Seguinos en las redes

US News

Crisis de fe: menos de la mitad de la población de EEUU pertenece a sinagogas, iglesias y mezquitas

Agencia AJN.- La disminución de las membresías coincide con un aumento en el número de estadounidenses que no se identifican con una religión en particular.

Publicada

el

fe religiones

Agencia AJN.- Por primera vez en ocho décadas, menos del 50% de los estadounidenses dicen pertenecer a una iglesia, sinagoga o mezquita, en medio de una fuerte disminución en la asistencia religiosa.

La empresa Gallup comenzó a encuestar a los estadounidenses sobre sus creencias religiosas en 1937. En las seis décadas siguientes, entre el 68% y el 76% de los estadounidenses dijo que pertenecía a un lugar de culto. Luego, a principios de siglo, comenzó una disminución persistente, y ha continuado durante 20 años.

Más de 6.000 estadounidenses fueron encuestados en el último sondeo de Gallup, y el 47% ahora dice que es miembro de una iglesia, sinagoga o mezquita. Es la primera vez que el porcentaje cae por debajo del 50% desde que se fundó la empresa en 1935.

Alrededor del 70% de los estadounidenses se identifica como cristiano, según el Pew Research Center. Aproximadamente el 2% de los estadounidenses se identifica como judío y casi el 1% es musulmán.

La disminución en las membresías coincide con un aumento en el número de estadounidenses que no se identifican con una religión en particular, según Gallup.

En los últimos tres años, alrededor del 21% de los estadounidenses dice que no tienen preferencias religiosas. Este es un fuerte aumento de la marca del 8% de 1998 a 2000.

También hay una disminución entre los adultos estadounidenses que son religiosos. De 1998 a 2000, alrededor del 73% de los estadounidenses que tienen una preferencia religiosa fueron a la iglesia, pero ese número se ha reducido al 60%, según Gallup.

“La asistencia a la iglesia es lo primero que se deja, luego la pertenencia y finalmente la fe, en ese orden. La creencia es lo último”, dijo a Religion News el pastor bautista Ryan Burge, miembro de la Universidad de Eastern Illinois.

Una encuesta de Pew Research de 2019 respalda los nuevos hallazgos de Gallup. Pew descubrió que el 65% de los adultos en el país se describían a sí mismos como cristianos, 12 puntos porcentuales menos que la década anterior.

También hay diferencias generacionales con la membresía religiosa, encontró Gallup. Solo el 36% de los millennials, la porción de la población nacida entre 1981 y 1996, pertenece a una iglesia, mezquita o sinagoga. El porcentaje crece para cada grupo de edad: 50% para la Generación X, 58% para los baby boomers y 66% para los tradicionalistas, que nacieron antes de 1946.

Solo el 6% de los millennials participan en actividades religiosas a diario, en comparación con el 11,3% de los estadounidenses mayores que el grupo de edad de los millennials, según encontró la Oficina de Estadísticas Laborales de EEUU en 2019.

Israel

Israel critica la reanudación de la financiación de EE.UU. a la UNRWA

Agencia AJN.- El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, lo había prometido durante su campaña.

Publicado

el

Por

UNRWA schools

Agencia AJN.- Israel advirtió al gobierno de Biden que su decisión del miércoles de restaurar los fondos para la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los refugiados palestinos (UNRWA) solo ayudaría a perpetuar el conflicto.

El anuncio del secretario de Estado Antony Blinken de un paquete de $ 235 millones, incluidos $ 150 millones para la UNRWA, fue visto como el primer paso en la restauración de los lazos bilaterales con la Autoridad Palestina que se habían roto durante la era Trump.

Israel, sin embargo, se mostró en desacuerdo con la financiación de Estados Unidos a la UNRWA, que Trump había detenido porque cree que la organización tenía fallas y un obstáculo para la paz.

“La renovación de la asistencia de la UNRWA”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores, “debe ir acompañada de cambios sustanciales y necesarios en la naturaleza, los objetivos y la conducta de la organización”.

Añadió que la cuestión de la financiación de UNRWA había surgido en una conversación entre funcionarios israelíes y estadounidenses.

El embajador ante la ONU, Gilad Erdan, dijo que también había advertido al Departamento de Estado del peligro de tal actividad, particularmente sin asegurarse de que la “incitación” y el “contenido antisemita” se eliminen de su plan de estudios educativo.

“Israel se opone firmemente a la actividad antiisraelí y antisemita que tiene lugar en las instalaciones de la UNRWA”, dijo Erdan.

“Creemos que esta agencia de la ONU para los llamados ‘refugiados’ no debería existir en su formato actual. Las escuelas de la UNRWA utilizan regularmente materiales que incitan contra Israel y la definición retorcida utilizada por la agencia para determinar quién es un ‘refugiado’ sólo perpetúa la conflicto.”

Entre las objeciones de Israel a la UNRWA, está su clasificación de los descendientes de unos 750.000 palestinos que huyeron de sus hogares como resultado de la Guerra de Independencia de 1948, y que ahora viven en Jerusalem oriental, la Margen Occidental, Gaza, Líbano, Jordania y Siria, como refugiados.

A los oponentes de UNRWA les preocupa que una definición de refugiado en constante expansión cree un obstáculo para resolver el conflicto israelo-palestino.

La UNRWA también ha sido criticada por el uso de libros de texto que incitan contra Israel y por el uso ineficiente de los recursos.

escuela_unrwa

Según un informe de IMPACT-se, el material elaborado por la UNRWA distribuido después de que prometieron lanzar contenido violento u odioso todavía contenía retórica que glorificaba la jihad y la violencia e incluía textos que condenaban la normalización entre Israel y los Estados árabes y frecuentes referencias a Israel como “el enemigo” o “la ocupación.” Asimismo, los mapas de Israel todavía se eliminan por completo.

La campaña para cambiar el material didáctico de la UNRWA se produjo después de que IMPACT-se presionó a la ONU para que reconociera la existencia de contenido tan odioso en los libros de texto de marzo de 2020 a septiembre de 2020. La UNRWA acordó más tarde que el material del libro, elaborado por su personal, era inapropiado. La presión también provino de países donantes que expresaron su preocupación por el material.

“El Gobierno Federal acoge con satisfacción el hecho que la UNRWA haya descubierto el problema de forma independiente y haya reaccionado con prontitud”, se lee en una declaración del mayor donante, Alemania.

James Cleverly, ministro para Medio Oriente y África del Norte del Reino Unido, declaró a la luz de la afirmación de IMPACT-se, “UNRWA ha informado que estos materiales ya no circulan y no se utilizan en las lecciones actuales. El problema se solucionó en noviembre de 2020″.

Sin embargo, el contenido del nuevo informe de IMPACT-se prueba que esta afirmación es falsa.

El director ejecutivo de IMPACT-se, Marcus Sheff, recordó la importancia de poner fin al uso de la retórica violenta en los libros de texto.

“Mover el contenido a plataformas seguras, como hizo la UNRWA con tanta celeridad, no es lo mismo que eliminar el odio real.”

“No parece que la organización sea institucionalmente capaz de cumplir con su deber básico de cuidar a los niños en sus escuelas. Los países donantes deben comenzar a hacer preguntas mucho más precisas a la UNRWA si quieren dejar de financiar esta continua enseñanza del odio”.

Seguir leyendo

Irán

EE.UU.: Senadores instan a Biden a “corregir inmediatamente su acercamiento a Irán”

Agencia AJN.- Defendieron las sanciones y dijeron que no son nuevas.

Publicado

el

Por

capitolio

Agencia AJN.- Cuatro senadores republicanos le enviaron una carta al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el miércoles, instándolo a no volver a unirse al acuerdo nuclear de 2015 con Irán mientras están llevando a cabo una ronda de negociaciones indirectas en Viena.

“Estamos profundamente preocupados por los informes noticiosos recientes de que Estados Unidos podría eliminar pronto las sanciones a Irán para volver al Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA)”, escribieron los senadores. “Estados Unidos no debe ceder su influencia sobre el régimen iraní solo para volver al JCPOA, un acuerdo gravemente defectuoso que socava nuestros intereses de seguridad nacional debido a sus arbitrarios ocasos y su alcance limitado”.

También cuestionaron a Robert Malley, quien se desempeña como enviado del Departamento de Estado sobre Irán, y recientemente dijo que “la campaña de máxima presión ha fracasado”.

Los senadores defendieron las sanciones y dijeron que no son nuevas. “Incluyen sanciones que las administraciones demócratas y republicanas han implementado para castigar al régimen iraní por su apoyo al terrorismo, el programa de enriquecimiento nuclear y el programa de misiles balísticos”, escribieron los senadores. “Las sanciones vigentes proporcionan a su administración una enorme cantidad de influencia sobre el régimen iraní, y deberían utilizarse como una herramienta para abordar todos los aspectos del comportamiento desestabilizador de Irán”.

“Esperamos trabajar con usted en un camino a seguir que evite que Irán posea capacidades de armas nucleares, aborde el apoyo al terrorismo, responsabilice al régimen por sus atroces violaciones de derechos humanos y ponga fin a la toma de rehenes de ciudadanos estadounidenses”, dice la carta. “Pero nos oponemos a cualquier intento de volver al fallido JCPOA, o cualquier acuerdo que ofrezca concesiones unilaterales al régimen iraní mientras continúa socavando la seguridad de Estados Unidos y nuestros aliados y socios”.

Los senadores continuaron diciendo que regresar al JCPOA, “lo que significa otorgar a Irán un alivio significativo de las sanciones a cambio de limitaciones nucleares que expiran en solo cuatro años, no es una estrategia viable”.

“Instamos a su administración a restablecer su enfoque de inmediato”, agregaron. “Los miembros del Congreso rechazaron el JCPOA de forma bipartidista en 2015. Volver al JCPOA no es una receta para una política sostenible de Irán y no protegerá los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos”.

La senadora Joni Ernst (republicana por Iowa), miembro de alto rango del Subcomité de Servicios Armados sobre Amenazas y Capacidades Emergentes del Senado, emitió una declaración separada, diciendo que Estados Unidos “no debería estar ni cerca de reingresar al Acuerdo Nuclear con Irán original”.

“No es prudente para la seguridad de nuestra nación, que debería ser la primera prioridad de cualquier presidente”, dijo.

“Reincorporarse al JCPOA ahora mismo enviaría una señal a nuestros adversarios de todo el mundo de que Estados Unidos está dispuesto a negociar con un estado patrocinador del terrorismo, uno que ha mostrado poco o ningún interés en reducir las tensiones o poner fin a la construcción de su arsenal nuclear”, continuó Ernst. “Insto encarecidamente a la administración Biden a que cambie de rumbo; no otorgue alivio de sanciones a cambio de volver a un plan que no le dio a Estados Unidos supervisión sobre las capacidades y acciones nucleares de Teherán”.

biden netanyahu

Paralelamente, el jefe de la agencia de espionaje israelí Mossad, Yossi Cohen, viajará a Washington en los próximos días para reunirse con altos funcionarios de la Casa Blanca y de la comunidad de inteligencia estadounidense, informó el miércoles el Canal 13 de noticias.

Israel también está tratando de organizar una reunión cara a cara entre Cohen y Biden, según el informe.

Según el informe, Cohen presentará pruebas que, según Israel, demuestran que Irán está mintiendo y ocultando detalles sobre su programa nuclear al mundo, en un intento de evitar que EE.UU. reingrese en el acuerdo nuclear de 2015 en su forma original y, en cambio, mantenga su régimen de sanciones sobre Irán.

El primer ministro Benjamín Netanyahu advirtió el miércoles que Israel no se someterá a un pacto revitalizado entre las potencias mundiales e Irán, declarando que el Estado judío está obligado a defenderse de quienes pretenden destruirlo.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!