Seguinos en las redes

Cultura

Día Internacional del Café: conocé las seis cafeterías más modernas de Tel Aviv

Agencia AJN.- Tel Aviv es una ciudad cuya forma de vida no podría entenderse sin su café. Al igual que en Turquía, el bien servido es oscuro, intenso y con un sabor que no deja indiferente. La vida en los cafés es toda una tradición y los israelíes disfrutan durante horas de una buena charla junto a su taza ya medio vacía.

Publicada

el

café

Agencia AJN.- En el Día Internacional del Café, descubra las cafeterías más sobresalientes, con las mejores mezclas de granos, así como las comidas para picar más deliciosas para acompañar una reconfortante bebida.

1- El pequeño príncipe

El pequeño príncipe es el refugio perfecto para los ratones de biblioteca. Ofrece una selección amplia de libros en hebreo, ruso, francés, y español, así como una sala entera de la literatura inglesa. Con muchos libros eclécticos, peculiares, el pequeño príncipe es grande para los que buscan a la separación de la selección típica de la librería. Los precios son asequibles, lo que ha ganado esta tienda una base de clientes leales.

2- Cafelix

café 1
Cafelix es una cafetería bellamente diseñada con cafés creados por expertos. Desde los cappuccinos espumosos hasta el espresso de vapor doble, este lugar es el lugar favorito de un moderno inconformista desde la mañana hasta la tarde. Aunque el lugar está repleto de perros mimados, hay un montón de espacio para disfrutar del wifi y el latte.

3- Nehama Vahetzi

café 2
A pocos pasos de la famosa Rothschild Blvd, Nehama Vahetzi es una elección popular entre los lugareños. Con muchas opciones veganas y vegetarianas, la cafetería está siempre repleta. A pesar de que los platos no son de los más baratos, la cerveza es asequible y la experiencia es auténtica. Nehama Vahetzi es el lugar perfecto para sentarse, socializar, o simplemente navegar con su notebook.

4- Bucke

Bucke es un café de moda con algo para cada estado de ánimo. Es el lugar perfecto para disfrutar del sol en el bar al aire libre, con vista a las calles o relájarse en el colorido y acogedor interior. Sus muebles rústicos, sofás, sillas y alimentos vegetales hacen de este lugar una parada cotidiana para relajarse. La comida es sana y abundante.

5- Baccio

Proporcionando la mejor experiencia en cafetería de Tel Aviv, Baccio es el lugar para disfrutar de una taza de café bien hecha y observar a la gente durante horas y horas. El café ha estado abierto durante más de cincuenta años y casi no se han hecho cambios. No sólo posee un café elaborado a la perfección, sino que también tiene una amplia gama de deliciosos sabores de helado.

6- Tony y Esther

café 3

Reconocido por sus deliciosos brunchs con huevos y ensaladas de lentejas, Tony y Esther es el lugar ideal para relajarse después del bullicio del mercado. Ya sea tomando un café, cerveza o una comida completa, este lindo café es el lugar favorito para relajarse y tomar un descanso del estilo de vida enérgico de Tel Aviv.

Dejá tu comentario

Cultura

Efemérides. Un día como hoy moría el director musical Leonard Bernstein

Agencia AJN.- Leonard Bernstein murió el 14 de octubre de 1990, fue un compositor, director, escritor, profesor de música y pianista. Fue uno de los primeros directores nacidos y educados en los EE. UU. en recibir la aclamación mundial. Según el crítico musical Donal Henahan , fue «uno de los músicos más prodigiosamente talentosos y exitosos de la historia estadounidense».

Publicado

el

Por

musi

Agencia AJN.- Leonard Bernstein murió el 14 de octubre de 1990, fue un compositor, director, escritor, profesor de música y pianista. Fue uno de los primeros directores nacidos y educados en los EE. UU. en recibir la aclamación mundial. Según el crítico musical Donal Henahan , fue «uno de los músicos más prodigiosamente talentosos y exitosos de la historia estadounidense».

Su fama se derivó de su largo mandato como director musical de la Filarmónica de Nueva York, de la realización de conciertos con la mayoría de las principales orquestas del mundo y de su música para West Side Story, Peter Pan, Candide, Wonderful Town, On the Town, On the Waterfront, su misa y una variedad de otras composiciones, incluidas tres sinfonías y muchas obras de cámara y solistas más cortas.

Bernstein fue el primer conductor en dar una serie de conferencias televisivas sobre música clásica, comenzando en 1954 y continuando hasta su muerte.

Era un pianista experto, a menudo dirigía conciertos de piano desde el teclado. También fue una figura crítica en el renacimiento moderno de la música de Gustav Mahler, el compositor que más le apasionó.

Como compositor, escribió en muchos estilos que abarcaban música sinfónica y orquestal, ballet, música de cine y teatro, obras corales, ópera, música de cámara y piezas para piano. Muchas de sus obras se realizan regularmente en todo el mundo, aunque ninguna ha igualado el tremendo éxito popular y crítico de West Side Story.

Bernstein nació en Lawrence, Massachusetts , hijo de los padres judíos ucranianos Jennie (née Resnick) y Samuel Joseph Bernstein, un mayorista de suministros de peluquería originario de Rovno (ahora Ucrania).

En 1947, Bernstein condujo en Tel Aviv por primera vez, comenzando una asociación de por vida con Israel . Al año siguiente, realizó un concierto al aire libre para las tropas en Beerseba en medio del desierto durante la guerra árabe-israelí . En 1957, dirigió el concierto inaugural del Auditorio Mann en Tel Aviv; Posteriormente hizo muchas grabaciones allí.

En 1967, dirigió un concierto en el monte Scopus para conmemorar la reunificación de Jerusalem. Durante la década de 1970, Bernstein grabó sus sinfonías y otros trabajos con la Filarmónica de Israel para Deutsche Grammophon.

La ciudad de Tel Aviv agregó su nombre a la Plaza de la Orquesta en el centro de la ciudad.

Bernstein anunció su retiro de la dirección el 9 de octubre de 1990 y murió en su apartamento en The Dakota de un ataque al corazón cinco días después, provocado por el mesotelioma , tenía 72 años.

Seguir leyendo

Cultura

Efemérides. Un día como hoy nacía Hannah Arendt

Publicado

el

Por

hoy

Agencia AJN.- Hannah Arendt, filosofa y cientista política judía alemana nació el 14 de octubre de 1906 en Linden-Limmer, Hannover, Alemania. A través de sus abuelos conoció el judaísmo reformista alemán de principios del siglo XX, y si bien no perteneció a ninguna comunidad religiosa, siempre se consideró judía, aunque estudio en profundidad el cristianismo.

En 1924 ingresó a la universidad de Marburgo (Hesse) y durante un año asistió a las clases de Filosofía de Martin Heidegger y de Nicolai Hartmann, y a las de teología protestante de Rudolf Bultmann, además de griego.

Arendt mantuvo un romance con Heidegger, padre de familia de 35 años, que tuvieron mantener en secreto. A comienzos de 1926, al no soportar más la situación, ella decidió cambiarse de universidad y se trasladó durante un semestre a la universidad Albert Ludwig, en Friburgo, para aprender con Edmund Husserl. A continuación estudió Filosofía en la universidad de Heidelberg (Baden-Wurtemberg) donde se doctoró en 1928 bajo la tutoría de Karl Jaspers, con la tesis “El concepto del amor en San Agustín”, el primer libro que publicó un año después en Berlín. A su vez estableció una importante relación de amistad con Jaspers, que duraría hasta la muerte de este.

En Berlín se relacionó con el filósofo Günther Stern (que se llamaría más tarde Günther Anders), con quien se casó poco después. También comenzó a escribir notas periodísticas sobre su especialidad, la filosofía, mientras participaba de seminarios dictados por Paul Tillich y Karl Mannheim y se interesaba cada vez más por cuestiones políticas.

Analizó la exclusión social de los judíos, a pesar de la asimilación, en base al concepto de «paria», empleado por primera vez por Max Weber. A este término opuso “parvenu” (advenedizo), inspirada por los escritos de Bernard Lazare. En 1932 publicó en la revista Geschichte der Juden in Deutschland (Historia de los judíos en Alemania) el artículo «Aufklärung und Judenfrage» (La Ilustración y la cuestión judía), en el que desarrolla sus ideas sobre la independencia del judaísmo, enfrentándolas a las de los ilustrados Gotthold Ephraim Lessing y Moses Mendelssohn y el precursor del Romanticismo Johann Gottfried Herder.

Con el acceso al poder de Alemania del nazismo, el 30 de enero de 1933, su esposo se trasladó a París, mientras que ella permaneció en Berlín y comenzó su actividad política, estudiando la persecución de los judíos, que estaba en sus comienzos. Su casa sirvió de estación de tránsito para refugiados y en julio de 1933 fue detenida durante ocho días por la Gestapo. Al ser liberada se trasladó a París, pasando por Checoslovaquia e Italia.

En Francia ayudo a jóvenes judíos a trasladarse a Eretz Israel y a denunciar la persecución que sufrían los judíos alemanes, por lo que se le retiró la ciudadanía alemana en 1937, convirtiéndola en apátrida. Ese año se separó de su marido y tres años más tarde se casó con Heinrich Blücher.

Al rendirse Francia a Alemania en 1940, ella fue internada con otros emigrados, pero consiguió huir y logró que se le permitiera ingresar en Estados Unidos, junto a su esposo y su madre. Allí colaboró en numerosas revistas y, tras haber sido invitada sucesivamente por las universidades, enseñó teoría política en la School for Social Research de Nueva York.

En 1951 se nacionalizó estadounidense y trasciendió el ámbito universitario con su trabajo titulado Los orígenes del totalitarismo, en el que, mediante el análisis del imperialismo del siglo XIX y de los regímenes totalitarios del XX, intentaba reconstruir las vicisitudes histórico-políticas que desembocaron en el antisemitismo.

Durante la década del ’50 del siglo pasado Hannah Arendt también modificó su apreciación sobre el sionismo, que había apoyado en los años ’30 y ’40 y también asumió una postura crítica sobre el Estado de Israel.

A partir de la publicación de sus crónicas en el New Yorker fue sumamente criticada por dos motivos: a) su opinión sobre Eichmann, a quien consideraba un hombre banal que estaba convencido de que su deber era cumplir estrictamente las órdenes recibidas, enviar la mayor cantidad de judíos a los campos de exterminio ubicados en el territorio polaco sin tener conciencia del mal que estaba llevando a cabo y b) la acusación a los “dirigentes judíos” en los ghettos por no haber actuado correctamente al aceptar elaborar las listas para las deportaciones que le solicitaban los nazis.

No se debe olvidar que a principios de la década del ‘60 todavía era común escuchar que los judíos, en su gran mayoría, “fueron como corderos al matadero”, algo completamente falso. Hoy sabemos que la industrialización de la deshumanización primero y de la muerte a continuación, implementada por los nazis generó esa falsa impresión, como también que fue justamente el juicio a Eichmann el que inició el cambio de actitud hacia los sobrevivientes y las víctimas de la Shoá, que se acentuó a partir de los testimonios de aquellos que padecieron en carne propia el horror.

Estos hechos que Arendt no tomó en cuenta generaron que muchos de quienes habían sido sus amigos por años decidieran dejar de serlo, pues consideraron inaceptable en una intelectual de su categoría los ignorara. También fue criticada por su relación con de Martin Heidegger, no por la mantenida en su juventud, sino por haberla renovado en 1950, cuando visitó Alemania.

A lo largo de su vida, Hannah Arendt, que falleció el 4 de diciembre de 1975 en la ciudad de Nueva York, publicó infinidad de artículos y más de 20 libros, entre ellos, además de los ya mencionados: Rahel Varnhagen: vida de una mujer judía, La condición humana, Crisis de la República, Sobre la violencia, Diario filosófico 1950-1973. Luego de su fallecimiento se publicó “Correspondencia, 1926-1969”.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!