Seguinos en las redes

Internacionales

Vendedores judíos ortodoxos protestaron por una nueva política de Amazon que los obliga a trabajar los sábados

Publicada

el

amazon

Agencia AJN.- Amazon, el gigante de comercio electrónico, impuso una nueva norma de envío que obliga a los comerciantes judíos ortodoxos a ofrecer entregas los días sábados, durante el shabat, la jornada de descanso.

Un cambio en los requisitos para participar en un programa de entrega de Amazon selecto está planteando desafíos potencialmente insuperables para los vendedores ortodoxos.

A partir del 1 de febrero que se puso en marcha la nueva normativa para un servicio de suscripción que incluye entrega gratuita en dos días y que establecen que deben aceptar cumplir con los pedidos seis días a la semana.

Los vendedores pueden elegir la entrega en sábado o domingo para cumplir con su compromiso de seis días a la semana, pero las empresas de envío como FedEx y UPS ofrecen recolección limitada o nula los domingos. Los judíos observantes no hacen negocios durante el sábado judío, desde la puesta del sol del viernes hasta la puesta del sol del sábado.

Los vendedores ortodoxos representan una parte desproporcionada de los vendedores externos, según un informe de Buzzfeed de 2019 que exploró las conexiones entre el mercado de Amazon y las comunidades ortodoxas.

The Free Beacon informó el viernes que la nueva política está expulsando negocios dirigidos por judíos observantes.

Amazon le dijo a Free Beacon que los vendedores de Prime tenían una notificación de la política con más de cinco meses de anticipación para presentar adaptaciones y que tenían personal dedicado para ayudar a las empresas. Free Beacon dijo que había escuchado de las empresas ortodoxas que Amazon no respondía.

StandWithUs, una organización sin fines de lucro pro-israelí, ha propuesto a Amazon que permita a los vendedores apagar su insignia de Amazon Prime durante Shabat, lo que significa que a los compradores no se les promete un envío rápido durante ese tiempo.

Internacionales

La Corte Penal Internacional podrá investigar a Israel y a Hamás por “crímenes de guerra”

Agencia AJN.- En un controvertido fallo, los jueces de instrucción del organismo determinan que Palestina es un Estado y, por tanto, La Haya puede investigarlo. Es probable que la investigación abarque la guerra de Gaza de 2014, la política de asentamientos y las acciones del ejército israelí en la frontera con la Franja.

Publicado

el

Por

Opening of the confirmation of charges hearing in Al Hassan case

Agencia AJN.- En una importante y polémica decisión hecha pública el viernes, una sala de instrucción de la Corte Penal Internacional determinó que La Haya es competente para abrir una investigación penal contra Israel y los palestinos por los crímenes de guerra presuntamente cometidos en Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalem Oriental.

La fiscal jefe de la CPI, Fatouh Bensouda, había indicado en 2019 que una investigación penal, si se aprobaba, se centraría en el conflicto entre Israel y Hamás de 2014 (Operación Borde Protector), en la política de asentamientos israelíes y en la respuesta israelí a las protestas en la frontera de Gaza.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, condenó el fallo del viernes. “Hoy la CPI ha demostrado una vez más que es un organismo político y no una institución judicial”, manifestó el mandatario. “La CPI ignora los verdaderos crímenes de guerra y en su lugar persigue al Estado de Israel, un Estado con un fuerte gobierno democrático que santifica el Estado de derecho, y que no es miembro de la CPI”, agregó.

“Con esta decisión, la Corte viola el derecho de las democracias a defenderse del terrorismo, y hace el juego a quienes socavan los esfuerzos por ampliar el círculo de la paz. Seguiremos protegiendo a nuestros ciudadanos y soldados de cualquier forma de persecución legal”, concluyó Netanyahu.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Gabi Ashkenazi, dijo que la decisión de la cámara “premia el terrorismo palestino y la negativa de la AP a volver a las negociaciones directas con Israel, contribuyendo efectivamente a una mayor polarización entre las partes”. “Hacemos un llamamiento a todos los Estados que ven la importancia en el sistema jurídico internacional y se oponen a su explotación política, para que respeten el derecho soberano de los Estados a decidir no aceptar la jurisdicción del tribunal”, añadió.

Por el contrario, el ministro de Asuntos Civiles de la Autoridad Palestina, Hussein al-Sheikh, calificó la decisión de “victoria de la verdad, la justicia, la libertad y los valores morales en el mundo”.

El portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Ned Price, dijo que su oficina aún estaba revisando la decisión. Sin embargo, aclaró que la administración Biden tiene “serias preocupaciones sobre los intentos de la CPI de ejercer su jurisdicción sobre el personal israelí”.

“Siempre hemos adoptado la posición de que la jurisdicción del tribunal debe reservarse a los países que consienten o a los que el Consejo de Seguridad de la ONU remite”, añadió Price, insinuando la oposición de EE.UU. a la decisión, dado que Israel no es miembro. Estados Unidos tampoco forma parte de la Corte, a la que los palestinos se unieron al tribunal en 2015.

International Criminal Court Marks Opening of the Judicial Year 2020

La fiscal jefe de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, en la apertura del año judicial del tribunal en La Haya, el 23 de enero de 2020.

La CPI está pensada para servir de tribunal de última instancia cuando los propios sistemas judiciales de los países no pueden o no quieren investigar y enjuiciar los crímenes de guerra. El ejército israelí dispone de mecanismos para investigar las presuntas infracciones cometidas por sus tropas y, a pesar de las críticas por la insuficiencia del sistema, los expertos afirman que tiene muchas posibilidades de evitar que la CPI investigue sus prácticas bélicas. Sin embargo, en lo que respecta a los asentamientos, algunos expertos afirman que Israel podría tener dificultades para impugnar el derecho internacional que prohíbe el traslado de una población civil a un territorio ocupado.

Si Israel y/o Hamás son finalmente condenados por crímenes de guerra, y si los altos cargos son nombrados en dicho veredicto, podrían ser objeto de órdenes de detención internacionales. Esto podría llevar a una situación en la que algunos Estados miembros recomendaran a los funcionarios especificados en la sentencia que evitaran las visitas para no arriesgarse a ser detenidos.

El panel de tres jueces recibió la orden de llegar a una conclusión sobre el derecho de la CPI a ejercer su jurisdicción en diciembre de 2019, después de que Bensouda determinara, al final de su propia investigación de cinco años sobre la “situación en Palestina”, que había “bases razonables para creer que se cometieron crímenes de guerra” en las regiones de Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalem Este tanto por las FDI como por el grupo terrorista Hamás, así como por otros “grupos armados palestinos”.

En ese momento, Bensouda dijo que creía que el tribunal tenía efectivamente jurisdicción, según los términos del Estatuto de Roma que estableció la CPI, para investigar posibles crímenes de guerra en la zona. Sin embargo, debido a la naturaleza controvertida del caso, pidió una decisión definitiva a la sala de instrucción. También se invitó a los Estados miembros y a los expertos independientes a opinar sobre el asunto. Israel, rechazando la competencia del tribunal en el asunto, optó por no hacerlo.

En la decisión de 60 páginas, publicada el viernes, el tribunal dictaminó que “Palestina se califica como ‘el Estado en cuyo territorio se produjo la conducta en cuestión'”, y que “la jurisdicción territorial de la Corte en la situación en Palestina se extiende a los territorios ocupados por Israel desde 1967, a saber, Gaza y Cisjordania, incluido Jerusalem Oriental”.

En el fallo del viernes, Marc Perrin de Brichambaut, de Francia, y Reine Adélaïde Sophie Alapini-Gansou, de Benín, representaron la opinión mayoritaria de la sala de instrucción, mientras que Péter Kovács, de Hungría, escribió la opinión disidente.

Israel tenía la opción de presentar su posición sobre el asunto a la CPI, pero decidió no hacerlo, “por la opinión fundamental de que el tribunal no tiene autoridad para llevar a cabo la investigación”, dijo un funcionario diplomático a los medios de comunicación hebreos el año pasado.

Israel lleva mucho tiempo argumentando que la CPI no tiene jurisdicción, ya que no existe un Estado palestino soberano que pueda delegar en la corte la jurisdicción penal sobre su territorio y sus nacionales.

En febrero, el “Estado de Palestina” y otros siete países, así como 33 organizaciones internacionales y estudiosos independientes del derecho internacional, presentaron los denominados documentos amicus curiae (amigos de la corte), en los que ofrecían su opinión sobre si Palestina es un Estado que puede transferir a La Haya la jurisdicción penal sobre su territorio.

Alemania, Australia, Austria, Brasil, la República Checa, Hungría y Uganda plantearon que Palestina no puede transferir la jurisdicción penal sobre su territorio a La Haya.

Incluso los países que han reconocido formalmente el “Estado de Palestina” según las líneas anteriores a 1967 sostuvieron que no se puede considerar necesariamente que Palestina haya concedido válidamente la jurisdicción de la CPI para investigar los crímenes de guerra supuestamente cometidos en su territorio.

Netanyahu ha denunciado repetidamente a la CPI y el pasado mes de mayo declaró que frustrar una posible investigación de crímenes de guerra era una de las principales prioridades del gobierno.

Avigdor Liberman, ex ministro de Asuntos Exteriores que preside el partido laico de derechas Yisrael Beytenu, tuiteó su decepción por la decisión del viernes: “Mientras el mundo entero se ocupa del coronavirus, la CPI ha optado por lanzar su propia campaña destinada a intentar dañar el derecho de Israel a defenderse del terrorismo. Es una decisión delirante y escandalosa”, señaló.

Seguir leyendo

Internacionales

Israel y Grecia negocian la habilitación de viajes sin cuarentena para los vacunados

Agencia AJN.- El primer ministro griego visitaría Jerusalem la próxima semana para anunciar un acuerdo que permitiría la circulación entre los dos países sin restricciones.

Publicado

el

Por

Virus Outbreak Greece

Agencia AJN.- Israel y Grecia habrían negociado un pacto turístico para reconocer mutuamente los certificados de vacunación de ambos países. El acuerdo permitiría a los vacunados desplazarse entre ambos países sin ninguna restricción, según informes difundidos el miércoles.

Se espera que el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, realice una rápida visita a Israel el 8 de febrero para anunciar el acuerdo, según los informes.

El ministro de Asuntos Exteriores y el ministro de Turismo de Grecia se unirán a Mitsotakis en la visita, informó el sitio de noticias Walla.

Sin embargo, el Ministerio de Salud de Israel todavía tiene que aprobar el plan.

Si el acuerdo sale adelante, los viajeros tendrán que presentar un certificado que demuestre que han sido vacunados y no tendrán que someterse a pruebas de detección del virus antes de la salida o después de la llegada, ni pasar ningún tiempo en cuarentena. Los informes no indican cuándo entrará en vigor el acuerdo previsto.

Mitsotakis y una delegación griega visitaron Jerusalem en junio para discutir el turismo entre Grecia e Israel y otros asuntos.

ISRAEL-GREECE-DIPLOMACY-HEALTH-VIRUS

El primer ministro Netanyahu y su homólogo griego Kyriakos Mitsotakis el 16 de junio de 2020.

Israel también está en conversaciones para promulgar acuerdos similares con Rumania, Serbia, Chipre, Georgia y Seychelles, informó el sitio de noticias Ynet.

Israel, Grecia y Chipre mantienen relaciones amistosas, incluso sobre la producción de gas en el Mediterráneo, y todos tienen una relación tensa con Turquía, que pretende ampliar su producción de combustible en la región.

Israel se encuentra actualmente bajo un cierre nacional para frenar un brote de la tercera ola del virus. Las restricciones han cerrado su principal aeropuerto internacional a los vuelos comerciales para evitar la importación de nuevas variantes del virus más infecciosas desde el extranjero.

La variante británica representa la mayoría de los nuevos casos en Israel y está causando enfermedades más graves entre los israelíes más jóvenes que la cepa original del virus. Está previsto que el cierre se levante el viernes, pero las autoridades sanitarias están presionando para que se prorrogue.

La campaña de vacunación de Israel ha tenido mucho éxito y ha dado esperanzas de que la pandemia empiece a erradicarse.

Israel ha liderado la campaña de inoculación más rápida del mundo, con más de un tercio de la población recibiendo al menos una dosis. Todos los adultos podrán recibir las vacunas a partir del jueves.

Al principio de la pandemia, Israel, que tenía una baja tasa de infección en ese momento, mantuvo conversaciones con otros países para establecer zonas libres de restricciones para viajar, pero los acuerdos propuestos nunca llegaron a concretarse.

Algunos países, como Seychelles y los Emiratos Árabes Unidos, fueron considerados durante un tiempo “zonas verdes” por el Ministerio de Salud, lo que permitía a los israelíes viajar allí sin pasar por la cuarentena, pero esas excepciones se suspendieron en diciembre.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!