Seguinos en las redes

Israel

Una encuesta muestra que la ministra Ayelet Shaked ganaría las elecciones al frente del Likud

Agencia AJN.- Por Roxana Levinson (Especial para AJN, desde Israel) Una encuesta encargada por el diario Maariv indica que la actual ministra de Justicia, Ayelet Shaked – del partido Habait Haiehudi – es la funcionaria política más popular hoy en día en Israel, después de Netanyahu. Si se presentara a elecciones al frente del Likud podría armar una coalición de 73 escaños en el Parlamento.

Publicada

el

Ayelet Shaked

Agencia AJN.- La semana pasada el legislador David Bitan, del Likud, profetizó que “si la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, se presentara en las elecciones internas del partido, obtendría el primer lugar”. Bitan detalló que Shaked – que en realidad pertenece a otro partido – superaría a candidatos como Miri Reguev, Guidon Saar e Israel Katz.

La ministra Shaked – número dos del partido religioso de derecha Habait Haiehudi, que lidera Naftali Bennett – señaló que está muy bien donde está y no tiene intención de cambiar de partido. Pero en política, como se sabe, todo puede suceder.

Quizás por ello el diario Maariv encargó una encuesta al Instituto Panel Politics, cuyos resultados confirman que Ayelet Shaked que, después del primer ministro Binyamin Netanyahu, es la funcionaria política más popular en Israel. Según este estudio, si hoy hubiera elecciones, el partido Likud liderado por Shaked obtendría 33 escaños, exactamente el mismo número que ganaría si estuviera al frente Netanyahu.

En caso de que Shaked encabezara el Likud en futuras elecciones a la Knesset, el mapa de escaños se vería de la siguiente manera: Likud con 33 escaños; En segundo lugar el partido de centro Yesh Atid que encabeza Yair Lapid con 18; El Movimiento Sionista liderado por Avi Gabbai obtendría el mismo número de mandatos que la Lista Árabe Unida, encabezada por Ayman Odeh: 11 cada uno.

encuesta 1

Otro dato interesante muestra que, si bien el ingreso de Ayelet Shaked haría que el actual partido gobernante, el Likud, se mantuviera en el poder, no cambiaría las cosas para Habait Haiehudí. Sin Ayelet Shaked, su partido ganaría 8 escaños, frente a 9 que obtendría en la situación actual, liderado por Naftali Bennett.

De acuerdo con esta encuesta, Ayelet Shaked al frente de un partido Likud con 33 escaños podría formar un bloque parlamentario de 73 asientos, con la inclusión de los partidos de derecha Habait Haiehudí (religioso nacional), los ultraortodoxos Yahadut HaTorá y Shas, Kulanu (del ministro de Hacienda, Moshé Kahlon, ex miembro del Likud), e Israel Beitenu (que encabeza el ministro de Defensa, Avigdor Liberman y es un partido de derecha laico).

Si al frente del Movimiento Sionista se pusiera el ex comandante en jefe de las Fuerzas de Defensa de Israel, Beny Gantz, Ayelet Shaked lograría formar un bloque con 68 mandatos, con los mismos socios de partidos de derecha y religiosos.

Cabe recordar que Ayelet Shaked, de 42 años de edad y oriunda de Tel Aviv, dio sus primeros pasos en la política como directora de la oficina de Binyamin Netanyahu cuando era jefe de la oposición en el Parlamento, en el año 2006. Shaked fue quien sumó a la causa a Naftali Bennett, pero ambos se retiraron de la oficina y se alejaron de Netanyahu y dos años después iniciaron un proyecto político conjunto.

Dejá tu comentario

Israel

Netanyahu denunció que los cargos en su contra son un «intento de golpe»

Agencia AJN.- En su primera respuesta a los cargos que fue imputado, el primer ministro Netanyahu dijo que las investigaciones están «infectadas» por motivos ocultos. Además pidió armar una comisión que «investigue a los investigadores».

Publicado

el

Por

Netanyahu Mandelblit

Agencia AJN.- Después de una larga defensa pública de sí mismo, a través de una transmisión en vivo publicada en su cuenta oficial de Facebook, tras conocerse los cargos en su contra, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, solicitó una investigación sobre los investigadores por los cargos en su contra.

«Necesitamos investigar a los investigadores y la fiscalía estatal que prepara estos casos infectados», reveló.

Netanyahu denunció los cargos recibidos como una medida para derrocar al gobierno mientras contestó afirmando: «Estamos viendo un intento de hacer un golpe de Estado contra el primer ministro con acusaciones falsas».

El jueves, el fiscal general Avichai Mandelblit acusó al primer ministro de soborno, fraude y abuso de confianza.

«Dediqué mi vida al Estado», explicó en un comunicado de prensa desde su residencia en Jerusalem. “Luché por eso y estoy muy orgulloso. Pero este es un día triste. Hay que estar ciego para no ver que algo malo está sucediendo en el sistema legal».

Finalmente el mandatario israelí concluyó afirmando: «¡Seguiré liderando el país! Es oficial que no renunciaré sin ser obligado a retirarme por petición del Tribunal Superior».

Las investigaciones fueron «infectadas» por motivos ocultos añadió mientras criticó que esto ocurrió en «el momento más sensible desde el punto de vista político desde el establecimiento del Estado».

Seguir leyendo

Israel

Pedirán a la Corte Suprema que declare que Netanyahu no puede seguir como primer ministro

Agencia AJN.- El líder de la alianza Avodá-Gesher, Amir Peretz, conformó un equipo legal para que redacte un recurso en ese sentido tras la decisión del procurador general, Avichai Mandelblit, de acusarlo de soborno, fraude y abuso de confianza, comunicada hoy, jueves.

Publicado

el

Por

Peretz Amir

Agencia AJN.- El líder de la alianza Avodá-Gesher, Amir Peretz (foto), conformó un equipo legal que redacte una petición ante la Corte Suprema de Justicia de Israel para que esta declare que Benjamín Netanyahu no está en condiciones de continuar como primer ministro tras la decisión del procurador general, Avichai Mandelblit, de acusarlo de soborno, fraude y abuso de confianza, comunicada hoy, jueves.

La medida sacudió la política local porque es la primera vez en la historia que un jefe de gobierno en funciones es imputado de cargos criminales.

En el «Caso 1000» se sospecha que Netanyahu recibió ilícitamente obsequios, como champán, cigarros y joyas, valuados en unos 700.000 shekels (más de 200.000 dólares) por parte de los multimillonarios benefactores Arnon Milchan y James Packer.

En el «Caso 2000» está acusado de acordar con el editor del periódico Yedioth Ahronoth, Arnon Mozes, una cobertura favorable a cambio de debilitar a un rival, aunque el presunto entendimiento finalmente no fue implementado.

Y en el «Caso 4000» se cree que el primer ministro impulsó regulaciones que beneficiaban financieramente al accionista del grupo de telecomunicaciones Bezeq Shaul Elovitch a cambio de una cobertura positiva continua del sitio de noticias Walla.

Esta es la imputación más grave porque incluye un cargo por soborno.

CGG

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!