Seguinos en las redes

Economía

Gobierno de Israel inicia nuevo proyecto que agregará una cuota de 1.600 megavatios al sector eléctrico israelí

Agencia AJN.- El proyecto permitirá que los consumidores domésticos, las autoridades locales y las empresas produzcan electricidad solar.

Publicada

el

sola

Agencia AJN.- El ministro de Infraestructura Nacional, Energía y Recursos Hídricos, Yuval Steinitz, publicó hoy una nueva política que agregará una cuota de 1.600 megavatios al sector eléctrico israelí. La Autoridad de Servicios Públicos (electricidad) preparó un plan para implementar la nueva política.

Las nuevas cuotas se destinarán a instalaciones de energía solar, principalmente en los tejados, pero también en el suelo.

Israel se está retrasando sustancialmente detrás de los objetivos establecidos en energía renovable. Solo el 3 por ciento de toda la electricidad en Israel se produce a partir de fuentes de energía renovables, en comparación con un objetivo del 10 por ciento para 2020. Ya se construyeron mil megavatios de un total de 3.600 (la gran mayoría de los cuales consta de instalaciones de energía solar), y los proyectos en construcción ascienden a otros 700 megavatios.

El proyecto, que consiste en la privatización de la producción de electricidad, permite que los consumidores domésticos, las autoridades locales y las empresas produzcan electricidad solar. La iniciativa está diseñada para producir 1.600 megavatios.

La aprobación de las cuotas de energía solar se produjeron en muy pequeñas cantidades de algunas docenas de megavatios hasta la fecha. Esta vez, el Estado planea agregar una enorme cantidad dentro de un período relativamente corto de tres años.

De acuerdo con la Autoridad de Servicios Públicos (electricidad), la mayor parte de la nueva cuota será para instalaciones solares en los tejados de los hogares y las empresas. Los paneles solares requieren una gran cantidad de espacio e Israel es un país con mucha población. Por lo tanto, las instalaciones en la azotea tienen un gran potencial, que hasta ahora no fue utilizado.

Se realizaron instalaciones solares en solo 6 mil de los dos millones de tejados de Israel. Esto se debió a problemas burocráticos relacionados con la instalación, impuestos, un alto precio, problemas de financiación con los bancos para la construcción de instalaciones y falta de conciencia entre el público.

“En el marco del plan, la Autoridad de Servicios Públicos (electricidad) racionalizará el proceso de conexión y construcción de instalaciones solares, entre otras cosas, al simplificar y facilitar el proceso de apertura de un archivo para conectar instalaciones y reducir el número de visitas de la Israel Electric Corporation”, anunció la Autoridad de Servicios Públicos.

Una de las innovaciones importantes en el plan que hace que valga la pena construir una instalación es la posibilidad de recibir pagos por la electricidad producida más allá de lo que consumen los propietarios de acuerdo con una tasa predeterminada.

Los paneles de techo solar, para los cuales se designan la mayoría de las nuevas cuotas, serán de dos tipos: instalaciones para techos pequeños de casas privadas o edificios de apartamentos y grandes techos de empresas. La tarifa para techos grandes, como techos de fábricas, hospitales y negocios, se establecerá en un procedimiento competitivo en subastas conducidas por la Autoridad de Servicios Públicos (electricidad). Estas serán las primeras subastas de este tipo que se realizarán en Israel.

Los tejados pequeños, por otro lado, recibirán una tarifa “alimentadora” que establecerá la Autoridad de Servicios Públicos sin ningún procedimiento competitivo. La electricidad producida de tal techo no será consumida; se transmitirá a la red eléctrica, y el propietario de la instalación recibirá el pago correspondiente. Esta tasa será más alta que las tarifas establecidas en las subastas de techos grandes y estaciones terrestres, porque la Autoridad de Servicios Públicos cree que también es necesario para apoyar las instalaciones en techos pequeños que son menos económicamente viables que una instalación en un gran techo.

Se fijará la tarifa para todos los tipos de instalaciones (techos pequeños e grandes e instalaciones en tierra), y se pagará a lo largo de la vida útil de 20-25 años de la instalación. Esto facilitará la obtención de financiamiento bancario para la construcción de una instalación.

La Autoridad de Servicios Públicos enfatizó que continuará utilizando la cuota restante para instalaciones eólicas. Además afirmó que “solo se utilizará una parte de la cuota de energía eólica para 2020 como resultado de la prolongación de los procedimientos legales y el tiempo relativamente largo requerido para conectar las granjas de energía eólica a los cables de alta tensión”. El potencial no utilizado de Israel para la energía eólica se estima en mil megavatios.

“Nuestra política se basa en una energía respetuosa con el medio ambiente para el beneficio de la salud pública, con objetivos ambiciosos establecidos. El plan incluye beneficios para la energía solar de los edificios de apartamentos en beneficio de la gente y menores costos”, expresó Steinitz.

El presidente de la Autoridad de Servicios Públicos, Assaf Eilat agregó que “la Autoridad de Servicios Públicos está comprometida con un aumento importante en la cantidad de energía renovable producida en Israel, de acuerdo con la política del ministro y el gobierno. En las próximas semanas, la Autoridad continuará publicando regulaciones agresivas y subastas para la construcción de instalaciones de energía renovable”.

Economía

Marius Nacht renuncia a la presidencia de Check Point

Agencia AJN.- El cofundador de la compañía de ciberseguridad israelí será reemplazado por Jerry Ungerman.

Publicado

el

Por

econ

Agencia AJN.- El presidente de Check Point Software Technologies Ltd., Marius Nacht, renunciará a la compañía israelí de seguridad cibernética, de la cual fue cofundador y se ha desempeñado como presidente desde 2015.

Nacht renunció recientemente al primer banco digital de Israel, que creó y que recibió una licencia del Banco de Israel el año pasado. Dijo que quería centrarse en nuevos proyectos de salud y boitech.

En Check Point, Nacht será reemplazado por Jerry Ungerman, quien ha sido vicepresidente desde 2015. Ungerman fue ejecutivo senior en Hitachi y otras compañías antes de unirse a Check Point, donde anteriormente se desempeñó como presidente y vicepresidente ejecutivo.

Nacht dijo: “Veintisiete años después de la cofundación de Check Point, concluyo mi papel como Presidente de la Junta con gran orgullo y confianza en la empresa y su contribución crucial a sus socios y clientes en todo el mundo”. “A medida que el mundo continúa estando más conectado y la dependencia de las plataformas digitales crece, la necesidad de seguridad cibernética integral y confiable es más importante que nunca”, sostuvo.

El CEO de Check Point, Gil Shwed, dijo que “desde la creación de Check Point en 1993, Marius ha sido uno de los padres fundadores de la industria de alta tecnología líder de Israel”. “Estoy seguro de que alcanzará este nivel de éxito en sus iniciativas actuales en la atención médica industria. En nombre de todos nosotros en Check Point, queremos agradecer a Marius por su tremenda contribución a Check Point y a la economía de Israel. La Junta Directiva de Check Point ha jugado un papel clave en el éxito global de la compañía, y estamos seguros de que continuará haciéndolo bajo el liderazgo de Jerry”, transmitió.

Check Point también nombró a Guy Gecht como director independiente principal.

Seguir leyendo

Economía

Nueva encuesta: el 40% de los israelíes tiene dificultades para cubrir sus gastos básicos

Agencia AJN.- Las solicitudes de asistencia social en Israel aumentaron un 50% después de la pandemia del coronavirus. El desempleo se disparó a un máximo histórico.

Publicado

el

Por

encuesta

Agencia AJN.- En medio del plan de reapertura del Estado de Israel, una nueva encuesta reveló que el 40% de los israelíes tienen problemas para pagar sus gastos básicos y que las solicitudes al Ministerio de Bienestar aumentaron un 50%.

La encuesta, realizada por la Comunidad Internacional de Cristianos y Judíos (The Fellowship) y el Instituto de Geocartografía, plasmó una imagen alarmante de las secuelas de la crisis del coronavirus. La encuesta se realizó a 600 personas y sirve como una muestra representativa de la población en Israel.

“Los resultados de la encuesta sirven para subrayar lo que la mayoría de los expertos ya sospechaban: a pesar de que la emergencia médica para la mayoría del pueblo israelí está disminuyendo, el impacto económico y social causado por la crisis del COVID-19 ha sido devastador”, expresó Yael Eckstein, presidente y CEO de The Fellowship. “Todavía tenemos mucho trabajo por hacer en los próximos meses para ayudar al pueblo de Israel a recuperarse”.

Una cuarta parte de los participantes de la encuesta (24,7%) fueron despedidos de sus trabajos, y en el 14,1% de las parejas, ambos miembros perdieron sus ingresos. Una quinta parte de los participantes (21%) declaró que perdió la mitad o más de los ingresos de su hogar debido a la crisis. Solo una cuarta parte (24,7%) dijo que sus ingresos no se vieron afectados en absoluto.

Alrededor del 40% de los participantes respondieron que enfrentan dificultades para pagar los gastos básicos. Uno de cada diez israelíes (9,6%) tiene problemas para comprar alimentos. Una décima parte de los israelíes (9,3%) informó dificultades para pagar su hipoteca o alquiler y el 8,6% tiene problemas para pagar facturas como electricidad, agua, gas e impuestos municipales.

Una décima parte de los participantes de la encuesta dijo que corren el peligro de ser desalojados de sus hogares o de que se les corte la electricidad o el agua. Una cuarta parte de los israelíes (25,4%) necesitan asistencia económica de sus familiares o amigos. Más de una décima parte de los participantes tendrán que regresar o ya han regresado a vivir con sus padres debido a la crisis.

Alrededor del 13% respondió que ya está recibiendo asistencia o que solicitará asistencia en un futuro cercano a departamentos sin fines de lucro o de servicios sociales en las autoridades locales. Un tercio de los participantes espera que les tome más de seis meses recuperarse del daño causado por la crisis del coronavirus, según publicó Arutz Sheva.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!