Seguinos en las redes

Opinión

Panamá e Israel, más cerca que nunca. Por Gil Artzyeli*

Agencia AJN.- “En materia educativa, logramos que jóvenes estudiantes representaran a Panamá y a toda América Latina por tres años consecutivos en el Torneo Internacional de Física del Instituto Weizman de Ciencias en Israel.”

Publicada

el

panama

Agencia AJN.- En pocos días termino mi misión diplomática en Panamá. Durante mis tres años de gestión como embajador, Israel y Panamá han logrado fortalecer sus lazos de cooperación desarrollando una agenda bilateral dinámica. La innovación y nuevas tecnologías en manejo de agua, agricultura, cyber y educación, fueron parte de la agenda de trabajo que involucró a representantes de instituciones públicas y privadas, profesionales y jóvenes estudiantes de ambos países.

En materia de agua compartimos nuestra experiencia de cómo logramos convertir un país desértico en uno con independencia hídrica que actualmente exporta agua.

Es así, que, basado en nuestro modelo de gestión de agua, Panamá creó el Consejo Nacional de Agua (Conagua) y estamos colaborando estrechamente con el gobierno y con el Canal de Panamá.

En beneficio del sector agrícola, Panamá contará con su primer Centro de Excelencia Agrícola equipado con tecnología israelí, para producir cosechas de mayor cantidad y calidad, utilizando menos agua.

Además, existen iniciativas privadas exitosas de gran escala que utilizan agrotecnologías israelíes. Por otro lado, hace tres meses la Embajada de Israel convirtió la Casa Hogar Metro Amigos, un cementerio de chatarras, en un huerto. Ahora los niños y jóvenes del albergue cultivan diversas hortalizas para su consumo y el excedente les ayuda a generar ingresos.

En el sector de high tech, Panamá se prepara para ser en febrero 2019 por tercer año consecutivo la sede de la Conferencia y Exhibición Cybertech América Latina, la más grande de la región. Este evento nacido en Israel y replicado en importantes ciudades del mundo como Singapur y Roma. Para la versión en Panamá, tenemos como socios estratégicos a la Ciudad del Saber, Senacyt y la AIG.

Gracias al valioso apoyo de la comunidad judía desarrollamos varios proyectos de responsabilidad social que trajo tecnología israelí para beneficiar a niños y jóvenes de diversas provincias.

Entre estos proyectos puedo destacar la donación de dispositivos Orcam MyEye, que asiste a personas con discapacidad visual en múltiples actividades. Igualmente, la comunidad donó cientos de sillas de ruedas a niños con movilidad reducida, a hospitales y centros de rehabilitación del país.

En materia educativa, logramos que jóvenes estudiantes representaran a Panamá y a toda América Latina por tres años consecutivos en el Torneo Internacional de Física del Instituto Weizman de Ciencias en Israel. Este proyecto es desarrollado ahora con mucho éxito por Senacyt y Meduca.

Además, llevamos a cabo en Panamá cursos con expertos israelíes en: educación de primera infancia, empoderamiento económico de la mujer y en temas de innovación y emprendimiento.

Me siento complacido de culminar mi misión con la reciente visita oficial a Israel del presidente Juan Carlos Varela junto a una delegación de alto nivel, y porque seremos el invitado de honor en la Feria Internacional del Libro, a realizarse del 14 al 19 de agosto en Atlapa.

Panamá ha tenido un crecimiento significativo en las últimas décadas. Comparando fotos de hace apenas 20 años de sitios como la Ave. Balboa, los cambios en el país realmente impresionan. Pero lo mejor está por venir.

Creo que la cooperación entre Panamá e Israel en todos los temas anteriormente mencionados, pueden dar otro salto cualitativo y estrechar aún más las relaciones bilaterales.

Toda Raba Panamá – Muchas gracias Panamá en nombre propio, de mi esposa e hijos. Gracias por tres años en los cuales conocí a este hub no solo de conectividad, sino también de gente valiosa. Shalom.

*Embajador de Israel en Panamá.

Fuente: www.prensa.com

Dejá tu comentario

Argentina

AMIA: lo sucedido tiene vigencia porque la Argentina está fuera de la Ley. Por Santiago Kovadloff

Agencia AJN.- República quiere decir justicia, y todo lo demás viene después. Mientras esto no suceda, esto que llamamos Argentina es un conglomerado, no es una Nación. Nisman es, precisamente, la tentativa de sustraer al campo de la indiferencia nacional este problema de la reivindicación de la justicia.

Publicado

el

Por

Santiago-Kovadloff

Agencia AJN.- Creo yo que después de 24 años, lo que debió haber sido un duelo -es decir, un padecimiento inscrito en el tiempo, que a través del cumplimiento de la justicia pudiera ser atenuado mediante la clarificación de lo sucedido, lo que podría haber sido un duelo-, se ha convertido en un hecho crónico y, por lo tanto, de detenimiento, de empantanamiento, de imposibilidad de inscribir en el pasado. Porque lo sucedido sigue teniendo vigencia como evidencia de que la Argentina es un país fuera de la Ley.

Nosotros no tendremos porvenir, ningún porvenir, mientras la justicia siga siendo una ausencia en la organización social y en la organización judicial de la Argentina. Tenemos que tener esto muy claro. Cuando hablamos de transitar al futuro, cuando hablamos de progreso, es necesario que las quejas no tengan la última palabra, lo que debe tener la última palabra es la ética. La ética acaso no pueda terminar de cumplirse nunca, pero es imprescindible advertir que se brea para que estemos cada día más cerca de la reconciliación posible entre ética y política. Esto es lo que esencialmente creo que no debemos olvidar.

No puede ser que los Gobiernos se sucedan, evidenciando la impotencia que tienen para generar República. Y República quiere decir justicia, y todo lo demás viene después. Mientras esto no suceda, esto que llamamos Argentina es un conglomerado, no es una Nación. Mientras los crímenes sigan impunes, lo que habrá desaparecido, sumándose a los desaparecidos, es la justicia y el porvenir. Eso es lo que esencialmente debemos recordar hoy y siempre. Porque la deuda con la justicia es hoy y siempre, hasta que la Argentina tenga algo fundamental, que es el honor de ser lo que es.

Creo que Nisman es el corolario del atentado que ocurrió en la AMIA. Porque Nisman representa la tentativa de introducir lo sucedido en el campo de la transparencia jurídica. Su asesinato es el asesinato de la justicia. Esto tampoco termina de aclararse. En consecuencia, sobre aquello que fue en principio un atentado criminal contra la República Argentina y no sólo contra una comunidad -aunque haya tratado de ser presentado contra una comunidad, aunque hoy tengamos que vivir la vergüenza de que los 18 de julio se reúne la comunidad judía, solamente la comunidad judía para sostener la memoria de lo incumplido, que es la justicia-, Nisman es precisamente la tentativa de sustraer al campo de la indiferencia nacional este problema de la reivindicación de la justicia. Su asesinato pone de manifiesto una vez más que el poder somete a la Ley. Y mientras no revirtamos esto, si no logramos que la Ley domine al poder, pues otra vez volveremos a ser pasado. Un país que camina hacia su pasado.

Fuente: Radio Mitre – En diálogo con Pablo Rossi.

Seguir leyendo

Opinión

Las otras víctimas, silenciosas, del terrorismo. Por Claudio Epelman*

El terrorismo sacude la vida pacífica y la rutina nos hace cortos de memoria. Perdemos foco en las otras víctimas: los sobrevivientes. Ellos se convierten en una fuente de testimonios que debemos escuchar para tener una real dimensión del flagelo. Nuestro deber, como sociedad, es acompañarlos.

Publicado

el

Por

epelman AMIA

El 8 de marzo de 2016, David Fremd, de 55 años, estaba en las inmediaciones de su comercio en la ciudad uruguaya de Paysandú, cuando un hombre comenzó a apuñalarlo de sorpresa por la espalda. David fue socorrido por su hijo Gabriel, quien también recibió cortes en su brazo, pero las heridas ya se habían llevado la vida de su padre. El atacante aseguró que había cometido el crimen “por motivos religiosos”, aludiendo a la condición de judío de Fremd.

El 14 de julio de ese mismo año, Carolina Mondino caminaba junto a una amiga y otras 30 mil personas por el “Paseo de los Ingleses” en Niza, celebrando la Fiesta Nacional de Francia. Sin que Carolina pudiera darse cuenta, un camión de 19 toneladas se desvió sobre la gente recorriendo casi un kilómetro, sembrando muerte y causando dolor. Carolina fue impactada por la espada y arrojada contra una palmera. Su amiga murió aplastada por el camión.

Pocos meses más tarde, el 22 de marzo de 2017, el joven Travis Frain caminaba por el puente Westminister de Londres enviando mensajes de texto, cuando de repente escuchó un grito de alerta. “No tuve tiempo de reaccionar. Mi cuerpo no tuvo tiempo para tensarse y fui arrojado casi como un muñeco de trapo sobre el capó”, contó Travis. Esta vez, un auto había empezado recorrer el camino peatonal a toda velocidad.

Bombas, atropellos, puñaladas, destrucción y muerte. Se suceden los hechos terroristas, se realizan análisis geopolíticos, se cuantifican los daños y las víctimas. El terrorismo sacude la vida pacífica y la rutina nos hace cortos de memoria. Lo urgente avasalla lo importante. Perdemos foco en las otras víctimas: los sobrevivientes; en cómo cambian esas vidas, en cómo se reconstituyen esas familias. Enfoquemos. Los sobrevivientes de atentados terroristas se convierten en una fuente de testimonios que debemos escuchar si pretendemos tener una real dimensión de este flagelo, y como sociedad es nuestro deber acompañarlos. El terrorismo deja impregnada una huella de silencio en quien sobrevive, una huella que causa un dolor muy profundo. Es por eso que debemos acompañarlos en el camino a dejar de ser víctimas y convertirse en testigos. Este proceso demanda gran esfuerzo: políticas por parte del Estado y gran sensibilidad por parte de la sociedad.

Para este martes y miércoles, 17 y 18 de julio, ante un nuevo aniversario del atentado contra la mutual judía, el Congreso Judío Latinoamericano organiza un Encuentro de Sobrevivientes de atentados terroristas perpetrados en distintas ciudades del mundo, con el propósito de abordar el impacto del terrorismo desde el aspecto humano de la tragedia.

Sobrevivientes y familiares de atentados terroristas, reunidos en Buenos Aires para compartir sus historias, para algunos de ellos, por primera vez. Carolina, atacada en Niza, Travis, sobreviviente de Londres; el hijo de David de Paysandu, entre los participantes.

Las historias de vida y de muerte citadas anteriormente tienen un final distinto: los atacantes de Londres y de Niza fueron abatidos inmediatamente por la policía. El asesino de David Fremd está preso. En los casos de AMIA y de la Embajada de Israel en Argentina, aún no hay Justicia. Pero lo que todas estas historias tienen en común son las voces de quienes sobrevivieron. Y esas voces piden a gritos ser escuchadas.

*Claudio Epelman es director Ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano.

Fuente: Clarín

Seguir leyendo

Más leídas