Seguinos en las redes

Israel

Crisis en Medio Oriente (Opinión) por David A. Harris, director ejecutivo del Comité Judío Americano.

AJN.- La operación militar de Israel contra blancos de Hamas en Gaza no debería haber sido una sorpresa. Israel no podía tolerar un régimen terrorista en su frontera, que lanzaba repetidos ataques con cohetes y morteros – 200 solamente en la semana pasada – contra ciudades y pueblos israelíes. (Para leerla completa clic en el título)

Publicada

el

david_harris_ajc

Por qué Israel no tuvo opción

 
La operación militar de Israel contra blancos de Hamas en Gaza no debería haber sido una sorpresa. Israel no podía tolerar un régimen terrorista en su frontera, que lanzaba repetidos ataques con cohetes y morteros – 200 solamente en la semana pasada – contra ciudades y pueblos israelíes.
Israel unilateralmente evacuó Gaza en 2005, y el resultado fue que los habitantes de Gaza tuvieron por primera vez en la historia la oportunidad detener su propio gobierno. Pero Hamas desempeñó un rol demoledor. Las elecciones locales de 2006 llevaron a una coalición de la Autoridad Palestina y líderes de Hamas, seguida por un golpe de estado de Hamas al año siguiente. La AP fue expulsada ignominiosamente de Gaza, buscando refugio en la Margen Izquierda, y el régimen de Hamas fue objeto del aislamiento
internacional.
Tanto Estados Unidos como la Unión Europea definen a Hamas como grupo terrorista. La comunidad internacional planteó tres condiciones básicas para comprometer a Hamas – reconocer el derecho de Israel a su existencia, poner fin a la violencia, y buena disposición para cumplir los acuerdos palestino-israelíes previos.
A la fecha, Hamas no ha cumplido ninguna de las condiciones. Después de todo, su carta fundacional insta a la eliminación de Israel y, debemos agregar, despide odio a los judíos dondequiera que habiten.
Desde que obtuvo el control de Gaza, Hamas no se ha centrado en la construcción de la sociedad palestina, sino en buscar la destrucción de la sociedad israelí. Con sustancial ayuda de Irán y una extensa red de
contrabando a través de la frontera egipcia, Hamas ha convertido a Gaza en campamento armado y fábrica de municiones.
Las ciudades israelíes cercanas a la frontera han sido blanco de, literalmente, miles de ataques con cohetes y morteros. Al aumentar el alcance de los cohetes, también aumentó el arco de centros poblados israelíes vulnerables.
Las opciones de políticas de Israel han sido limitadas. Negociar con Hamas resulta imposible a menos que Israel esté preparado a discutir los términos de su propia capitulación. Buscar un alto el fuego o tregua, como ocurrió en el curso de este año, permite algo de tranquilidad, pero al precio que Hamas use esa tregua para mejorar su capacidad de armamento, entrenar soldados, y reforzar su infraestructura de comando y control, que sigue el ejemplo de Hezbollah en el Líbano.
Hamas contaba con su capacidad de atacar a Israel a voluntad, al mismo tiempo que supuso la moderación israelí. El grupo terrorista calculó que Israel ya no tenía la disposición para luchar y arriesgar bajas militares en la atestada Gaza. Indudablemente también supuso que a Israel lo detendría el temor a la publicidad negativa, ya que en el pasado Hamas explotó hábilmente los medios de comunicación para que hicieran hincapié en las bajas civiles palestinas, reales o inventadas, que inevitablemente llevan a la condena
diplomática y editorial.
Esta vez, Hamas interpretó erróneamente a Israel. Prefirió creer su propia propaganda sobre un Israel temeroso de una andanada de misiles de Hamas dirigidos al sur, y preocupado por una estrategia de salida una vez que entrara a Gaza.
Hasta este momento, Israel ha hecho gala de una moderación notable, que Hamas interpretó equivocadamente como debilidad. Pero Israel tiene la obligación de defender sus fronteras y a sus ciudadanos. Tiene la capacidad militar y de inteligencia para hacerlo. Y, además, a pesar de las futuras
elecciones, tiene a su favor la voluntad política colectiva. Todos estos elementos han estado admirablemente representados en la actual operación militar.
Ni bien Israel atacó, algunos miembros de la comunidad internacional predeciblemente volvieron a las posturas de fórmula. Muchas, pero no todas las naciones árabes condenaron a Israel. En verdad, algunas no podrían estar más complacidas ante la situación que Israel esté asestando un golpe a Hamas y a su proveedor de fondos iraní. La Unión Europea se refirió al uso "desproporcionado" de fuerza por parte de Israel, pero ¿qué sería exactamente "proporcionado" en una situación en la que Gaza, gobernada por Hamas, busca un estado de conflicto permanente con Israel? Y la ONU insta al inmediato cese de la violencia, como si eso mágicamente pudiera persuadir a Hamas a repensar su razón de ser.
Seamos claros. A Israel le interesa tener una Gaza pacífica y próspera en su frontera. En lugar de eso, se encuentra con Hamastán, un enclave terrorista. Lo que Israel está haciendo ahora es exactamente lo que haría cualquier otra nación en circunstancias similares. De hecho, Israel probablemente se ha contenido durante más tiempo que muchas otras naciones, incluyendo Estados Unidos.
Algunos sostienen que no existe una solución militar para Gaza. Muy cierto. En el largo plazo, los residentes de Gaza deben decidir si desean un futuro potencialmente brillante sin Hamas o un futuro seguramente sombrío con ellos. Pero en el corto plazo, Israel debe transmitir un mensaje claro: que se defenderá, exactamente como lo está haciendo ahora.

Dejá tu comentario

Israel

Primera vez en la historia de Israel: Nadie pudo formar gobierno

Agencia AJN. El presidente Rubi Rivlin y el presidente de la Knesset, Yuri Edelstein, comunicarán en forma conjunta, que nadie pudo formar gobierno. Según reportes, Mandelblit presentaría los cargos contra Netanyahu en las próximas horas. Gran expectativa en el ambiente político.

Publicado

el

Por

gantz y netanyahu

Agencia AJN.- Por primera vez en la historia del país, el presidente Rubi Rivlin y el presidente de la Knesset, Yuri Edelstein, comunicarán en forma conjunta, que nadie pudo formar gobierno y que a partir de hoy, y durante 21 días, cualquier miembro de la Knesset podrá juntar 61 firmas de otros miembros para poder formar gobierno, algo que con seguridad nadie cree que pueda pasar.

rivlin hoy

Ayer, Benny Gantz, líder del partido Azul y Blanco, devolvió el mandato que le entregó Rivlin hace 28 días, al no poder formar gobierno, de la misma manera que lo hizo anteriormente Benjamín Netanyahu. Aunque todos están de acuerdo que nuevas elecciones son inevitables, y estas serán con seguridad las terceras en menos de 1 año.

Sin embargo, hoy puede pasar algo que cambiaría todo el panorama. Según reportes del canal 13, el asesor letrado del gobierno, Avichai Mandelblit, ya habría decidido presentar cargos contra Netanyahu en los casos «1000», «2000» y «4000» y eso sería anunciado en las próximas horas o en los próximos días. Si eso efectivamente ocurre como está previsto, la situación cambia en forma radical. El vocero del ministerio de Justicia, que estaba en el exterior, decidió volver prematuramente al país, lo que indicaría la veracidad del reporte.

mandelblit 2

Las primeras reacciones del bloque de derecha no se hicieron esperar ante esta posibilidad. Del Likud ya dijeron que eso sería como en un gobierno totalitario y que habría que tomar acciones contra Mandelblit. Al mismo tiempo, la policía decidió reforzar las medidas de seguridad sobre el Fiscal del Estado, Shai Nitzan, por las amenazas recibidas últimamente en caso de que Netanyahu sea llevado a juicio.

En las últimas horas, hay gran expectativa en el ambiente político y legal y cada uno de de ellos ya está preparando los próximos pasos a seguir.

Seguir leyendo

Argentina

Embajador Caucino: «Recuperamos la confianza que se había deteriorado cuando se firmó el Memorándum»

Agencia AJN.- Así lo aseguró el embajador de Argentina en Israel, Mariano Caucino, en conversaciones con Agencia AJN. El diplomático celebró haber fortalecido los vínculos de amistad entre ambas naciones: «Estoy satisfecho con lo logrado», remarcó. Sin embargo, fue crítico al momento de referirse al tema del Memorándum: «Recuperamos la confianza que se había deteriorado por la firma».

Publicado

el

Por

embajador mariano caucino

Agencia AJN.- El embajador Caucino recibió a la Agencia AJN en una entrevista exclusiva en la embajada de Tel Aviv en donde destacó haber realizado todo lo posible para «conseguir alcanzar los objetivos trazados que eran recuperar el nivel de confianza en la relación bilateral».

Además, el embajador le confirmó a la Agencia AJN que «es muy positivo el hecho de que el presidente electo Alberto Fernández se ha manifestado en su momento claramente en contra del pacto con Irán». Mientras se refirió al «hecho de que la ex presidente Cristina Kirchner ha admitido en su reciente libro de Memorias que haber firmado ese acuerdo había sido un error».

Durante la entrevista, anunció que dejará la Embajada de Israel el día 7 de diciembre, para luego regresar a la Argentina. También, está preparando una despedida para el día 3 del mismo mes.

¿Cómo evalúa el estado de relaciones entre Argentina e Israel?
Considero que la relación bilateral está atravesando un momento muy positivo. Creo que hemos recuperado la confianza que se había deteriorado seriamente hace algunos años como consecuencia de un triste desencuentro entre nuestros países que tuvo lugar cuando se firmó el llamado Memorándum de Entendimiento con la República Islámica de Irán en enero de 2013. Cuando yo llegué aquí lo hice con el propósito fundamental de cumplir el pedido que me hicieron cuando me designaron que era contribuir a reconstruir los lazos de amistad y confianza entre nuestros países que se habían visto dañados lamentablemente como consecuencia de tales situaciones. Al mismo tiempo, el embajador Ilan Sztulman hizo un trabajo formidable en la Argentina, en un esfuerzo que ahora continua su sucesora Ronen Galit al frente de la Embajada de Israel en Buenos Aires. Hoy creo que podemos decir que hemos cumplido esa misión y la relación ha recuperado el nivel que nunca debió haber perdido en virtud de la gran cantidad de argentinos que viven en Israel -algunos estiman en casi cien mil- y el hecho de que la Argentina es el país con la mayor colectividad judía de toda Iberoamérica.

¿En qué punto se avanzó en la relación bilateral?
Yo entiendo que hemos podido alcanzar un marco de amistad político entre los gobiernos y eso es el punto de partida fundamental para que las relaciones comerciales, culturales, de cooperación científica, en seguridad y en todos los campos puedan desplegarse. Al terminar mi misión estoy satisfecho con lo logrado. Por supuesto hay muchas posibilidades a futuro y diría un sinfín de oportunidades pero todo ello no es posible sin contar con un marco de entendimiento en las relaciones bilaterales. En un futuro seguramente se incrementarán los vínculos comerciales, académicos, científicos y de cooperación. Una gran satisfacción, por ejemplo, fue recibir la visita de importantes dirigentes políticos de todos los partidos de la Argentina quienes vinieron a Israel y pudieron establecer puentes de cooperación. Entre ellos quiero destacar a los gobernadores Juan Manzur (Tucumán) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y los senadores Omar Perotti (gobernador electo de Santa Fe) y Rodolfo Urtubey (Salta), así como los ministros Lino Barañao o el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj.

¿Cuál fue el principal déficit de la Argentina en la relación?
Tal vez no haber podido cumplir con el objetivo de la visita presidencial del jefe de Estado argentino a Israel puede anotarse como una asignatura pendiente. Más teniendo en cuenta que el primer ministro Benjamín Netanyahu viajó a la Argentina -en una gira que lo llevó a México y Colombia también- hace dos años en la que fue la primera visita de un gobernante israelí a Latinoamérica. Lamentablemente el año pasado teníamos una fecha casi cerrada para el viaje de Macri a Israel pero hubo que postergarlo como consecuencia de la crisis financiera que se desató en nuestro país. Pero en términos generales yo le diría que yo vuelvo con gran satisfacción. Por supuesto, de haber tenido más tiempo podríamos haber hecho más cosas, pero creo que hemos aprovechado cada día y cada hora para conseguir alcanzar los objetivos trazados que eran recuperar el nivel de confianza en la relación bilateral.

Daniel Berliner, director de AJN y Mariano Caucino, embajador de Argentina en Israel

Daniel Berliner, director de AJN y Mariano Caucino, embajador de Argentina en Israel

¿Qué espera ante el cambio de gobierno en relación con Israel? ¿Cómo evalúa la vuelta del peronismo al poder en la Argentina?
Espero que continúen incrementando los vínculos de amistad y cooperación entre nuestros países. Creo que es muy positivo el hecho de que el presidente electo Alberto Fernández se ha manifestado en su momento claramente en contra del pacto con Irán en 2013. Del mismo modo lo hizo entonces Sergio Massa, quien es un importante aliado del nuevo frente oficialista. También debemos ver como dato significativo y positivo el hecho de que la ex presidente Cristina Kirchner ha admitido en su reciente libro de Memorias que haber firmado ese acuerdo había sido un error. Por otro lado, considero que no hay nada para alarmarse sobre el peronismo. Fijese un dato curioso, casi paradójico. El peronismo ha sido acusado de tener inclinaciones fascistas en sus inicios. Sin embargo un dato poco conocido y poco recordado es el hecho de que fue el general Perón quien en 1948 designó a quien sería el primer embajador latinoamericano residente permanentemente en Israel, el embajador Pablo Manguel. Se trataba de una personalidad relevante de la colectividad judía, por su parte, y el padre de los destacados Alberto y Juan Domingo Manguel y abuelo de la periodista Romina Manguel. Por otro lado, hasta el día de hoy, el único presidente argentino en funciones que hizo una visita oficial a Israel fue Carlos Menen, en 1991. Yo mismo siempre he militado en el peronismo y sin embargo debo destacar que el presidente Macri me nombró dos veces embajador, primero en Costa Rica y luego en Israel, y jamás me preguntaron en el gobierno a quien había votado o a qué partido pertenecía. Creo que es un gesto que debe destacarse porque habla de la apertura política e ideológica que a veces no es tan común en nuestro país. Y no solo se trató de mi caso particular. También los embajadores Ramón Puerta (España), Jorge Yoma (Perú), Diego Guelar (China) o José Octavio Bordón (Chile) provienen del justicialismo. Por eso fue un honor para mi realizar el año pasado un homenaje al Embajador Manguel en el 70 aniversario de las relaciones entre la Argentina e Israel. A propósito del homenaje al Embajador Manguel quisiera destacar que en el mismo participaron dos personas a las que estoy eternamente agradecido: el profesor Raanan Rein, vicepresidente de la Universidad de Tel Aviv y agudo historiador sobre la historia reciente de la Argentina, en especial por su rol como autor de trabajos y ensayos de gran calidad y seriedad sobre el peronismo. Y no puedo dejar de destacar el rol de mi amigo y maestro el embajador Atilio Molteni, quien fue representante argentino aquí en Israel hace algunos años y fue siempre una fuente de consejos de inmenso valor para mi.

¿Qué piensa sobre el eventual traslado de la Embajada a Jerusalem?
Pienso que es un asunto delicado que requiere un grado de consenso en la comunidad internacional que aun no se ha alcanzado. Se trata de un tema extremadamente polémico y controvertido y que al día de hoy, solamente dos países tienen su embajada en Jerusalem (Estados Unidos y Guatemala). El resto de las 86 embajadas que están acreditadas en Israel funcionamos en Tel Aviv. Hubo un tercer país que trasladó su representación, Paraguay, pero esa decisión fue revertida a los pocos meses cuando el presidente Mario Abdo (Benítez) sustituyó al presidente Horacio Cartes a pesar de que ambos pertenecen al Partido Colorado. Lo cierto es que se trata de un asunto muy complejo y en el que yo entiendo que debe actuarse con prudencia. Le diré una cosa: yo puedo entender el reclamo legítimo de Israel de elegir cual es su capital como cualquier otra nación y de hecho en Jerusalem trabaja y vive el primer ministro, el presidente del Estado, funciona la Knesset (Parlamento), la Corte Suprema, casi todos los ministerios, con lo cual en los hechos funciona como la capital del país pero también es cierto que la comunidad internacional estableció a través de innumerables resoluciones de Naciones Unidas que el estatus de Jerusalem debe ser arreglado conforme a las normas del derecho internacional y como consecuencia de un acuerdo pacífico y sea sustentable en el tiempo, es decir, que satisfaga a las partes involucradas.

¿Qué tiene pensado hacer al terminar su misión?
Voy a volver a hacer lo que hacía antes: dar clases, leer, estudiar y hacer política. Tal vez juntar fuerzas para escribir otros dos o tres libros que tengo en mi cabeza y que por uno u otro motivo he ido postergando. A veces fantaseo con incursionar en el mundo del periodismo y aprovechar el tener más libertad para emitir opiniones. Usted sabe una cosa, yo no soy diplomático profesional. Yo he sido embajador político, y ello sin embargo me llevó a aprender que cuando uno es embajador debe hacer un ejercicio de prudencia que impide hablar o escribir con plena autonomía para evitar mezclar opiniones personales con las del gobierno o el Estado que uno representa.

Mariano Caucino fue designado embajador en Israel en noviembre de 2017. Nacido en Buenos Aires, en 1976, es abogado egresado de la UBA. Anteriormente se había desempeñado como embajador argentino en Costa Rica. Autor de media docena de libros sobre historia contemporánea y relaciones internacionales, es un especialista en la política exterior rusa y sus relaciones con Occidente.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!