Seguinos en las redes

US News

Donald Trump se contagió de COVID-19: no está fuera de peligro, pero los médicos son optimistas

Agencia AJN.- El médico jefe dice que el presidente estadounidense debe permanecer en observación el domingo, pero que no tiene fiebre ni requiere oxígeno y ha hecho progresos sustanciales desde el diagnóstico inicial.

Publicada

el

President Trump Departs the White House for Walter Reed

Agencia AJN.- El presidente de los Estados Unidos Donald Trump contrajo coronavirus y “aún no está fuera de peligro”, dijo su médico en una actualización el sábado por la noche, pero añadió que el equipo médico es “cautelosamente optimista”.

“El presidente Trump sigue estando bien, habiendo hecho progresos sustanciales desde el diagnóstico”, dijo el comandante de la Marina, Dr. Sean Conley, en una declaración, horas después de que el presidente y su jefe de gabinete ofrecieran opiniones ligeramente contradictorias sobre su condición. “Aunque todavía no está fuera de peligro, el equipo sigue siendo cautelosamente optimista”, dijo Conley, y agregó que Trump seguía sin fiebre y sin oxígeno suplementario y que había completado una segunda dosis del medicamento experimental remdesivir.

“El plan para mañana es continuar la observación entre las dosis de remdesivir”, dijo Conley.

El viernes, Trump comenzó un tratamiento de cinco días de remdesivir, un fármaco de Gilead Sciences que se utiliza actualmente para pacientes moderada y gravemente enfermos. También se le ha administrado una dosis única de un medicamento que Regeneron Pharmaceuticals Inc. está probando para suministrar anticuerpos que ayuden a su sistema inmunológico a combatir el virus.

Los medicamentos funcionan de diferentes maneras: los anticuerpos ayudan al sistema inmunológico a deshacerse del virus y el remdesivir frena la capacidad del virus para multiplicarse.

Conley dijo que el nivel de oxígeno en la sangre de Trump se mantuvo entre el 96% y el 98%, lo que está en el rango normal.

Los expertos médicos dicen que la enfermedad causada por el virus, COVID-19, puede volverse más peligrosa a medida que el cuerpo responde a la infección con el tiempo.

Horas antes del informe, Trump publicó un video del Centro Médico Walter Reed en las afueras de Washington, donde está siendo tratado por la enfermedad, en el que decía que se sentía mejor y esperaba volver pronto al trabajo.

“Estoy empezando a sentirme bien. No se sabe en el próximo período de unos pocos días, supongo que esa es la verdadera prueba, así que veremos qué sucede en esos próximos días”, dijo.

El vídeo, en el que Trump aparecía animado y relajado pero sonaba ronco, fue la contrapartida de una actualización menos optimista de su jefe de personal Mark Meadows, quien dijo a los periodistas que el presidente había entrado en un período “crítico” de dos días en su lucha contra COVID-19.

“Los signos vitales del presidente en las últimas 24 horas fueron muy preocupantes y las próximas 48 horas serán críticas en términos de su cuidado. Todavía no estamos en un camino claro hacia una recuperación completa”, dijo Mark Meadows a los periodistas fuera del hospital.

El presidente estaba enojado por la evaluación pública de Meadows sobre su salud y, en un esfuerzo por probar su vitalidad, Trump ordenó hacer el video y autorizó a su confidente Rudy Giuliani a emitir una declaración en su nombre de que se sentía bien.

Trump tiene 74 años y es clínicamente obeso, lo que lo pone en mayor riesgo de complicaciones graves por un virus que ha infectado a más de 7 millones de personas en todo el país y ha matado a más de 200.000 personas en los Estados Unidos.

La primera dama Melania Trump permaneció en la Casa Blanca para recuperarse de su propio ataque con el virus. Ella “lo estaba manejando muy bien”, dijo Trump en el vídeo, señalando con un toque de humor que era “un poquito más joven” – de hecho, 24 años más joven.

El mensaje de Conley del sábado hizo poco para aclarar las preguntas sobre cuándo se le diagnosticó a Trump y cuánto tratamiento había requerido el viernes que han perseguido a la Casa Blanca desde el resultado positivo de su prueba fue anunciado a la 1 a.m. del viernes.

La administración de Trump ha sido menos que transparente con el público durante la pandemia, tanto sobre la salud del presidente como sobre la propagación del virus dentro de la Casa Blanca. La primera noticia de que un asesor cercano a Trump se había infectado vino de los medios, no de la Casa Blanca. Y los ayudantes se han negado repetidamente a compartir información básica sobre la salud, incluyendo un recuento completo de los síntomas del presidente, qué pruebas ha realizado y los resultados.

Durante una sesión informativa para la prensa por la tarde, Conley se negó repetidamente a decir si el presidente alguna vez necesitó oxígeno suplementario, a pesar de las repetidas preguntas, y se negó a compartir detalles clave, incluyendo la fiebre que Trump había tenido antes de volver a un rango normal. Conley también reveló que Trump había comenzado a exhibir “indicaciones clínicas” de COVID-19 el jueves por la tarde, antes de lo que se sabía.

Pero según una persona familiarizada con la condición de Trump, al mandatario se le administró oxígeno en la Casa Blanca el viernes por la mañana, mucho antes de que fuera transportado al hospital militar en helicóptero esa noche. La persona no estaba autorizada a hablar en público y habló con The Associated Press sólo bajo condición de anonimato.

Conley dijo que los síntomas de Trump, incluyendo una leve tos, congestión nasal y fatiga, “se están resolviendo y mejorando”, y dijo que el presidente había estado libre de fiebre durante 24 horas. Pero Trump también está tomando aspirina, que baja la temperatura corporal y podría enmascarar o mitigar ese síntoma.

El propio Meadows había insistido el viernes por la mañana en que Trump sólo tenía “síntomas leves” mientras la Casa Blanca intentaba proyectar una imagen de normalidad. No estaba claro si Trump ya había recibido oxígeno cuando Meadows habló.

La Casa Blanca ha dicho que se esperaba que Trump se quedara en el hospital “unos días” y que continuaría trabajando desde su suite presidencial, que está equipada para permitirle mantener sus funciones oficiales. Además de la accesibilidad a las pruebas y el equipo, la decisión de trasladarse al hospital el viernes se tomó, al menos en parte, con el entendimiento de que apurarse allí más tarde podría enviar una señal preocupante si tomaba un giro para peor.

El mismo domingo, la hija del presidente, Ivanka Trump, posteó una foto de su padre trabajando a pesar de su condición de salud, con un mensaje que decía “Nada puede impedirle trabajar para el pueblo estadounidense”.

En las últimas horas, la Casa Blanca admitió que el estado del presidente durante el viernes fue más grave de lo que trascendió a los medios, pero que en los últimos dos días llevaba una notable mejoría.

Dejá tu comentario

US News

Esper aterriza en Israel y se reúne con Gantz y Netanyahu

Agencia AJN.- Se produce una semana después de que firmaran en Washington un acuerdo para asegurar la ventaja militar cualitativa.

Publicado

el

Por

Gantz Esper

Agencia AJN.- El ministro de Defensa, Benny Gantz, recibió el jueves al secretario de Defensa de los Estados Unidos, Mark Esper, como parte de las conversaciones en curso entre los dos ministerios de defensa en medio de negociaciones de adquisiciones antes de la venta esperada de aviones de combate furtivos F-35 a los Emiratos Árabes Unidos.

Esper, que se encuentra en una visita de trabajo en la región, se reunió con Gantz y recorrió una batería de defensa antimisiles Iron Dome en el aeropuerto Ben Gurion.

Más tarde, se reunió con el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Durante la reunión, los dos equipos discutieron “los componentes críticos de la cooperación en materia de seguridad” entre los dos organismos respectivos en relación con los cambios en Medio Oriente y el “imperativo de mantener la seguridad y estabilidad regionales y enfrentar a Irán”, dijo la oficina de Gantz en una declaración.

Gantz, quien ha volado a Washington para reunirse con Esper dos veces desde la normalización de los lazos entre Jerusalem y Abu Dabi, expresó su agradecimiento por la “participación personal” de Esper en el proceso que llevó a los dos aliados a firmar una declaración del compromiso de Washington con la ventaja militar cualitativa de Israel.

“A medida que la región está cambiando y dando grandes pasos hacia adelante, hemos trabajado juntos para asegurarnos de aprovechar esos cambios para maximizar la paz y la estabilidad en nuestra región”, dijo Gantz a Esper. “La declaración conjunta que firmamos la semana pasada significa que Israel tendrá las herramientas que necesita para enfrentarse a fuerzas agresivas y desestabilizadoras, lo que lo convertirá en un aliado aún más eficaz de Estados Unidos y creará las condiciones para que la paz prospere”.

A cambio, Esper expresó su “profundo agradecimiento” por el decurso entre los dos aliados que “ha asegurado a Israel las herramientas que necesita para hacer frente a los desafíos cambiantes en la región”.

Durante la visita relámpago de Gantz la semana pasada, se le informó que Washington planea notificar al Congreso en un futuro cercano su intención de suministrar a los Emiratos Árabes Unidos con “ciertos sistemas de armas”, probablemente el avanzado avión de combate furtivo F-35.

Y aunque Israel se ha opuesto durante mucho tiempo a las ventas de aviones avanzados multiusos a los Estados del Golfo, el gobierno abandonó sus protestas contra el acuerdo en una declaración conjunta de Gantz y Netanyahu.

El acuerdo que se firmó entre Jerusalem y Washington la semana pasada supuestamente permitirá planes de adquisiciones a largo plazo que proporcionarán a Israel sistemas de armas avanzados para “mejorar significativamente sus capacidades militares, fortalecer la seguridad de Israel y la superioridad militar regional y preservar su ventaja militar cualitativa en el las próximas décadas”, dijo el Ministerio de Defensa después de que Gantz aterrizara en Israel después de la reunión.

Si bien el ministerio se ha mantenido callado sobre lo que se acordó, según un informe no confirmado de BreakingDefense, Israel puede obtener acceso directo al Sistema de Infrarrojos Espaciales de los Estados Unidos, una red de vigilancia por satélite clasificada de los Estados Unidos diseñada para detectar lanzamientos de misiles.

Israel dijo el viernes que no se opondrá a la venta de “sistemas de armas específicos” a los Emiratos Árabes Unidos, en una aparente referencia a los aviones de guerra F-35 buscados por Abu Dabi.

En ese sentido, Israel ha reiterado la necesidad de mantener su superioridad militar incluso desde que forjó lazos oficiales con los Emiratos Árabes Unidos y su colega del Golfo Árabe, Bahrein, en el marco de los acuerdos negociados por el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el mes pasado.

Washington aceptó considerar la posibilidad de permitir que los Emiratos Árabes Unidos compren aviones F-35 en un acuerdo paralelo a un acuerdo de normalización entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos.

El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, llegó a acuerdos en Washington esa semana con el Secretario de Defensa de los Estados Unidos, Mark Esper, que él y el primer ministro Benjamin Netanyahu, en una declaración conjunta, dijeron que mejoraría significativamente las capacidades militares de Israel.

“Dado que los EE.UU. están mejorando la capacidad militar de Israel y están manteniendo la ventaja militar cualitativa de Israel, Israel no se opondrá a la venta de estos sistemas a los Emiratos Árabes Unidos”, dijeron.

La declaración de Israel – que utiliza el F-35 – no mencionó explícitamente al avión de combate.

Cuando se le preguntó sobre las posibles ventas de F-35 a los Emiratos Árabes Unidos, Trump dijo que “el proceso está avanzando”. “Nunca hemos tenido una disputa con los Emiratos Árabes Unidos; siempre han estado de nuestro lado”, dijo Trump desde la Oficina Oval de la Casa Blanca después de anunciar que Sudán sería el próximo país de la región en forjar lazos con Israel.

La eliminación de la oposición israelí borra un importante obstáculo para la aprobación por el Congreso de Estados Unidos de las ventas de F-35 a los Emiratos Árabes Unidos Los legisladores estadounidenses han tratado de frenar los planes de la administración Trump para la venta de armas a los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita por las preocupaciones sobre su participación en la guerra de Yemen.

Seguir leyendo

Israel

Israel es el único en Medio Oriente en preferir a Trump y no a Biden

Agencia AJN.- Su índice de aprobación promedio es del 40%.

Publicado

el

Por

President_Trump_and_The_First_Lady_Participate_in_an_Abraham_Accords_Signing_Ceremony_(50346483977)

Agencia AJN.- Israel fue el único país con una visión más favorable al presidente Donald Trump que al candidato demócrata a la presidencia Joe Biden en una encuesta de muestras representativas de las poblaciones de Israel, la Autoridad Palestina, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Arabia Saudita, Qatar y Marruecos realizada esta semana y la semana pasada por Keevoon Global Research para la Fundación Konrad Adenauer en Jerusalem.

El índice de aprobación promedio de Trump en Medio Oriente es del 40%, y el 47% lo ve desfavorablemente, a diferencia de Biden, que causó una impresión favorable en el 46% de los encuestados y negativa en el 31%.

En Israel, sin embargo, más encuestados en hebreo (58%) y árabe (54%) vieron a Trump más favorablemente que a Biden, a quien el 40% de los hebreohablantes y el 50% de los arabehablantes lo vieron positivamente.

El país que más favoreció a Biden es EAU, donde el 69% tuvo una impresión positiva de él. Los Emiratos Árabes Unidos también es el único país de mayoría árabe en el que más de la mitad (52%) tenía una opinión favorable de Trump.

Los palestinos tuvieron la peor impresión de Trump, con un 15% viéndolo positivamente y un 67% negativamente, pero también tuvieron la peor impresión de Biden, con solo el 26% dándole una puntuación positiva y el 41% negativo. Más palestinos tenían una visión negativa de Biden que cualquier otro grupo, aunque los árabes israelíes estaban cerca, con un 40%.

Más de la mitad de los encuestados tenía opiniones negativas sobre Trump en Qatar (55%) y Marruecos (59%).

Cuando se les preguntó “qué candidato cree que tendrá más éxito en Medio Oriente en lo que respecta a estabilidad y paz”, más encuestados (44%) en toda la región respondieron “no estoy seguro” que cualquiera de los dos candidatos, el 30% eligió a Biden y el 26% a Trump.

Los israelíes hebreohablantes, los palestinos y los sauditas fueron los únicos grupos que eligieron más a Trump que a Biden. En Israel, el 49% eligió a Trump mientras que el 17% dijo Biden. En la Autoridad Palestina, el 9% eligió a Trump mientras que el 7% eligió a Biden. Y en Arabia Saudita, el 23% dijo Trump y el 22% dijo Biden.

Biden recibió su mejor puntuación en posibilidades de traer paz y estabilidad de Qatar, donde el 48% lo eligió, seguido de los Emiratos Árabes Unidos, donde lo hizo el 46%.

La encuesta se llevó a cabo entre 1.900 encuestados en sus dispositivos móviles del 18 al 27 de octubre. La muestra fue encuestada con cuotas por género y edad.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó el martes que al menos cinco países árabes más firmarán “definitivamente” acuerdos de paz con Israel, y aseguró que esa cifra casi con certeza aumentará a diez.

Antes de abordar un vuelo programado para realizar actos de campaña, Trump fue consultado sobre las perspectivas de nuevos acuerdos para sumarse a los ya anunciados entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Sudán.

“Tenemos cinco, pero en realidad probablemente tengamos nueve o diez”, señaló. “Vamos a tener muchos, creo que los tendremos todos, eventualmente”.

Cuando se le preguntó cuándo es probable que se concreten esos posibles acuerdos, Trump respondió: “Será en gran parte después de las elecciones (estadounidenses)”.

“Estamos trabajando mucho en este momento y estoy involucrado en todos esos acuerdos. La belleza es la paz en el Medio Oriente sin dinero ni sangre”, agregó.

Trump no detalló a qué países árabes se refería, pero destacó que las perspectivas de normalización son con “todos ellos, los grandes (y) los más pequeños”.

La semana pasada, Trump anunció que Sudán acordó restablecer las relaciones diplomáticas con Israel, convirtiéndolo en el tercer Estado árabe en firmar un acuerdo de paz con la mediación norteamericana desde agosto.

Durante una llamada telefónica con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu; el presidente del Consejo Soberano de Sudán, el general Abdel Fattah al-Burhan; y el primer ministro sudanés, Abdalla Hamdok; Trump convocó a los periodistas a la Oficina Oval y anunció: “El Estado de Israel y la República de Sudán han acordado hacer la paz”.

Un asistente de alto rango de Trump, Judd Deere, afirmó que Sudán e Israel “han acordado la normalización de las relaciones”.

Trump dijo que Sudán había demostrado su compromiso con la lucha contra el terrorismo. “Este es uno de los grandes días en la historia de Sudán”, expresó el presidente estadounidense.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!