Seguinos en las redes

Ciencia

Un matemático de la Universidad Hebrea de Jerusalem recibió el Premio Abel, conocido como el Nobel de las matemáticas

Agencia AJN.- Hillel Furstenberg será el primer israelí en recibir el galardón, otorgado a las contribuciones de “extraordinaria profundidad e influencia”.

Publicada

el

Prof Hillel Furstenberg3_Credit Yosef Adest

Agencia AJN.- La Academia Noruega de Ciencias y Letras anunció que otorgará el Premio Abel a Hillel Furstenberg, de la Universidad Hebrea de Jerusalem, y a Gregory Margulis, de la Universidad de Yale, “por ser pioneros en el uso de métodos de probabilidad y dinámica en la teoría de grupos, la teoría de números y la combinatoria”.

El Premio Abel fue establecido por el Gobierno de Noruega en 2001 “para dar a los matemáticos su propia distinción como la de un Premio Nobel” y conlleva un premio en efectivo de 7,5 millones de coronas noruegas (834.000 dólares de los EE.UU.). Furstenberg, un sobreviviente de la Kristallnacht, es el primer israelí en ganar este prestigioso premio.

Furstenberg y Margulis inventaron las técnicas de “random walk”, una rama central de la teoría de la probabilidad, que consiste en una sucesión de pasos aleatorios. Estas técnicas se utilizaron para investigar objetos matemáticos e introdujeron métodos probabilísticos para resolver muchos problemas no resuelvos en la teoría de grupos, la teoría de números, la combinatoria y la teoría de gráficos.

“Furstenberg y Margulis asombraron al mundo matemático con su ingenioso uso de métodos probabilísticos y ‘random walks’ para resolver problemas profundos en diversas áreas de las matemáticas”, compartió Hans Munthe-Kaas, presidente del comité de Abel. “Derribaron el tradicional muro entre las matemáticas puras y las aplicadas”, continuó, “y abrieron una gran cantidad de nuevos resultados, con aplicaciones a la tecnología de la comunicación y la informática”.

Furstenberg nació en Berlín en 1935. Su familia huyó de la Alemania nazi en 1939 y se estableció en los Estados Unidos. Ya como estudiante universitario, Furstenberg comenzó a desarrollar una reputación como un matemático prometedor. Cuando publicó uno de sus primeros trabajos académicos, comenzaron a circular rumores de que Furstenberg no era un individuo sino más bien un seudónimo de un grupo de matemáticos, por no entender cómo podía ser que una persona pudiera sacar ideas de tantas áreas diferentes.

Después de enseñar en varias de las principales universidades americanas, incluyendo Princeton, M.I.T. y la Universidad de Minnesota, Furstenberg se trasladó a Israel en 1965 para unirse al Instituto Einstein de Matemáticas de la Universidad Hebrea. Este movimiento ayudó a establecer a Israel como un centro mundial de matemáticas, y Furstenberg ganó el Premio Israel en 1993 y el Premio Wolf en 2007.

“El Premio Abel del Profesor Furstenberg es un verdadero honor para la Universidad Hebrea y para Israel, como un todo”, compartió el Presidente de la Universidad Hebrea, Asher Cohen. “Hillel no sólo es un matemático de clase mundial, sino que es un mentor para decenas de estudiantes que ya han cambiado su mirada acerca de las matemáticas. No podríamos estar más orgullosos de su premio, un logro de nivel Nobel”.

Al igual que Furstenberg, Margulis, nacido en Rusia, también fue anunciado como un destacado matemático desde temprana edad. Sin embargo, el hecho de ser judío en la Unión Soviética significó que Margulis no pudiera conseguir un trabajo en la Universidad de Moscú. Finalmente, emigró a los Estados Unidos y comenzó a trabajar en la Universidad de Yale. Debido a la diferencia de edad de diez años entre ellos y a las restricciones de viaje en la Unión Soviética, los dos laureados no colaboraron formalmente, pero sí influyeron en los trabajos de ambos.

La ceremonia de entrega del Premio Abel de este año tendrá lugar en una fecha posterior, cuando el Rey Harald V de Noruega presente el Premio Abel a los galardonados. La ceremonia original, programada para el 19 de mayo, ha sido pospuesta debido al brote del coronavirus.

Ciencia

Coronavirus. Plataforma en Internet sobre olfato desarrollada por israelíes podría ayudar a detectarlo

Agencia AJN.- La prueba de cinco minutos es capaz de identificar cambios repentinos en la percepción del olor que podrían indicar la aparición del COVID-19.

Publicado

el

Por

CORONA 1

Agencia AJN.- Después de que muchos pacientes con coronavirus informaran una pérdida temporal del olfato, investigadores del Instituto de Ciencias Weizmann y el Centro Médico Edith Wolfson han desarrollado una plataforma en Internet que permite el autocontrol de ese sentido para detectar signos tempranos de la infección.

SmellTracker se basa en un algoritmo desarrollado por el laboratorio del profesor Noam Sobel, del Departamento de Neurobiología del Instituto Weizmann, que se especializa en investigación olfativa.

Los investigadores han desarrollado un modelo matemático para caracterizar con precisión el sentido del olfato único de cada individuo o “huella digital olfativa”.

Basada en el algoritmo, SmellTracker guía a sus usuarios sobre cómo mapear su sentido del olfato con el uso de cinco olores comunes que se encuentran en cada hogar: especias, vinagre, pasta de dientes, aromatizantes y mantequilla de maní.

La prueba de cinco minutos es capaz de identificar cambios repentinos en la percepción del aroma que podrían indicar la aparición del COVID-19.

Los investigadores dicen que ya han identificado posibles casos de coronavirus con esa herramienta, que luego se confirmaron.

Creen que en la medida que se recopilen más datos existirá una mayor probabilidad de caracterizar una “huella digital olfativa única para la detección temprana” de casos.

Lanzado con el respaldo del Ministerio de Defensa, el proyecto se promoverá en Suecia, Francia y otros países en los próximos días; actualmente está disponible en inglés, hebreo y árabe, y pronto estará en sueco, francés, japonés, español, alemán y persa.

CGG

Seguir leyendo

Ciencia

Las universidades israelíes lideran la lucha contra el coronavirus

Agencia AJN.- Los prestigiosos establecimientos educativos de Israel están a la vanguardia de las tecnologías e innovaciones médicas, y conducen grupos de trabajo y métodos para la elaboración de vacunas, en esfuerzos destinados a detener la propagación del virus COVID-19.

Publicado

el

Por

Researchers-at-Ben-Gurion-University-of-the-Negev-880×495

Agencia AJN.- Las universidades e institutos israelíes -y sus académicos, investigadores, médicos, científicos y estudiantes afiliados- están a la cabeza de la lucha contra el coronavirus. La Universidad Ben-Gurion, el Instituto de Tecnología Technion, el Campus de Atención de la Salud de Rambam, el Instituto de Investigación Migal y el Centro Médico Sheba están cada uno a la vanguardia de las tecnologías e innovaciones médicas, los grupos de trabajo, los métodos y las vacunas que se están elaborando, y trabajan para proteger la propagación del coronavirus, que se ha convertido en una tragedia mundial en los últimos meses. A continuación, se presenta un resumen de lo que los establecimientos han elaborado hasta el momento, y sus aplicaciones.

Universidad Ben-Gurion del Neguev (Beersheva)

El presidente de la Universidad Ben-Gurión del Néguev, el profesor Daniel Chamovitz, anunció recientemente un grupo de trabajo para “aprovechar la capacidad intelectual, las habilidades de investigación y el ingenio de la universidad para ayudar a hacer frente a la pandemia de coronavirus”. Además, sostuvo que es “nuestra obligación moral contribuir a hacer frente a esta pandemia”.

En una reunión a la que asistieron 50 científicos de diversos departamentos de la universidad, se presentaron ideas y el grupo de tareas se dividió en varios comités que trabajaron en los proyectos y colaboraciones más prometedoras. Entre ellas, figuran mascarillas autoesterilizantes, aviones teledirigidos de emergencia, una prueba de coronavirus que podría durar sólo cinco minutos utilizando tecnología de chips, y un sistema de telemedicina a distancia.

“La Universidad Ben Gurión se esfuerza por ser la principal universidad de Israel en ofrecer un esfuerzo de respuesta integral y multidisciplinario contra el virus”, dijo Doug Seserman, Director General de la Universidad.

El profesor Nadav Davidovitch, director de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Ben-Gurión, compartió su optimismo de que “estas situaciones pueden llevar a la innovación”. “Como tenemos un seguro médico nacional, tenemos excelentes registros electrónicos y podemos aprovechar la integración entre los hospitales y la comunidad”, añadió.

“Israel se ha estado preparando para este tipo de eventos durante al menos dos décadas, con el establecimiento de un equipo de respuesta e intervención epidemiológica”, dijo Davidovitch. “Tenemos un sistema muy sólido de pruebas de laboratorio, un fuerte sistema de vigilancia de los brotes de gripe y un sólido sistema de salud pública bien capacitado para realizar investigaciones epidemiológicas”, concluyó.

Instituto de Tecnología Technion y el Campus de Salud de Rambam (Haifa)

Los investigadores del Instituto de Tecnología de Israel Technion y del Campus de Salud de Rambam han probado con éxito un nuevo método llamado “pooling”, que según ellos aumentará drásticamente la capacidad del país para testear el COVID-19.

Permitiendo la prueba simultánea de docenas de muestras, según los investigadores, el método acelerará enormemente la tasa de pruebas y de detección de la enfermedad. Sólo en los raros casos en que la muestra conjunta resulte positiva, se necesitará una prueba individual para cada una de las muestras específicas.

“Aplicando la prueba cuando la tasa de infección en la población es baja, permitirá identificar los casos antes de que un brote sea aparente”, aseguró Idan Yelin, investigador de la Facultad de Biología Technion. “Lo bueno de este método es que puede ser utilizado inmediatamente”, dijo, ya que “utiliza el mismo equipo y kits que se utilizan habitualmente, conservando los escasos reactivos”.

“Mucha gente en todo el mundo encontró nuestro trabajo interesante y se ha puesto en contacto con nosotros”, añadió Yelin. “Por lo que sabemos, este método no se está utilizando actualmente en ningún otro lugar”, y señaló que “la idea en sí misma no es nueva, es sólo que faltaba una prueba de concepto”.

Instituto de Investigación Migal de Galilea (Kiryat Shmona, Israel)

“Una nueva vacuna para el coronavirus estará lista para ser probada en menos de 10 semanas”, dijo el director general del Instituto de Investigación Migal Galilee, David Zigdon.

Financiado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Israel, y en cooperación con el Ministerio de Agricultura de Israel, el instituto ha estado trabajando durante cuatro años en una vacuna que pueda ser adaptada para varios virus, que ahora se está centrando en crear una vacuna contra COVID-19, la cepa humana del coronavirus.

Según el instituto, esta posibilidad se identificó como un subproducto del desarrollo por parte de Migal de una vacuna contra el IBV (Virus de Bronquitis Infecciosa), una enfermedad que afecta a las aves de corral. Ahora, Migal ha hecho los ajustes genéticos necesarios para adaptar la vacuna a COVID-19, y está trabajando para conseguir las aprobaciones de seguridad que permitirán las pruebas en humanos.

Según Zigon, el objetivo del instituto es producir la vacuna durante las próximas siete a nueve semanas, y conseguir la aprobación de seguridad en otras pocas semanas.

“Esta será una vacuna oral, lo que la hará particularmente accesible al público en general”, dijo en un comunicado de prensa. “Actualmente estamos teniendo conversaciones avanzadas con posibles asociados que pueden ayudar a acelerar la fase de ensayos en seres humanos y agilizar la finalización del producto final y su reglamentación”, aseguró.

Centro Médico Sheba en Tel Hashomer (Ramat Gan)

Clasificado entre los 10 mejores hospitales del mundo en 2020 por Newsweek, el Centro Médico Sheba de Israel se encuentra actualmente en la primera línea de la lucha contra la pandemia de coronavirus. Sus médicos han innovado con la telemedicina en el tratamiento del virus, protegiendo al mismo tiempo al personal médico y estableciendo el estándar de atención a través de formatos virtuales durante este tiempo.

“El Centro Médico Sheba se ha convertido en un líder mundial en lo que respecta a la telemedicina en la lucha contra esta pandemia”, dijo la Dra. Galia Barkai, jefa de telemedicina del Centro Médico Sheba.

Barkai expuso las tres formas principales a través de las cuales Sheba está utilizando la telemedicina para tratar y salvar a los pacientes, mientras protege también a los trabajadores de la salud.

En primer lugar, el centro está “haciendo la transición de los servicios estándar, como la atención de pacientes externos, a las visitas virtuales”.

En segundo lugar, Sheba está utilizando la telemedicina para apoyar a los pacientes con coronavirus aislados en una instalación especial. “Hemos creado una nueva norma que se ha convertido ahora en una norma nacional en Israel”, dijo. “Lo hacemos a través de kits de telemedicina que contienen una tecnología innovadora que los pacientes pueden utilizar en casa y que informan a los médicos en tiempo real”, explicó.

La tercera, continuó, es para pacientes en estado crítico. “Diseñamos nuestra nueva y dedicada UCI de cuidados críticos COVID-19 para que las enfermeras y los médicos puedan tratar al paciente continuamente a una distancia segura, usando varios métodos de inteligencia artificial para predecir el deterioro del paciente, la robótica e incluso un minicoche que les permita acercarse a los pacientes”.

“Sólo fue posible poner en práctica estos nuevos servicios tan rápidamente en Sheba porque hemos estado trabajando en capacidades avanzadas de telemedicina durante años”, dijo Barkai. “Esto nos permitió escalar rápidamente en el momento de la crisis”, expresó.

Aunque no se trata de una “tecnología nueva” que Sheba está inventando, el centro médico se destaca por aprovechar la tecnología existente e incorporarla en su flujo de trabajo, estableciendo un nuevo estándar de atención para los hospitales y centros médicos de todo el mundo.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!