Seguinos en las redes

Ciencia

Restos del 586 a.C. hallados en Jerusalem pueden ser la clave para la protección del planeta

Agencia AJN.- Un nuevo análisis de las cenizas encontradas de la era del Primer Templo, magnetizados cuando los babilonios incendiaron la ciudad, proporciona una forma de trazar el campo geomagnético y, tal vez, salvar la Tierra.

Publicada

el

Givaty-Parking-Lot-Excavation.-Photographer-Shai-Halevi-Israel-Antiquities-Authority-1024×640

Agencia AJN.- La religión y la ciencia convergen en un nuevo estudio de arqueomagnetismo de una gran estructura pública que fue arrasada en el año 586 antes de Cristo durante la conquista babilónica de Jerusalem. Los datos resultantes aumentan significativamente la capacidad de los geofísicos para entender el “Santo Grial” de la geología: el siempre cambiante campo magnético de la Tierra.

“El campo magnético es invisible, pero juega un papel crítico en la vida de nuestro planeta. Sin el campo geomagnético, nada en la Tierra sería como es, y tal vez la vida no habría evolucionado sin él”, dijo el profesor de la Universidad Hebrea Ron Shaar, co-autor del estudio, al Times de Israel.

En el nuevo estudio publicado en la revista científica PLOS One, el autor principal y arqueólogo Yoav Vaknin recogió datos de los trozos de suelo de un gran edificio de dos pisos excavado en el aparcamiento de Givati de la Ciudad de David, en la Ciudad Vieja de Jerusalem. Los minerales incrustados en las docenas de trozos de suelo se calentaron a una temperatura superior a los 932 grados Fahrenheit (500 grados centígrados) y se magnetizaron durante la tala y quema de la antigua ciudad, y por lo tanto ofrecieron coordenadas geomagnéticas.

“No se ha encontrado ningún suelo comparable de la Edad de Hierro en Jerusalem ni en otros lugares del sur del Levante”, dice el artículo de PLOS One.

Las coordenadas tomadas del suelo dan una rara “mirilla” del campo magnético de la Tierra durante Tisha B’Av 586 A.C., dijo Vaknin. “El suelo de la estructura está lleno de minerales magnetizados que absorbieron el campo [magnético] que estaba en la Tierra en ese momento. Como el campo magnético cambia todo el tiempo, estamos tratando de reconstruirlo, y con este descubrimiento tenemos una pequeña mirilla, exacta al día, del antiguo campo magnético de hace 2.600 años”, explicó el experto.

Hay un consenso general entre los científicos de que el incendio provocado y la destrucción durante estas fechas, correspondientes a la recordación de Tisha B’av del calendario hebreo. “No conozco a nadie que dude de la historicidad del evento”, dijo Vaknin. Sin embargo, incluso ganar “seguridad del mes, e incluso del año, es muy raro” cuando se habla de eventos que tuvieron lugar hace 2.600 años, agregó.

Ashes-from-The-destruction-at-the-site.-Photographer-Shai-Halevi-Israel-Antiquities-Authority-1024×640

Cenizas de la destrucción del Primer Templo por parte de los babilonios halladas en Ciudad de David., Jerusalem

Hallazgos arqueológicos como tiestos de cerámica, ladrillos, tejas y hornos registran esencialmente el campo magnético de la Tierra a medida que se queman, según un comunicado de prensa de la Universidad de Tel Aviv. Esto se debe a que los artefactos están construidos de minerales magnéticos – como la calcita- que son re-magnetizados en altas temperaturas a la dirección y magnitud del campo cuando se calentaron.

Según Vaknin, la importancia de su estudio va mucho más allá de la capacidad de explicar a los arqueólogos cómo utilizar otra técnica de alta tecnología que ayuda a datar el período del Primer Templo. Según explicó, las técnicas de arqueomagnetismo permiten a los científicos medir los rasgos o artefactos quemados por la intensidad y dirección magnética y comparar los resultados.

“Durante los últimos dos años, he estado tomando muestras de capas de destrucción y otros materiales quemados. Además, estamos tomando muestras de materiales de excavaciones que tuvieron lugar en el pasado”, dijo.

Conocer las fechas de la destrucción babilónica permite a los arqueólogos fechar con mayor seguridad otros artefactos de la Edad de Hierro. “El método arqueomagnético tiene implicaciones para futuras investigaciones. Si mañana encontramos una capa de destrucción similar con cerámica similar en otro sitio, podremos comparar los campos magnéticos registrados en los dos sitios diferentes, permitiéndonos determinar si el otro sitio también fue destruido por los babilonios”, dijo Vaknin.

Pero lo que es más importante para Vaknin es que los datos recogidos permiten a los físicos utilizar coordenadas precisas para construir modelos informáticos más completos de uno de los temas más enigmáticos de la física, el campo magnético. “La arqueología nos permite obtener con mucha precisión la fecha de un incidente. Es la arqueología la que nos da información muy precisa sobre el eje de tiempo de cuando Jerusalem fue incendiada hasta los cimientos”.

Yoav-Vaknin-of-TAU-at-the-site.-Photographer-Shai-Halevi-Israel-Antiquities-Authority-1024×640

Yoav Vaknin, de la Universidad de Tel Aviv, trabajando en el lugar.

¿Qué es el campo geomagnético?

De acuerdo con Shaar de la Universidad Hebrea, un co-autor del estudio, “el campo magnético es generado por corrientes eléctricas en el núcleo de la Tierra. Nosotros los geofísicos estamos tratando de entender cómo cambia con el tiempo, porque está cambiando constantemente, y estamos tratando de entender por qué, y cuáles son los mecanismos que impulsan los cambios”.

Según un sitio web de la NASA, “cada imán produce un área de influencia invisible a su alrededor. Cuando las cosas de metal u otros imanes se acercan a esta región del espacio, sienten un tirón o un empuje del imán. Los científicos llaman a estas influencias invisibles “campos”.

El estudio del campo magnético tiene muchas implicancias fuera de la física pura y puede ser clave para comprender el cambio climático, ya que es el campo magnético el que funciona como escudo de la Tierra contra la radiación cósmica y las partículas cargadas del sol. También es utilizado como herramienta de navegación por el hombre, como en las brújulas.

Dado que el estudio del campo magnético es todavía una disciplina relativamente joven que comenzó con Carl Friedrich Gauss en la década de 1830, hay un bloqueo de datos desde antes de que los científicos comenzaran a trazar sus coordenadas. La capacidad de obtener coordenadas geomagnéticas de una fecha específica de hace 2.600 años es excepcionalmente rara, dijo Shaar.

La capacidad de trazar el pasado puede permitir a los científicos predecir el comportamiento futuro del campo geomagnético, lo que quizás ayude al futuro de la humanidad.

“El campo magnético de la Tierra realmente cambia su polaridad con el tiempo. Se llaman inversiones de polaridad. Ha habido alrededor de 170 de estas inversiones durante los últimos 76 millones de años según la evidencia geológica”, escribe la NASA. Asimismo, según la NASA, “los geofísicos han notado que la fuerza del campo magnético de la Tierra ha estado decayendo – alrededor del 5 por ciento a nivel mundial durante el último siglo”. Sin embargo, “no está cambiando de manera uniforme; crece, haciéndose más fuerte en algunos lugares y más débil en otros”.

Ciencia

Investigación israelí revela que las bacterias podrían ser la clave para curar el coronavirus

Agencia AJN.- “Nuestro hallazgo podría conducir a medicamentos que curen varios virus, y proporcionar una solución a la próxima pandemia, o tal vez incluso a esta”, dijo el investigador principal del Departamento de Genética Molecular del Instituto Weizmann.

Publicado

el

Por

Bacterial culture plate examination by a female researcher in microbiology laboratory

Agencia AJN.- Según investigadores del Instituto Weizmann de Israel, las bacterias podrían ser la clave para curar el coronavirus y otros tipos de afecciones.

El equipo israelí ha identificado las moléculas que las bacterias producen para protegerse cuando son atacadas por un virus. Creen que éstas, que se pueden fabricar sintéticamente, tendrían la misma capacidad de combatir los virus si se introducen en células humanas infectadas, y están probando la teoría sobre tejido humano en un laboratorio.

Una compañía farmacéutica israelí, Pantheon Biosciences, ya ha autorizado los derechos para desarrollar medicamentos antivirales basándose en el hallazgo, tras darse a conocer la investigación de Weizmann, que fue revisada por pares y publicada el miércoles en la revista Nature.

“Nuestro hallazgo podría conducir a medicamentos que curen varios virus, y proporcionar una solución a la próxima pandemia, o tal vez incluso a esta”, dijo el investigador principal Rotem Sorek, del Departamento de Genética Molecular de Weizmann, al Times de Israel.

El investigador estableció un paralelismo con el descubrimiento de los antibióticos, compuestos que se encuentran en las bacterias y los hongos y que son capaces de matar o inhibir las infecciones bacterianas. “Creemos que hemos encontrado compuestos paralelos que inhibirán los virus”, dijo.

Los estudios realizados en la última década por Sorek, así como los estudios de otros científicos, han revelado que las bacterias tienen sistemas inmunológicos muy sofisticados, a pesar de su tamaño microscópico. En particular, están equipadas para combatir los fagos – virus que infectan a las bacterias.

“La mayoría de la gente se sorprende al oír que los virus atacan a las bacterias, y que las bacterias tienen sus propios medios de defensa. Los científicos son conscientes de esto, pero generalmente no es parte de la comprensión del público”, explicó Sorek.

Su equipo alcanzó el descubrimiento durante un proyecto de investigación más amplio que implicó el análisis de unas 100.000 bacterias.

Sorek no encontró un solo tipo de moléculas sino una familia de moléculas. Dijo que eso es “emocionante” porque plantea la posibilidad de que diferentes moléculas puedan ser utilizadas para combatir diferentes virus.

“Esperamos que esto sea sólo el comienzo y que abra una nueva área de investigación que vea más moléculas antivirales encontradas en las bacterias, que podrían ser adoptadas por la humanidad como nuevas drogas contra los virus”, concluyó.

Seguir leyendo

Argentina

Coronavirus. Ministerios de Ciencia de Israel, Argentina, Colombia y otros 16 países mejorarán su cooperación

Agencia AJN.- Shay lanza un sitio de datos para ayudar a los científicos a trabajar juntos.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- El ministro de Ciencia, Izhar Shay, y 18 de sus homólogos en el mundo firmaron el martes una declaración para mejorar la cooperación mundial frente a la pandemia de coronavirus.

“Esta es nuestra oportunidad de reunirnos y promover la innovación”, dijo en una cumbre virtual especial titulada “Esfuerzos globales en la lucha contra el coronavirus”. “Estamos a punto de compartir conclusiones únicas aquí para que nuestros gobiernos también puedan beneficiarse”.

Shay lanzó un sitio virtual internacional para compartir datos sobre COVID-19 y ayudar a científicos de todo el mundo a trabajar en unión. “Comenzaremos con científicos de sus propios países y, con suerte, podremos incluir a otros de todo el mundo”.

Dijo que en Israel, que tiene seis meses de experiencia lidiando con COVID-19, su ministerio financió 100 proyectos destinados a ofrecer información médica sobre el virus.

El ministro de Ciencia argentino, Roberto Salvarezza, dijo que su ministerio creó una unidad COVID-19 “en asociación con empresas biotecnológicas y farmacéuticas”, lo que permite al país crear kits de prueba efectivos y baratos que ahora se emplean en hospitales de Argentina.

La ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación de Colombia, Mabel Gisela Torres, elogió el acuerdo comercial recientemente activado con Israel y explicó cómo Colombia planea iniciar un proyecto para filtrar el aire utilizado en el transporte público para garantizar la seguridad de los pasajeros durante el COVID-19.

En tanto, el Ministro de Salud de Israel publicó un nuevo reporte matutino por coronavirus y se registró un nuevo récord de resultados positivos con 4.973 casos, sobre un total de 47.509 tests (10.8%), la mayor cantidad desde el inicio de la pandemia.

La cantidad de pacientes graves es de 533, de los cuales 140 están con respirador artificial. Estos datos, que reflejan un importante aumento, se dan tres días antes de que se inicie la segunda cuarentena a nivel nacional en el país. Desde iniciada la pandemia fallecieron 1.141 personas.

Actualmente hay 40.647 pacientes activos en el país. Desde iniciada la pandemia se registraron 160.368 casos.

Del total de casos conocidos ayer, 2.618 se dieron en zonas que no son designadas como “Rojas” o de alta morbilidad, un aumento de 500 al día anterior.

A raíz de estos datos, Grecia anunció que a partir de mañana, se limitará el ingreso de israelíes a cinco mil por semana. Esto pese que a se había eliminado la restricción a la entrada al país.

Asimismo, el comisionado de coronavirus de Israel, el profesor Ronni Gamzu, envió una carta a los ministros de salud y educación para solicitar que las escuelas adelanten el cierre de los establecimientos para mañana miércoles, en lugar del viernes, como se decidió originalmente.

“El gobierno tomó la decisión equivocada, en contra de las recomendaciones profesionales”, dijo Gamzu en la carta. “Además, estamos viendo un aumento en la infección en general y específicamente entre el público en general”, sostuvo.

Según el comisionado, el aumento se centra particularmente en los niños en edad escolar, especialmente los de 10 años en adelante. “Les pido que acepten la recomendación profesional y no permitan que mañana abran escuelas, con todas las complicaciones que eso conlleva”, prosiguió. Dijo que, de ser necesario, solo el quinto grado en adelante podría cerrar temprano. “Detrás de esta recomendación se encuentran todos los profesionales relevantes”, concluyó.

La carta de Gamzu se produjo cuando casi 5.000 personas fueron diagnosticadas con el nuevo coronavirus en las últimas 24 horas, informó el martes el Ministerio de Salud.

De las alrededor de 47.000 personas que se hicieron la prueba, eso significa que el 10,5% dieron positivo.

El pico se produce solo tres días antes de que el país entre en un segundo bloqueo nacional por coronavirus, que mantendrá a los israelíes en sus hogares durante al menos dos semanas.

La decisión de implementar el cierre se produjo cuando los hospitales levantaron banderas rojas, por temor a la incapacidad de tratar al creciente número de pacientes en estado grave.

Según los informes, el primer ministro Benjamin Netanyahu les dijo a los ministros del Likud que no atacaran al comisionado de coronavirus, el profesor Ronni Gamzu, por el cierre durante una conferencia telefónica con ellos el lunes. Sus declaraciones se produjeron después de una acalorada reunión de ministros de siete horas el lunes, durante la cual se aprobó el cierre.

En la reunión, el ministro del Agua, Ze’ev Elkin, por ejemplo, acusó a Gamzu de “zigzaguear todo el tiempo” y no presentar criterios claros sobre cómo terminará el cierre. “En el gabinete del coronavirus, nos dijeron que para que un bloqueo sea efectivo, se necesitan de tres a cuatro semanas y no dos”, dijo Elkin. “Necesitamos decir esto honestamente al público”. dijo.

El Ministerio de Salud, junto con otros ministerios relevantes, aún está ultimando los detalles de algunas de las restricciones. Se espera una versión final de esas directivas para las próximas horas.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!