Seguinos en las redes

Brasil

Salieron a la luz los vínculos entre Israel y la dictadura en Brasil

Agencia AJN.- Israel mantuvo estrechos vínculos con el régimen militar de Brasil, esperaba enviar allí a los refugiados palestinos y firmó un acuerdo de cooperación nuclear pacífica con él, según los archivos del Ministerio de Relaciones Exteriores. 

Publicada

el

Untitled
Las Fuerzas Armadas de Brasil en camino a Río de Janeiro.

Agencia AJN.- En los días posteriores a la elección de Bolsonaro, que no oculta su simpatía por el régimen que cayó en 1985, los documentos del archivo del Ministerio de Relaciones Exteriores permiten vislumbrar la relación durante ese momento oscuro. Levi Eshkol creía que Brasil estaría dispuesto a absorber a miles de refugiados de Gaza, y que los países también tenían cooperación nuclear. “Espero que el régimen sobreviva”, había escrito la cancillería.

Israel mantuvo estrechos vínculos con el régimen militar de Brasil, esperaba enviar allí a los refugiados palestinos y firmó un acuerdo de cooperación nuclear pacífica con él, según los archivos del Ministerio de Relaciones Exteriores. Los documentos, publicados por primera vez por el activista de derechos humanos Itay Mac, dan testimonio de la cálida relación entre el gobierno israelí y la dictadura, que gobernó en el estado sudamericano desde 1964 hasta 1985.

La Guerra de los Seis Días dio lugar a bastantes ideas delirantes para abordar el problema de los refugiados palestinos. El primer ministro Levi Eshkol creyó que Brasil podría ser una solución. Después de las conversaciones con el embajador de Brasil en Israel, Eshkol escribió el 23 de agosto, aproximadamente dos meses después de la victoria militar: “Estas conversaciones me dan razones para creer en un traslado de miles, si no decenas de miles de familias árabes, especialmente de la Franja de Gaza”.

brasil2

Carta de Levi Eshkol del 23 de agosto de 1972.

Israel trató de fortalecer sus lazos con Brasil presentándolo como un socio en la lucha contra el terrorismo global de organizaciones de izquierda, algunos de los cuales apoyaron a los palestinos. El Ministerio de Relaciones Exteriores proporcionó información de que la OLP estaba capacitando y apoyando a las organizaciones guerrilleras en toda América del Sur, aunque el efecto de la organización palestina en esos grupos no fue muy grande. En 1966, el Ministerio de Relaciones Exteriores escribió sobre la situación en Brasil: “La OLP está poniendo en peligro el régimen existente”.

El kibutz Berl Chayil en el Negev, donde una gran población de judíos emigraron de Brasil, también fue reclutado para la expansión de la Alianza. El Ministerio de Relaciones Exteriores se acercó a él y le pidió que se dirigiera al Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil y describiera sus experiencias como “la primera posición del mundo libre frente a las olas de agresión apoyadas por el mundo comunista”.

Los dos países establecieron agregados militares entre sí, y en 1973 Israel presentó sus mejores productos de defensa en un salón aéreo en Sao Paulo, incluidos aviones, misiles y equipos electrónicos. La profundidad de los vínculos de seguridad durante ese período se mantuvo bajo la niebla de censura del Ministerio de Defensa israelí, que no comparte los documentos de exportación de la defensa, mientras que Brasil tampoco realizó una investigación pública significativa después de la caída del régimen militar, a diferencia de sus vecinos en el continente.

Poco se sabe que si las fuerzas de seguridad brasileñas portaban rifles Uzi y si la Unidad de Inteligencia que encabezó la persecución de los opositores al régimen fue entrenada en Israel.

Brasil e Israel cooperaron en el campo nuclear civil y firmaron cuatro acuerdos sobre el tema. El primero de ellos entró en vigor el 10 de agosto de 1964, cuatro meses después del golpe. Según los documentos, científicos israelíes viajaron a Brasil y, a principios de la década de 1970, el jefe de la Comisión de Energía Atómica de Israel, Shalhevet Freier, fue recibido en el país sudamericano. Sin embargo, un año después de la firma del último acuerdo suplementario en 1974, hay un notable distanciamiento entre Brasilia y Jerusalén en el período posterior a la Guerra de Yom Kippur.

Un documento de Gideon Tadmor, subdirector del Departamento de Cooperación Internacional en el Ministerio de Relaciones Exteriores, con fecha del 19 de diciembre de 1975, indica una reducción en la cooperación nuclear entre Israel y Brasil. Explicó que el régimen militar quería minimizar sus relaciones con Israel y estaba algo decepcionado por “el tipo de asistencia que ofrecimos que no era exactamente lo que buscaban”. En junio de 1981, Brasil afirmó que Israel había diseminado información sobre su acuerdo para vender uranio y equipos nucleares a Irak, y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Jerusalem pensó que eran filtraciones deliberadas del Mossad.

“El objetivo de Brasil en sus relaciones con los países de Oriente Medio es completamente pragmático y es la promoción de sus intereses económicos, comerciales y financieros vitales, tal como lo define el Presidente. (…) Estos intereses requieren el fomento de las relaciones con los países árabes, primero y principalmente con los que producen petróleo”, escribió el embajador israelí en Brasil en ese momento, Mordejai Schneerson.

Según él, si bien el liderazgo del ejército simpatizaba con Israel, las consideraciones políticas dificultaban la realización de acuerdos de armas. “Deberíamos concentrarnos en productos cuya identidad israelí pueda disfrazarse”, escribió el embajador.

Al menos 443 personas fueron asesinadas o “desaparecieron” durante ese oscuro período en la historia de Brasil, junto con los arrestos y torturas de miles de personas. La Ley de Inmunidad Especial de 1979 prohíbe el enjuiciamiento de los oficiales militares responsables de los delitos de dictadura.

Brasil

La Cámara de Comercio Brasil-Israel debatió sobre el futuro del mercado financiero post pandemia

Publicado

el

Por

brasil

Agencia AJN.- La Cámara de Comercio e Industria Brasil-Israel celebró el viernes un debate en línea con los expertos Arthur Mizne, fundador de M Square; e Ivan Kraiser, de Garín Investimentos; para dialogar sobre cómo será el mercado financiero post pandemia.

Mizne, con sede en Londres, presentó una visión general de los efectos de la crisis financiera, mientras que Kraiser destacó los impactos en Brasil. Juntos discutieron los mercados mundiales, el estrés cambiario, la situación de las empresas y las nuevas empresas, así como los cambios en las modalidades de inversión, entre otros temas.

“En 30 años en el mercado financiero, nunca había visto tanta tensión en la economía. Mientras que el mercado del entretenimiento, las aerolíneas y las agencias de viajes perdieron en esta crisis, las compañías tecnológicas, el comercio electrónico y el sector de exportación (principalmente de mineral, celulosa y proteínas) ganó”, destacó Kraiser.

Para Mizne, “la digitalización ya era una tendencia. Las empresas que ya tenían este enfoque, aceleraron el proceso, mientras que las que ya se estaban desacelerando, como los grandes almacenes y los centros comerciales, disminuyeron rápidamente”.

Seguir leyendo

Brasil

Coronavirus. Embajador israelí en Brasil confirmó que Israel trabaja “arduamente en el desarrollo” de una vacuna

Agencia AJN.- El embajador Yossi Shelley sostuvo que “el mayor desafío es prevenir un nuevo brote de la pandemia”. Además comentó que “también se están llevando a cabo conversaciones profesionales entre equipos de expertos de ambos países para transmitir la experiencia acumulada de Israel en el tratamiento del virus”.

Publicado

el

Por

bra

Agencia AJN.- El embajador de Israel en Brasil, Yossi Shelley, afirmó que las compañías israelíes trabajan “arduamente en investigación y desarrollo para encontrar una vacuna, así como un medicamento efectivo para tratar y prevenir COVID-19”.

En una entrevista que publica la revista Embassy, el diplomático confirmó que el objetivo de Israel es evitar un “segundo brote” en el país con la llegada del invierno, en septiembre.

“En Israel hoy tenemos un aplanamiento de la curva del caso COVID-19 y se está produciendo la reanudación de varios sectores económicos”, apuntó el embajador, quien agregó que “el mayor desafío es prevenir un nuevo brote de la pandemia y prepararse para una segunda ola potencial con el invierno en Israel en septiembre. Otro desafío es la restauración de la actividad económica sin dañar la salud pública”.

Consultado sobre la decisión del gobierno de cerrar algunos centros especializados en coronavirus, Shelley explicó que “con el aplanamiento de la curva, hay que redirigir nuestros recursos médicos limitados para tratar otras enfermedades”.

Respecto de la reanudación de las actividades, el embajador indicó que “restaurantes, bares, piscinas, hoteles han reanudado sus actividades”. “Existen algunas restricciones, como mantener la distancia de dos metros, reducir el número de sillas y mesas en restaurantes y bares, además de reducir la capacidad de los teatros en un 25%. Israel está hablando con países ‘verdes’, que ya no registran casos de COVID 19, sobre cómo aliviar todas las restricciones de viaje entre ellos e Israel”, añadió.

En este contexto y sobre los efectos que tiene la pandemia en el conflicto con los palestinos, el diplomático destacó que “Israel apoya económicamente a la Autoridad Nacional Palestina e incluso proporciona equipos y cooperación entre los equipos médicos israelíes y palestinos para combatir el coronavirus”.

“Además, Israel está ayudando a organizaciones de todo el mundo, así como a otros países, en la lucha contra la pandemia. El primer ministro Netanyahu habló con el presidente Bolsonaro y, además de expresar la solidaridad del pueblo israelí con el pueblo brasileño, los agentes combinaron la cooperación israelí con las industrias brasileñas para producir el equipo médico necesario para lidiar con el epidemia”.

Shelley comentó que “también se están llevando a cabo conversaciones profesionales entre equipos de expertos de ambos países para transmitir la experiencia acumulada de Israel en el tratamiento del virus”.

Sobre cómo hizo Israel para enfrentar la pandemia, el embajador comentó que su país “reaccionó de manera modular a la pandemia”. “Primero, se cerraron los viajes internacionales desde los países más infectados. Todos los israelíes que llegaron del extranjero tuvieron que completar semanas de cuarentena. Un decreto especial permitió a la policía verificar que las personas cumplan con esta cuarentena e identificar rápidamente cuáles de ellos se infectaron por COVID-19 y alertarlos sobre las pruebas y la cuarentena”.

“Las compañías israelíes están trabajando arduamente en investigación y desarrollo para encontrar una vacuna, así como un medicamento efectivo para tratar y prevenir COVID-19. Además, la tecnología de tratamiento remoto israelí (telemedicina) se ha aplicado para pruebas remotas, se han enviado kits de prueba a personas en cuarentena y, por lo tanto, los médicos han mantenido la máxima atención con un riesgo mínimo”, indicó.

Asimismo señaló que “la tecnología de esterilización y la limpieza de tejidos moleculares se introdujeron por primera vez y, debido a la falta de ventiladores, las agencias de seguridad israelíes desarrollaron y construyeron rápidamente ventiladores en las líneas de producción que anteriormente se usaban para construir satélites y cohetes espaciales”.

Finalmente, Shelley opinó que las dos misiones principales del gobierno de unidad recientemente conformado serán “la restauración de la economía israelí después del coronavirus y la promoción del plan estadounidense con socios en todo el mundo, incluidos los países árabes de paz y prosperidad, que Israel apoya y acepta”.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!