Seguinos en las redes

Cultura

Coronavirus. En Israel una banda de músicos de origen argentino calienta sus motores para volver

Agencia AJN.- Se trata de Axis, compuesta por cinco argentinos que tocaban juntos durante la adolescencia y años más tarde se reencontraron en Israel. La Agencia AJN mantuvo una entrevista con Marcelo Fleker, su guitarrista, después de que estuvieran tres meses sin poder reunirse por la pandemia del coronavirus.

Publicada

el

WhatsApp Image 2020-06-24 at 16.30.32

Agencia AJN.- Los artistas fueron uno de los sectores más afectados por la pandemia del coronavirus. Las medidas de cuarentena y aislamiento suspendieron todos los espectáculos y la posibilidad de reunirse. Por eso, cuando Israel comenzó a levantar las medidas de confinamiento, la banda de rock Axis, compuesta por cinco argentinos que actualmente viven en el Estado hebreo, vivió un emotivo recuentro con la vuelta a los ensayos.

Axis está integrada por Marcelo Fleker, su guitarrista; Pablo Schvartzman en teclado y voces, Ángel Noejovich en el bajo, Nojem Vaintrube en la batería y David Kovensky en voz, guitarra, bandoneón y charango.

“El reencuentro, cuando volvimos a ensayar después de casi tres meses, fue una sensación personal muy fuerte para cada uno, después de tanto tiempo de no vernos, a pesar de que estamos siempre comunicados”, contó a la Agencia AJN Marcelo Fleker.

Axis es un fenómeno que desde hace años no para de crecer. Llena cada pub o espacio en el que se presenta, interpretando clásicos del rock nacional argentino. Sin embargo, cada uno de los integrantes de la banda mantiene sus propios trabajos, que también se vieron afectados por la pandemia. Nojem, el baterista, pertenece al sector del Turismo y su sucursal está dentro de la Universidad de Jerusalem. Su trabajo está ligado a los congresos en los que participan los docentes, por supuesto totalmente frenados por la pandemia. En el caso de Ángel, que está dentro del sector de venta de carnes, mariscos y pescados, intentó vender lo que podía, gracias a los restaurantes que hicieron take-away.
Los que más trabajo tuvieron fueron David Kovensky, el cantante, que es traductor de series, películas y telenovelas, que en estos tiempos fueron muy consumidas; Pablo, el tecladista, que trabaja para una empresa de inversiones y pudo hacerlo desde su casa; y Marcelo, el guitarrista, que es veterinario del Instituto veterinario de Israel y su tarea fue considerada como esencial.

WhatsApp Image 2020-06-24 at 16.29.52

“El reencuentro fue fuerte para cada uno de nosotros porque aparte de extrañarnos, fue como cuando eras chiquito y esperabas el partido del sábado con tu equipo, que te ibas con la camiseta y la pelota a dormir… bueno, para nosotros fue exactamente lo mismo. Es una gloria, una sensación de reencuentro y de una vida casi normal, a pesar de los barbijos y las restricciones, de volver a ser lo que éramos antes”, destacó Marcelo Fleker.

Respecto a dónde se realizó el reencuentro y las medidas de higiene tomadas, Fleker explicó que “en la sala de ensayo de Tel Aviv, dirigida por una sonidista, estaba todo perfectamente en su lugar, con el olor del alcohol en gel, todo perfectamente limpio, sin encontrarnos entre bandas distintas. Un trabajo impresionante. El gobierno y la municipalidad de Tel Aviv habilitaron este tipo de trabajos y nos llevamos una grata sorpresa de ver una excelente profesional”.

“Lo mejor fue que, después del ensayo, nos fuimos a la casa de la novia de David, que vive justo frente a la Plaza Rabin, en la municipalidad de Tel Aviv, y pedimos unas pizzas. Era, como decía Víctor Jara, ‘volver a los 17’. Dijimos las mismas estupideces de siempre, nos seguimos riendo como siempre, y el ensayo quedó en un segundo plano, aunque sonó bastante bien a pesar del tiempo que pasamos sin vernos”, agregó.

Por su parte, David Kovensky resaltó que “independientemente de lo que pasa en el mundo, hacer música es muy copado y nos hizo mucha falta todos estos meses. Estar todos juntos, ver cómo sacamos un tema, discutir algo, que uno traiga una idea nueva… son cosas que disfrutamos mucho, al igual que los recitales, y hasta el día de hoy nos cuesta creer que tanta gente quiera venir a vernos. Ahora tenemos que ver cómo van a ser los conciertos en el futuro, porque no sabemos cuándo van a volver”.

“Nosotros estamos juntos desde hace 17 años y mientras la gente nos quiera ver, vamos a seguir haciendo conciertos. Y si no nos quieren ver, seguiremos juntándonos a tocar un poco y a comer mucho”, concluyó el cantante.

Cultura

Efemérides. Woody Allen cumple hoy 85 años

Publicado

el

Por

hoy

Agencia AJN.- El brillante músico, director, actor y guionista Woody Allen nació el 1º de diciembre de 1935 en Brooklyn, Nueva York. Su metro sesenta y cinco, sus pantalones de pana holgados que lleva fuera y dentro del escenario, el suéter gastado, las gafas de montura negra y los zapatos cómodos, su típico arquetipo de ciudadano medio estadounidense, de hombre judío demarcado por un aire tímido y neurótico, obsesionado por el sexo y el psicoanálisis, y con dificultad para relacionarse con las mujeres, le dieron a Allen Stewart Konigsberg sus perfectas características que no permiten diferenciar el personaje y la persona.

“Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida”, afirmó el famoso director, actor y guionista cinematográfico estadounidense quien sin dudarlo cumplió con su promesa ya que su trabajo marcó un hito en la historia de la pantalla grande.

Es hijo de Martin Konigsberg, quien trabajó en diversos empleos, como taxista y camarero, y la contable Nettea Konigsberg, ambos de creencias judías ortodoxas. Woody logró ingresar a la universidad, sin embargo no tardaría en abandonarla. “Yo fui expulsado del colegio por copiarme en el examen de metafísica; miré en el alma del muchacho que se sentaba al lado de mí”, bromeaba.

Ya desde muy joven se dedicó a vender chistes a famosos columnistas y cómicos profesionales como Ed Sullivan, Sid Caesar, Jack Paar o Pat Boone.

Además, escribió sketchs para clubes nocturnos, revistas de Broadway y programas de televisión, pero al ser tan amante de los estilos humorísticas de los Hermanos Marx o Bob Hope, Woody Allen logró crear una comicidad cercana a la de los clásicos Chaplin y Keaton con su propio sello característico por medio del sarcasmo sobre pautas de comportamiento de su país, el sexo, Dios, el amor, el judaísmo y la muerte, ya sea a través de la farsa, la comedia agridulce o el drama existencial.

Entre sus grandes éxitos se encuentran “Annie Hall”, “Match Point”, “Scoop”, “Vicky Cristina Barcelona” y “Medianoche en París”.

Seguir leyendo

Cultura

El Tiburón de Steven Spielberg se exhibirá en el Museo de la Academia de Hollywood

Agencia AJN.- La última réplica de los muñecos mecánicos que se utilizaron para la película de 1975 que trascendió para la posteridad quedará allí conservada.

Publicado

el

Por

tibu

Agencia AJN.- El destacado cineasta Steven Spielberg prepara un film con varios contratiempos: una producción demasiado costosa y que proyecta un futuro desalentador para sus realizadores que le exigían justificar sus inversiones con las recaudaciones del estreno.

Pese a todo pronóstico negativo, “Tiburón” (“Jaws”) marcó un hito en la historia cinematográfica y con una premisa simple se convertiría en la antecesora de muchas megaproducciones que se estrenarían próximamente para cautivar a las audiencias.

Fue la primera película en superar los cien millones de dólares en recaudación en los Estados Unidos durante su estreno original, lo que luego sobrepasaría “Star Wars”, dos años después, 1977. Y además creó un género el “blockbuster veraniego” (películas destructoras, aquellas que sí, la rompían), que la conservó en la historia como una película de culto y a la vez de las más taquilleras.

A 45 años de su estreno, la última réplica que se realizó sobre el monstruo de Spielberg se exhibirá en el Museo de la Academia de Hollywood cuando esté listo para abrir sus puertas al público. “Bienvenido a casa, Bruce”, celebraron las redes sociales del museo difundiendo las primeras imágenes de la criatura marina en su techo que lleva el nombre en homenaje a Bruce Ramer, abogado del cineasta que concibió el film.

Pesa casi 550 kilos y mide 7,6 metros y ahora se ubica sobre las escaleras mecánicas del lugar. Obra del reconocido especialista de efectos especiales y maquillaje Greg Nicotero (“The Walking Dead”), tras siete meses de restauración.

Esta cuarta réplica fue realizada con el molde original una vez que la película se había consagrado y dado que los tres tiburones blancos mecánicos diseñados por el director de arte, Joe Alves, fueron destruidos cuando culminó el rodaje y su producción.

Según trascendió, Bruce permaneció durante 15 años en Universal Studios, hasta que fue arrumbado en un basurero de Sun Valley donde pasó los 25 años siguientes. Fue Nathan Adlan, heredero del negocio de su padre, quien lo donó al museo en 2016.

“Una de las cosas maravillosas del Museo de la Academia de Cine es que tenemos acceso a miembros de todas las áreas de la industria. Podemos recurrir a cualquiera que haya trabajado en la película de la cual es el artefacto o que saben lo suficiente sobre la proveniencia y trabajo que se hizo como para ayudarnos a restaurarlo. Estamos en una posición increíblemente privilegiada”, celebró el director del museo, Bill Kramer, en declaraciones a la agencia AP.

“Tiburón” se inspiró en la novela homónima de Peter Benchley y se convirtió en la primera gran megaproducción que daría paso a las millones que siguieron después acompañadas por una notable campaña de difusión y promoción. Además de ser reconocida por el trabajo de John Williams para crear un sello propio en la banda sonora, lo que le valió un Premio Oscar. Conservar y exhibir la historia, que continúa siendo parte de la nuestra.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!