Seguinos en las redes

Ciencia

Restos del 586 a.C. hallados en Jerusalem pueden ser la clave para la protección del planeta

Agencia AJN.- Un nuevo análisis de las cenizas encontradas de la era del Primer Templo, magnetizados cuando los babilonios incendiaron la ciudad, proporciona una forma de trazar el campo geomagnético y, tal vez, salvar la Tierra.

Publicada

el

Givaty-Parking-Lot-Excavation.-Photographer-Shai-Halevi-Israel-Antiquities-Authority-1024×640

Agencia AJN.- La religión y la ciencia convergen en un nuevo estudio de arqueomagnetismo de una gran estructura pública que fue arrasada en el año 586 antes de Cristo durante la conquista babilónica de Jerusalem. Los datos resultantes aumentan significativamente la capacidad de los geofísicos para entender el «Santo Grial» de la geología: el siempre cambiante campo magnético de la Tierra.

«El campo magnético es invisible, pero juega un papel crítico en la vida de nuestro planeta. Sin el campo geomagnético, nada en la Tierra sería como es, y tal vez la vida no habría evolucionado sin él», dijo el profesor de la Universidad Hebrea Ron Shaar, co-autor del estudio, al Times de Israel.

En el nuevo estudio publicado en la revista científica PLOS One, el autor principal y arqueólogo Yoav Vaknin recogió datos de los trozos de suelo de un gran edificio de dos pisos excavado en el aparcamiento de Givati de la Ciudad de David, en la Ciudad Vieja de Jerusalem. Los minerales incrustados en las docenas de trozos de suelo se calentaron a una temperatura superior a los 932 grados Fahrenheit (500 grados centígrados) y se magnetizaron durante la tala y quema de la antigua ciudad, y por lo tanto ofrecieron coordenadas geomagnéticas.

«No se ha encontrado ningún suelo comparable de la Edad de Hierro en Jerusalem ni en otros lugares del sur del Levante», dice el artículo de PLOS One.

Las coordenadas tomadas del suelo dan una rara «mirilla» del campo magnético de la Tierra durante Tisha B’Av 586 A.C., dijo Vaknin. «El suelo de la estructura está lleno de minerales magnetizados que absorbieron el campo [magnético] que estaba en la Tierra en ese momento. Como el campo magnético cambia todo el tiempo, estamos tratando de reconstruirlo, y con este descubrimiento tenemos una pequeña mirilla, exacta al día, del antiguo campo magnético de hace 2.600 años», explicó el experto.

Hay un consenso general entre los científicos de que el incendio provocado y la destrucción durante estas fechas, correspondientes a la recordación de Tisha B’av del calendario hebreo. «No conozco a nadie que dude de la historicidad del evento», dijo Vaknin. Sin embargo, incluso ganar «seguridad del mes, e incluso del año, es muy raro» cuando se habla de eventos que tuvieron lugar hace 2.600 años, agregó.

Ashes-from-The-destruction-at-the-site.-Photographer-Shai-Halevi-Israel-Antiquities-Authority-1024×640

Cenizas de la destrucción del Primer Templo por parte de los babilonios halladas en Ciudad de David., Jerusalem

Hallazgos arqueológicos como tiestos de cerámica, ladrillos, tejas y hornos registran esencialmente el campo magnético de la Tierra a medida que se queman, según un comunicado de prensa de la Universidad de Tel Aviv. Esto se debe a que los artefactos están construidos de minerales magnéticos – como la calcita- que son re-magnetizados en altas temperaturas a la dirección y magnitud del campo cuando se calentaron.

Según Vaknin, la importancia de su estudio va mucho más allá de la capacidad de explicar a los arqueólogos cómo utilizar otra técnica de alta tecnología que ayuda a datar el período del Primer Templo. Según explicó, las técnicas de arqueomagnetismo permiten a los científicos medir los rasgos o artefactos quemados por la intensidad y dirección magnética y comparar los resultados.

«Durante los últimos dos años, he estado tomando muestras de capas de destrucción y otros materiales quemados. Además, estamos tomando muestras de materiales de excavaciones que tuvieron lugar en el pasado», dijo.

Conocer las fechas de la destrucción babilónica permite a los arqueólogos fechar con mayor seguridad otros artefactos de la Edad de Hierro. «El método arqueomagnético tiene implicaciones para futuras investigaciones. Si mañana encontramos una capa de destrucción similar con cerámica similar en otro sitio, podremos comparar los campos magnéticos registrados en los dos sitios diferentes, permitiéndonos determinar si el otro sitio también fue destruido por los babilonios», dijo Vaknin.

Pero lo que es más importante para Vaknin es que los datos recogidos permiten a los físicos utilizar coordenadas precisas para construir modelos informáticos más completos de uno de los temas más enigmáticos de la física, el campo magnético. «La arqueología nos permite obtener con mucha precisión la fecha de un incidente. Es la arqueología la que nos da información muy precisa sobre el eje de tiempo de cuando Jerusalem fue incendiada hasta los cimientos».

Yoav-Vaknin-of-TAU-at-the-site.-Photographer-Shai-Halevi-Israel-Antiquities-Authority-1024×640

Yoav Vaknin, de la Universidad de Tel Aviv, trabajando en el lugar.

¿Qué es el campo geomagnético?

De acuerdo con Shaar de la Universidad Hebrea, un co-autor del estudio, «el campo magnético es generado por corrientes eléctricas en el núcleo de la Tierra. Nosotros los geofísicos estamos tratando de entender cómo cambia con el tiempo, porque está cambiando constantemente, y estamos tratando de entender por qué, y cuáles son los mecanismos que impulsan los cambios».

Según un sitio web de la NASA, «cada imán produce un área de influencia invisible a su alrededor. Cuando las cosas de metal u otros imanes se acercan a esta región del espacio, sienten un tirón o un empuje del imán. Los científicos llaman a estas influencias invisibles «campos».

El estudio del campo magnético tiene muchas implicancias fuera de la física pura y puede ser clave para comprender el cambio climático, ya que es el campo magnético el que funciona como escudo de la Tierra contra la radiación cósmica y las partículas cargadas del sol. También es utilizado como herramienta de navegación por el hombre, como en las brújulas.

Dado que el estudio del campo magnético es todavía una disciplina relativamente joven que comenzó con Carl Friedrich Gauss en la década de 1830, hay un bloqueo de datos desde antes de que los científicos comenzaran a trazar sus coordenadas. La capacidad de obtener coordenadas geomagnéticas de una fecha específica de hace 2.600 años es excepcionalmente rara, dijo Shaar.

La capacidad de trazar el pasado puede permitir a los científicos predecir el comportamiento futuro del campo geomagnético, lo que quizás ayude al futuro de la humanidad.

«El campo magnético de la Tierra realmente cambia su polaridad con el tiempo. Se llaman inversiones de polaridad. Ha habido alrededor de 170 de estas inversiones durante los últimos 76 millones de años según la evidencia geológica», escribe la NASA. Asimismo, según la NASA, «los geofísicos han notado que la fuerza del campo magnético de la Tierra ha estado decayendo – alrededor del 5 por ciento a nivel mundial durante el último siglo». Sin embargo, «no está cambiando de manera uniforme; crece, haciéndose más fuerte en algunos lugares y más débil en otros».

Dejá tu comentario

Ciencia

Farmacéutica de EE.UU. autoriza inmunoterapia de Israel

Agencia AJN.- El método desarrollado por Bar Ilan y Hadassah consiste en agregar una molécula artificial a las células T.

Publicado

el

Por

Cohen Cyrille

Agencia AJN.- Una inmunoterapia israelí ha «reprogramado con éxito los sistemas inmunológicos» de los pacientes con cáncer y una compañía farmacéutica con sede en los Estados Unidos autorizó su comercialización, reveló su inventor el miércoles.

El tratamiento consiste en extraer glóbulos blancos sanos (células T) de pacientes con cáncer y agregar una molécula artificial antes de devolver las células al cuerpo, dijo el profesor Cyrille Cohen de la Universidad Bar Ilan.

La molécula otorga a las células T poderes para reconocer y destruir las células que causan el mieloma múltiple, un cáncer de médula ósea.

El Centro Médico Hadassah en Jerusalem probó la terapia con diferentes niveles de dosis y encontró que cuando se administró en la concentración más alta, el 57 por ciento de los pacientes con mieloma múltiple entraron en remisión. Alrededor del 85 por ciento de los pacientes que recibieron la dosis alta vieron una mejora en su condición.

Los resultados parciales del estudio en curso, en el que participaron 50 pacientes con cáncer, han sido revisados por pares.

Las ramas de innovación de Bar Ilan y el Centro Médico Hadassah anunciaron el miércoles que firmaron un acuerdo con Immix BioPharma, con sede en Los Angeles, para un mayor desarrollo y comercialización de la terapia. Se llama HBI0101 y las tres primeras letras hacen referencia a Hadassah y Bar Ilan.

“Esto es muy emocionante y representa la primera inmunoterapia de este tipo desarrollada completamente en Israel, un tratamiento azul y blanco contra el cáncer”, dijo Cohen, inventor de HBI0101, prediciendo que podría tener un uso generalizado dentro de cinco años.

“Este era un sueño y una esperanza desde que abrí mi laboratorio hace 15 años. Creo que este tratamiento ayudará a muchas personas y salvará muchas vidas. Funciona mediante la reprogramación del sistema inmunitario de los pacientes, lo que le permite atacar eficazmente el cáncer”, agregó.

La inmunoterapia normalmente involucra inyecciones de células o la administración de medicamentos que bloquean algunas proteínas que los pacientes producen naturalmente, de modo que sus sistemas inmunológicos funcionen mejor para atacar las células cancerosas.

Una forma más nueva de inmunoterapia llamada células CAR T implica el uso de receptores: moléculas dentro o en la superficie de una célula que se unen a una sustancia específica.

Estos receptores se denominan receptores de antígenos quiméricos o CAR. Tienen dos funciones: se unen a las células cancerosas, identificándolas como un objetivo para el sistema inmunológico, y estimulan el sistema inmunológico al activar las células T para atacar el objetivo.

La terapia de células con CAR T fue aprobada por primera vez por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos en 2017 y se ha limitado en gran medida al linfoma. La terapia de Cohen, que se administra por vía intravenosa, es la primera terapia de células con CAR T completamente israelí.

Cancer

“Existe una gran necesidad de diferentes terapias de células con CAR T que se dirijan a diferentes tipos de cáncer”, dijo Cohen, uno de los inmunólogos más reconocidos de Israel. “El nuestro tomó muchos diseños diferentes para encontrar el receptor adecuado para esta terapia. Después de probar in vitro, experimentamos en ratones con tumores humanos y, después de haber identificado la molécula óptima, la probamos en humanos.»

“Hasta ahora, en un ensayo de fase 1/2 en curso han participado 50 pacientes con mieloma múltiple. Además de probarlo en estos pacientes con cáncer, probamos la terapia en seis pacientes con amiloidosis, una enfermedad rara causada por la acumulación de una proteína anormal. En este caso, es la restricción de las células inmunitarias lo que está causando el problema”, continuó.

“Alrededor del 100% de los pacientes con amiloidosis han entrado en remisión de su enfermedad, a pesar de que es una enfermedad crónica que es muy difícil de tratar. Y estoy orgulloso de que alrededor del 85% de los pacientes con mieloma se hayan beneficiado de la terapia. Estos son muy buenos resultados”.

El ensayo continúa en Hadassah, donde la jefa de Trasplante de Médula Ósea e Inmunoterapia del Cáncer, Prof. Polina Stepensky, dijo: “Estamos muy entusiasmados con los resultados provisionales sobresalientes de nuestro estudio en curso en pacientes con mieloma múltiple y amiloidosis. Esto tiene el potencial de mejorar la vida de tantos pacientes en todo el mundo”.

Seguir leyendo

Ciencia

Israel: Nanotecnología ataca tumores con medicamentos contra el cáncer

Agencia AJN.- Un proceso automatizado crea robots químicos y farmacéuticos.

Publicado

el

Por

Cancer

Agencia AJN.- Los medicamentos que destruyen las células de los cánceres sólidos se pueden envolver en un «paquete nanométrico» en lugar de dispersarse por todo el cuerpo, dañando los tejidos sanos y provocando náuseas debido al daño del tejido intestinal, pérdida de cabello y efectos secundarios más graves.

Investigadores del Technion, el Instituto de Tecnología de Israel en Haifa han desarrollado un sistema automático para el diseño y la preparación de materiales estabilizadores para producir un «paquete nanométrico» de ese tipo, una plataforma para administrar medicamentos directamente a centros de cáncer en el cuerpo.

En un artículo recién publicado en la revista Biomaterials bajo el título «Descubrimiento automatizado de nanomateriales a través de la emisión inducida por agregación de fármacos», los investigadores informan que al usar su sistema innovador desarrollaron los materiales necesarios para crear la plataforma e incluso demostraron en experimentos preclínicos que es eficaz contra tumores malignos sólidos.

La investigación se llevó a cabo en la Facultad de Ingeniería Biomédica bajo el liderazgo del estudiante de doctorado Yuval Harris y la directora del laboratorio, Dra. Hagit Sason-Bauer, quien trabajó con el profesor asistente Yosi Shamay, experto en ingeniería biomédica para nanomedicina y nanoinformática contra el cáncer.

Los medicamentos contra el cáncer, como la quimioterapia y los inhibidores de la cinasa, están diseñados para destruir las células cancerosas, pero uno de sus principales problemas es que solo una pequeña fracción de la sustancia medicinal llega a su destino: las propias células cancerosas. El resto puede dañar tejidos sanos.

Los investigadores de Technion presentan un gran avance en este campo: un proceso automatizado para desarrollar materiales óptimos para la preparación de estas cápsulas. El proceso se utiliza como un robot químico que sintetiza nuevos materiales y como un robot farmacéutico que los formula en nanocápsulas que contienen el fármaco contra el cáncer.

“La tecnología que desarrollamos”, explicó Shamay, “se basa en un fenómeno interesante llamado emisión inducida por agregación (AIE): emisión de luz basada en el estado de agregación de la droga. Este efecto hace que en su forma sólida o agregada emita mucha energía lumínica, pero cuando es soluble o estable en una cápsula, casi no emite luz. De aproximadamente 40 medicamentos que probamos, encontramos 10 nuevos medicamentos en los que se produce este efecto. Se pueden utilizar como criterios de selección en el proceso automatizado”.

technion

El sistema automático desarrollado por él y su equipo permite saber, según la energía luminosa emitida por el fármaco, qué sustancia produce las mejores nanopartículas para ese fármaco. Esta técnica condujo al descubrimiento de un nuevo material estabilizador cuyas propiedades le otorgan muchas ventajas sobre los materiales existentes que se utilizan para crear cápsulas nanométricas para la administración de fármacos.

Los investigadores descubrieron que el nuevo material es mejor en varios aspectos que los materiales existentes, incluida la eficiencia, la seguridad, la uniformidad de las partículas que lo componen, la estabilidad en el tiempo y la cantidad de medicamentos que se pueden «envolver» y estabilizar con él. Todas estas características lo convierten en un superestabilizador adecuado para el campo de tratamiento en constante expansión que utiliza cápsulas a nanoescala.

El nuevo material, denominado R595, fue creado con una reacción química “verde” que no requiere el uso de solventes orgánicos contaminantes y tóxicos. Posee una altísima eficiencia de carga de fármaco (90%), lo que permite predecir la efectividad del tratamiento. En ensayos preclínicos, la cápsula fue eficaz en el tratamiento de tumores sólidos causados ​​por una mutación común en cánceres de pulmón, páncreas e intestinal.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!