enero 23, 2018

Esposa de judío detenido en Cuba reclama su liberación por razones humanitarias

AJN.- Judy, la esposa del contratista voluntario judeonorteamericano Alan Gross, detenido en Cuba, declaró ayer, jueves, que el estado de salud de su marido “se deteriora a diario” y le pidió al presidente Raúl Castro que “busque en su corazón y lo libere por razones humanitarias”.

  • por AJN
  • 24 junio, 2011
  • Israel

 

Judy, la esposa del contratista voluntario judeonorteamericano Alan Gross (ambos en la foto), detenido en Cuba, declaró ayer, jueves, que el estado de salud de su marido “se deteriora a diario” y le pidió al presidente Raúl Castro que “busque en su corazón y lo libere por razones humanitarias”.
 “Alan ha perdido cerca de 45 kilos, y si bien está tratando de sacar lo mejor de una mala situación y poner buena cara, la verdad es que está sufriendo enormemente”, describió.
Aparte de por su encarcelamiento, Gross está profundamente preocupado porque, en febrero, su hija de 26 años tuvo una doble mastectomía por cáncer de mama y porque a su madre, de 89, le diagnosticaron cáncer de pulmón para esa mismo época, continuó su esposa.
Si bien no lo mencionó, fuentes cercanas a la familia añadieron que la propia Judy fue recientemente operada por una enfermedad que no revelaron.
Gross, de 62 años, lleva 19 meses en prisión y en marzo fue condenado a 15 años por llevar a Cuba equipos de comunicaciones para Internet en un programa secreto de los Estados Unidos que promueve cambios en la isla comunista.
El detenido apeló ante la Corte Suprema de Cuba, que está estudiando el caso, aunque no se sabe cuándo se expedirá al respecto.
El mes pasado, el presidente del tribunal, Rubén Remigio Ferro, admitió que “se está considerando concederle un indulto o liberarlo por razones humanitarias, teniendo en cuenta que su hija y su madre están muy enfermas”.
La semana pasada, un disidente interrumpió su huelga de hambre de 79 días para exigir la liberación de Gross cuando funcionarios del gobierno le aseguraron que éste sería liberado dentro de dos meses.
“La familia está cada vez más devastada por el encarcelamiento de Alan en Cuba”, concluyó su esposa.
CGG
  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario