Seguinos en las redes

Guerra

Politólogo de la Universidad de Tel Aviv: “La sociedad israelí está dividida entre priorizar la liberación de los rehenes o la derrota de Hamás”

Agencia AJN.- Alberto Spektorowski recibió a la Agencia AJN en Israel para analizar la guerra en Gaza y afirmó que el ataque del 7 de octubre “fue un golpe triunfal de Hamás”. “Nos doblegó la confianza en la seguridad que teníamos hacia el ejército y eso es fatal”, destacó.

Publicada

el

rehenes

Agencia AJN.- El politólogo de la Universidad de Tel Aviv Alberto Spektorowski afirmó a la Agencia AJN que actualmente “la sociedad israelí está dividida entre priorizar la liberación de los rehenes (retenidos en Gaza) o la derrota de Hamás”, y consideró que el ataque del 7 de octubre “ha sido el mayor fracaso de la historia del Ejército de Israel”.

Respecto a la situación de Gaza, el analista de origen uruguayo subrayó que el enclave palestino está “destruido” y que el objetivo de Israel es terminar con “la capacidad operativa del Hamás”, más allá de que “quedan guerrilleros con armas”.

Consultado sobre el futuro del conflicto, especuló con una posible intervención de Arabia Saudita y Qatar para administrar el futuro de la Franja, e imaginó que sólo la liberación del líder palestino Marwan Ibrahim Barghouti, encarcelado por Israel, podría generar “un cambio de escenario”.

-¿La sociedad israelí estaba muy fragmentada hasta que ocurrió desgraciadamente lo que todos conocemos el 7 de octubre? ¿Cómo vinculamos esas dos realidades?
-Yo creo que la sociedad israelí sigue fragmentada. Mientras esté Netanyahu va a seguir fragmentada. No quiero decir con esto que Netanyahu está bien o está mal. Es un factor acá que es sumamente divisivo y sigue siendo divisivo. Que en este momento se haya unido, en cierta forma la sociedad, por un asunto que es mucho más dramático que los cargos judiciales, es otra cosa. En este momento tenemos un problema que va mucho más allá que los problemas sobre democracia, no democracia. Estamos en un conflicto que es existencial, casi diría yo que civilizatorio. Pero todavía hay divisiones duras, inclusive sobre el asunto de los rehenes y cómo se resuelve. Espero yo que la politización que se está dando sobre el asunto de los rehenes pare, porque no ayuda a los rehenes ni a nadie. Pero es una muestra de que todavía las divisiones de la sociedad israelí quedan. Porque los que defienden a los rehenes antes que derrotar a Hamás generalmente son los anti-Netanyahu. Y los que están a favor de Netanyahu priorizan derrotar a Hamás y después ver los rehenes. Los que se unen a la a la tesis de Netanyahu, no por “amor” a Netanyahu, sino porque también entienden que de que hay que derrotar a Hamás, porque no va a haber liberación de rehenes sin derrotar a Hamás, son gente que estaba en contra de Netanyahu y ahora están en el Gobierno junto con Netanyahu.

-Netanyahu insiste en que hay que terminar con Hamás y pone en segundo plano los rehenes. Del otro lado se prioriza al rehén, antes de terminar definitivamente con Hamás.
-Pero repito: tantos los unos como los otros quieren las dos cosas. El asunto es la prioridad. Y está el punto medio, que es el “más real”, pero lo pongo entre comillas porque yo no soy militar, es que no se va a dar lo de los rehenes si no hay presión sobre Hamás. Eso está en debate, porque presionamos, pero obviamente que Hamás todavía sigue teniendo las cartas. Así que no sé hasta qué punto eso puede funcionar, pero que yo me imagino que tanto Ganzt como Eizenkot, la gente que es anti- Netanyahu, pero que dijo “estamos igual con el gobierno en el momento”, piensan que hay que derrotar al Hamás, pero si no se derrota del todo, por lo menos presionar y presionar hasta que haya una coyuntura en la que se pueda avanzar.

WhatsApp Image 2024-02-16 at 15.48.01

-La sociedad israelí no quiere ni imaginar un Hamás que tenga el mínimo de poder después todo lo que se ha vivido, más allá de Netanyahu…
-Por supuesto, muy pocos en la sociedad israelí pueden decir “dejen las cosas como estaban antes”. Inclusive lo dicen como crítica a Netanyahu también, porque de alguna forma u otra, era la coartada lógica de Netanyahu. Pero no hay creo en la sociedad israelí gente que quiera en estos momentos aceptar a Hamás en Gaza.

-Cuando uno camina los kilómetros que esta gente ha ingresado Israel, es casi una invasión. Es muy brutal cuando uno y dimensiona hasta dónde ha llegado esta gente.
-Vamos a ponerlo claro, no tenemos que ocultarlo con palabras ni con nada: ha sido el mayor fracaso creo que de la historia del Ejército de Israel. Porque inclusive Iom Kippur fue menos que esto. Esto es sencillamente inconcebible, no pudo haber sucedido.

-¿Dónde está la Tierra que han sacado de todos esos túneles para hacer una ciudad abajo?
-Esa pregunta se la está haciendo todo el mundo y va a ser para las comisiones de investigación. Es algo imposible, esto fue una especie de conspiración total. Cuando digo conspiración, cuidado no digo una conspiración en el sentido de hacerle mal a alguien, es una especie de concepción en la cual se pensaba “el enemigo potable” era Hamás, porque supuestamente no iba a hacer lo que hizo. Se pensaba que no iba a hacer lo que hizo porque no tenía posibilidades de hacerlo y porque tenemos un ejército que identifica cualquier cosa en cualquier momento. Nos confiamos de acá hasta la luna. Pero hay dos partes que son paralelas. Una es la concepción y otra es la técnica. La parte técnica es la del ejército, la concepción es la del gobierno. La concepción puede estar equivocada, pero eso no da lugar a que el aparato ejecutor no esté al tanto de todo. Y esto que sucedió lo tendrían que haber identificado.

-En la calle a veces se dice que cada 20 años Israel necesita un shock para retomar su liderazgo, sumado a combatir la soberbia. ¿Hay algo de verdad en eso?
-Lo de la soberbia seguro. Hubo mucha soberbia y mucha confianza en nuestra capacidad imaginativa técnica. En definitiva, pasamos a la parte técnica y abandonamos lo más esencial, que era que se necesitaba gente ahí. Pero era inaudito. Con dos helicópteros de combate se terminaba todo este asunto en un par de horas.

-El terrorismo llegó a Ofakim, un pueblo al que uno se pregunta ¿para qué fueron?
-Fue un golpe triunfal de Hamás. Nos ganó. Nos hicieron cuatro goles en los primeros 30 minutos. Después de ahí hay que remontarlo. Pero el golpe fue fatal. Nos doblegó la confianza en la seguridad que teníamos hacia el ejército y eso es fatal.

-Me duele haber escuchado ayer en el sur que hay necesidades de refugios y resulta que los refugios también fueron una ratonera donde murió cantidad de gente. Entonces los israelíes tienen ahí una situación muy terrible. Necesitamos que la gente judía del mundo siga poniendo dinero para seguir reconstruyendo y lo que era un símbolo del aporte judío en el mundo, hoy tiene una incomodidad.
-Es el país refugio que dejó de serlo. Por lo menos apareció con toda la debilidad en ese día. Es recuperable la situación, pero está muy difícil. En el campo de batalla me parece que estamos en buen camino, el ejército está haciendo su trabajo, pero en cuanto al pensamiento estratégico, me parece que estamos corriendo atrás.

-¿Qué pasa cuando Estados Unidos está empezando a presionar para que Israel no siga accionando?
-El presidente Biden tiene un problema con su propio partido, con el Partido Demócrata. Tiene que en estos momentos dar indicaciones de que está parando de alguna forma a Israel. Por el otro lado, hay una concepción que tiene su racionalidad, pero que no llega al fondo del asunto. Dicen que Israel tiene que ir a la negociación sobre los rehenes, de esa forma parar la guerra y rearmar un bloque de países árabes moderado, como Arabia Saudita junto con la Autoridad Palestina. Es decir, revivir una Autoridad Palestina que está alicaída. Esa es una posibilidad, pero obviamente que acá caemos en que la Autoridad Palestina no está dispuesta a absolutamente nada. Sí puede haber países árabes, como Arabia Saudita fin, que entren en el asunto. Pero para que eso suceda, Hamás tiene que quedar derrotado. No hay una cuestión que se llame “terminado”. ¿El ISIS está terminado? No. Pero como factor político, hoy en día el ISIS no es un peligro. Eso tiene que pasar con Hamás.

-¿En qué punto estamos en Gaza hoy?
-Hoy en día Gaza está destruida. Está muy mal. Pero el famoso dicho “Gaza es un campo de concentración o Gaza es una cárcel”, era antes de esto. Antes de la destrucción. Eso era una mentira, la utilización de conceptos para apuntar hacia un fin, que puede ser la destrucción del Estado Israel hasta obligar a Israel a hacer cualquier cosa. Gaza no era ni una cárcel ni era un campo de concentración. Estuve en Gaza varias veces, tanto como soldado como en tiempos de las discusiones de la Paz. Conozco Gaza y vi también los campos de refugiados en Gaza. Como da la particularidad que yo también en Latinoamérica vivía en un barrio que estaba cerca de barrios bastante pobres. Le puedo asegurar que en los campos de refugiados en Gaza se vivía bastante mejor que en Villa Fiorito. No quiero decir que Gaza era Manhattan, no. Gaza estaba mal y estaba bloqueado. Pero aparentemente era un semi bloqueo. Había actividad comercial, había inversión y lo más interesante del asunto, que esa es la gran mentira del asunto, era que decían que Israel quería bloquear cualquier posibilidad de desarrollo económico y social en Gaza. Era todo lo contrario. Lo único que quería Israel era que Gaza no se transforme en lo que se transformó hoy. Por eso el fracaso. La concepción de Netanyahu era “manejar el conflicto”. ¿Por qué? Porque no hay con quién hablar sobre dos Estados para dos pueblos. Es ya pasó. En estos momentos ni en los palestinos hay quienes puedan proveer algo de eso. Lo que quiere la extrema derecha israelí, con un plan de colonización, no va con el mundo de hoy en día. Y lo único que queda es “manejar el asunto”. Pero manejarlo mucho mejor.

-El 7 de octubre quedará en el calendario del lado palestino como una fecha histórica de un éxito y creo que quedará como una fecha oscura, en el sentido de mucho dolor, para Israel. ¿Va a ser así?
-Sí, totalmente. Para los palestinos todavía no es un éxito total, pero sí ha sido de acá en adelante pueden llegar a perfilar algunas cuestiones como exitosas. Si logran de alguna manera obligar a Israel, a través del mundo occidental, Estados Unidos, a que a Israel no le queda más remedio que entrar en una negociación con los palestinos, los palestinos ahí tienen aparentemente un logro importante.

-¿Se va a entrar a Rafah con la presión que hay de Estados Unidos? ¿Es el último bastión donde realmente ahí se esconde el final de Hamás?
-Yo creo que sí, que se va a entrar. Pero ya es pura especulación. Yo creo que sí. Acá puede estar la jugada interesante de decir “miren que entro, miren que entro. Entregámelos a los secuestradores”. Del otro lado, quizás lo están pensando y dicen “bueno, entrá y arreglate con el mundo”. Rafah es el último bastión, está al lado de Egipto. Yo me imagino que deben todavía existir túneles de salida para Egipto. Es lo último que queda el Hamás.

-¿Qué significa terminar con Hamás?
-Por supuesto que van a quedar guerrilleros con armas, disparando. Van a seguir matando de alguna forma u otra. Pero la capacidad operativa del Hamás va a quedar destruida. Todavía queda otro asunto, que es la parte del norte de Gaza, que ahí está volviendo la administración de Hamás y esa administración de Hamás no puede volver.
Cuando la gente empiece a volver del sur para el norte, vuelve la gente del Hamás. Inclusive ya no como soldados de Hamás, pero como administradores. Siguen en el poder civil. El asunto es que no pueden quedar como poder civil por ahora. No me asombraría que después de que se termine, de que se decrete que Hamás fue derrotado, empecemos nuevamente a ver quién se ocupa de Gaza, mi apuesta es que va a ser Arabia Saudita, Qatar, ¿y quién más? Gente de Gaza, que son Hamás. Quizás Hamás sin armas. Así volveríamos más o menos a lo que era previo al 7 de octubre, pero muchísimo más controlado. Sin poder de fuego.
La otra jugada posible es que Hamás ofrezca los rehenes a cambio de prisioneros de Hamás, sumado a un personaje que puede romper toda la estructura, que es Barghouti, que lo nombran como futuro presidente.
Si lo liberan cambia todo el escenario.

-¿Para bien o para mal?
-Para la derecha israelí es muy malo. Para Netanyahu es malo, pero depende. Si sale de la cárcel, se va derecho a la Casa Blanca. Pasa a ser el Mandela del pueblo palestino. Eso puede derivar en una negociación obligada.
Todos me dirán que Netanyahu de ninguna forma puede negociar. Sí, claro, de ninguna forma porque tiene una coalición imposible. Pero Netanyahu puede vender a esa coalición, no tiene ningún problema. Y paradójicamente, si tiene una colisión alternativa, si la oposición le da una mano, puede perfectamente entrar en una negociación con Barghouti, que él sabe que no conduce a nada. Un colega mío escribió un artículo interesantísimo sobre el comienzo de las negociaciones. Entonces vamos a negociar la procedura, sobre la procedura, pero después dónde nos encontramos va a durar un año, después de otro año, otra procedura. La clásica israelí o Netanyahu, como para negociar sin negociar y dejar contento a Washington, dejar contento un poco al mundo occidental, y que los palestinos sientan “igual estamos negociando algo”. Si me preguntan a mí qué es lo que quieren Netanyahu, es eso, 100 por ciento. Porque no lo hace, porque tiene una coalición que es imposible, y por qué está con esta coalición imposible, porque él piensa solamente en él.

Dejá tu comentario

Guerra

Erdogan acusó a Netanyahu de ser el único culpable de provocar el ‘‘conflicto regional’’

El presidente turco advirtió que «Israel está intentando provocar un conflicto regional, y su ataque a la embajada de Irán en Damasco fue la gota que colmó el vaso».

Publicado

el

Por

amobs
El presidente turco Recep Tayyip Erdogan asiste a una conferencia de prensa conjunta con el presidente ucraniano en la oficina presidencial de Dolmabahce en Estambul el 8 de marzo de 2024. (Ozan Kose/AFP)

Agencia AJN.- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró este martes que el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, junto a los dirigentes israelíes, son los únicos responsables de la reciente escalada de tensiones en Medio Oriente.

«Israel está intentando provocar un conflicto regional, y su ataque a la embajada de Irán en Damasco fue la gota que colmó el vaso», expresó el mandatario en una conferencia de prensa en Ankara tras una reunión de su gabinete.

Además, Erdogan afirmó que son posibles nuevos conflictos regionales mientras continúen la «crueldad y el genocidio» en la Franja de Gaza, y pidió a todas las partes que actúen con sentido común.

Finalmente, el presidente turco también criticó a Occidente por condenar el ataque de la República Islámica, pero no el supuesto ataque del Estado judío contra un edificio consular vinculado a Irán en la capital siria.

Seguir leyendo

Guerra

El Ministerio de Salud israelí negó rotundamente que 50 sobrevivientes del Supernova se hayan suicidado tras la masacre

En un comunicado publicado este martes, el Ministerio aseguró que las «cifras ampliamente difundidas sobre el número de suicidios entre los supervivientes del festival Supernova no son conocidas por el Ministerio de Salud ni por el sistema médico y no son correctas».

Publicado

el

Por

nn
Israelíes visitan el lugar de la masacre del festival de música Supernova, en Re'im, sur de Israel, 28 de febrero de 2024. (Tomer Neuberg/Flash90)

Agencia AJN.- El Ministerio de Salud de Israel negó de manera contundente la afirmación realizada por un sobreviviente del ataque al festival Supernova durante una audiencia en la Knesset (Parlamento), en la que señaló que alrededor de 50 compañeros que sobrevivieron a la masacre se quitaron la vida desde el 7 de octubre.

En un comunicado publicado este martes, el Ministerio aseguró que las «cifras ampliamente difundidas sobre el número de suicidios entre los supervivientes del festival Supernova no son conocidas por el Ministerio de Salud ni por el sistema médico y no son correctas».

El Dr. Gilad Bodenheimer, jefe de los servicios de salud mental del Ministerio de Salud, expresó en un comunicado que los «rumores» de tal fenómeno «no son correctos, y esto también quedó claro durante y al final de la audiencia [de la Knesset]».

Además, Bodenheimer hizo hincapié en que consultó a diversos grupos que trataron a los sobrevivientes del festival musical, así como a la Fundación Tribu de Nova, creada tras la masacre, y encontró ninguna base para la afirmación.

La afirmación fue hecha durante una reunión de Control de Estado de la Knesset por un superviviente del festival, donde más de 350 asistentes a la fiesta fueron asesinados por los terroristas de Hamás.

En una audiencia celebrada en noviembre, un funcionario de salud declaró que una decena de sobrevivientes habían sido internados involuntariamente en hospitales psiquiátricos tras su terrible experiencia.

 

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!