Seguinos en las redes

Israel

Conflicto interno en el Partido Laborista por la posible incorporación al gobierno

Publicada

el

Hertzog Yejimovich

AJN.- La noticia de la posible incorporación del Partido Laborista (Avodá) al gobierno de Binyamin Netanyahu desató una serie de rumores y especulaciones, principalmente en torno a qué ofreció el primer ministro a cambio de lograr un gabinete de unidad. Dentro de Avodá, esta situación generó un enfrentamiento que amenaza con dividir al partido.

Mientras el líder de la oposición, Itzjak Hertzog, discute con el primer ministro Binyamin Netanyahu un posible ingreso a la coalición de gobierno, dentro de su partido – Avodá (Laborista) – aumentan las tensiones y hasta amenazas de una división interna.

A última hora de ayer, dentro del partido compartían la sensación de que, en realidad, Hertzog ya había tomado la decisión de incorporarse al gobierno, incluso sin obtener una respuesta positiva y real a sus exigencias al primer ministro. Sin embargo, esta madrugada se dio a conocer un comunicado de Itzjak Hertzog en el que asegura que “no hay ningún acuerdo, no hay nada cerrado”. “La política regional y el conflicto palestino-israelí fue y sigue siendo el principal punto de desacuerdo. La negociación está trabada en torno a la posibilidad de avanzar en la separación de los palestinos y a otros temas fundamentales de la política israelí”, continúa el comunicado.

El texto también indica que “al parecer, el primer ministro se dejó amedrentar por los factores de extrema derecha que tiene a su alrededor”.

Unas horas antes, su principal rival dentro del partido, Sheli Yejimovich, se pronunció en forma abierta y tajante en contra de la incorporación de Avodá al gobierno que encabeza Binyamin Netanyahu.

“Lamentablemente, tal y como se ven las cosas ahora, y con esas propuestas de Binyamin Netanyahu que son ridículas y carentes de todo contenido, vamos hacia una situación de humillación”, dijo Yejimovich. “No tengo intención de dejar pasar por alto esto y pienso luchar por la imagen de mi partido. Se trata de una lucha ética, de valores, en la que tengo muchos seguidores y si es necesario habrá un enfrentamiento. Pienso utilizar todas las herramientas a mi alcance, públicas, políticas, parlamentarias, judiciales, para lograr una definición verdadera. Si mi partido inicia un proceso tan humillante, tengo intención de luchar y de vencer en este enfrentamiento”, advirtió.

En declaraciones a medios locales, Yejimovich advirtió también que convocaría a una reunión plenaria del partido para frenar el proceso que inició Hertzog, quien le respondió que “no estamos en la película El Padrino” y que no acepta sus amenazas.

R.L

Israel

Elecciones en Israel: Los principales candidatos toman los resultados parciales con cautela

Agencia AJN.- Mientras continúa el conteo de votos y comienzan a conocerse los primeros resultados reales, tanto Binyamin Netanyahu como Benny Gantz se dirigieron a sus seguidores y activistas en las sedes partidarias. Ambos instaron a «esperar los resultados definitivos» y declararon que buscan formar gobierno, cada uno en base a sus principios.

Publicado

el

Por

Gantz Netanayhu

Agencia AJN.- El candidato que encabezó la lista de Azul y Blanco, Benny Gantz, llegó esta madrugada a la sede del partido después que se dieran a conocer los resultados a boca de urna. Allí lo esperaron, durante largas horas, los seguidores y activistas de su campaña.

Esta vez, Gantz se mostró cauto, a diferencia de lo sucedido en abril pasado, cuando festejó antes de tiempo con un discurso triunfal unas horas antes de que finalmente se confirmara la victoria de Netanyahu

«Por supuesto que esperaremos a los resultados definitivos. Pero, según como se presenta el panorama, hemos cumplido la misión y, no menos importante, la hemos cumplido de acuerdo con nuestros principios», señaló Gantz y agradeció cálidamente a todos los partidarios y especialmente a aquellos que trabajaron en la campaña.  «Amigos, Kahol Lavan ha sido y es una fuerza grande y central en el panorama político israelí y eso es gracias a ustedes», les dijo.

«Según los resultados que tenemos ahora, parece que, por segunda vez, los ciudadanos israelíes han confiado en nosotros. Más de un millón de israelíes han decidido decir no a la incitación y a la división, sí a la unidad. No a la corrupción y sí a la rectitud. No a los intentos de destruir la democracia israelí, y sí a mantener Israel como Estado judío y democrático. Prometo que, en lo que a mí respecta, esta noche ha comenzado el camino a la reparación de la sociedad israelí está herida y necesita curación. Buscaremos espacios de consenso entre los ciudadanos israelíes y elevaremos una plegaria conjunta por la paz y el bienestar del Estado y de todos sus ciudadanos”, continuó Gantz.

Benny Gantz explicó también que anoche comenzaron los contactos políticos y detalló que había hablado con NItzan Horovitz, número uno en la lista del Frente Democrático y con Amir Peretz, líder de Avoda-Guesher. “A partir de esta noche, trabajaremos para crear un gobierno de unidad amplio que refleje la voluntad del pueblo en forma extensa, agregó”.

“Dejamos atrás la polarización y la división y tenemos por delante la unidad y la reconciliación. También llamo aquí a los rivales políticos de todos los campos: dejen de lado las disputas y trabajemos juntos por una sociedad justa y equitativa para todos sus ciudadanos», declaró Gantz.

.

«El desafío existencial de Irán»

Por su parte, el primer ministro Binyamin Netanyahu llegó a la sede del Likud en Tel Aviv y también agradeció extensamente a todas las personas que trabajaron en su campaña.

«Aún estamos esperando los resultados oficiales», dijo, y debió insistir ya que los presentes coreaban consignas de triunfo. «Pero hay algo que está claro, el Estado de Israel se encuentra en un momento histórico. Estamos frente a grandes oportunidades y grandes desafíos. Desafíos de seguridad y políticos, principalmente la amenaza existencial que se cierne sobre Israel de Irán y sus filiales y nosotros luchamos contra ellos sin descanso y sin temor», agregó.

Apenas unos minutos después que se conociera la noticia de que Benny Gantz dialogó con el titular de la Lista Árabe Unificada, Ayman Odeh, Netanyahu criticó con dureza la posibilidad de que los partidos árabes se sumen al gobierno.

“Muy pronto se presentará el Acuerdo del Siglo de nuestro amigo el presidente Trump y la forma como se maneje la negociación frente al presidente definirá el futuro del Estado de Israel por generaciones. En este momento, Israel necesita un gobierno fuerte, estable, sionista. Un gobierno comprometido con Israel como estado nacional del pueblo judío. No habrá y no puede haber un gobierno que se sostiene y se apoya en partidos árabes antisionistas. Partidos que niegan el derecho a la existencia de Israel como estado judío y democrático. Partidos que glorifican y alaban a los terroristas sedientos de sangre que asesinan a nuestros soldados, ciudadanos y niños. Eso es inconcebible”.

Respecto a qué sucederá en el futuro inmediato, Netanyahu declaró: «En los próximos días iniciaremos las negociaciones para formar el próximo gobierno, un gobierno sionista y fuerte, y para impedir un gobierno antisionista peligroso. Es nuestro deber. Un gobierno que reúne a muchos, muchos integrantes del pueblo y no segrega a nadie que crea que Israel es el estado nacional del pueblo judío. Con ayuda de Dios lo haremos y triunfaremos».

Esta tarde, el primer ministro Netanyahu se reunirá con todos los partidos del bloque de derecha y a continuación con los miembros de la bancada del Likud.

PRIME MINISTER BENJAMIN NETANYAHU

Seguir leyendo

Israel

Elecciones en Israel: una descripción sobre la situación actual

Agencia AJN (Por Shay Salamon).- Tomando en cuenta que para poder armar una coalición se necesitan por lo menos 61 aliados de 120 escaños, en estos momentos ni Azul y Blanco ni el Likud tienen un apoyo inmediato para formar una coalición.

Publicado

el

Por

urna 1

Agencia AJN.- (Por Shay Salamon) A sólo dos horas de que se cerraron los comicios, hay que tomar los resultados de las principales emisoras de televisión con mucho cuidado. En las elecciones realizadas en abril, hace tan sólo cinco meses, el partido Azul y Blanco lideraba las encuestas, pero a la mañana siguiente, con los resultados definitivos, se dio un empate con el Likud.

Las primeras encuestas muestran al partido Azul y Blanco con 34 representantes en el parlamento, el Likud liderado por Benjamín Netanyahu tiene 33 y la unión de los Partidos Árabes 11 escaños. Mientras que el Canal 12 de Israel da 33 para Azul y Blanco, 31 para el Likud y 13 para los partidos árabes.

Tomando en cuenta que para poder armar una coalición se necesitan por lo menos 61 aliados de 120 bancas, en estos momentos ni Azul y Blanco ni el Likud tienen un apoyo inmediato de sus aliados naturales que puedan recomendar al presidente Reuven Rivlin quién sería el próximo primer ministro.

Esta situación se generó por Avigdor Liberman, el jugador más importante, que nos llevó a estas segundas elecciones, porque no estaba dispuesto a que su partido vaya junto con Netanyahu. Lo que él quiere es generar un gobierno liberal.

Liberman recomendó al presidente armar lo antes posible un gobierno de unión nacional. Aseguró que estamos en una situación de emergencia, por temas de seguridad y económicos. Afirmó que no se puede formar una coalición inestable, basada en una diferencia muy pequeña en números. Incluso dijo que no tiene problema en no ser parte del gobierno, pero prefiere que los dos partidos más importantes formen juntos un gobierno amplio y liberal.

En números generales, casi el 70 por ciento de la población de Israel votó, teniendo en cuenta que las elecciones no son obligatorias. Votó el 69,4 por ciento, que representa 1,5 más que en abril de 2019. Estos números podrían cambiar durante la noche y podríamos despertarnos en unas horas con resultados finales distintos. Pero la tendencia es que ninguno de los líderes puede tener una coalición estable.

Un analista dice que las dos rondas, las de abril y las de ahora, nos tienen que enseñar que tenemos que hacer un cambio en nuestro sistema electoral en Israel. Porque existe la posibilidad de que ni Netanyahu ni Gatz puedan armar una coalición y, en ese caso, habrá nuevamente elecciones en enero de 2020.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!