Seguinos en las redes

Chile

Director del Instituto Hebreo de Chile: “Israel está apoyando la llegada de profesores de excelencia a Latinoamérica”

AJN.- Sergio Herskovits, director del Instituto Hebreo “Dr. Chaim Weizmann” de Chile, dialogó con AJN sobre la situación de la educación en el país trasandino y en América Latina en general: “En las comunidades judías en Latinoamérica muchas veces hemos visto conflictos o dicotomías inexistentes, por ejemplo, entre el inglés y el hebreo”.

Publicada

el

Director del Instituto Hebreo de Chile: “Israel está apoyando la llegada de profesores de excelencia a Latinoamérica”

¿Cómo terminaron el año en el Instituto Hebreo?
En Chile existe una prueba nacional que rankea a los colegios de acuerdo a los resultados de esa prueba, que se toma (en lo que sería en la Argentina) el quinto año del secundario y que acá se llama cuarto medio. La prueba es de matemática y lenguaje y la tienen todos los chicos del país, cerca de 250 mil chicos de esa edad. Nuestro colegio obtuvo el mejor resultado de los últimos 40 años y quedamos entre los diez mejores colegios de Chile. Eso es muy importante porque, a diferencia de otros colegios, el Instituto Hebreo recibe a chicos con necesidades educativas especiales. Los otros colegio que están entre los 30 primeros son colegios en los que a los chicos que más les cuesta se van unos tres o cuatro años antes de la prueba. Entonces, el mérito que tienen nuestros profesores es que trabajan con chicos con necesidades educativas especiales también. Eso es muy consistente con la tradición judía de que todos tienen el derecho de aprender, a pesar de los desafíos cognitivos o emocionales que puedan tener.

¿Cómo es la escolaridad judía en Chile? ¿Cuántos chicos reciben educación judía?
En Chile hay tres colegios judíos, uno en Viña del Mar y dos en Santiago. Uno es el Maimónides, que es un colegio ultra ortodoxo con un poco menos de 350 alumnos y el Instituto Hebreo que tiene 1450. Aproximadamente unos 500 chicos más van a colegios no judíos, en general privados y algunos públicos. Este es el mayor momento de escolarización de chicos en colegios judíos en la historia de la comunidad judía en Chile. En Santiago, particularmente, si se suma los 1450 de nuestro colegio y los 350 del otro, estamos cerca de los 1800 y por los registros que tenemos no existe momento en la historia que hayan habido tantos chicos en escuelas judías de Santiago de Chile.
Otro dato interesante es que el Instituto Hebreo creció en los últimos seis años de 1224 a 1450 alumnos.

Seguramente el resultado del examen les traerá mayor crecimiento…

El ranking es muy importante porque hace la suerte de examen de ingreso a la universidad y permite que los chicos puedan elegir carrera y universidad, que es muy importante para el desarrollo profesional. Estudiar en las universidades más prestigiosas te da un ingreso al mundo del trabajo mucho más potente y por eso es importante, pero lo más importante es que nosotros abordamos y apuntamos a una formación integral de los chicos. Nosotros tenemos un programa, por ejemplo, de estudios judaicos que para el mundo no ortodoxo latinoamericano es de lo más avanzado que hay en el continente. La parte judaica para nosotros es fundamental. Nuestros chicos terminan el colegio habiendo leído los autores judíos más relevantes y a las fuentes judías, la mayoría de los alumnos, en su idioma original. Estudian Talmud, Tanaj (Biblia hebrea), filósofos judíos y literatura judía en español con un nivel de profundidad como en la época de oro de la educación judía en la Argentina. Al mismo tiempo, los chicos también, desde una perspectiva liberal y pluralista, tienen un acercamiento a las prácticas tradicionales judías. Un chico termina el colegio y podría participar de cualquier circunstancia o festividad judía del año o del ciclo de vida judía alfabetizado. Y de nuevo lo repito, desde una perspectiva liberal, no estamos hablando de una perspectiva radical y ortodoxa.

¿Hay dificultad allí en Chile por la falta de Morim (maestros)?
Definitivamente sí, pero es un hecho de la causa y tenemos que ver cómo trabajamos con eso. Hay proyectos interesantes de financiamiento desde Israel que quisiera compartir con mis colegas directores en Latinoamérica. Israel se está sensibilizando y está apoyando la llegada de profesores de excelencia a Latinoamérica, apoyando económicamente. Esto nos va a ayudar mucho. Al estilo que lo hace Francia, Italia, Alemania con los colegios de sus colectividades en distintos países del mundo.
Respecto al idioma hebreo, hay un tema muy importante: a nosotros nos ha dado mucho resultado dejar de enseñar hebreo como una lengua para hablar hebreo en la calle en Israel, por ejemplo, para comprar un helado, y dedicarnos a estudiar fuentes, desde una perspectiva liberal en su idioma original. A los chicos los apasiona y se generan debates con los alumnos muy buenos. Hay un camino que a nosotros nos entusiasma muchísimo.

¿Qué análisis tiene sobre las dificultades y los logros de la educación judía en la diáspora, sobre todo en Latinoamérica?
Yo creo que en las comunidades judías en Latinoamérica muchas veces hemos visto conflictos o dicotomías inexistentes. Por ejemplo, el inglés versus el hebreo, donde en realidad la fórmula tiene que ser inglés + tradición judía + sionismo + judaísmo + formación en valores + educación general de excelencia = Formación integral de nuestros alumnos. No hay que plantear peleas entre distintas áreas o contenidos. Humildemente creo que nosotros lo estamos abordando de ese modo, nuestros chicos tienen que terminar siendo integrales y salir de esa dicotomía. Las familias tienen que asumir que la educación requiere un esfuerzo por parte de los chicos. Hay que estudiar, esforzarse, porque después la vida es así, a nadie le resulta la vida sencilla. Para generar sustento hay que trabajar duro. Con mucho cariño, apoyo y contención les tenemos que enseñar a los chicos a estudiar en serio y apoyarlos para que eso ocurra. Ellos pueden, tenemos que respetar la inteligencia de nuestros alumnos.

Chile

Entrevista. Embajadora de Israel en Chile destacó la cooperación con el país sudamericano frente al COVID-19

Agencia AJN.- En una entrevista con la Agencia AJN, Marina Rosenberg analizó el estado de la relación entre Israel y Chile en el marco de la pandemia del coronavirus. “El COVID-19 llegó a Israel antes que a Latinoamérica y por eso estamos compartiendo nuestra experiencia para que otros puedan aprender de ella”, destacó. Además, se refirió al conflicto con la comunidad palestina en Chile: “Hay un ambiente bastante tóxico de incitación al odio y dichos antisemitas”.

Publicado

el

Por

3151558h900

Agencia AJN.- La embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg, afirmó en diálogo con la Agencia AJN que ambos países poseen “una amistad verdadera” y que en la actualidad están enfocando su cooperación “en el tema del COVID-19”, compartiendo avances tecnológicos, webinars y charlas entre profesionales de la salud chilenos e israelíes. “Canalizamos nuestro apoyo a Chile a través del gobierno y los ministerios relevantes, pero entendimos que esto no es suficiente y que tenemos que trabajar también de manera local y regional. Entonces, comenzamos a cooperar con diferentes alcaldes y municipalidades”, resaltó.

Por otro lado, se refirió al conflicto con la comunidad palestina en Chile, la más grande del mundo fuera de Medio Oriente: “Históricamente hubo muy buenas relaciones entre las comunidades palestina y judía, incluso casamientos mixtos, colaboraciones en temas comerciales, etc. Lamentablemente, en los últimos años, por culpa de una minoría de dirigentes de la comunidad palestina, se fueron extremando y levantando un tono violento”.

A continuación, los detalles de la entrevista que mantuvo la embajadora Rosenberg con la Agencia AJN.

AJN- ¿Cómo está viviendo la embajada este momento tan particular?
MR- Estamos siendo afectados como todos. En este momento, la mayoría de la región metropolitana de Santiago está en cuarentena. Yo misma estoy en cuarentena preventiva desde antes. La mayoría de las embajadas, incluso la de Israel, siguen funcionando, pero de manera distinta, con menos funcionarios y menos horarios. Pero nos adaptamos al teletrabajo, como todos, y estamos descubriendo qué cantidad de trabajo se puede realizar desde casa sin necesitar la oficina. Incluso a veces trabajamos más desde casa que desde la oficina, lamentablemente.

AJN- ¿Cómo está la situación de Chile?
MR- Chile hasta ahora estuvo manejando bastante bien la situación sanitaria. En estas dos semanas se nota un alza en la cifras, que es algo que estaba previsto, así que estamos preocupados como el resto de Latinoamérica, sin saber qué va a pasar en los meses de invierno. Pero tengo fe de que, como Israel salió de esto, el resto de los países en el mundo también podrán hacerlo.

AJN- ¿Cómo es la relación de Israel con Chile?
MR- Estamos enfocando nuestra cooperación en el tema del COVID-19. La relación es muy buena. Yo empecé como embajadora justo después de la importante visita del presidente Piñera a Israel el año pasado, a fines de junio. Estuve con él y con los senadores y el ministro de Ciencias, que estuvo allí también. Esa visita fue muy simbólica para demostrar las buenas relaciones que existen entre Chile e Israel, y el potencial para reforzar la relación entre ambos países. Se firmaron 8 acuerdos sobre diferentes temas, y empecé mi estadía aquí llena de energía y motivación para avanzar en esos acuerdos. Lamentablemente, nos tocó la crisis y el estallido social.

AJN- El vínculo venía siendo fructífero desde antes…
MR- Sí, cumplimos 71 años de relaciones bilaterales, que siempre fueron bien fructíferas en diferentes áreas. Desde que Chile volvió a la democracia, se puso mucho énfasis en el área de tecnología e innovación. En los últimos años nos hemos enfocado también en ciberseguridad, salud digital y ciencias. En todos los temas que tocamos como embajada hay buena cooperación, incluso también en cultura y academia. Y también la embajada de Chile en Israel está trabajando para reforzar y profundizar la cooperación en los diferentes temas.

AJN- Hay un grupo parlamentario en Chile que trabaja en los intercambios con Israel. ¿La embajada trabaja con ellos?
MR- Sí, el grupo parlamentario Chile-Israel está muy comprometido con la amistad entre ambos países. Estamos trabajando juntos muchísimo y la semana pasada anunciamos el lanzamiento de un grupo de tareas en conjunto por el tema de COVID-19. El objetivo es promover la cooperación entre Chile e Israel en toda la crisis sanitaria actual, a través de los diputados y diputadas locales. Ya estamos trabajando en todo lo relacionado con la experiencia de Israel, haciendo webinars y contactos directos entre profesionales israelíes en temas de salud con profesionales chilenos de las diferentes provincias. También en esto vamos a colaborar con el Hospital Hadassah y vamos a tener un encuentro virtual entre directores de hospitales de las diferentes regiones de Chile, con el director del Hospital Hadassah, para que él pueda compartir los protocolos que se están usando en Israel. Y también, junto a este grupo, comenzamos hace unas semanas una serie de donaciones a diferentes provincias y municipios.

AJN- ¿Con quién coordina la embajada la ayuda que provee a Chile?
MR- Canalizamos nuestro apoyo a Chile a través del gobierno y los ministerios relevantes, comenzando por el Ministerio de Salud, y en la ayuda a PyMES o tecnología que tenga que ver con asuntos económicos, con el Ministerio de Economía. En lo relacionado a ayuda social, con el Ministerio de Desarrollo Social. Pero entendimos que esto no es suficiente, y que tenemos que trabajar también de manera local y regional. Entonces, comenzamos a cooperar con diferentes alcaldes y las municipalidades, y ahora lo continuamos a través de los diputados y diputadas para llegar a más gente. Este apoyo consiste, primero, en algunos proyectos de donaciones, desde mascarillas hasta cajas de alimentos. Segundo, en compartir gratuitamente protocolos de instituciones como Hadassah o de tecnologías como aplicaciones gratuitas. También las tecnologías de diferentes empresas israelíes, que en estos meses trabajaron muy duro para traer soluciones tecnológicas avanzadas para el manejo del COVID-19. En eso también trabajamos con empresas chilenas que están dispuestas a colaborar, con alcaldes y con los diferentes ministerios.
Y por último, compartimos nuestra experiencia para que otros países puedan aprender de ella. Israel se contagió antes que los países de Latinoamérica y ahora ya está saliendo de la pandemia. Entonces, tiene mejor noción de qué hacer y qué no. Así organizamos webinars y reuniones virtuales desde Israel. Por ejemplo, algunos fueron realizados por Mashav, la entidad de cooperación internacional de la cancillería israelí. Y en otros temas, nosotros mismos en la embajada estamos organizando encuentros. Por ejemplo, la semana que viene vamos a tener un webinar organizado junto a la Universidad Católica con Manuel Trajtenberg, para contar la experiencia de Israel con el estallido social que puede ser útil para Chile.

AJN- ¿Cuál es el vínculo con la comunidad judía local en el día a día?
MR- El contacto y la coordinación con las comunidades judías en todo el mundo y específicamente en Chile es algo crítico y es parte del trabajo diario de cada embajador y embajadora. Tengo la gran suerte de que me tocó una comunidad judía bien unida y comprometida con Israel, y que apoya a la embajada. Estoy en contacto diario y varias veces al día con el presidente de la comunidad, los directores de las instituciones, especialmente en esta época.

AJN- Chile tiene una de las comunidades palestinas más grandes del mundo, que a veces genera incesantes tensiones. ¿Cómo está esa situación hoy en día?
MR- Sí, aquí está la comunidad palestina más grande del mundo fuera de Medio Oriente. Históricamente, yo entiendo que hubo muy buenas relaciones entre las comunidades palestina y judía, incluso casamientos mixtos, colaboraciones en temas comerciales, y demás. Lamentablemente, en los últimos años, por culpa de una minoría de dirigentes de la comunidad palestina, se fueron extremando y fueron adoptando un tono bastante violento, no sólo contra Israel, sino también contra la comunidad judía. Eso crea un ambiente bastante tóxico de incitación al odio, y más de una vez cruzan la línea hasta publicaciones y dichos antisemitas. Incluso en las últimas dos semanas, me imagino que por ser para ellos la fecha de la Nakba, subieron el tono de una manera bastante violenta. Si uno entra al sitio web y al Twitter de la Federación Palestina de Chile, han publicado en las últimas semanas artículos antisemitas, hablando del sionismo como un virus que hay que atacar y eliminar, y echándole la culpa a Israel y a los Estados Unidos por el coronavirus. Esta situación no sólo es lamentable, sino que es algo que cualquier chileno o chilena tiene que salir a repudiar. Creo que cada uno tiene su derecho de tener sus opiniones políticas en cualquier tema, pero tiene que expresarlas de manera respetuosa y sin crear un clima de odio y violencia.

AJN- ¿Esto se puede canalizar vía la secretaría de Culto del gobierno o en qué espacio se realiza la queja sobre esta situación?
MR- El problema de Chile es que, al contrario de Argentina u otros países, no existe un organismo que puede canalizar quejas de comportamiento antisemitas, y tampoco hay una ley clara sobre incitación a violencia o este tipo de episodios. Ese es uno de los desafíos del Estado de Chile, que como Estado democrático y liberal, que tiene el objetivo de cuidar a sus ciudadanos y ciudadanas, especialmente a las minorías, debería impulsar un mecanismo para combatir el antisemitismo y el racismo. Lo queremos trabajar. Obviamente se puede entender que hoy en día, los desafíos internos, sanitarios y políticos son tan grandes que hay menos espacio para enfocarse en otros temas, pero creo que todos deberían manifestarse contra esta incitación al odio, y del enfoque de cierta parte de la comunidad palestina de importar un conflicto externo, que no tiene nada que ver con Chile.

AJN- ¿El Congreso no ayuda en esto?
MR- Los palestinos también tienen su grupo de amistad en el Congreso, que son un grupo bastante grande. No nos olvidemos que la comunidad palestina en general tiene muchos fondos, son una comunidad grande e influyente. Pero para nosotros no se trata de empezar un conflicto aquí en Chile. Al contrario, cada uno puede tener sus opiniones sobre el conflicto, pero no hay ninguna razón para importarlo aquí ni ninguna justificación para atacar a los judíos de Chile, que son chilenos y chilenas como cualquier otro ciudadano.

AJN- ¿Es difícil ser embajadora en Chile?
MR- No, no es difícil. Lo único difícil es que no tengo suficientes horas en el día para hacer todo lo que quiero hacer. Pero creo que cualquier embajador, no sólo el israelí, tiene sus desafíos. Obviamente me gustaría que uno de mis desafíos no sea combatir el antisemitismo, pero así es, y es parte de nuestro trabajo. En el tema de ser mujer embajadora por suerte no encuentro ninguna dificultad, aunque me advirtieron de antemano que iba a resultar un desafío porque supuestamente es una sociedad machista. Pero realmente no creo que sea así, creo que la sociedad chilena como las latinoamericanas en general han cambiado, todavía queda un gran camino para mejorar el chauvinismo latino, pero han cambiado desde el MeToo y realmente no le veo ningún desafío o incomodidad.

AJN- ¿Cómo califica la relación entre Chile e Israel?
MR- Creo que son relaciones de una amistad verdadera. Tenemos varias cosas en común. Somos dos países democráticos que valoran mucho la libertad, los derechos humanos, y compartimos los mismos valores y objetivos. Chile, como Israel, es un país de la OCDE, que tiene mucho para ofrecer y por eso hay más potencial en las relaciones entre Israel en Chile, que en otros países. También Chile es muy avanzada en ciencia, en cuestiones de género, en temas sociales, en ciberseguridad, etc. Creo que también en estas épocas de desafíos, es algo que nos une y nos ayuda a poner más enfoque en la colaboración, no solo bilateral, sino también multilateral, que creo que es muy importante. Y espero que como parte de esta amistad entre Chile e Israel, que Israel pueda apoyar a Chile a salir de esta pandemia y salir fuerte y con menos consecuencias negativas. Pero más allá de la colaboración bilateral formal entre los gobiernos, uno de los enfoques que tenemos es el tema del apoyo a la sociedad chilena. Esto comenzó antes de la pandemia, pero también ahora estamos trabajando con fundaciones y la sociedad civil, apoyando a niños, mujeres, residencias de ancianos. Creo que eso es muy importante, porque a veces como embajadas de todos los países, nos olvidamos que las relaciones no son sólo entre gobiernos, sino entre la gente y los pueblos.

Seguir leyendo

Chile

Embajada de Israel anuncia grupo de trabajo con parlamentarios chilenos para enfrentar COVID19

Agencia AJN.- A través de una carta dirigida al ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera, la embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg, oficializó el lanzamiento de la propuesta “COVID-19 Task Force Chile Israel”.

Publicado

el

Por

donacion penalolen 2

Agencia AJN.- La Embajada de Israel en Chile avanzó con un proyecto que promueve “la cooperación y solidaridad” entre ambos países en relación a la crisis sanitaria generada por el coronavirus.

A través de una carta dirigida al ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera, la embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg, oficializó el lanzamiento de la propuesta “COVID-19 Task Force Chile Israel”.

El objetivo de este proyecto es promover la cooperación y solidaridad en relación a la crisis sanitaria actual, a través de un equipo de trabajo bilateral que tendrá la participación de la Embajada de Israel, el Grupo Interparlamentario de Amistad Chile-Israel, la Comunidad Judía de Chile y el Consejo Chile Israel para la Ciencia, Tecnología, Innovación y Humanidades.

Según explicó la embajadora Rosenberg, esta iniciativa se enmarca en la política de fortalecimiento de la cooperación internacional que ha adoptado Israel en el marco de esta pandemia.

“En estos días estamos celebrando 72 años de nuestra Independencia, y pensamos que la mejor forma de celebrar es profundizando la cooperación con Chile, en pos de los objetivos comunes y de las necesidades globales que existen en este momento producto del COVID”, destacó la diplomática en un comunicado de prensa.

Por su parte, los diputados del Grupo Interparlamentario Chile Israel, indicaron que esta iniciativa es la continuación de un largo trabajo de cooperación bilateral, destacando que, frente a los actuales desafíos sanitarios y sociales, los parlamentarios pueden generar un puente entre países amigos como Israel y las necesidades que se están dando en terreno en sus respectivos distritos.

El “COVID-19 Task Force Chile Israel” permitirá potenciar y focalizar una serie de actividades que la Embajada de Israel ha estado desarrollando en los últimos meses, con el objetivo de reforzar la cooperación bilateral, con un enfoque en comunidades vulnerables y regiones.

donacion san bernardo 2

Cabe señalar que tan solo en el mes de mayo, para celebrar su Día Nacional, la Embajada de Israel, junto a la Comunidad Judía de Chile, ha realizado una serie de donaciones, como por ejemplo más de 10.000 mascarillas para el personal de salud de la comuna de San Bernardo, mascarillas adicionales para las comunas de Quilicura y Coquimbo, alimentos para la comuna de Peñalolén, mascarillas para dos hogares de ancianos y elementos de comunicación para el Hospital Psiquiátrico de Santiago.

A través del “COVID-19 Task Force Chile Israel”, los diputados del Grupo Interparlamentario Chileno-Israel recibirán en forma periódica toda la información relevante desde Israel sobre soluciones tecnológicas con código abierto para ser utilizadas en sus regiones, información sobre seminarios especializados, contactos con entidades relevantes de investigación, guías de políticas públicas para fines gubernamentales y locales, y mucho más.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!