Seguinos en las redes

Cultura

Efemérides: Hace 119 años nacía el eximio violinista Jascha Heifetz

Publicada

el

efemérides 2

Agencia AJN.- El eximio violinista Jascha Heifetz nació el 2 de febrero de 1901 en el seno de una familia judía en la ciudad de Vilna, Lituania, que en esa época formaba parte del imperio ruso. Su nombre completo era Iósif Ruvínovich Heifetz. Su padre, Ruvin Heifetz, era profesor de violín en una escuela local y también primer violín en la Orquesta del Teatro de Vilna durante una temporada y Jascha comenzó a tocar el violín a los tres años, siendo su primer maestro su padre, pasando a estudiar con Ilyá D. Malkin, uno de los pupilos del reconocido maestro de violín ruso Leopold Auer, quien años después fue el profesor de Jascha, quien hizo su debut público a los 7 años en Kovno (actualmente Kaunas, Lituania) tocando el Concierto para violín en mi menor de Félix Mendelssohn. Considerado un niño prodigio, Leopold Auer consiguió la autorización para que la familia Heifetz pudiera radicarse en San Petersburgo, algo prohibido a los judíos en tiempo de los zares, y Jascha pudiera estudiar en el afamado Conservatorio de la ciudad bajo la tutela de Auer.

Heifetz siendo adolescente visitó gran parte de Europa tocando el violín, y en 1911 dio un concierto al aire libre en San Petersburgo frente a 25.000 espectadores, que lo ovacionaron de tal manera que debió ser protegido por la policía. En 1914 tocó con la Orquesta Filarmónica de Berlín dirigida por Arthur Nikisch, quien quedó sorprendido por el talento del joven violinista, que tres años después se traslado a los Estados Unidos.

El 27 de octubre de 1917 Jascha Heifetz tocó por primera vez en los Estados Unidos, en un concierto celebrado en el Carnegie Hall, la más importante sala de conciertos de Manhattan, causando sensación inmediatamente

Heifetz se quedó en los Estados Unidos y se convirtió en ciudadano estadounidense en 1925, algo que también hizo su maestro Leopold Auer, por lo que durante la Guerra Fría ambos serían considerados traidores por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Pese a que era reconocido por su técnica y la belleza tonal de sus ejecuciones musicales, muchos especialistas sostenían que era demasiado mecánico e incluso frío mientras que otros opinaban que Heifetz infundía su forma de tocar con sentimiento y reverencia hacia las intenciones de los compositores. Su forma de tocar resultó muy influyente a la hora de definir la forma en que los violinistas modernos abordaban la técnica del violín.

Luego del concierto en el Carnegie Hall, el 7 de noviembre de 1917, Heifetz realizó sus primeras grabaciones para la Victor Talking Machine Company, continuando luego con su sucesora RCA Víctor, empresa con la cual efectuó la mayor parte de sus grabaciones hasta principios de la década del ’70 del siglo pasado, excepto durante los años de la gran depresión en los Estados Unidos que grababa en Gran Bretaña en la HMV, pero que la RCA Víctor distribuía en América.

Entre las grabaciones anteriores al ingreso de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial se encuentran los tríos para piano de Beethoven, Franz Schubert y Brahms con el violonchelista Emanuel Feuermann y el pianista Arthur Rubinstein, así como otras colaboraciones posteriores con Rubinstein y el violonchelista Gregor Piatigorsky, con los que grabó tríos de Maurice Rabel, Chaicovsky y Félix Mendelssohn, tríos que popularmente fueron denominados el “Trío del millón de dólares”.

También en esos años grabó conciertos bajo la dirección de Arturo Toscanini y Charles Münch.

Durante la Segunda Guerra Mundial tocó en los comedores de los cuarteles en campos aliados de toda Europa y como componía y tocaba piano, también les tocó piezas de jazz y bajo el pseudónimo de Jim Hoyle escribió una canción para el piano de mucho éxito: “When you make love to me, don\’t make believe”.

Las grabaciones de Jascha Heifetz fueron innumerables hasta 1972, que luego de una operación en el hombro derecho parcialmente satisfactoria dejó de dar conciertos y de realizar grabaciones, aunque siguió tocando en forma privada, consideró que como consecuencia de que el brazo del arco quedo afectado no podía manejarlo como lo hacía con anterioridad.

En Israel, en 1953, fue atacado por un desconocido con una barra de hierro, debido que en las actuaciones de la gira que estaba realizando incluyó Sonata para Violín de Richard Strauss, quien estaba considerado un compositor nazi y sus obras estaban prohibidas “extraoficialmente”. Cuando le pidieron que la eliminara del programa, Heifetz contestó que la música estaba por encima de todos aquellos factores y que como solista tenía el derecho de elegir su repertorio. En los conciertos que efectuó antes del ataque, que ocurrió en Jerusalem, el silencio siguió a su interpretación de la sonata para violín de Strauss, pero en la que siguió al ataque no la incluyó. Luego de ese incidente Heifetz no regresó a Israel hasta 1970.

A partir de 1972 Heifetz se dedicó a la pedagogía del violín con mucha intensidad, primero en la University of California, Los Ángeles (UCLA) y después en la University of Southern California, junto a su amigo Gregor Piatigorsky y durante unos pocos años también dio clases en su estudio privado de su domicilio de Beverly Hills. Su estudio de docencia puede verse hoy en día en el edificio principal de la Colburn school, usada hoy para clases magistrales, sirviendo de inspiración para sus estudiantes. Durante su carrera como docente, Heifetz enseñó, entre muchos otros, a Erick Friedman, Carol Sindell, Adam Han-Gorsky, Robert Witte, Yuval Yaron, Elizabeth Matesky, Claire Hodgkins, Yukiko Kamei, Rudolf Koelman, Varujan Kojan, Sherry Kloss, Elaine Skorodin, Eugene Fodor, y Ayke Agus.

Jascha Heifetz se casó en 1928 con la actriz Florence Vidor, con la que tuvo dos hijos: Josefa (nacida en 1930) y Robert (1932-2001), y adoptó a Suzanne una hija de un matrimonio anterior de Florence, de quien se divorció en 1945. En 1947 se casó con Frances Spiegelberg, con la que tuvo otro hijo, Joseph, y de quien se divorció en 1962.

Uno de sus nietos, Danny Heifetz es un consumado batería y percusionista que ha tocado con Mr. Bungle, Dieselhed, Secret Chiefs 3 y Link Wray.

En sus últimos años Heifetz se convirtió además de un dedicado maestro de violín en un defensor de causas en las que creía, relacionadas con el evitar la contaminación ambiental, pero rehusó drásticamente los reportajes, incluso cuando se pretendió homenajearlo en sus 80 cumpleaños. Se mantuvo aislado del mundo hasta el día de su fallecimiento, el cual ocurrió en su casa de Beverly Hills, Los Ángeles, el 10 de diciembre de 1987.

Dejá tu comentario

Cultura

VIDEO: Conocé el lugar donde funcionó el primer gobierno del Estado de Israel

Publicado

el

Por

edificio

Agencia AJN (Especial desde Israel).- Hoy se cumple un nuevo aniversario desde el momento en que Jaim Azriel Weitzman fue nombrado primer presidente del Estado de Israel el 17 de febrero de 1949. El nombramiento fue por la primera Knesset (parlamento israelí) recientemente electa, en reconocimiento a su labor durante décadas por el establecimiento del Estado judío, un cargo honorífico pero de gran valor testimonial, que ocupó hasta su fallecimiento.

En este marco, la Agencia AJN recorrió el edificio donde funcionó el primer gobierno de Israel, antes de que exista un lugar para la Casa de Gobierno. Allí, en la calle King George, funcionaba y funciona hasta el día de hoy la Agencia Judía.

Nacido el 27 de noviembre de 1874 en Motil (actualmente Bielorrusia), Weitzman se interesó por el sionismo desde muy joven, participando desde el segundo Congreso Sionista hasta todos los que se efectuaron hasta su muerte, el 9 de noviembre de 1952.

edificio 2

Desde 1929 hasta 1931 y desde 1935 hasta 1946 presidió la Agencia Judía para Israel. En 1931 volvió a la actividad científica y fundó en Rejov el Instituto de Investigación Sieff, que luego de su fallecimiento modificó su denominación por Instituto Weitzman.

Seguir leyendo

Cultura

Una futurista israelí crea un homenaje al Día de San Valentín en Times Square

Agencia AJN.- “Corazón cuadrado” es la idea de un dinámico equipo de futuristas, arquitectos y diseñadores que protagoniza Rachely Rotem, nacida en Israel.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2020-02-14 a las 8.33.17 p.m.

Agencia AJN.- Una coqueta instalación dedicada al amor, la diversidad y la democracia en el centro de la ciudad de Nueva York tiene el corazón israelí escrito por todas partes. Ubicado en Father Duffy Square en la 7ª Avenida entre las calles 46 y 47, “Corazón cuadrado” es el ganador de este año del concurso anual de diseño de corazones de San Valentín de Times Square.

“Corazón cuadrado” es la creación de un dinámico equipo de futuristas, arquitectos y diseñadores que tiene como protagonista a Rachely Rotem, nacida en Israel y directora de MODU, una empresa con sede en Brooklyn, que permanecerá en el lugar hasta finales de febrero.

Nacida y criada en Tel Aviv, la madre de Rotem es artista y su padre, ingeniero, así que es como si Rotem encarnara esos dos talentos en uno solo. Impresionante y dinámico, Rotem se apresura a señalar que el proyecto es una colaboración creada y desarrollada con un equipo que incluye a Phu Hoang, el otro director fundador del MODU, y Eric Forman, del estudio que lleva su nombre. Ella y Hoang comenzaron su colaboración en 2010 mientras trabajaban en Exhale, la obra ganadora del concurso Oceanfront, organizado por Art Basel Miami Beach y Creative Time. Juntos, formaron MODU en 2012.

“Corazón cuadrado” no es solo una cara bonita. Lo que comenzó de manera bastante simple con un boceto desarrollado dentro de un ambiente democrático de intercambio y retroalimentación, explica, refleja la conciencia fundamental de la democracia dentro de un ambiente urbano poblado por millones de transeúntes.

La obra llama a encontrar el punto exacto para capturar tu imagen frente a un corazón gigante pixelado, que aparece rodeado por un campo de cielo reflejado. Incluso en un día nublado en uno de los espacios urbanos más densos del mundo, de día o de noche, “Corazón cuadrado” refleja el mundo que lo rodea y a todos y cada uno de los que se comprometen con él.

Compuesta por una estructura cúbica de acero, la pieza anima al público a rodear su infinita rejilla por todos lados. Aparentemente suspendidos con las varillas abiertas e inclinados en varios ángulos hay más de 120 espejos que reflejan todo lo que es vibrante en Times Square: luces de neón, vallas publicitarias, Broadway, el cielo por encima y el casi medio millón de peatones que lo atraviesan diariamente en sus días más ocupados, en el corazón mismo de la frenética metrópoli del mundo.

“Ya que el corazón cuadrado refleja la inclusión, el proceso también debería reflejar la colaboración… Times Square tiene tanto que queríamos un diseño que reflejara la naturaleza, la gente y que, sin embargo, mantuviera una presencia muy tranquila”, dijo Rotem.

MODU ha estado involucrada en una amplia gama de diseños increíblemente avanzados que ilustran su filosofía de trabajar en consonancia con la naturaleza. Desde Pittsburgh a Brooklyn, de Houston a Beijing, Tel Aviv, Roma, Sydney, Miami, a Washington, DC, MODU ha ayudado a reurbanizar, reimaginar y transformar espacios subutilizados, incluyendo viviendas y espacios de trabajo en ambientes sostenibles y estéticamente agradables.

Localmente, los israelíes pueden visitar el proyecto de sembrado de nubes de MODU frente al Museo de Diseño de Holon, cerca de Tel Aviv. El diseño mínimamente invasivo es un panel de cristal en el techo lleno de bolas translúcidas hechas de botellas de agua recicladas que se mueven libremente y se desplazan con el viento, creando así sombras y sombras cambiantes sobre una plaza antes infrautilizada y que ahora está disponible para espectáculos de danza, lecturas o para descansar.

¿Qué es lo próximo para Rotem y MODU? “Las ciudades son uno de nuestros mayores intereses. Sobre todo pensar en cómo la arquitectura puede promover conexiones sociales y sostenibles para marcar un sentido de bienestar dentro del tejido urbano. Crecer en Israel, entender la cultura local y los desafíos climáticos – Jerusalem y Tel Aviv son los primeros en la lista”, explica.

La fabricación de “Corazón cuadrado” por NewProject tomó tres meses en el taller. Llegó en tres segmentos y tardó 24 horas en instalarse. Rotem y sus colegas están ahora buscando un futuro hogar para él.

Esta tarde, el cónsul israelí en Nueva York, Dani Dayan, visitó la obra en Times Square y felicitó a Rotem por su trabajo.

EQv9sV2WsAAzIIW

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!