Seguinos en las redes

Cultura

Cinco series en hebreo para viajar un rato a Israel

Series como ‘The baker and the beauty’ o ‘Shtisel’ todavía tienen temporadas pendientes

Publicada

el

ficciones

La ficción israelí no necesita carta de presentación. Sólo hay que ver que, por ejemplo, Homeland y Euphoria son adaptaciones de títulos israelís. Pero hay que reconocer que estos últimos tiempos hay motivos para estar obsesionados con las series en hebreo, que tanto sirven para demostrar que son reyes del thriller como del género bélico o incluso de la comedia romántica. ¿Por dónde empezamos?

Valley of tears (HBO)

1

Hay que aplaudir el esfuerzo de Ron Leshem para presentar los personajes de Valley of tears. El piloto destina los primeros minutos a introducir los soldados que se encuentran en activo el día 6 de octubre de 1973 cuando estalló la Guerra del Yom Kippur. Y, cuando por fin estalla el conflicto entre Israel, Egipto y Siria, el espectador tiene donde agarrarse a nivel emocional para que cada bala, cada explosión, cada impacto se sienta a nivel emocional. Sólo son diez episodios.

Tehran (Apple TV+)

2

Esta producción israelí no permite ver mucho de Israel pero sí que deja al espectador atrapado en la butaca mientras se deja llevar por una trama de espías. Tamar Rabinyan (Niv Sultan), agente del Mossad y hacker informática, entra en Irán con la identidad de otra mujer con el objetivo de neutralizar las defensas aéreas del país. Pero sobrevivir en Teherán no será fácil cuando los planes se tuercen y no tiene en quién confiar en un país donde ser israelí es delito.

Tehran es recomendable por la capacidad que tienen los creadores Moshe Zonder, Dana Eden y Maor Kohn de mantener la tensión y de retratar unos servicios secretos implacables mientras ejecutan las misiones (están lejos de ser unos héroes), además de mostrar una sociedad iraní con una batalla política, cultural y social interna. ¿El único pero? Que la primera temporada es muy coitus interruptus a la espera de la segunda temporada.

Fauda (Netflix)

Y, cómo no, una serie que tiene fama de clásico contemporáneo. En Netflix se pueden recuperar las tres temporadas de Fauda que, como manda la tradición de la televisión israelí, se produjeron con tranquilidad (2015-2017-2019). ¿Y cómo comienza? Doron descubre que no mató a Taufiq Hammed, un hombre responsable de más de 100 muertes en Israel, que está vivo y piensa asistir a la boda de su hermano.

Hay que reconocer la capacidad de la ficción israelí de componer thrillers, posiblemente por una mentalidad muy relacionada con su Estado: es normal que dominen el género cuando tienen uno de los servicios de defensa y de inteligencia más potentes del planeta. Y una virtud muy potente de Fauda es la duración de los episodios: la mayoría de ellos duran poco más de treinta minutos.

The baker and the beauty (Amazon)

La chica de moda de Israel (Rotem Sela), modelo, influencer y heredera de un imperio hotelero, se enamora de un panadero humilde (Aviv Alush) que trabaja con su padre. No es exagerado decir que la primera temporada es una de las mejores comedias románticas que se hayan podido ver en televisión: Sela y Alush tienen una química espléndida, la construcción del romance no se desinfla en ningún momento y los secundarios no se perciben como relleno sino que permiten construir un universo divertido y entrañable.

La segunda temporada, que cayó en excesos culebroneros, se mantuvo como un entretenimiento de primera y, tras dejar al público con un cliffhanger en 2017, se espera que vuelva este 2021 con una tercera temporada. Lo que decíamos: en Israel se toman su tiempo entre temporada y temporada.

Shtisel (Netflix)3

5

Es posible que más de uno descubriera Shtisel tras el éxito de Unorthodox: es el atractivo de adentrarse en una cultura desconocida, en este caso la comunidad judía ultraortodoxa jaredí, sobre todo cuando aparece en un papel secundario la actriz Shira Haas. Es la historia de la familia Shtisel, que vive de espaldas a la modernidad en muchos aspectos al leer de forma estricta las escrituras sagradas.

La primera temporada se estrenó en 2013 en Israel, donde llamó la atención por la mirada mundana al entorno ultraortodoxo, que sirve de telón de fondo para un drama familiar. Quien pensara que la historia estaba cerrada, estaba equivocado: se está emitiendo la tercera temporada en su país de origen.

Autor: PERE SOLÀ GIMFERRER | Fuente: lavanguardia.com

Dejá tu comentario

Cultura

Arqueólogos israelíes encuentran una antigua inscripción de ‘Cristo, nacido de María’ en el norte de Israel

Agencias AJN.- La Autoridad de Antigüedades informó que la inscripción fue hallada grabada en la entrada de un impresionante edificio del período bizantino o islámico temprano, con pavimentos de mosaicos decorados con un diseño geométrico.

Publicado

el

Por

arque

Agencia AJN.- Arqueólogos israelíes encontraron una inscripción griega de 1.500 años con la leyenda que dice “Cristo, nacido de María” fue desenterrada en el norte de Israel.

Según informó la Autoridad de Antigüedades, la inscripción fue hallada grabada en la entrada de un impresionante edificio del período bizantino o islámico temprano, con pavimentos de mosaicos decorados con un diseño geométrico.

El hallazgo fue revelado en una excavación de salvamento dirigida por Tzachi Lang y Kojan Haku antes de la construcción de una carretera dentro del pueblo de Taiba en el valle de Jezreel.

“No sabíamos qué esperar antes de la obra, pero sabíamos que se trataba de un área donde se habían encontrado restos arqueológicos. Cuando nos encontramos con la inscripción, sabíamos que teníamos una iglesia”, dijo la arqueóloga de la Autoridad de Antigüedades (IAA) Yardenna Alexandre en declaraciones al diario The Jerusalem Post.

Según la ley de Israel, se debe realizar una excavación de rescate antes de cualquier proyecto de construcción. Las personas de las comunidades locales suelen ser invitadas a participar en los proyectos, de acuerdo con una política consolidada de la IAA para fomentar el interés por la arqueología y el patrimonio del país.

“Cristo nacido de María. Esta obra del obispo (Theodo) sius más piadoso y temeroso de Dios y el miserable Tomás se construyó desde los cimientos. Quien entre debe rezar por ellos”, dice la inscripción completa, según la doctora Leah Di Segni, investigadora del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalem.

En un comunicado, Di Segni explica que “l inscripción saluda a los que entran y los bendice. Por lo tanto, está claro que el edificio es una iglesia, y no un monasterio: las iglesias saludaban a los creyentes en su entrada, mientras que los monasterios tendían a no hacerlo”.

Teodosio era el arzobispo regional de la metrópoli de Beit She’an a la que pertenecía Taiba en el siglo V d.C. Su nombre apareció en documentos relacionados con las reuniones de los arzobispos, explicó Alexandre.

Las palabras “Cristo nacido de María” fueron ampliamente utilizadas al comienzo de documentos u otras formas de texto, sirviendo como una bendición y protección contra el mal.

“Como bendición, la inscripción debe haber estado originalmente en la entrada de la iglesia, donde la gente pudiera verla. Sin embargo, ahora se encontró incorporada en los muros, por lo que sabemos que la piedra fue reutilizada como material de construcción. Probablemente el edificio se derrumbó y fue reconstruido”, señaló Alexandre.
La región del valle de Jezreel tiene muchos testimonios de la vida cristiana antigua.

“Esta es la primera evidencia de la existencia de la iglesia bizantina en el pueblo de Taiba y se suma a otros hallazgos que dan fe de las actividades de los cristianos que vivían en la región”, señaló el arqueólogo de la IAA, doctor Walid Atrash.

Entre otros, se descubrieron en la zona restos de una iglesia de la época cruzada y de un antiguo monasterio.
La propia Taiba fue un pueblo cristiano en el período bizantino (siglos V al VII) y más tarde se convirtió en el sitio de una fortaleza cruzada.

“La aldea árabe moderna creció a su alrededor y algunos restos aún son visibles”, concluyó Alexandre.

Seguir leyendo

Cultura

Shira Haas participó del festival sobre cine israelí InFocus

Agencia AJN.- “Yo era una niña muy tímida. Nunca pensé que sería actriz”, reveló la actriz, que rememoró sus inicios en el cine y habló sobre sus recientes éxitos en la pantalla grande, incluyendo “Poco Ortodoxa” y “Shtisel”.

Publicado

el

Por

rs_1024x759-200920155218-1024-Shira-Haas

Agencia AJN.- La estrella israelí de “Shtisel” y “Poco ortodoxa”, Shira Haas, habló de su última película “Asia”, ganadora del premio Ophir y posiblemente una futura nominada al Oscar, en el festival de cine InFocus: Israeli Cinema. La actriz apareció de manera virtual en un panel realizado por Zoom junto con los productores israelíes Ron Leshem y Alon Aranya.

Presentado por New Filmmakers Los Angeles y la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas en asociación con los Consulados Generales de Israel en Los Angeles y Nueva York, el festival virtual también presentó un programa de cinco cortometrajes israelíes premiados y un panel de discusión con sus directores: .

Haas, que ganó uno de los nueve premios Ophirs otorgados a “Asia”, un desgarrador drama sobre una madre inmigrante rusa y su hija enferma, habló sobre su carrera en alza y sus papeles más memorables. “Yo era una niña muy tímida. Nunca pensé que sería actriz. Pensé que sería escritora o diseñadora gráfica, no el centro de atención”, dijo.

“‘Princesa’ fue mi primer proyecto, cuando tenía 16. Me enamoré de la actuación en esa película. Entró en el Festival de Cine de Sundance y conseguí representación, y luego vino ‘La esposa del guardián del zoológico’. Esa fue mi primera interacción con una audiencia global, me abrió la puerta para seguir contando historias e interpretando personajes complejos e interesantes”, expresó Haas.

La actriz recordó el momento en el que leyó “Shtisel” por primera vez. “Vengo de un entorno secular y pensé, ‘¿Cómo puedo relacionarme con eso?’ Pero leerlo me abrió la mente a contar esta historia y ese mundo. Me hizo ver el panorama general y tener más empatía”.

Además, Haas compartió sus desafiantes experiencias al hacer “Poco ortodoxa”, que le valió una nominación a un premio Emmy el año pasado. “La escena del afeitado de la cabeza fue muy desafiante pero también muy poderosa. Fue en el primer día de rodaje. Tenía el pelo tan largo… Fue una gran bienvenida”, recordó irónicamente.

Sin embargo, sostuvo que la escena de la audición de Esty fue aún más desafiante para la actriz. “Es una escena muy importante y muy simbólica. Es la historia de una mujer que encuentra su voz, y en esa escena, la encuentra literalmente. Fue filmada en vivo y había mucha gente y cámaras. Estaba muy nerviosa por cantar delante de todo el mundo y tenía miedo de estropearlo todo. Sentí mucha responsabilidad de hacerlo bien”.

A la hora de elegir los proyectos, “siempre fue importante para mí hacer papeles que fueran diferentes unos de otros, como ‘Asia’ y ‘Poco ortodoxa’ que tienen hasta idiomas diferentes”, señaló Haas. “Para mí, la actuación no es sólo el resultado, sino es también el proceso, la investigación. Eso es lo que busco en un proyecto, y diferentes historias y colaboraciones con directores y creadores que me inspiran”.

Sobre el tema del éxito de las películas y programas de televisión de Israel en el mercado mundial, Haas, comentó: “Creo que la gente en Estados Unidos está cansada de ver sólo a personas como ellos mismos y quieren ver algo diferente pero aún así ser capaces de relacionarse con ellas. Creo que la gente está mucho más abierta a ello y busca ver ese tipo de material de creadores, escritores y directores increíbles”.

“Asia” se estrenará en salas de cine este año.

Nota original publicada en Jewish Journal.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!