octubre 21, 2017

La nueva estrategia de Trump hacia Irán busca “detener los tentáculos de la Guardia Revolucionaria Islámica”

Agencia AJN.- Antes de su discurso de “certificación” del acuerdo nuclear, la Casa Blanca publicó un comunicado de prensa en el que se esbozaba la nueva estrategia estadounidense hacia Irán.

Agencia AJN.- Una hoja informativa lanzada a los medios de comunicación antes del anuncio programado por el presidente Donald Trump sobre la descertificación del acuerdo nuclear P5+1 de Irán, muestra que no cumplir con el acuerdo nuclear está lejos del único cambio político en la agenda de la Administración.

Estados Unidos planea atacar al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) como parte de su nueva política para prevenir un Irán nuclear y detener el comportamiento agresivo de Teherán, incluido su programa de misiles balísticos y su apoyo al terrorismo global.

“El comportamiento imprudente del régimen iraní, y el CGRI en particular, representa una de las amenazas más peligrosas para los intereses de Estados Unidos y para la estabilidad regional”, se lee en la declaración y resalta: “Negaremos al régimen iraní todos los caminos hacia un arma nuclear”.

El documento de política indica que es la beligerancia general de Irán y, en particular, las maquinaciones regionales del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) que la administración está tratando de poner fin.

“El poder y la influencia del CGRI han crecido con el tiempo, aun cuando no ha sido respondido por el pueblo iraní, respondiendo solo al [líder supremo Ayatollah Ali] Jamenei. Es difícil encontrar un conflicto o un pueblo sufriente en el Medio Oriente que los tentáculos del CGRI no toquen”, indica el periódico.

Al detallar una lista de quejas, incluyendo el armisticio del CGRI del presidente dictatorial de Siria, socavar la guerra contra ISIS en Siria, apoyar a los huzíes en Yemen y amenazar los ataques terroristas en suelo estadounidense, el documento establece que la administración trabajará con aliados para “restringir esta organización peligrosa, en beneficio de la paz y la seguridad internacionales, la estabilidad regional y el pueblo iraní”.

“Revitalizaremos nuestras alianzas tradicionales y nuestra asociación regional como baluartes contra la subversión iraní y restauraremos un equilibrio de poder más estable en la región”, señala el comunicado. Además, acusa a Irán de “hostilidad implacable a Israel”, así como “graves abusos contra los derechos humanos” y “ciberataques contra Estados Unidos, Israel y otros aliados y socios de Estados Unidos en Medio Oriente”.

No abordó la cuestión de si los Estados Unidos seguirían comprometidos con el acuerdo de 2015 con las seis potencias mundiales conocidas como el Plan de Acción Integral Conjunto, que tenía la intención de frenar el programa nuclear de Irán.

“Destrozar” el acuerdo con Irán fue uno de los principales principios de la campaña presidencial de Trump. Aunque Trump está “de-certificando” el acuerdo, deja las consecuencias de su decisión al Congreso, lo que necesitará decidir el futuro de la política estadounidense con respecto al acuerdo.

La administración de Obama se había centrado únicamente en el programa nuclear de Irán excluyendo las otras amenazas que plantea el régimen, ya que busca la dominación del Medio Oriente promoviendo la inestabilidad.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario