Seguinos en las redes

Antisemitismo

“Judíos les vamos a quemar todo”, decenas de pintadas nazis y un monstruo con la estrella de David en el 8M: crecen actos antisemitas en Uruguay

Agencia AJN.- Desde que el grupo terrorista Hamás violó, asesinó y secuestró a israelíes y dio inicio a la guerra en Medio Oriente, fueron constatadas más de 200 amenazas contra los judíos en Uruguay.

Publicada

el

Antisemitismo arbol Uruguay

Agencia AJN (El Observador).- Desde que el grupo terrorista Hamás violó, asesinó y secuestró a israelíes y dio inicio a la guerra en Medio Oriente, fueron constatadas más de 200 amenazas contra los judíos en Uruguay. (imagen de redes sociales)

Unas adolescentes de 13, 14 o 15 años marchan por la principal avenida de Montevideo portando la cabeza gigante de un monstruo, sostenido con una lanza, colmillos de felino y la estrella de David –distintiva del pueblo judío– en la frente. Es una intervención de grupo “feminista” Our Voice por el Día Internacional de la Mujer.

Una horas antes, en la calle 26 de Marzo y Cavia, en la misma ciudad, unos encapuchados vandalizan un cartel que pide por la liberación de los secuestrados por el grupo terrorista Hamás, y pintan consignas contra los judíos (no contra el accionar del gobierno de turno de Israel).

Cinco días antes, en la misma ciudad, dibujan esvásticas (símbolo nazi) en la puerta de al menos tres edificios de Pocitos. Y antes hacen lo mismo en el monumento de memoria a las víctimas del holocausto en la rambla de Punta Carretas, se expresa en El Observador.

Desde el 7 de octubre de 2023, cuando el grupo terrorista Hamás asesinó, violó y secuestro a israelíes –dando inicio a la guerra en curso y la incursión del ejército de Israel en la Franja de Gaza–, vienen en aumento las expresiones antisemitas en Uruguay. Fueron registrados más de 200 casos –comprobados y a cuya documentación tuvo acceso El Observador– en menos de cinco meses.

No se trata de posicionamientos sobre el conflicto de Medio Oriente, de alzar una bandera de Palestina o una manifestación contra las decisiones del gobierno de Benjamín Netanyahu, dice El Observador. Sino de discursos de odio, amenazas por pertenecer a una colectividad o simbología que recuerda el proyecto nazi de exterminio al pueblo judío.

El 8 de diciembre pasó un hombre por la sinagoga Maimónides, en 21 de Setiembre, y gritó: “Judíos les vamos a quemar todo”. Ese mismo día, otra transeúnte que caminaba frente a la sede de la organización judía jasídica Jabad, lanzó: “Ala Uh Akbar” (el latiguillo del yihadismo que, como Hamás, intenta imponer una teocracia).

Algo similar había ocurrido el 2 de noviembre, cuando en una calle de Canelones llegando a Parque del Plata pintaron “Fuera judíos”. Y a una estudiante de Facultad de Humanidades de la Universidad de la República la amenazaron con la frase: “Sionista te estamos mirando”.

Esa misma frase (“sionista te estamos mirando”) fue repartida en una marcha en solidaridad con el pueblo Palestino, pese a que el consejo de la Facultad de Humanidades sumarió al estudiante que había amenazado bajo el argumento de que “es inconcebible una expresión de odio en una comunidad educativa”, según constató El Observador.

Hubo pintadas de esvásticas en el liceo n° 36, en la escuela n° 193, en la Facultad de Ingeniería de Udelar, en el museo Naval, en dos colegios privados y hasta en el outlet de una empresa de cerámicas cuyos dueños son judíos.

“Lo que está pasando en Uruguay es horrible, es la expresión del odio en su estado más visceral”, advierte la historiadora Ana Ribeiro, quien como subsecretaria del Ministerio de Educación y Cultura fue la vocera en el discurso oficial del país a 79 años de la liberación de los campos de concentración y exterminio de Auschwitz.

Símbolo de odio

La cruz gamada o esvástica es un símbolo que la humanidad ha usado hace más de 7.000 años. Pero, a partir de la apropiación de este símbolo por el proyecto nazi —antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial—, es “un símbolo de odio”.

Ribeiro explica que “el proyecto de nazismo tenía como propósito la imposición de una raza superior, y el exterminio del pueblo judío, por lo cual sus símbolos no son el resultado de un enojo pasajero, sino de una expresión de odio al punto de querer aniquilar al que piense (o sea) distinto”.

En menos de cinco meses, fueron detectadas más de 30 pintadas de esvásticas en la vía pública de Uruguay o en las paredes de instituciones judías de la capital. Y eso, según el abogado Jonás Bergstein, “es un delito penado por la ley vigente”.

En medio de la última dictadura en Uruguay, Nahum Bergstein, padre de Jonás, intentó una modificación del Código Penal dada la venta de símbolos nazis en la feria de Tristán Narvaja. Eran tiempos en que parte de la cúpula militar uruguaya exaltaba el nazismo. Quince años antes, de hecho, un grupo nazi fascista había secuestrado y marcado en los muslos de la adolescente Soledad Barret la esvástica nazi. Pero la iniciativa de Bergstein padre por penar la incitación al odio tuvo que esperar al retorno de la democracia.

Cuando fue subsecretario de Educación escribió, junto a la entonces titular de la carteta Adela Reta, la normativa que hoy castiga a los actos de discriminación y odio. Al respecto, su hijo aclara que, el espíritu detrás de esos cambios normativos, no fue el cercenar la libertad de expresión, sino “el velar por la paz pública”.

Bergstein es categórico: una cosa es criticar el accionar de un gobierno, otra es el querer hacer desaparecer a los judíos; una cosa es una esvástica adentro de una casa, otra es ir a pintar con esvásticas un cementerio. Una cosa es pedir por la paz y que no haya más muertes de mujeres palestinas (como tampoco de israelíes), y otra es un monstruo que simule al judío desfilando por la principal avenida de la capital.

Porque “esa imagen del judío como un monstruo, del judío asociado al dinero o del judío usurero es la que fue creando el nazismo hasta la instalación de un estereotipo”.

Expresa El Observador que Joseph Goebbels, líder de la propaganda nazi, se encargó de eso. En los textos escolares imágenes de judíos con rostro de monstruos muy parecidas al cabezudo que marchó por 18 de Julio el 8M. Incluso sumó afiches con frases del estilo: “La culpa de todos los males del mundo la tienen los ciclistas y los judíos”. Con esa frase buscaba que el pueblo alemán se preguntase por qué los ciclistas, pero pocos se preguntaba por qué los judíos (pues el antisemitismo ya estaba instalado).

En el caso uruguayo, dicen las autoridades de la colectividad judía consultadas, se espera que las expresiones de odio cesen cuando antes, pues confían en que la mayoría de la sociedad es tolerante (mucho más tras el trágico asesinato del comerciante judío David Fremd hace ocho años solo por el hecho de ser judío), y destacan “la buena voluntad” de las intendencias de Montevideo y Canelones que “ante cada denuncia de una pintada que incita al odio responden con la mayor celeridad posible”.

Dejá tu comentario

Antisemitismo

Bélgica. Padre e hija judíos atacados por una turba en una estación de tren por quitar un adhesivo antiisraelí

Publicado

el

Por

Agresión judíos Brujas

Agencia AJN.- El Canal 12 de Israel informó que un padre judío y su hija, que podrían ser israelíes, fueron atacados por una turba después de que quitaran un adhesivo antiisraelí en una estación de tren de Brujas, en Bélgica.

Ambos lograron escapar brevemente antes de que otro atacante empujara a Amnon, de 64 años, al suelo, torciendole la pierna.

Su hija, Shira, de 29, filmó el altercado.

El Canal 12 dijo que Amnon fue hospitalizado con la mandíbula rota.

El rabino Mencahem Margolin, director de la Asociación Judía Europea, advirtió que el ataque es parte de una escalada de violencia antisemita que, a menos que se frene, probablemente pueda provocar la pérdida de vidas.

“Ya no se trata solo de violencia verbal o escupitajos, sino de ataques físicos reales que pueden terminar en un desastre”, dijo Margolin, y pidió a la Policía que arreste a los sospechosos, los acuse de un delito de odio antisemita y los castigue con todo el peso de la ley.

En enero, el presidente de Yad Vashem, el famoso Memorial de la Shoá de Israel, Danny Dayan, participó en la reunión de la Unión Europea en Bruselas para conmemorar el Día Internacional en Recuerdo de las Víctimas.

«Si algo hemos aprendido del dolor y el sufrimiento del pueblo judío en el último siglo es que el antisemitismo debe ser abordado resueltamente tan pronto como aparecen sus primeras señales; de lo contrario, podría crecer hasta alcanzar proporciones monstruosas, que presenciamos con gran dolor el 7 de Octubre y después», subrayó.

Dayan también dijo que «lidiar con el odio requiere conocimiento y sofisticación, pero también una gran determinación y coraje».

«Las simples declaraciones o ceremonias equivalen a inacción, e inacción equivale a cooperación. La memoria de la Shoá nos desafía a traducir nuestros valores y palabras en acciones consistentes y efectivas», aseguró.

«¿Acaso los líderes de Europa y sus ciudadanos responderán a este desafío? La respuesta está en vuestras manos», concluyó el presidente de Yad Vashem.

Seguir leyendo

Antisemitismo

Suecia. La Policía refuerza la seguridad de intereses israelíes y judíos tras un tiroteo cerca de la embajada hebrea

Publicado

el

Por

Embajada Israel Suecia

Agencia AJN.- Suecia está fortaleciendo las medidas de seguridad para los intereses israelíes y judíos en el país después de un tiroteo cerca de la embajada de Israel en Estocolmo, dijo la Policía.

“Debido a presuntos disparos cerca de la embajada de Israel en Estocolmo, la Policía está tomando medidas de seguridad [para proteger] las propiedades e intereses israelíes y judíos en todo el país”, anunció el Departamento de Policía en su sitio web oficial.

Cabe recordar que la semana pasada, miles de manifestantes pro palestinos se reunieron en la ciudad anfitriona del Eurovisión 2024, Malmoe, para protestar contra la participación de Israel en el concurso de canciones, incluida la activista climática Greta Thunberg.

Thunberg, de 21 años, estuvo envuelta en una keffiyeh, el pañuelo tradicional que se ha convertido en un símbolo palestino.

Alrededor del Malmo Arena, sede de la competición, se levantaron barricadas metálicas y grandes bloques de hormigón.

La Policía vigiló el lugar y los visitantes debieron pasar por detectores de metales antes de ingresar al estadio. Se revisaban los bolsos y los visitantes solo podían llevar bolsos pequeños.

Unas 5.000 personas asistieron a la plaza central de Malmo, Stortorget, a unos 7 kilómetros del lugar de la competición, ondeando banderas palestinas y gritando «boicot a Israel».

Las autoridades suecas reforzaron la seguridad y se prepararon para posibles disturbios con una importante presencia policial en la plaza.

Según la Policía de Malmö hubo una alta seguridad alrededor de las delegaciones de todos los países. «Por supuesto, estamos vigilando un poco más a Israel, debido a la situación», dijo Lotta Svensson, comandante de Incidentes de la Policía.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!