Seguinos en las redes

Israel

Mañana se cumplirán 52 años del comienzo de la Guerra de los Seis Días

Agencia AJN.- Entre los días 5 y 10 de junio de 1967, 26 de Iyar y 2 de Sivan de 5727, se desarrolló la tercera guerra entre el Estado de Israel y sus vecinos, la que es denominada en hebreo Miljemet Sheshet Haiamim, también conocida en la historiografía como la Guerra de Junio de 1967.

Publicada

el

Iom Ierushalaim soldados

Agencia AJN.- Hace 52 años, entre los días 5 y 10 de junio de 1967, 26 de Iyar y 2 de Sivan de 5727, se desarrolló la tercera guerra entre el Estado de Israel y sus vecinos, la que es denominada en hebreo Miljemet Sheshet Haiamim (la Guerra de los Seis Días), también conocida en la historiografía como la Guerra de Junio de 1967.

En esa época el Estado de Israel sufría numerosos enfrentamientos fronterizos, en especial en la región lindera con la Meseta del Golán, pues el ejército sirio atacaba con artillería a los kibutzim y demás poblaciones allí establecidos.

El presidente de Egipto, Gamar Abdel Nasser, estableció una coalición árabe integrada junto con los gobiernos de Jordania, Irak y Siria, de la cual era su líder, y a mediados de mayo de 1967 decidió, en forma unilateral, exigir a la ONU el retiro inmediato de la fuerza de Emergencia de las Naciones Unidas (UNEF), fuerzas internacionales en la península del Sinaí que controlaban la frontera egipcio-israelí desde la finalización de la denominada Crisis de Suez, en 1957.

Una vez cumplida esa exigencia, Nasser desplegó tropas egipcias en su lugar y bloqueo el estrecho de Tirán, impidiendo que naves israelíes y de otros países ingresaran al Golfo de Akaba y arribaran en el puerto de Eilat. Si bien estos hechos fueron motivo de críticas por parte de los principales países de Occidente, éstos no hicieron nada para remediarlo, mientras que el bloque soviético apoyaba las medidas tomadas.

A su vez, los principales medios periodísticos árabes, en especial los noticiosos radiales, trasmitían mensajes en los cuales amenazaban con destruir al Estado de Israel y “tirar a los judíos al mar”. Ante esta situación, el gobierno israelí liderado por el primer ministro Levi Eshkol decidió que no podía esperar ser atacado por las tropas de la coalición árabe, cuyos ejércitos lo superaban ampliamente en la cantidad de hombres, tanques y aviones, y ordenó atacar a los egipcios, especialmente a su fuerza aérea, cuando sus aviones estaban mayormente en tierra.

La respuesta de los ejércitos árabes fue inmediata e Israel debió soportar ataques en todos sus frentes, excepto en la frontera con El Líbano. Tzahal, el ejército israelí, fue respondiendo cada ataque siguiendo un plan determinado.

Después de seis días de intensos combates en tres frentes, las fuerzas israelíes conquistaron el desierto del Sinaí, la Franja de Gaza, Judea, Samaria, los Altos del Golán y liberaron íntegramente Jerusalem, reunificando la ciudad luego de 19 años de estar dividida, durante los cuales se impidió a los judíos acceder al Kotel Hamarabí, el denominado Muro de los Lamentos.

Durante esta contienda bélica 776 soldados israelíes perdieron la vida en combate y ocho fueron capturados, los que fueron repatriados a cambio de prisioneros tomados por las fuerzas israelíes.

Como consecuencia de la Guerra de los Seis Días, los países del denominado “Bloque Soviético”, liderado por la URSS, rompieron las relaciones diplomáticas que mantenían con el Estado de Israel e, junto con los países árabes, impulsaron la aprobación de varias resoluciones que condenaban al Estado Judío y lo urgían a devolver los territorios que pasaron a estar en su poder en la Naciones Unidas.

Por su parte ocho países árabes se reunieron en Sudán, donde acusaron a Estados Unidos y Gran Bretaña de haber colaborado con los israelíes. El primero de septiembre de 1967 firmaron una resolución conjunta, conocida como la “Resolución de Jartún”, que en su punto tercero estableció tres “no” respecto a las futuras relaciones con los israelíes: no a la paz con Israel, no al reconocimiento del Estado de Israel, no a las negociaciones con Israel.

Israel

Cansado y decepcionado el futbolista argentino Pedro Galván deja Israel junto a su familia

Agencia AJN.- La decisión es definitiva y el goleador argentino dejará el país tras diez años de éxitos en el deporte israelí cansado tras luchar contra la burocracia israelí. El Ministerio del Interior de Israel que en su momento se negó a retirarle la ciudadanía, así como a deportar al argentino Teodoro Aníbal Gauto, residente en Israel y quien en su momento fue declarado prófugo en la Argentina por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar, le negó la solicitud al deportista y su familia.

Publicado

el

Por

PedroGALV

Agencia AJN.- El futbolista argentino Pedro Galván y su familia, quienes están a la espera de ser deportados de Israel y esperan la decisión del tribunal, decidieron abandonar el país incluso antes de que se adopte una decisión a nivel oficial, indicaron anoche los abogados del deportista, informó el diario Haaretz, en su edición digital en Hebreo.

El conflicto comenzó cuando la solicitud de ciudadanía se detuvo el año pasado cuando su club Hapoel Tel Aviv canceló su contrato.

En una entrevista con el medio deportivo israelí ONE, el argentino, de 33 años de edad, contó sobre su difícil decisión: «En las últimas noches prácticamente no dormí. Hablamos toda la noche y conversamos con la familia hasta altas horas de la noche, hasta que tomamos esta decisión que no fue fácil. No lo es, pero las chicas entendieron que lo importante es que estén cerca del padre y la madre y que toda la familia estuviera junta».

93662140990989801008no

Pedro Galván y familia: «Decepcionados del país». Foto: Yuval Hen.

En este marco, el deportista decidió rendirse y no esperar más a los largos y kafkianos procesos burocráticos del país. «Estoy muy cansado, decidí con mi familia irnos, antes de que pueda pasar algo bueno o no», indicó. «Estoy cansado de esperar y pedir favores a personas, si no quieren a Pedro, está bien. Dejo el país con la cabeza en alto. Estaré donde sí me quieran», expresó al medio deportivo israelí ONE, en su edición digital en idioma hebreo.

La palabra «cansado» no es casual, ya que en el último tiempo debió afrontar los duros procesos del Ministerio del Interior para obtener un estatus.

«Preferí dejar de esperar y esperar y comenzar a vivir sin temor a decisiones externas sobre mi destino. Estoy decepcionado por Aryeh Deri- ministro del Interior- y su decisión», expresó con lágrimas.

mishpaja

Con su esposa Pamela e hijas. Foto: Oren Aharoni.

Días difíciles le esperan al argentino y su familia donde deberán comprar pasajes de retorno a su país de origen de Pedro y su esposa Pamela. Además deberán evacuar su departamento en la ciudad de Petaj Tikva y encontrar nuevo inquilino.

En esto días se despedirán de amigos, vecinos, así como de los compañeros de escuela de sus cuatro hijas, quienes llevaban hasta hace poco una vida normal y más que feliz en el país que hoy los expulsa.

«No tengo quejas para con los hinchas y todas las personas que estuvieron cerca y me brindaron su apoyo. Mi enojo es solo para aquellos que toman las decisiones», dijo.

Los Galván remarcaron que su decisión es a pesar del gran apoyo del público israelí y que el proceso legal en curso logró que permanezcan en Israel hasta una próxima decisión, en contraposición con la posición firme del Ministerio del Interior.

Recordemos que el Ministerio del Interior en su momento se negó a retirarle la ciudadanía, así como a deportar al también argentino Teodoro Aníbal Gauto, residente en Israel y quien en su momento fue declarado prófugo en la Argentina por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar.

Migrash

De ser todo a nada. Así se siente hoy Pedro Galván. Foto: Oren Aharoni.

Por su parte, su abogado Tomer Warsha, explicó: «Pedro Galván no está dispuesto a que los traten a él y a su familia de forma tal que no se vea respetado su estatus y trayectoria en el deporte israelí».

Galván, su esposa y cuatro hijas intentaron obtener el estatus de residente permanente en Israel de manos del ministro del Interior, pero se encontraron con un rotundo «no», y permanecieron en el país a fines de completar procedimientos legales.

Galván comenzó su trayectoria en Israel en el 2008 en el equipo Benei Yehuda, y tras su paso por varios clubes terminó en el Hapoel Tel Aviv, que decidió rescindir el contrato en 2018, por lo que perdió la visa de trabajo y la posibilidad de seguir tramitando la ciudadanía que había iniciado.

Seguir leyendo

Israel

Prisionero palestino ligado a Hamás falleció en prisión israelí

Agencia AJN.- El prisionero fue examinado días atrás en el Hospital Ha-Emek en la norteña ciudad de Afula y recibió el alta. El Servicio Penitenciario ordenó a su personal permanecer en alerta ante posibles revueltas carcelarias como consecuencia.

Publicado

el

Por

imgid=16684_B

Agencia AJN.- Un prisionero palestino que purgaba condena en una prisión israelí, ligado al palestino Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) fue encontrado muerto hoy, martes, en su celda en el centro médico del Servicio Penitenciario de Israel.

Al prisionero se le revisó en el Hospital Ha-Emek en la ciudad de Afula, días atrás y recibió el alta sin que se haya detectado alguna anomalía y fue enviado a otro centro médico para examinar su salud mental. Esta mañana se lo encontró sin vida.

Equipos médicos intentaron reanimar sin éxito al paciente y se determinó su muerte en el lugar. Desde el Servicio Penitenciario ordenaron a su personal permanecer en alerta ante posibles revueltas carcelarias como consecuencia.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!