Seguinos en las redes

Israel

Opinión: ¿Netanyahu no felicita debidamente a Biden por temor a una venganza de Trump?

Agencia AJN.- Es consciente de lo que los presidentes salientes con rencor pueden hacerle a Israel.

Publicada

el

trump hoy

Agencia AJN (Raphael Ahren/The Times of Israel).- Cinco días después de que Joe Biden fuera proyectado como ganador de las elecciones estadounidenses, el presidente electo ha hablado por teléfono con los líderes de Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, Australia, Corea del Sur, Japón e incluso Irlanda. En el momento de escribir este artículo, el primer ministro Benjamín Netanyahu aún no había llamado al líder entrante del mundo libre, que tradicionalmente es el aliado más acérrimo de Israel.

Una fuente diplomática en Jerusalem le dijo a The Times of Israel el jueves que «no es una práctica comentar sobre las llamadas telefónicas a líderes extranjeros antes de que tengan lugar».

Netanyahu también esperó la friolera de doce horas para emitir un tibio mensaje de felicitación a Biden y su compañera de fórmula, Kamala Harris, el domingo por la mañana, siendo uno de los últimos líderes mundiales en comentar sobre el resultado de las elecciones presidenciales.

Que en su declaración mediocre no se refirió a Biden como presidente electo, y de hecho ni siquiera especificó por qué Netanyahu felicitaba a Biden y Harris, probablemente no pasó desapercibido para nadie en Washington.

Tampoco la gran diferencia con 2016, cuando Netanyahu se apresuró a emitir un comunicado para felicitar al «presidente electo Trump» solo un día después de las elecciones. En una llamada telefónica unas horas después, el primer ministro transmitió sus mejores deseos directamente a Trump, quien invitó espontáneamente a Netanyahu a Washington. El primer ministro respondió que él y su esposa Sara «están ansiosos por conocerlo a él y a su esposa Melania».

Biden y Netanyahu, se podría argumentar, están comenzando con el pie izquierdo.

Menos de una semana después de que Biden fuera declarado presidente electo y más de dos meses antes de que asuma el cargo, es demasiado pronto para predecir cómo se desarrollará esta relación durante los próximos meses, y quizás años. Los ayudantes del presidente electo han indicado públicamente que la administración entrante tiene mejores cosas que hacer que vigilar qué líder extranjero los felicitó y cuándo.

Por otro lado, las respuestas diplomáticas de los funcionarios no siempre reflejan los rencores que pueden tener en sus corazones.

De cualquier manera, el abrazo menos entusiasta de Netanyahu al presidente entrante no se debe a un descuido. Más bien, puede creer que necesita mantenerse alejado de Biden porque está preocupado por el temperamento del presidente saliente.

Trump continúa negándose a conceder, y el primer ministro israelí, esposo de una psicóloga, podría temer que después de todos los favores que la Casa Blanca le ha otorgado durante los últimos cuatro años, una sincera felicitación a Biden se considere una traición.

Netanyahu sabe por experiencia personal cuánto daño puede causar un presidente tipo pato cojo con un hueso por recoger. En diciembre de 2016, el entonces presidente estadounidense saliente, Barack Obama, respaldó la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU, que condenó la empresa de asentamientos de Israel, menos de un mes antes de la toma de posesión de Trump.

Algunos israelíes creen que Obama había decidido golpear a Netanyahu con una resolución antiasentamientos incluso antes de las elecciones, como castigo por su oposición al acuerdo nuclear con Irán.

Pero después de la votación de la ONU, los funcionarios de la administración dijeron que se sentían obligados a respaldar la moción principalmente por las cosas que dijo el gobierno israelí durante el período de transición.

“El primer ministro israelí describió recientemente a su gobierno como ‘más comprometido con los asentamientos que cualquier otro en la historia de Israel’, y uno de sus principales socios de la coalición declaró recientemente que ‘la era de la solución de dos Estados ha terminado’”, declaró la entonces embajadora de Estados Unidos en la ONU, Samantha Powers, minutos después de que se abstuvo, lo que permitió que se aprobara la resolución.

A la gente no le gusta quemarse dos veces, y Netanyahu sabe que la ira de Trump podría apuntar incluso a sus aliados más acérrimos si se siente traicionado y abandonado por ellos. Los beneficios de un comienzo acogedor con la administración Biden probablemente palidecen en comparación con el daño potencial que un Trump vengativo podría causar a Israel.

Y elogios exuberantes para el presidente entrante no aumentarán el apetito de Trump por mimar a Israel con regalos de despedida, como, por ejemplo, sanciones más duras contra Irán, antes del 20 de enero.

Netanyahu ha sido amigo de Biden durante mucho tiempo y sabe que el presidente electo tiene sentimientos cálidos por Israel. Pocos creen que su administración le haría cosas desagradables a Israel solo porque su primer ministro tardó en felicitarlo adecuadamente. Sí, es poco probable que las políticas entrantes de la Casa Blanca sobre Irán y los palestinos se alineen con las de Israel, pero ese habría sido el caso independientemente de la redacción de los mensajes de felicitación del primer ministro.

Casi 300 visitas de congresistas a Israel, incluidas 134 de demócratas

El enfoque de Netanyahu de la política estadounidense es un tema de gran debate: los partidarios afirman que la mayoría de los estadounidenses lo ven como un gran estadista; los críticos lo acusan de haber dañado gravemente el apoyo bipartidista de Washington a Israel al favorecer a los republicanos.

Sin embargo, es imposible negar que Netanyahu sabía cómo cultivar una relación increíblemente íntima con Trump. El primer ministro entendió lo que tenía que hacer para permanecer en la buena disposición del presidente, siempre generoso con halagos efusivos y sin decir nada ni siquiera levemente crítico.

Lo ame o lo deteste, este enfoque sin duda influyó en las posiciones de la administración sobre Medio Oriente, que excedió con creces cualquier cosa que cualquiera pudiera haber imaginado hace cuatro años.

¿Quién hubiera creído en ese momento que para 2020 Estados Unidos habría renunciado al acuerdo con Irán, habría trasladado su embajada a Jerusalem, declarado legítimos los asentamientos y habría alentado a Israel a anexar gran parte de la Margen Occidental?

Sin embargo, es probable que el primer ministro sea consciente de que muchos estadounidenses de izquierda están muy resentidos con él, no solo por su abrazo de oso con Trump, sino también por agitar en el Congreso contra el acuerdo con Irán defendido por Obama. Por lo tanto, parece haber comenzado un esfuerzo para reparar su posición con los demócratas.

Al dirigirse a la Knesset durante un debate sobre el acuerdo de normalización con Bahréin, Netanyahu dedicó el jueves una gran parte de su discurso a refutar las afirmaciones de que ha administrado mal la relación entre Estados Unidos e Israel.

“Durante 38 años he invertido incesantes esfuerzos en fortalecer las relaciones con Estados Unidos, con todos sus sectores políticos, incluidos los presidentes, la Cámara de Representantes y el Senado, y la opinión pública”, declaró.

Continuó afirmando que durante el mandato de Trump, se llevaron a cabo 292 visitas del Congreso a Israel, y destacó que se reunió con cada miembro del Congreso y senador que llegó a Jerusalem, incluidos 134 demócratas.

«No veo a republicanos o demócratas, solo los intereses de Israel», insistió, sosteniendo una copia física de una lista de todos los dignatarios estadounidenses que ha conocido a lo largo de los años. «Estoy comprometido a insistir en los intereses vitales para nuestra existencia y futuro, y continuaré haciéndolo también con la próxima administración estadounidense».

Su primera llamada telefónica con el presidente electo Biden parecería un buen lugar para comenzar, cuando finalmente suceda.

Dejá tu comentario

Israel

Herzog advierte contra los informes falsos que culpan a Israel de la muerte de Abu Akleh

Se le preguntó sobre el asesinato de Abu Akleh el 11 de mayo, tras un informe de la CNN según el cual los soldados israelíes podrían haberle disparado deliberadamente.

Publicado

el

Por

imgid74226_B-1536×640

Agencia AJN.- El presidente de Israel, Isaac Herzog, advirtió contra las informaciones falsas sobre la muerte de la periodista de Al Jazeera, Shireen Abu Akleh, que recibió un disparo mortal en Jenín durante un operativo de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

«Ya hemos tenido en el pasado casos en los que se nos ha culpado y la verdad se ha revelado después, que había muchos hechos falsos en relación con Israel», dijo Herzog a la audiencia del Foro Económico Mundial de Davos.

«No se basen en hechos falsos. Estudien los hechos», agregó Herzog.

No se basen en hechos falsos. Estudien los hechos.

Se le preguntó por el tiroteo del 11 de mayo contra Abu Akleh, tras un informe de la CNN según el cual los soldados israelíes podrían haberle disparado deliberadamente.

Las FDI rechazaron el informe de la CNN, al igual que el viceministro de Asuntos Exteriores, Idan Roll.

La afirmación de la CNN de que Shireen Abu Akleh fue asesinada en un «ataque selectivo» carece de toda base en la realidad», tuiteó Roll.

«Las @IDF operan en Jenín únicamente para prevenir ataques terroristas contra israelíes. El informe de la CNN está lleno de conclusiones infundadas e inexactitudes, y se basa en fuentes poco fiables», añadió.

La CNN hizo que un experto analizara el audio del disparo para determinar que la bala recorrió cerca de 200 metros, una conclusión similar a la que habían llegado las FDI. Un segundo experto determinó que, basándose en el patrón de las balas, el tiroteo fue dirigido y no el resultado de disparos aleatorios de un tiroteo.

Las FDI manifestaron que Abu Akleh fue asesinado por un soldado del ejército o por un pistolero palestino, pero que no es posible llegar a una conclusión definitiva sin poder examinar la bala por la fuerza. La Autoridad Palestina culpa a Israel de los disparos, pero se negó a dar a Israel acceso a la bala.

En el foro económico, Herzog dijo que «hemos ofrecido a los palestinos una investigación conjunta sobre las circunstancias de este trágico suceso».

«Desgraciadamente, los palestinos se negaron. Se llevaron el cuerpo y la bala. Por lo tanto, no se puede corroborar ninguna de las hipótesis sin esos hechos», dijo.

«Israel está abierto y transparente y ofreció a Estados Unidos unirse también a este proceso de investigación, porque damos mucha importancia a la libertad de expresión y al trabajo de los periodistas y los canales de comunicación, y los respetamos», expresó Herzog.

«Este es, por supuesto, un acontecimiento muy triste. Me duele. Duele a muchos israelíes», dijo Herzog.

Seguir leyendo

Israel

Israel pide calma a Hamás antes de un tenso desfile de banderas en Jerusalem

Jerusalem habría enviado mensajes al grupo terrorista a través de intermediarios en Egipto y Qatar, advirtiéndole de que está preparado para golpear Gaza si los cohetes vuelven a apuntar a la marcha.

Publicado

el

Por

.

Agencia AJN.- Israel está enviando mensajes al grupo terrorista Hamás a través de Egipto y Qatar, con la esperanza de evitar que las tensiones estallen durante una marcha nacionalista a través de la Ciudad Vieja la próxima semana. La «Marcha de las Banderas» del Día de Jerusalem, tendrá lugar el domingo.

El recorrido del desfile es tenso, ya que los opositores consideran que su procesión a través del barrio musulmán de la Ciudad Vieja es una provocación, y los partidarios lo ven como una expresión de la soberanía de Israel sobre Jerusalem.

Israel argumentó en su mensaje a Hamás que la ruta de la marcha es la misma de los últimos años y no debe ser tomada como una provocación.

También advirtió que si Hamás dispara cohetes o permite que otros grupos lo hagan, Israel estará preparado para devolver el golpe en la Franja de Gaza, donde tiene su sede el grupo terrorista.

Según el Canal 13 de noticias israelí, el ejército cree que el evento puede transcurrir de forma pacífica mientras no haya brotes de violencia grave y todas las partes mantengan la calma.

Anteriormente, los organizadores de la marcha decidieron limitar el número de participantes para atravesar la Ciudad Vieja hasta el Muro Occidental a 16.000 personas. La mitad del grupo marchará a través de la Ciudad Vieja por la Puerta de Damasco, mientras que la otra mitad lo hará por la Puerta de Jaffa, probablemente bordeando sólo el barrio musulmán.

Las autoridades israelíes restringieron la entrada a las concentraciones masivas, incluido el Muro Occidental, después de que una estampida en el monte Meron, en el norte de Israel, matara a 45 personas el año pasado. La aglomeración en el lugar sagrado durante las festividades de Lag B’Omer fue el peor desastre de la historia de Israel en tiempos de paz.

Jerusalem se encuentra en vilo antes del desfile, principalmente debido a las tensiones que rodean el lugar sagrado del Monte del Templo.

El año pasado, el recorrido se modificó en el último momento para evitar que estalle un conflicto, pero el cambio no impidió que Hamás lanzara cohetes contra Jerusalem, lo que desencadenó una guerra de once días.

El Día de Jerusalem, que marca la captura por parte de Israel de la Ciudad Vieja y Jerusalem Este de Jordania en la Guerra de los Seis Días de 1967, es celebrado por los judíos nacional-religiosos, sobre todo por los jóvenes que marchan por la capital, mientras bailan con banderas israelíes. Los palestinos consideran desde hace tiempo que la marcha es una provocación.

La marcha de este año se produce en un momento de fuertes tensiones entre Israel y los palestinos. Desde el 22 de marzo, una oleada de mortíferos atentados terroristas golpeó a las ciudades israelíes, causando la muerte de 19 personas, la violencia más sangrienta fuera de la guerra en años.

Las contraofensivas israelíes en Cisjordania dejaron al menos 30 palestinos muertos en el mismo período. Muchos de ellos eran terroristas que participaron en tiroteos con soldados israelíes o en enfrentamientos violentos. Otros eran civiles aparentemente no implicados, como la periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh, que murió en circunstancias controvertidas durante los enfrentamientos entre tropas israelíes y palestinas hace dos semanas en Jenin, lo que provocó una protesta internacional.

El comisario de policía Kobi Shabtai defendió el lunes su recomendación de permitir que la marcha atravesara zonas predominantemente palestinas de la Ciudad Vieja por considerar que se mantenía «la libertad de culto, de protesta y de expresión, para todos.»

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!