Seguinos en las redes

Israel

Parlamento israelí analiza dar a los judíos de la diáspora un papel formal en los asuntos israelíes

Publicada

el

kne

Agencia AJN.- La Knesset, el parlamento israelí, analiza un proyecto de ley que le daría a los líderes judíos de la Diáspora un papel formal en los asuntos israelíes lo que marcaría una nueva era en las relaciones entre Israel y la Diáspora.

El proyecto de ley, que ha sido respaldado por el Ministerio de Asuntos de la Diáspora de Israel, requeriría que el gobierno israelí consulte a los líderes judíos del mundo sobre cuestiones que considera cruciales para los aproximadamente 8 millones de judíos que viven fuera de Israel. Tehila Friedman, miembro del Knesset del partido Azul y Blanco, patrocinó la medida.

“Este sería potencialmente uno de los eventos más importantes en las relaciones entre Israel y la Diáspora en décadas”, dijo David Butler, presidente del Comité de Israel y Ultramar de las Federaciones Judías de América del Norte, que agrupa a 146 federaciones judías y 300 comunidades independientes en América del Norte.

Las federaciones envían colectivamente cientos de millones de dólares cada año a Israel en forma de subvenciones a organizaciones sin fines de lucro que trabajan en nombre de los israelíes de todos los sectores de la sociedad, incluidos los dos principales socios de las federaciones en el extranjero: la Agencia Judía para Israel y la Comité de Distribución Conjunta Judía Estadounidense.

A finales de octubre, las Federaciones Judías organizaron un panel de discusión durante su Asamblea General anual, que se realizó online este año por la pandemia del COVID-19, y que tuvo como consigna “¿Cuánto deben opinar los judíos del mundo en los asuntos internos de Israel?”.

“Creo que los israelíes, y el gobierno israelí, deberían querer saber de nosotros, aprender y comprender nuestras perspectivas”, dijo Eric Fingerhut, un ex miembro del Congreso de Ohio que ahora dirige la red de Federaciones Judías. “No queremos intentar decirle al gobierno israelí qué hacer, pero queremos que escuchen nuestra opinión sobre asuntos que afectan a nuestra comunidad”, sostuvo.

De los aproximadamente 15 millones de judíos del mundo, unos 6,8 millones residen en Israel, según estadísticas del gobierno israelí. La mayoría de los 8 millones restantes distribuyen en unos seis países: Estados Unidos (6-7 millones), Francia (450.000), Canadá (392.000), Gran Bretaña (292.000), Argentina (180.000) y Rusia (180.000), según estimaciones de los demógrafos.

“Debemos comprender profundamente los intereses y necesidades de los 8 millones de hermanos y hermanas de Israel que viven fuera de nuestras fronteras”, dijo la ministra de Asuntos de la Diáspora, Omer Yankelevich, durante la mesa redonda. “Esto es especialmente cierto cuando el Estado de Israel toma decisiones que afectan directamente a las comunidades judías fuera de Israel”, añadió.

Yankelevich, la primera ministra ortodoxa haredí de Israel, ha estado en el trabajo durante aproximadamente medio año.

“Si mis últimos seis meses como ministra me han enseñado algo, es que los judíos del mundo tienen voz”, sostuvo Yankelevich, cuyos padres emigraron a Israel. “Es rico, diverso, poderoso, y no puede ni debe ignorarse”, añadió.

Varias cuestiones suelen poner nerviosos en la relación entre las dos comunidades judías más grandes del mundo, Israel y Estados Unidos. La mayoría de los judíos estadounidenses se identifican como reformistas o conservadores, pero estas denominaciones no ortodoxas son tratadas con desdén o abiertamente con hostilidad por muchos en Israel, incluido el Gran Rabinato.

Israel no reconoce las conversiones realizadas por el clero reformista o conservador, y los judíos estadounidenses que desean adorar en el Muro Occidental en servicios de oración igualitarios, de género mixto o dirigidos por mujeres son bloqueados rutinariamente para hacerlo.

“Durante demasiado tiempo, Israel ha sido el único lugar en la Tierra donde no todos los judíos son tratados por igual”, dijo el miembro de la Knesset Merav Michaeli del Partido Laborista. “Esto es algo que Israel necesita corregir más temprano que tarde, y no solo por los judíos de la diáspora”, dijo.

“También tenemos judíos reformistas y conservadores aquí en Israel que todavía no gozan de igualdad, ni en fondos, ni en derechos, ni en reconocimiento por parte del estado”, indicó.

Muchos de los miembros de la Knesset que apoyan la nueva legislación tienen experiencia viviendo en la Diáspora o trabajando con judíos de la Diáspora. Michaeli se desempeñó una vez como consejera en un centro comunitario judío en West Palm Beach, Florida. Friedman, un abogado ortodoxo de Jerusaléem, solía representar a la federación judía más grande de Nueva Jersey, conocida como Greater MetroWest. Los padres de Yankelevich emigraron a Israel desde Lituania y Letonia.

Otro proponente de la legislación, el miembro de la Knesset por Azul y Blanco, Michal Cotler-Wunsh, nació en Jerusalem, creció en Montreal y luego regresó a Israel con cuatro niños pequeños. Su padre, Irwin Cotler, es un ex ministro de justicia canadiense.

“Para mí, la pregunta es cómo involucrar” a los judíos de la diáspora, dijo Cotler-Wunsh. “Estamos viviendo en un momento histórico, donde tenemos una tremenda oportunidad de remodelar y cambiar el paradigma en las relaciones entre Israel y la Diáspora de la manera en que se estableció”, sostuvo.

Shmuel Rosner, un periodista y analista político israelí que escribe para The New York Times, dijo que no cree que la medida de la Knesset se apruebe, especialmente ahora, con Israel enfocado en el coronavirus y el primer ministro Benjamin Netanyahu distraído por las protestas contra su administración de el Gobierno.

Además, dijo Rosner, sería imposible establecer un mecanismo eficaz que represente de manera justa los intereses de los judíos de la diáspora, y los israelíes no necesitan tal ley.

“Creo que la consulta entre Israel y los judíos del mundo debe ser constante y seria, pero no debe ser oficial de ninguna manera”, declaró a la Agencia Telegráfica Judía. “Estoy totalmente a favor del diálogo, pero en contra de cualquier diálogo que dependa de mecanismos oficiales y leyes cuyo propósito sea imponer al gobierno israelí consultas con actores externos”, aclaró.

Según el diario The Jerusalem Post, Friedman admite que hay pocas posibilidades de que su proyecto de ley, que es vago en los detalles, pero que requeriría el “deber de consultar” a la diáspora judía sobre las decisiones que tienen un impacto directo en los judíos del mundo, se convierta en ley, especialmente en las circunstancias actuales. Pero ella lo toma como una señal alentadora de que el Ministerio de la Diáspora apoyó la medida.

Shira Ruderman, directora ejecutiva de la Fundación de la Familia Ruderman, una organización filantrópica con oficinas en Israel y Boston que busca ayudar a cerrar la brecha entre la diáspora e Israel, dijo que los legisladores israelíes generalmente prestan atención a las comunidades judías en el extranjero solo cuando hay una crisis en el país o en el extranjero. Eso necesita cambiar, aseveró.

“A lo largo de los años, hemos escuchado muchos comentarios en contra de los judíos reformistas y conservadores, que sus opiniones no son importantes, excepto cuando se trata de donaciones y cabildeo por Israel”, dijo Ruderman en una entrevista. “Hace más de 70 años, el pueblo judío, sin importar dónde estuviese, tenía un objetivo común: crear una patria judía. Hoy no tenemos una meta o un destino común. ¿Cómo pueden construir un futuro juntos si no tienen un objetivo común?”, se preguntó.

Friedman reconoció la oposición a su proyecto de ley, pero dijo que, no obstante, es importante.
“Estoy recibiendo rechazos tanto de la izquierda como de la derecha”, dijo. “Es obvio para todos nosotros que hay temas sobre los que solo los ciudadanos pueden decidir, como la seguridad y la economía. Pero cuando se trata de problemas que tienen un impacto directo en todo el pueblo judío, como cambiar la Ley del Retorno o cómo debería ser el Kotel, o cuestiones de conversión, los judíos del mundo deberían tener voz”, concluyó.

Israel

Israel da la bienvenida a cientos de inmigrantes de Etiopía

Agencia AJN.- Fueron recibidos en una cálida ceremonia, con muchos ondeando banderas o deteniéndose para besar el suelo mientras salen del avión hacia una alfombra roja. “No puedo recordar haber estado tan conmovido por un hecho tan sionista”, dijo el primer ministro.

Publicado

el

Por

eti3

Agencia AJN.- Cientos de miembros de la comunidad judía en Etiopía llegaron a Israel hoy por la mañana como parte de la Operación Roca de Israel, que tiene como objetivo reunir a las familias y sus parientes que han emigrado a Israel en el pasado.

Miles de personas con raíces judías esperan en Etiopía para venir a Israel, de las cuales se espera que 2.000 lleguen al Estado judío en enero de 2021, a pesar de la pandemia de COVID-19 y el reciente estallido de la guerra en la región norte de Tigray.

eti2

Unos 316 miembros de la comunidad de Falash Mura, acompañados por el primer miembro del gabinete del país de ascendencia etíope, la ministra de Inmigración y Absorción, Pnina Tamano-Shata, tocaron tierra en el aeropuerto Ben Gurion, y muchos ondearon banderas o se detuvieron para besar el suelo mientras salían de la aeronave a una alfombra roja. Muchos vestían túnicas tradicionales etíopes y muchas mujeres sostenían bebés en brazos. Se escucharon canciones festivas en hebreo por los altavoces.

Fueron recibidos por el Primer Ministro Benjamin Netanyahu, el Primer Ministro Suplente y Ministro de Defensa Benny Gantz, los ministros de Relaciones Exteriores, Gabi Ashkenazi, y de Finanzas, Israel Katz, y el presidente de la Agencia Judía Isaac Herzog, entre otros dignatarios.

eti

“No recuerdo haber sido tan conmovido por una visión tan destilada del sionismo que demuestra todas nuestras cualidades”, dijo el primer ministro Netanyahu. “La imagen de olim (inmigrantes) bajándose del avión cargando cestas como recuerdo de su infancia, tocando el suelo de la Tierra de Israel, una madre besando el suelo. Esta es la esencia de la historia judía y sionista y por eso , nuestros hermanos y hermanas, estamos emocionados de darles la bienvenida aquí. Bienvenidos al Estado de Israel… La comunidad etíope está regresando a la patria, paso a paso”, agregó.

eti5

Netanyahu estuvo acompañado por su esposa, Sarah Netanyahu, en la ceremonia de recepción en el aeropuerto Ben Gurion. “Nuestros queridos hermanos y hermanas, inmigrantes etíopes, estamos muy emocionados de darles la bienvenida aquí”, expresó el Primer Ministro.

Cien judíos etíopes más están listos para tocar tierra en Israel el viernes. Los activistas comunitarios han acusado al gobierno de demorarse en implementar una decisión de 2015 de traer a todos los etíopes restantes de linaje judío a Israel dentro de cinco años. El partido Likud que encabeza Netanyahu repitió esa promesa antes de las elecciones nacionales a principios de este año.

The Struggle for Ethiopian Aliyah, un grupo activista que promueve la unificación familiar, estima que unos 7.000 judíos etíopes permanecen en Etiopía, algunos de los cuales han estado esperando durante años para unirse a sus familias.

“Una vez más, el gobierno encabezado por el primer ministro Netanyahu ha decidido imponer cuotas a la inmigración de judíos de Etiopía”, dijo Muket Fenta, un activista que ha estado luchando durante más de una década para traer a su tía a Israel.

“El gobierno está celebrando unos cientos de inmigrantes de Etiopía, mientras que se suponía que miles estarían aquí y aún se quedan atrás mientras su destino está en duda”, aseguró.

Seguir leyendo

Israel

El nuevo buque de guerra israelí Sa’ar 6 llega a Haifa desde Alemania

Agencia AJN.- El Jefe de Estado Mayor de las FDI, Aviv Kochavi, dijo que este “es un día de fiesta para el Estado de Israel, las FDI y la Marina”.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2020-12-02 a las 1.50.23 p.m.

Agencia AJN.- El INS Magen, el primer buque de guerra Sa’ar 6 de Israel y la más reciente adición a la Marina, llegó a Haifa desde Alemania el miércoles por la noche, un evento marcado por una ceremonia de bienvenida.

“Este es un día festivo para el Estado de Israel, las FDI y la Marina”, dijo el Jefe de Estado Mayor de las FDI, Aviv Kochavi, antes de la ceremonia. La ceremonia también incluyó discursos del Presidente Reuven Rivlin y el comandante de la Armada Eli Sharvit.

Construido por Thyssenkrupp Marine Systems en Kiel, Alemania, el INS Magen es el primero de los cuatro barcos Sa’ar 6 en llegar a Israel, y estará operativo en el próximo año o dos. Los otros tres se llaman INS Oz, INS Atzma’ut y INS Nitzahon, y se espera que el último llegue a finales de 2021.

La Armada es relativamente pequeña en comparación con otros cuerpos de las FDI, y consta de unidades de patrulla, submarinos (Shayetet 7), fuerzas navales especiales (Shayetet 13) y barcos de misiles (Shayetet 3). A pesar de ello, tiene que proteger la mayor profundidad estratégica de Israel bajo o sobre la superficie de unos 44.000 km2 de mar, casi el doble del tamaño de todo el país.

También tiene que vigilar la infraestructura estratégica, como las plataformas de gas natural, y proteger las rutas de navegación comercial que traen el 98% de las importaciones de Israel, así como participar en misiones lejos de las fronteras del país.

La adición de cuatro nuevos buques Sa’ar 6 de última generación será un gran impulso para uno de los cuerpos más vitales de las FDI. Junto con los viejos barcos de misiles Sa’ar 5 de la Marina, que tienen casi 30 años, ahora tiene una fuerte columna vertebral de 15 barcos de misiles.

Los nuevos barcos de 90 metros de largo y 2.000 toneladas tienen una velocidad máxima de 24 nudos y un alcance de 2.500 millas náuticas. Aunque no son mucho más largos que los Sa’ar 5, han sido construidos para manejar mejor los mares agitados y permanecer más tiempo en el mar.

También, a diferencia del Sa’ar 5, el Sa’ar 6 fue diseñado para contrarrestar las amenazas aéreas, y los diversos equipos con los que están equipados los barcos reflejan esta elección de diseño.

Están cubiertos por cerca de 300 radares estáticos que pueden detectar amenazas aéreas entrantes que pueden ser derribadas por sus dos interceptores de cohetes de Cúpula de Hierro a bordo o por dos baterías Barak-8 para derribar misiles de crucero y balísticos.

Además de los sistemas de defensa contra misiles de intercepción, los barcos también tendrán 16 misiles anti-buque, un cañón principal superrápido Oto Melara de 76 mm, dos estaciones de armas remotas Typhoon de 25 mm y dos lanzadores de torpedos de 324 mm para los torpedos ligeros MK54.

Cada nave de última generación también está equipada con sistemas de guerra cibernética y electrónica y con el radar EL/M-2248 MF-STAR de matriz activa de escaneo electrónico (AESA) de Elta, capaz de rastrear objetivos tanto aéreos como de superficie.
Y por primera vez, los nuevos barcos de misiles podrán alojar a ambas mujeres marineras, que constituirán el 25% de la tripulación. Las tropas serán asistidas por vehículos aéreos no tripulados y una plataforma mejorada para los helicópteros navales más nuevos de Israel.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!