eran comunistas y que el Holocausto nunca ocurrió”, dijo Wollschlaeger.

“Empecé a llenar los espacios en blanco porque sospechaba que había un gran vacío, un agujero oscuro que mi padre no quería aclarar, y cuanto más leía, más aprendía”.

Más adelante, su padre admitió el genocidio nazi y llegó a glorificarlo ante él. “Me dijo que una vez el mundo debería celebrar lo que hicieron los alemanes, porque nos deshicimos de las alimañas. Dijo que hicimos el trabajo sucio que nadie quería hacer pero del que todo el mundo se quejaba”, dijo Wollschlaeger.

En la entrevista, Wollschlaeger, dijo que ir a Israel y ser llevado a Yad Vashem por un sobreviviente del Holocausto fue una experiencia transformadora. “Allí me di cuenta de la magnitud del asesinato y me derrumbé emocionalmente. Lloré”, aseguró.

Después de convertirse al judaísmo en Alemania en 1986, Wollschlaeger finalmente decidió ir a Israel y unirse a las FDI. Cuando se despidió, su padre no quiso verlo. “Me llamó traidor. Estaba borracho, como siempre, pero me llamó traidor. Y eso fue todo”, detalló.

Tal fue la magnitud de su enojo que en su testamento Arthur Wollschlaeger prohibió que su hijo asistiera a su funeral. “También se me prohibió llevar su nombre, se me prohibió acercarme a su tumba y se me llamó traidor”.

Hoy en día, Wollschlaeger vive en Miami, Florida, con sus tres hijos, y es médico de familia.

Seguir leyendo

Historias

Quién es Harvey J. Alter, el científico judío galardonado con el Premio Nobel de Medicina

Agencia AJN.- Oriundo de Nueva York, recibió el prestigioso reconocimiento en conjunto con otros dos investigadores, cuyos avances resultaron en el descubrimiento y posterior cura de la Hepatitis C, virus que causa hasta 400.000 muertes por año.

Publicado

el

Por

harvey-alter-kimdir-harvey-j-alter-kac-yasinda-13646863_9792_amp

Agencia AJN.- Este lunes, se anunció a los ganadores del Premio Nobel de Medicina 2020. El prestigioso reconocimiento fue para tres científicos de renombre, Harvey J. Alter, Charles M. Rice y Michael Houghton, cuyas investigaciones derivaron en el descubrimiento y posterior cura de la Hepatitis C, enfermedad que según la Organización Mundial de la Salud afecta a 70 millones de personas en todo el mundo y mata a 400.000 al año.

Entre ellos resalta la figura de Alter, cuyo origen judío explica, según su propio testimonio, su vocación por la medicina. En un artículo de 2013, Alter atribuyó su carrera médica a su educación judía, diciendo que su padre quería ser médico pero se vio frenado por las limitaciones financieras. “Siendo el único hijo de padres judíos en la ciudad de Nueva York, estaba predestinado a ser médico. Uno de mis amigos, de origen similar, eligió no ser médico y nunca más se supo de él”, escribió.

Harvey James Alter nació en 1935 en la ciudad Nueva York. Obtuvo su título de médico en la Facultad de Medicina de la Universidad de Rochester, y se formó en medicina interna en el Strong Memorial Hospital y en los Hospitales Universitarios de Seattle.

HarveyAlter

Harvey J. Alter

En 1961, llegó a los Institutos Nacionales de Salud (NIH), ubicado en Bethseda, como asociado clínico. Luego, pasó varios años en la Universidad de Georgetown, regresando a los NIH en 1969 para unirse al Departamento de Medicina de Transfusión del Centro Clínico como investigador principal, y luego como Jefe de Estudios Clínicos y Director Asociado de Investigación.

El investigador, de 85 años de edad, recibió el más alto galardón otorgado a los civiles en el servicio de salud pública del gobierno de los Estados Unidos: la Medalla por Servicio Distinguido.

En el 2000, Alter fue galardonado con el prestigioso Premio Lasker a la Investigación Médica Clínica. Dos años más tarde, se convirtió en el primer científico del Centro Clínico elegido para la Academia Nacional de Ciencias (NAS), y en ese mismo año fue elegido para el Instituto de Medicina. Sólo un pequeño número de científicos son elegidos para integrar estas dos sociedades.

El Dr. Alter co-descubrió el antígeno de Australia, una clave para detectar el virus de la hepatitis B. Más tarde, encabezó un proyecto en el Centro Clínico que creó un almacén de muestras de sangre utilizadas para descubrir las causas y reducir el riesgo de la hepatitis asociada a la transfusión sanguínea.

Alter fue el principal investigador de los estudios que identificaron la hepatitis C. Su trabajo fue fundamental para proporcionar la base científica para instituir programas de detección de donantes de sangre que han disminuido la incidencia de la hepatitis transmitida por transfusiones a casi cero.

En 2013 recibió el Premio Internacional Gairdner de Canadá, otorgado a un científico cuyos avances han tenido, o tendrán potencialmente, un impacto significativo en los resultados de salud en el mundo en desarrollo.

Alter sigue estudiando los riesgos infecciosos de la transfusión de sangre, pero ahora se centra en agentes distintos de los virus de la hepatitis. Además, continúa estudiando la historia natural y los resultados de la infección del virus de la hepatitis C.

La Real Academia Sueca de Ciencias dijo: “Antes del trabajo de Alter, Rice y Houghton, el descubrimiento de los virus de la Hepatitis A y B había sido un paso adelante crítico, pero la mayoría de los casos de hepatitis transmitida por la sangre permanecían sin explicación. El descubrimiento del virus de la Hepatitis C reveló la causa de los casos restantes y posibilitó la realización de análisis de sangre y el desarrollo de nuevos medicamentos que han salvado millones de vidas”.

Ejjh9fpXcAAJ5Jp

“Estoy abrumado en este momento, pero muy contento de que este virus oscuro haya demostrado tener un impacto global tan grande”, dijo el Dr. Alter. “Hay tantas personas en el NIH que han hecho avanzar mi investigación, pero por ahora sólo puedo agradecer al propio NIH por crear el entorno permisivo y de colaboración que ha apoyado estos estudios a lo largo de décadas. No creo que mis contribuciones podrían haber ocurrido en cualquier otro lugar”, agregó el científico.

“Harvey Alter es un científico inteligente, creativo, dedicado, persistente, autodefensivo, intensamente dedicado a salvar vidas”, dijo el Director del NIH Francis S. Collins. “Su trabajo para identificar la naturaleza del virus de la hepatitis C ha llevado a avances dramáticos en la protección del suministro de sangre de esta enfermedad muy grave, y en última instancia, al desarrollo de una terapia altamente exitosa”, agregó.

“Harvey es conocido por su agudo sentido del humor, su incansable ética de trabajo y por tratar bien a todos”, dijo el Dr. James K. Gilman, director ejecutivo del Centro Clínico del NIH. “Como médico militar de larga data, estoy agradecido por lo que Harvey y sus compañeros han hecho para que sea posible proporcionar un suministro de sangre seguro a los hombres y mujeres que sirven al país”, señaló.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!