Seguinos en las redes

Innovación

Profesor de la Universidad de Jerusalem desarrolla inyección que derrite la grasa

Agencia AJN.- Raziel Therapeutics desea ser el Botox para el tratamiento de la obesidad, que se espera que aumente de 325 mil millones de dólares a 555 mil millones por año en 2025 en Estados Unidos.

Publicada

el

obesidad

Agencia AJN.- Mientras que una inyección de Botox alisa las arrugas, una nueva innovación médica de la Universidad Hebrea Jerusalem está desarrollando una inyección que no solo alisa, sino que derrite las células grasas. Sin embargo, a diferencia del Botox, el enfoque de quema de grasa de Raziel tiene el potencial de hacer mucho más que una mejora física.

No es ningún secreto que la obesidad se convirtió en una epidemia mundial. Se espera que el costo para tratar la obesidad en Estados Unidos aumente de 325 mil millones de dólares 555 mil millones por año en 2025. La World Obesity Federation predice que habrá 2,7 mil millones de adultos obesos y con sobrepeso en ese momento.

En pocas palabras: un tercio de la población mundial tendrá sobrepeso u obesidad en menos de una década. Estados Unidos ya llegó a ese punto en 2014. Pero incluso en países en desarrollo como Egipto se prevé que saltará a niveles similares de obesidad en el mismo período de tiempo.

En la actualidad, Raziel Therapeutics es una empresa pequeña. Sin embargo, tiene grandes ambiciones para enfrentar el desafío de la obesidad. “Hoy no hay medicamentos para la obesidad que funcionen bien y que hagan un mundo más saludable”, señaló el director ejecutivo de la compañía, Alon Bloomenfeld.

La droga de Raziel primero elimina las células grasas en sí mismas y luego pospone la proliferación de nuevas células de grasa. La medicación funciona mediante la generación de calor para consumir parte del ácido graso libre que producen las células de grasa en el cuerpo, lo que a su vez reduce el tejido adiposo.

Al igual que el Botox, las inyecciones de Raziel se dirigen a áreas específicas del cuerpo; no es una píldora que actúa en general, explicó Bloomenfeld. Además, este tratamiento solo dura un período de tiempo estimado de entre seis y nueve meses. “Ninguna droga dura para siempre. El cuerpo encuentra formas de recuperarse”, expresó el director, quien espera que la inyección finalmente esté disponible en las oficinas de los médicos.

Los resultados del primer ensayo clínico estadounidense de Raziel mostraron una reducción del 30 al 50 por ciento en la grasa subcutánea en el sitio tratado después de una sola inyección.

No obstante, Bloomenfeld no es un científico. Tiene 20 años de experiencia en la gestión de nuevas empresas, 10 en biotecnología y 10 en alta tecnología. El cerebro médico detrás de Raziel Therapeutics es elprofesorShmuel Ben-Sasson, a quien se le ocurrió la idea mientras enseñaba en la Escuela de Medicina Hadassah de la Universidad Hebrea en Jerusalem y notó por accidente que cuando su medicamento se inyectó en ratones, el tejido adiposo desapareció.

Ben-Sasson no es ajeno a la escena de las startups. Sus empresas anteriores incluyen Tiltan Pharma, que desarrolla medicamentos contra el cáncer; Chiasma, que se dirige a los pacientes que sufren de acromegalia (un trastorno que resulta del exceso de hormona de crecimiento); y Keryx Biopharmaceuticals, que desarrolla medicamentos para la enfermedad renal.

Los fondos para Raziel, que se lanzó en 2012 y ahora cuenta con un equipo de siete personas, llegaron tan lejos como la Autoridad de Innovación de Israel, la firma de capital de riesgo enfocada en la atención médica Pontifax y la Incubadora de Tecnología Van Leer. La compañía tiene su base en el Parque Médico Biotecnológico de la Universidad Hebrea de Hadassah Medical Center en Jerusalem.

El tratamiento de Raziel está diseñado para ser más seguro que la cirugía bariátrica. El medicamento funcionará independientemente de lo que uno coma o hagas pero “cambiar tu estilo de vida en paralelo aumentará el efecto del tratamiento”.

Eso se hace eco de lo que dice Johanna Ralston, directora ejecutiva de la World Obesity Federation. Ya se trate de cirugía o de eliminar células grasas con terapia de calor, todo “tiene que ofrecerse junto con otras formas de control de peso”. A cada individuo individual se le deben ofrecer múltiples intervenciones “.

Bloomenfeld cuenta con una de esas intervenciones provenientes de Raziel Therapeutics.

Innovación

Científico israelí crea una tecnología para hacer barbijos que se desinfectan solos con un cargador USB

Agencia AJN.- Yair Ein-Eli dice que haciendo reutilizables las máscaras desechables ayudará a resolver la escasez internacional, a mejorar la higiene y a proteger el medio ambiente.

Publicado

el

Por

mask-hack-640×400

Agencia AJN.- Un científico israelí ha inventado una tecnología que tiene como objetivo hacer que las máscaras faciales se limpien solas usando la energía de un cargador de teléfono.

Yair Ein-Eli ha solicitado una patente estadounidense para su innovación, que según él impulsará la higiene y mitigará la escasez de mascarillas. Una encuesta que acaba de realizar el Washington Post reveló que alrededor del 66 por ciento de los trabajadores de la salud estadounidenses encuestados dijeron que en sus lugares de trabajo hay escasez del equipamiento más adecuadas para protegerse del coronavirus.

“Nuestra idea podría cambiar las máscaras de artículos desechables a aparatos que la gente limpia, lo que significa que no necesitarían ser reemplazados tan regularmente y los hospitales no necesitarían suministros tan grandes”, dijo Ein-Eli, decano de la facultad de ciencias de los materiales e ingeniería en el Technion – Instituto Israelí de Tecnología. Calculó que su mecanismo de limpieza puede añadirse a unos 90 centavos (3 shekels) por mascarilla.

Los barbijos autolimpiantes se verán como máscaras regulares, con la diferencia de una entrada para un cable USB. Esto es para alimentar el elemento calefactor dentro de la máscara, que la calienta lo suficiente como para matar los gérmenes. Esta es la única modificación necesaria para las máscaras regulares para que se desinfecten solas, según dijo Ein-Eli.

“Hemos insertado un elemento calefactor de fibras de carbono, y lo hemos conectado a una entrada USB como la que se usa para cargar un teléfono móvil”, dijo Ein-Eli a The Times of Israel. “El elemento puede calentar la máscara a 65 a 70 grados centígrados, y calienta cualquier cosa absorbida en las capas de la máscara”.

Dijo que un ciclo de calentamiento de 15 a 30 minutos sería suficiente para limpiar una máscara. “Si estás en tu coche y te quitas la máscara, puedes simplemente conectarla al cargador del cenicero, y luego volver a ponértela como si fuera una máscara nueva”, dijo Ein-Eli.

Espera poder licenciar la tecnología a empresas que la introduzcan en sus diseños, inicialmente para las máscaras de grado N95 y superiores, que están destinadas a los profesionales de la salud. “Nos dirigimos inicialmente al personal médico que necesita máscaras y necesita saber que están bien limpias y funcionan bien”, dijo, y añadió que luego prevé que se comercialice al público en general.

WhatsApp-Image-2020-05-25-at-08.29.56-300×480

Yair Ein-Eli, decano de la Facultad de Ciencias de los Materiales e Ingeniería del Technion – Instituto Israelí de Tecnología

Ein-Eli se interesó en las máscaras por accidente, en marzo. “Recibí un envío a través de UPS y le pregunté al repartidor por qué llevaba una máscara”, recordó. “Luego le pregunté cuánto tiempo la ha estado usando, y me dijo que cuatro días. Pude ver que había sido usada muchas veces – estaba muy sucia, y eso es claramente un problema”.

Ein-Eli inicialmente quiso añadir una batería a las máscaras para permitir que se auto-limpiaran. “Desarrollo materiales para baterías, y pensé que tal vez podría insertar una a las máscaras con el fin de generar calor para limpiar la máscara. Pero me di cuenta de que se volvería muy pesado y las regulaciones no lo permitirían”, explicó.

Luego, se le ocurrió la idea de un cargador. Aunque habría sido sencillo desarrollar la tecnología para un cargador personalizado, ya que podría haber seleccionado cualquier potencia, quería que la máscara fuera cómoda, lo que significaba que debía ser compatible con cualquier cargador de teléfono.

Ein-Eli dijo: “Era muy difícil encontrar la fibra de carbono adecuada que alcanzara la temperatura en esta salida de energía a los 10 vatios de un cargador USB. Tenemos 40 fibras de carbono en nuestro laboratorio, y pasé cuatro días revisándolas, y aún así no encontré ninguna”.

Pero luego identificó el material correcto, y ahora espera que su solicitud de patente sea aprobada. “Espero que esto no sólo ayude a los hospitales que tratan de obtener equipo de protección, sino también al medio ambiente, evitando que se tiren muchas máscaras”, agregó.

Seguir leyendo

Innovación

Investigadores israelíes aseguran que dos medicamentos para enfermedad de Gaucher son efectivos contra el coronavirus

Agencia AJN.- Así lo determinaron científicos del Instituto de Investigación Biológica de Israel como parte de los amplios esfuerzos que realizan para identificar medicamentos antivirales para COVID-19.

Publicado

el

Por

coro

Agencia AJN.- Investigadores israelíes determinaron que dos medicamentos antivirales identificados como tratamientos efectivos para la enfermedad de Gaucher, una enfermedad hereditaria en donde una persona no tiene una cantidad suficiente de una enzima, puede ser utilizada para combatir el coronavirus.

Así lo determinaron investigadores del Instituto de Investigación Biológica de Israel como parte de los amplios esfuerzos que realizan para identificar medicamentos antivirales para COVID-19.

De acuerdo a los estudios, los científicos han probado un análogo del medicamento Cerdelga aprobado por la FDA de Estados Unidos, y un análogo de un segundo medicamento que se encuentra actualmente en etapas avanzadas del proceso de aprobación, comunicó hoy un portavoz del Ministerio de Defensa israelí.

El tratamiento de una nueva enfermedad como COVID-19 usando un medicamento aprobado existente puede servir como una solución efectiva a corto plazo, considerando que uno de los principales desafíos para abordar una pandemia de este tipo es el tiempo que lleva tanto la investigación como la aprobación en fases de las nuevas drogas.

El estudio realizado por IIBR demostró que el tratamiento antiviral con ambos medicamentos condujo a una reducción significativa en la capacidad de replicación del virus corona y a la destrucción de la célula infectada. Esta disminución en la replicación del virus evita un mayor daño celular después de la infección con el virus Corona (en esta etapa, los medicamentos se probaron en cultivos celulares). Actualmente se está probando la eficacia de los dos medicamentos en desarrollo para tratar animales infectados con el coronavirus.

Es importante tener en cuenta que se descubrió que estos medicamentos son efectivos contra varias cepas diferentes del virus, incluida la influenza y la fiebre del Nilo Occidental. Esto indica su potencial para tratar varias enfermedades virales de manera efectiva, incluidos los brotes futuros de nuevos virus, una vez que estén clínicamente aprobados.

Los análogos de los compuestos específicos probados ya se han estudiado clínicamente, lo que implica que pueden ser acelerados para uso público.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!