Seguinos en las redes

US News

Médico ortodoxo defendió el uso de hidroxicloroquina y como Trump dijo que “terminará con la peste del coronavirus”

Agencia AJN.- Vladimir “Zev” Zelenko asegura que el tratamiento con hidroxicloroquina en los primeros 5 días reduce las tasas de mortalidad en un 85%.

Publicada

el

hidro

Agencia AJN.- El médico judío ortodoxo Vladimir “Zev” Zelenko, quien tuvo trascendencia porque a principios de este año cuando trató a pacientes con COVID-19 con hidroxicloroquina, un tratamiento que rápidamente se volvió controvertido, aseguró que esa droga permite reducir en un 85% el riesgo de muerte y la necesidad hospitalización.

En medio de la polémica generada por los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y el brasileño, Jair Bolsonaro, que se presentaron como férreos defensores de la hidroxicloroquina, Zev Zelenko, un médico de la comunidad de Kiryas Joel, un pueblo al norte de la ciudad de Nueva York, volvió a alentar el tratamiento pese a los cuestionamientos de la Organización Mundial de la Salud.

trump

“Mis datos mostrarán que si inicia el tratamiento dentro de los primeros cinco días, tiene una reducción del 85% en la muerte y la hospitalización. Lo que eso significa es que esta infección no se diferencia de ninguna otra infección”, sostuvo el doctor en declaraciones al portal de noticias Arutz Sheva. También garantizó que el medicamento que usa es “uno de los más seguros del mundo”.

Zev Zelenko anunció recientemente su decisión de cerrar su clínica en Kiryas Joel y anunció que dejará la comunidad judía donde ha practicado la medicina durante décadas.

En un video compartido por el sitio de noticias ortodoxo Yeshiva World News , Zelenko contó que hasta la pandemia de coronavirus, era conocido como un querido médico de la comunidad.

Cuando se le preguntó sobre su decisión de cerrar su clínica, el doctor aclaró que su razón era “un problema interno” que “no tiene nada que ver” con el COVID-19.

“Diré una cosa, que Kiryas Joel tiene la tasa de mortalidad más baja de cualquier comunidad judía en Estados Unidos”, aseveró Zev Zelenko, quien se negó a decir si los números fueron gracias a su tratamiento. “Dejaré que otras personas lleguen a esa conclusión”, agregó.

Cuando se le preguntó por qué hay políticas que rodean el uso de hidroxicloroquina, Zev Zelenko sostuvo: “Creo que querría saber más sobre el tratamiento real, cómo publicitarlo, cómo terminar realmente con la muerte y la miseria y el sufrimiento y el desastre económico… en lugar de tratar de meterme en política, retórica política”.

“Puedo darte razones por las que hay resistencia, es muy simple. Se llama política, ganancias, arrogancia y miedo”, expresó.

doc

Zev Zelenko afirmó que “el tratamiento rápido del coronavirus es crucial”. “Dentro de los primeros cinco días cuando comienzan los síntomas, la carga viral o la cantidad de virus es relativamente estable o constante. Pero alrededor del día seis, explota como un incendio forestal”, precisó.

“Ahora la mayoría de los pacientes no acude al médico de inmediato. Vienen alrededor del día cuatro o cinco … usted espera hasta que los resultados de la prueba, que toma tres días, llegue al día 8. Y lo que sucede para entonces es que el paciente está realmente enfermo, el incendio está fuera de control. Por lo tanto, la clave es tratar con base en sospechas clínicas”, enfatizó.

Para el médico judío, “este virus está aquí para quedarse, no va a desaparecer… estará presente, probablemente mutará también. Sin embargo, está bien”.

Terrorismo

EE.UU.: Irán, Siria, Hamas y Jihad pueden ser responsabilizadas por ataques de “lobos solitarios”

Agencia AJN.- Al tribunal podría tomarle años decidir los daños reales de atentados en la era de la “Intifada de los Cuchillos”.

Publicado

el

Por

atent

Agencia AJN.- Un tribunal federal de Washington, en los Estados Unidos, ha sentado precedente con su fallo de que Irán, Siria, Hamas y la Jihad Islámica pueden ser consideradas responsables de los daños por muerte errónea por los ataques de “lobos solitarios”.

La decisión significa que los grupos terroristas y sus patrocinadores estatales podrían ser golpeados con juicios por millones e incluso miles de millones de dólares por la la “Intifada de los Cuchillos”, de 2015-2016, y ataques en el futuro si hay pruebas de conexión con ellos.

Si bien la decisión en este caso de aproximadamente cinco años a favor de la ONG Shurat Hadin y la mayoría de los 44 demandantes que representa se emitió formalmente el domingo, solo se publicó el martes por la mañana.

Algunos casos fueron desestimados.

El tribunal solo decidió sobre la responsabilidad y podría tomarle algunos años más decidir los daños reales por ciertos ataques en la “Intifada de los cuchillos”, así como otros ataques entre 2008 y 2018.

El ex funcionario de COGAT Aryeh Spitzen y la experta antiterrorista Noa Meridor fueron fundamentales en el caso al explicar al tribunal cómo los grupos terroristas y sus patrocinadores estatales pueden trabajar detrás de escena para facilitar los ataques, que luego pueden parecer espontáneos.

Su explicación fue que Irán y Siria brindaron entrenamiento, armas y apoyo financiero y logístico a Hamas y la Jihad Islámica, que luego ayudaron a fomentar y dirigir una variedad de ataques durante el período 2015-2016 bajo la apariencia de ser lobos solitarios.

Shurat Hadin ya ha ganado juicios contra Irán, Siria, Hamas y otros grupos terroristas, pero esta es la primera vez que gana un juicio estadounidense contra dichos grupos por patrocinar a lobos solitarios.

Nitsana Darshan-Leitner, presidenta de Shurat Hadin, dijo: “Esta es una decisión significativa y que sienta precedentes para las víctimas terroristas”.

“El tribunal determinó que detrás de cada terrorista hay una organización terrorista, por lo que no se trató solo de una ola espontánea de ataques, sino de un movimiento dirigido y orquestado por Hamas”.

Agregó que la clave para prevenir tales olas de violencia es ir tras los grupos terroristas que están detrás.

Seguir leyendo

US News

La comunidad judía de Minneapolis atiende a los heridos y distribuye suministros en medio de la crisis

Agencia AJN.- Los miembros de la comunidad judía entregan alimentos y brindan asistencia médica en medio de la crisis. Se insta a los rabinos a que retiren los rollos de la Torá por temor a los ataques a las sinagogas.

Publicado

el

Por

mine

Agencia AJN.- Miembros de la comunidad de Minneapolis en Estados Unidos comenzaron a atender a los heridos y distribuyen alimentos en medio de la crisis que se inició tras la muerte de George Floyd, que desencadenó una ola de protestas en gran parte de Estados Unidos.

La doctora Vivian Fischer pasó cinco horas el sábado caminando hacia la devastación de Minneapolis desde su casa en un suburbio a las afueras de la ciudad. La doctora con su estetoscopio, una máscara y guantes, llenó una mochila con lo que tenía en casa: máscaras adicionales, guantes médicos, inhaladores para el asma, vendajes y agua, y salió a ver dónde podía ayudar.

Encontró a innumerables personas barriendo el vidrio en las calles que dejaron las ventanas de las tiendas rotas en el caos de los disturbios del viernes por la noche. Otros, como voluntarios, ayudaron a levantar las ventanas de la tienda y la oficina que habían sido destrozadas. Unos 200 edificios en Minneapolis fueron destruidos durante la protesta, según consignó el diario The Times of Israel.

“Todos nos estamos tambaleando. Desperté sintiendo desesperación. Fue realmente difícil levantarse de la cama “, dijo Fischer, de 58 años. Un médico amigo la llamó y le sugirió que fueran a Minneapolis para ver cómo podían ayudar.

“He sido formada por la ética judía de ir a donde me necesitan”, dijo Fischer, quien inspirada por su rabino de la infancia, Andre Ungar, quien marchó con líderes de derechos civiles en Selma y pasó un tiempo en la cárcel de Birmingham. Ungar murió en mayo, a los 90 años.

Fischer declaró terminó haciendo lo que cualquier madre judía podría haber hecho: limpiar y vendar los cortes de la gente, la mayoría de ellos adquiridos mientras barrían los vidrios rotos. También acompañó a un hombre musulmán somalí angustiado, convenciéndolo de que saliera de debajo de las ruedas de un camión de bomberos.

“No había médicos ni doctores” en la zona, comentó, y la clínica de atención de urgencia más cercana estaba a 25 minutos en auto. “Es horrible ver quemar mi ciudad y olerla”, comentó la doctora.

La ciudad ha experimentado una destrucción generalizada y saqueos en las noches desde que George Floyd, que era afroamericano, fue asesinado el 25 de mayo, cuando un oficial de policía blanco de Minneapolis se arrodilló en su cuello durante más de ocho minutos.

Las manifestaciones comenzaron como protestas furiosas contra la policía, pero se convirtieron en algo alimentado por una ira más indiscriminada.

Protests Continue Over Death Of George Floyd, Killed In Police Custody In Minneapolis

La destrucción ha sido tan generalizada que el Consejo de Relaciones con la Comunidad Judía de Minneapolis instó a los rabinos a resguardar los rollos de la Torá de sus sinagogas en caso de que sus edificios fueran atacados. Hasta el momento no hubo ataques a la comunidad pero se descubrió un graffiti antisemita en un banco de la parada de autobús al otro lado de la calle de la Congregación Shir Tikvah.

Mientras Fischer atendía las heridas de las personas, Dave Snyder estaba de pie en el estacionamiento de la Escuela Secundaria de Minneapolis, dirigiendo a las personas que dejaban comida y extintores de incendios, y otros que los recogían para distribuirlos a las familias necesitadas.

Treinta autos llenos de alimentos y suministros pronto distribuyeron ayuda en los vecindarios latinos de Minneapolis y en Little Earth, un complejo de apartamentos que alberga a aproximadamente 1.000 nativos americanos.

Hasta el sábado, unos 100 autos habían ingresado al estacionamiento de la escuela secundaria en español para dejar bandejas de lasaña, alimentos para bebés y alimentos no perecederos, que también se distribuyeron a las familias de los estudiantes, muchos de los cuales no reciben asistencia federal por la pandemia o seguro de desempleo y están “viviendo en las sombras”, dijo Snyder, de 44 años. Muchos de los voluntarios eran miembros de su sinagoga, la Congregación Shir Tikvah.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!