Seguinos en las redes

Israel

Judíos de Tayikistán preocupados por la demolición de su única sinagoga

AJN.- El edificio data del siglo XIX y las autoridades del lugar quieren derribarlo para construir el nuevo palacio gubernamental y un parque. En el lugar funciona un comedor comunitario que atiende a chicos y ancianos.
Más info, clic en el título

Publicada

el

bar
La comunidad judía de Tayikistán manifestó su preocupación por la decisión del Gobierno de ordenar la demolición de la única sinagoga que hay en el país, para avanzar en la construcción de un palacio presidencial y un parque.
El edificio es una construcción que data del siglo XIX y las autoridades pretenden reemplazarlo por la nueva Casa de Gobierno, que desde 1992 ejerce el presidente Imomali Rakhmon.
Los líderes comunitarios alertaron que la demolición de la sinagoga -una casa adornada con estrellas de David- pone en peligro a la comunidad judía, que es minoritaria ante una población mayormente musulmana.
El rabino Mikhail Abdurakhmanov dijo, en declaraciones que reproduce el diario Haaretz, que "es doloroso perder algo muy querido, algo que no puede ser valorado en términos monetarios".
"Por el momento, la existencia de la comunidad judía de Tayikistán está en peligro. También es una amenaza para las personas mayores que vinieron aquí en busca de ayuda", advirtió el religioso.
La comunidad judía en Tayikistán, un país ubicado en el centro de Asia y que perteneció a la ex Unión Soviética, se redujo desde que se declaró la independencia, a comienzos de la década de ’90.
El edificio donde funciona la sinagoga perteneció al Estado soviético, pero se les permitió a los miembros de la comunidad continuar con la práctica del culto.
Hasta el momento, en el templo funcionaba también un comedor para los pobres y, además, se brindaba ayuda humanitaria a personas de edad avanzada, principalmente a los miembros de la comunidad de bajos recursos económicos.
GB-MP

Dejá tu comentario

Israel

Efemérides. Un día como hoy comenzaba la Guerra de los Seis Días

Publicado

el

Por

hoy

Agencia AJN.- Entre los días 5 a 10 de junio de 1967, 26 de Iyar y 2 de Sivan de 5727, se desarrolló la tercera guerra entre el Estado de Israel y sus vecinos, la que es denominada en hebreo Milejemet Sheset Haiamim (la Guerra de los Seis Días), también conocida en la historiografía como la Guerra de Junio de 1967.

En esa época el Estado de Israel sufría numerosos enfrentamientos fronterizos, en especial en la región lindera con la Meseta del Golán, pues el ejército sirio atacaba con artillería a los kibutzim y demás poblaciones allí establecidos.

El presidente de Egipto, Gamar Abdel Nasser, estableció una coalición árabe integrada junto con los gobiernos de Jordania, Irak y Siria, de la cual era su líder, y a mediados de mayo de 1967 decidió, en forma unilateral, exigir a la ONU el retiro inmediato de la fuerza de Emergencia de las Naciones Unidas (UNEF), fuerzas internacionales en la península del Sinaí que controlaban la frontera egipcio-israelí desde la finalización de la denominada Crisis de Suez, en 1957.

Una vez cumplida esa exigencia, Nasser desplegó tropas egipcias en su lugar y bloqueo el estrecho de Tirán, impidiendo que naves israelíes y de otros países ingresaran al Golfo de Akaba y arribaran en el puerto de Eilat. Si bien estos hechos fueron motivo de críticas por parte de los principales países de Occidente, éstos no hicieron nada para remediarlo, mientras que el bloque soviético apoyaba las medidas tomadas.

A su vez, los principales medios periodísticos árabes, en especial los noticiosos radiales, trasmitían mensajes en los cuales amenazaban con destruir al Estado de Israel y “tirar a los judíos al mar”. Ante esta situación, el gobierno israelí liderado por el primer ministro Levi Eshkol decidió que no podía esperar ser atacado por las tropas de la coalición árabe, cuyos ejércitos lo superaban ampliamente en la cantidad de hombres, tanques y aviones, y ordenó atacar a los egipcios, especialmente a su fuerza aérea, cuando sus aviones estaban mayormente en tierra.

La respuesta de los ejércitos árabes fue inmediata e Israel debió soportar ataques en todos sus frentes, excepto en la frontera con El Líbano. Tzahal, el ejército israelí, fue respondiendo cada ataque siguiendo un plan determinado.

Después de seis días de intensos combates en tres frentes, las fuerzas israelíes conquistaron el desierto del Sinaí, la Franja de Gaza, Judea, Samaria, los Altos del Golán y liberaron íntegramente Jerusalem, reunificando la ciudad luego de 19 años de estar dividida, durante los cuales se impidió a los judíos acceder al Kotel Hamarabí, el denominado Muro de los Lamentos.

Durante esta contienda bélica 776 soldados israelíes perdieron la vida en combate y ocho fueron capturados, los que fueron repatriados a cambio de prisioneros tomados por las fuerzas israelíes.

Como consecuencia de la Guerra de los Seis Días, los países del denominado “Bloque Soviético”, liderado por la URSS, rompieron las relaciones diplomáticas que mantenían con el Estado de Israel e, junto con los países árabes, impulsaron la aprobación de varias resoluciones que condenaban al Estado Judío y lo urgían a devolver los territorios que pasaron a estar en su poder en la Naciones Unidas.

Por su parte ocho países árabes se reunieron en Sudán, donde acusaron a Estados Unidos y Gran Bretaña de haber colaborado con los israelíes. El primero de septiembre de 1967 firmaron una resolución conjunta, conocida como la “Resolución de Jartún”, que en su punto tercero estableció tres “no” respecto a las futuras relaciones con los israelíes: no a la paz con Israel, no al reconocimiento del Estado de Israel, no a las negociaciones con Israel.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus/Israel. Siguen aumentando los casos: el Ministerio de Salud confirmó 118 contagios en un día

Agencia AJN.- Crece la preocupación por la tendencia creciente de casos. Más de 13.000 profesores y estudiantes fueron aislados, mientras el primer ministro insiste para mantener las escuelas abiertas.

Publicado

el

Por

Agencia AJN.- El número de casos de coronavirus en Israel está aumentando exponencialmente mientras el gobierno presiona para mantener las escuelas abiertas. El Ministerio de Salud informó que 118 personas dieron positivo en las últimas 24 horas, con lo que el número total de pacientes desde el comienzo de la pandemia asciende a 17.495. En el último recuento, había 2.191 casos activos, un aumento de 88 casos con respecto al día anterior, y 291 personas habían muerto.

En perspectiva, entre el domingo y el jueves de la semana pasada (24-28 de mayo), el promedio de nuevos casos diarios fue de 29. Esta semana, entre el domingo y el jueves, el promedio de casos nuevos fue de 80.

En un mismo día, 6.865 estudiantes y profesores entraron en aislamiento, según reportó el Ministerio de Educación, lo que hace que el número total sea de 13.691. Además, unos 301 estudiantes y profesores han sido diagnosticados con coronavirus, un aumento de 57 desde el miércoles.

Los casos están repartidos por todo el país, y el mayor número sigue estando en Jerusalem (53 en los últimos tres días), de acuerdo al informe del Ministerio de Salud. Otros lugares con altas tasas de infección son Tel Aviv (25 en los últimos tres días), Beersheba (17), Bnei Brak (15) y Ashdod (14).

Unas 87 escuelas están cerradas, más del doble que el día anterior. Entre ellas se encuentran las escuelas de Ashdod, Ashkelon, Givatayim, Jaffa, Petah Tivka, Sderot y Tel Aviv, dentro de las que se incluyen escuelas primarias, secundarias e instituciones religiosas y seculares.

El aumento de las infecciones ha hecho que aumente el número de personas que solicitan someterse a pruebas, lo que ha supuesto una carga para los fondos de salud, cuyos laboratorios se encargan de los exámenes. El jueves por la tarde, el Centro Médico de la Universidad de Hadassah en Jerusalem anunció que ha recibido peticiones de ayuda de los fondos privados de salud.

Desde el brote en la escuela secundaria Gymnasia Rehavia la semana pasada, los laboratorios de Jerusalem han estado realizando cientos de pruebas por día, además de otros cientos realizados por el Magen David Adom.

“Por favor, informen a la dirección del Ministerio de Salud que los laboratorios están en estado de crisis, y no hay manera de que podamos mantener este número de pruebas – y esta vez no será porque nos falten reactivos o kits, sino porque no tenemos suficiente mano de obra”, decía una carta enviada por el proveedor de salud Kupat Holim Meuhedet.

El Comité del Parlamento para el Coronavirus se reunirá la próxima semana para discutir soluciones para los laboratorios. Sin embargo, debido a que el número de pruebas que se están realizando es mucho mayor que la semana pasada – el Ministerio de Salud informó de la realización de pruebas a 12.929 personas el miércoles – la tasa de infección parece estar cayendo a menos del 1%.

A finales del miércoles, el Primer Ministro Benjamin Netanyahu dijo que las escuelas del país permanecerían abiertas, poniéndose del lado del Ministro de Educación Yoav Gallant, cuya política ha sido cerrar cualquier escuela con infección pero mantener las demás en funcionamiento.

Por su parte, el Ministro de Salud Yuli Edelstein había recomendado cerrar las escuelas medias y secundarias sólo en Jerusalem, mientras que miembros de su gabinete presionan para cerrarlas en todo el país.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!