Seguinos en las redes

Israel

Opinión: ¿Netanyahu no felicita debidamente a Biden por temor a una venganza de Trump?

Agencia AJN.- Es consciente de lo que los presidentes salientes con rencor pueden hacerle a Israel.

Publicada

el

trump hoy

Agencia AJN (Raphael Ahren/The Times of Israel).- Cinco días después de que Joe Biden fuera proyectado como ganador de las elecciones estadounidenses, el presidente electo ha hablado por teléfono con los líderes de Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, Australia, Corea del Sur, Japón e incluso Irlanda. En el momento de escribir este artículo, el primer ministro Benjamín Netanyahu aún no había llamado al líder entrante del mundo libre, que tradicionalmente es el aliado más acérrimo de Israel.

Una fuente diplomática en Jerusalem le dijo a The Times of Israel el jueves que “no es una práctica comentar sobre las llamadas telefónicas a líderes extranjeros antes de que tengan lugar”.

Netanyahu también esperó la friolera de doce horas para emitir un tibio mensaje de felicitación a Biden y su compañera de fórmula, Kamala Harris, el domingo por la mañana, siendo uno de los últimos líderes mundiales en comentar sobre el resultado de las elecciones presidenciales.

Que en su declaración mediocre no se refirió a Biden como presidente electo, y de hecho ni siquiera especificó por qué Netanyahu felicitaba a Biden y Harris, probablemente no pasó desapercibido para nadie en Washington.

Tampoco la gran diferencia con 2016, cuando Netanyahu se apresuró a emitir un comunicado para felicitar al “presidente electo Trump” solo un día después de las elecciones. En una llamada telefónica unas horas después, el primer ministro transmitió sus mejores deseos directamente a Trump, quien invitó espontáneamente a Netanyahu a Washington. El primer ministro respondió que él y su esposa Sara “están ansiosos por conocerlo a él y a su esposa Melania”.

Biden y Netanyahu, se podría argumentar, están comenzando con el pie izquierdo.

Menos de una semana después de que Biden fuera declarado presidente electo y más de dos meses antes de que asuma el cargo, es demasiado pronto para predecir cómo se desarrollará esta relación durante los próximos meses, y quizás años. Los ayudantes del presidente electo han indicado públicamente que la administración entrante tiene mejores cosas que hacer que vigilar qué líder extranjero los felicitó y cuándo.

Por otro lado, las respuestas diplomáticas de los funcionarios no siempre reflejan los rencores que pueden tener en sus corazones.

De cualquier manera, el abrazo menos entusiasta de Netanyahu al presidente entrante no se debe a un descuido. Más bien, puede creer que necesita mantenerse alejado de Biden porque está preocupado por el temperamento del presidente saliente.

Trump continúa negándose a conceder, y el primer ministro israelí, esposo de una psicóloga, podría temer que después de todos los favores que la Casa Blanca le ha otorgado durante los últimos cuatro años, una sincera felicitación a Biden se considere una traición.

Netanyahu sabe por experiencia personal cuánto daño puede causar un presidente tipo pato cojo con un hueso por recoger. En diciembre de 2016, el entonces presidente estadounidense saliente, Barack Obama, respaldó la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU, que condenó la empresa de asentamientos de Israel, menos de un mes antes de la toma de posesión de Trump.

Algunos israelíes creen que Obama había decidido golpear a Netanyahu con una resolución antiasentamientos incluso antes de las elecciones, como castigo por su oposición al acuerdo nuclear con Irán.

Pero después de la votación de la ONU, los funcionarios de la administración dijeron que se sentían obligados a respaldar la moción principalmente por las cosas que dijo el gobierno israelí durante el período de transición.

“El primer ministro israelí describió recientemente a su gobierno como ‘más comprometido con los asentamientos que cualquier otro en la historia de Israel’, y uno de sus principales socios de la coalición declaró recientemente que ‘la era de la solución de dos Estados ha terminado’”, declaró la entonces embajadora de Estados Unidos en la ONU, Samantha Powers, minutos después de que se abstuvo, lo que permitió que se aprobara la resolución.

A la gente no le gusta quemarse dos veces, y Netanyahu sabe que la ira de Trump podría apuntar incluso a sus aliados más acérrimos si se siente traicionado y abandonado por ellos. Los beneficios de un comienzo acogedor con la administración Biden probablemente palidecen en comparación con el daño potencial que un Trump vengativo podría causar a Israel.

Y elogios exuberantes para el presidente entrante no aumentarán el apetito de Trump por mimar a Israel con regalos de despedida, como, por ejemplo, sanciones más duras contra Irán, antes del 20 de enero.

Netanyahu ha sido amigo de Biden durante mucho tiempo y sabe que el presidente electo tiene sentimientos cálidos por Israel. Pocos creen que su administración le haría cosas desagradables a Israel solo porque su primer ministro tardó en felicitarlo adecuadamente. Sí, es poco probable que las políticas entrantes de la Casa Blanca sobre Irán y los palestinos se alineen con las de Israel, pero ese habría sido el caso independientemente de la redacción de los mensajes de felicitación del primer ministro.

Casi 300 visitas de congresistas a Israel, incluidas 134 de demócratas

El enfoque de Netanyahu de la política estadounidense es un tema de gran debate: los partidarios afirman que la mayoría de los estadounidenses lo ven como un gran estadista; los críticos lo acusan de haber dañado gravemente el apoyo bipartidista de Washington a Israel al favorecer a los republicanos.

Sin embargo, es imposible negar que Netanyahu sabía cómo cultivar una relación increíblemente íntima con Trump. El primer ministro entendió lo que tenía que hacer para permanecer en la buena disposición del presidente, siempre generoso con halagos efusivos y sin decir nada ni siquiera levemente crítico.

Lo ame o lo deteste, este enfoque sin duda influyó en las posiciones de la administración sobre Medio Oriente, que excedió con creces cualquier cosa que cualquiera pudiera haber imaginado hace cuatro años.

¿Quién hubiera creído en ese momento que para 2020 Estados Unidos habría renunciado al acuerdo con Irán, habría trasladado su embajada a Jerusalem, declarado legítimos los asentamientos y habría alentado a Israel a anexar gran parte de la Margen Occidental?

Sin embargo, es probable que el primer ministro sea consciente de que muchos estadounidenses de izquierda están muy resentidos con él, no solo por su abrazo de oso con Trump, sino también por agitar en el Congreso contra el acuerdo con Irán defendido por Obama. Por lo tanto, parece haber comenzado un esfuerzo para reparar su posición con los demócratas.

Al dirigirse a la Knesset durante un debate sobre el acuerdo de normalización con Bahréin, Netanyahu dedicó el jueves una gran parte de su discurso a refutar las afirmaciones de que ha administrado mal la relación entre Estados Unidos e Israel.

“Durante 38 años he invertido incesantes esfuerzos en fortalecer las relaciones con Estados Unidos, con todos sus sectores políticos, incluidos los presidentes, la Cámara de Representantes y el Senado, y la opinión pública”, declaró.

Continuó afirmando que durante el mandato de Trump, se llevaron a cabo 292 visitas del Congreso a Israel, y destacó que se reunió con cada miembro del Congreso y senador que llegó a Jerusalem, incluidos 134 demócratas.

“No veo a republicanos o demócratas, solo los intereses de Israel”, insistió, sosteniendo una copia física de una lista de todos los dignatarios estadounidenses que ha conocido a lo largo de los años. “Estoy comprometido a insistir en los intereses vitales para nuestra existencia y futuro, y continuaré haciéndolo también con la próxima administración estadounidense”.

Su primera llamada telefónica con el presidente electo Biden parecería un buen lugar para comenzar, cuando finalmente suceda.

Israel

Filipinas recibe certificado especial por apoyar a los judíos en la Shoá

Agencia AJN.- “El pueblo tiene una larga memoria y el presidente Quezon merece ser recordado por su valiente acto de bondad durante un período tan oscuro de la historia”, dijo David Yaari.

Publicado

el

Por

Filipinas

Agencia AJN.- La primera secretaria y cónsul de la Embajada de Filipinas, Reichel Quiñones, recibió el domingo un certificado especial de la facción del Congreso Sionista Mundial Confederación de Sionistas Generales (CGZ). El certificado es un reconocimiento al voto de la república a favor de la resolución 181 de la Asamblea General de la ONU y a la política de Puertas Abiertas del expresidente Manuel Quezón.

El certificado fue otorgado en una ceremonia en la Embajada de Filipinas en Tel Aviv.

La política de Puertas Abiertas, en la que Quezon optó por abrir las puertas de su país a los judíos tras enfrentarse a la realidad de la persecución de los judíos, su confinamiento en guetos y campos de concentración y su ejecución sin otro motivo que el de ser judíos, salvó a más de 1.300, según un comunicado de prensa de CGZ.

La resolución 181 pedía Estados independientes judío y árabe en el territorio que había estado bajo control británico desde el final de la Primera Guerra Mundial.

“El pueblo judío tiene una larga memoria y el presidente Quezon merece ser recordado por su valiente acto de bondad durante un período tan oscuro de la historia judía”, dijo el vicepresidente de CGZ, David Yaari.

“En un mundo lleno de enemigos de Israel y del pueblo judío, no podemos dar por sentado que un país salve a los judíos y apoye a Israel”, dijo el secretario general de CGZ, Dov Lipman.

El mes pasado se supo que Israel estaba preparado para honrar a la pareja que rescató al director de cine judío Roman Polanski de la Shoá.

Un nieto de Stefania y Jan Buchała aceptó la medalla nombrándolos póstumamente Justos entre las Naciones, un título que Israel les confiere a los no judíos que arriesgaron sus vidas para salvar a judíos de los nazis, informó Haaretz. La ceremonia tuvo lugar en Polonia.

Los Buchala escondieron a Polanski, que entonces tenía 10 años, desde 1943 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial después de que su padre lo sacara de contrabando del gueto de Cracovia. Yad Vashem, el museo estatal de la Shoá de Israel, reconoció las acciones de Buchałas el año pasado. La pareja murió en la década de 1950.

El 18 de agosto de 1933 nació el director de cine Roman Polanski en París, donde estaban viviendo sus padres polacos. En 1936 todos se mudaron nuevamente a Cracovia, Polonia, y los alemanes ocuparon el país tres años más tarde. Roman sobrevivió a la Shoá con la ayuda de una familia católica que su padre conocía, quien le dio una falsa identidad como uno de sus hijos.

Polanski se convirtió en un actor exitoso antes de asistir a la escuela de cine en Lodz en los años ’50. Tras filmar un número de cortos, su película, “Cuchillo en el agua”, se convirtió en la primera película polaca en ser nominada como mejor película extranjera en los Oscar en 1963. En 1974 la aclamada película “Chinatown”, la cual dirigió, recibió 10 nominaciones a los Oscar, incluyendo la de mejor director.

En 1977 fue arrestado por violación luego drogar y violar a Samantha Geimer, de 13 años, durante una sesión de fotos para la revista Vogue. En un acuerdo Polanski confesó cargos menores y fue ingresado a la prisión de California para someterse a una evaluación psiquiátrica. Pero cuando el juez del caso reveló que había cambiado de opinión acerca del arreglo y que iba a enviarlo a prisión, el director huyó de Estados Unidos.

Durante la última década, varias otras mujeres lo han acusado de agredirlas sexualmente cuando eran menores.

Polanski ha sido prófugo de la justicia americana desde el 1° de febrero de 1978 y ha evitado exitosamente ser extraditado. A pesar de esto sigue haciendo películas, incluyendo “Tess” (1979), “El pianista” (2002 – por esta película ganó el Oscar a mejor director”), “El escritor fantasma” (2010) y “Un dios salvaje” (2011).

La película del director Roman Polanski sobre el caso del oficial judío del ejército francés Alfred Dreyfus ganó el segundo lugar en el Festival de Cine de Venecia el año pasado.

“Un oficial y un espía” hizo su debut en el festival.

Polanski, de 86 años no asistió al festival. Su esposa, la actriz francesa Emmanuelle Seigner, que aparece en la película, aceptó el premio en su nombre.

Dreyfus, un oficial judío en el ejército francés, fue sentenciado en 1894 a cadena perpetua por presuntamente pasar secretos a la embajada alemana en París. Fue encarcelado durante cinco años antes de ser exonerado cuando se descubrieron pruebas de los motivos antisemitas de la fiscalía.

En septiembre, Israel entregó la medalla a los descendientes de cuatro parejas en Lituania: Stanislava y Juozas Gaižauskas; Palionė y Juozas Sturonai; Petronėlė y Pranas Šimka y Petronė y Vincent Pocius.

La ceremonia fue parte de una conferencia el 24 de septiembre en la ciudad de Kaunas que celebra las acciones de Chiune Sugihara, un diplomático japonés que, junto con su homólogo holandés Jan Zwartendijk, otorgó visas para salvar vidas a miles de judíos que huían de la Shoá.

Seguir leyendo

Israel

El primer ministro Netanyahu anunció que el Likud votará en contra de convocar a nuevas elecciones

Agencia AJN.- El premier israelí enfrenta una nueva tormenta política ante la intención de la oposición de promover una nueva disolución de la Knesset, parlamento israelí, y convocar a nuevas elecciones. Su principal socio en la coalición de gobierno, Benny Gantz, aún no definió posición y se espera que mañana a la noche confirme si apoyará la medida.

Publicado

el

Por

bibi

Agencia AJN.- El primer ministro Benjamin Netanyahu anunció hoy al comienzo de la reunión de la facción del Likud en la Knesset que se opondrán al proyecto de ley para disolver el parlamento y convocar a nuevas elecciones.

“El miércoles, la oposición intentará arrastrar al Estado de Israel a elecciones innecesarias. El Likud votará en contra de las elecciones y a favor de la unidad”, declaró Netanyahu.

“Unidad, para que podamos llevar vacunas a todos los ciudadanos israelíes; unidad – para que podamos continuar luchando contra COVID-19; unidad, para que podamos brindar más asistencia financiera a las empresas, los trabajadores autónomos, los ciudadanos. Unidad, entonces que podemos seguir manteniendo la seguridad y la unidad para que podamos firmar más acuerdos de paz”, agregó.

En este contexto, Netanyahu sostuvo: “Estas son nuestras misiones y tenemos que hacerlas juntos”. “Los ciudadanos de Israel necesitan un gobierno que trabaje no para las elecciones, ni para la política, sino para ellos, para todos los ciudadanos de Israel, sin excepción. Por la unidad”.

El trasfondo del anuncio de Netanyahu es la Ley Básica del Gobierno Sustituto que estipula que si diez miembros de la Knesset o más del bloque Likud en el gobierno de unidad apoyan la disolución del parlamento, el cargo de primer ministro se trasladará a Gantz.

Gantz decidirá el martes por la noche cómo votará sobre la dispersión de la Knesset. Si el proyecto de ley de disolución, impulsado por el líder de la oposición Yair Lapid, pasa su lectura preliminar el miércoles, aún tendría que aprobarse tres veces en el comité y tres veces más en el pleno para convertirse en ley.

Lapid se manifestó optimista de que Azul y Blanco, que preside Gantz, lo ayudará a aprobarlo. En una reunión de su facción Yesh Atid-Telem, Lapid se acercó a sus antiguos aliados políticos.

“En 48 horas acabaremos con el peor gobierno de la historia del país”, dijo Lapid. “Le digo a Azul y Blanco, lo que está en el pasado está en el pasado. Hagamos lo correcto, juntos. Es hora de dejar de ser cómplices de Netanyahu. Tenías buenas intenciones, no funcionó. Ahora es el momento de hacer las paces”, remarcó el miembro del parlamento.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!