Seguinos en las redes

Israel

Dos tercios de palestinos consideran que solución de dos Estados es paso previo a absorber Israel

AJN.- Dos tercios de los palestinos consideran que el objetivo real de la solución de dos Estados debería ser la existencia de un Estado palestino que absorba a Israel, según reveló una encuesta del Centro Palestino de Opinión Pública y la consultora Greenberg Quinlan Rosner Research. Además, prefieren que sus líderes se dediquen a crear empleos y ampliar la atención de la salud en lugar de declarar un Estado propio. El estudio también refleja un creciente rechazo a Hamas, Irán y el presidente norteamericano Barack Obama y un enorme apoyo al secuestro de soldados israelíes.

Publicada

el

palestinos_piedras

 

Dos tercios de los palestinos consideran que el objetivo real de la solución de dos Estados debería ser la existencia de un Estado palestino que absorba a Israel, según reveló una encuesta del Centro Palestino de Opinión Pública y la consultora Greenberg Quinlan Rosner Research.
Además, prefieren que sus líderes se dediquen a crear empleos y ampliar la atención de la salud en lugar de declarar un Estado propio, según reveló una encuesta del Centro Palestino de Opinión Pública y la consultora Greenberg Quinlan Rosner Research.
El estudio también refleja un creciente rechazo a Hamas y el presidente norteamericano Barack Obama y un enorme apoyo al secuestro de soldados israelíes.
Dos tercios de los 1.010 palestinos consultados, 656 en la Margen Occidental y 353 en la Franja de Gaza, ve a un Estado palestino como el objetivo final.
Ocho de cada diez encuestados ubicó a la creación de puestos de trabajo como una de sus dos prioridades principales, mientras que la atención médica fue nombrada por un 36 por ciento y el 23 por ciento optó por la educación.
Pero si bien el 64 por ciento apoyó la búsqueda del reconocimiento de las Naciones Unidas de un Estado palestino, sólo el 4 por ciento lo consideró prioritario y otro 1 por ciento le adjudicó gran importancia a la promoción de protestas masivas contra Israel.
Consultados sobre la “Primavera Árabe”, el 74 por ciento dijo estar de acuerdo o muy de acuerdo con que “realmente no forman parte de las revoluciones” y al 64 por ciento temen que éstas “traerán inestabilidad a los territorios”.
Por otra parte, la desaprobación de Hamas se ha incrementado a dos de cada tres encuestados, frente al 56 por ciento de octubre, mientras que el 77 por ciento es desfavorable a Irán, contra el 55 del año pasado.
Muchos creen que Irán tiene una agenda propia, y un 73 por ciento afirmó que “no es amigo del pueblo palestino”.
La mayoría de los encuestados entiende que una reconciliación entre Hamas y Fatah sirve a los intereses nacionales palestinos, y el 81 por ciento aseguró apoyarla o hacerlo fuertemente.
Un 55 por ciento expresó esperar que Fatah gobierne un Estado palestino, mientras que sólo un 13 por ciento eligió a Hamas.
De todos modos, un 81 por ciento anticipó que votaría en las próximas elecciones.
Respecto de Israel, un 65 por ciento apoya un compromiso diplomático, a diferencia de tres de cada diez encuestados, que optaron por la resistencia violenta.
Estos últimos tienden a ser menos educados y religiosos que los primeros.
Si bien sólo un 27 por ciento de los palestinos confía en que el presidente norteamericano, Barack Obama, apoya sus intereses, un 57 por ciento está de acuerdo con su afirmación de que la frontera “debería basarse en las líneas de 1967 con intercambios mutuamente acordados”.
A pesar de ello hubo una caída significativa en el respaldo a una solución de dos Estados: 44 por ciento contra seis de cada diez en octubre.
Finalmente, para un 62 por ciento de los palestinos es correcto secuestrar soldados israelíes, mientras que un punto porcentual menos consideró apropiado nombrar calles en honor a atacantes suicidas.
Un 29 por ciento entiende que el degüello de una familia judía en el asentamiento Itamar fue moralmente correcto, pero un 59 por ciento se opone al lanzamiento de cohetes a civiles y ciudades israelíes.
En lo que respecta al secuestrado soldado israelí Gilad Shalit, un 56 por ciento está a favor de su captura y un 51 por ciento se opondría a su liberación.
CGG

 

Dejá tu comentario

Israel

La Comisión Electoral rechaza una denuncia de Netanyahu de fraude electoral

Agencia AJN.- El primer ministro Binyamin Netanyahu solicitó ayer un encuentro con el presidente de la Comisión Electoral Central, juez Hanan Meltzer, para tratar sobre una investigación periodística que pone en duda el trabajo policial sobre supuestas falsificaciones en las elecciones anteriores. La Comisión recibió el pedido y tras una reunión estableció que Netanyahu y los jefes de los otros partidos podrán dirigirse a Meltzer por escrito.

Publicado

el

Por

.

Agencia AJN.- Netanyahu solicitó este fin de semana una reunión de emergencia con el presidente del Comité Central Electoral, juez Hanan Meltzer. El primer ministro pidió tratar con Meltzer la investigación difundida este fin de semana por el periodista Kalman Likveskind en el diario Maarvi, según la cual la Policía no verificó todos los casos de falsificación denunciados y sólo interrogó a 2 de los 82 inspectores que hicieron dichas denuncias.

La Comisión estableció que el primer ministro, al igual que los jefes de los otros partidos, podrán dirigirse al juez Meltzer únicamente por escrito. Si bien la noticia sobre el pedido de reunión fue difundida ayer a mediodía, la Comisión respondió anoche que hasta ese momento no había recibido ningún pedido formal durante el día. Por la noche, el legislador David Bitan presentó la solicitud ante la directora de la Comisión Electoral, Orly Ades.

El titular del partido Azul y Blanco, Benny Gantz, llamó a Meltzer a no reunirse con Netanyahu ya que «se trata de una manipulación electoral cuyo objetivo es deslegitimar el proceso electoral democrático».

Al mismo tiempo, se dio a conocer en las últimas horas la grabación de una conversación del primer ministro Netanyahu con los ministros Iariv Levin, Amir Ohana y Guilad Erdan y con el legislador David Bitan, todos ellos del Likud. En dicha grabación se escucha a Netanyahu sumamente alterado y enojado con los funcionarios por su falta de reacción ante la investigación publicada por el diario Maariv.

Fuentes del Likud enviaron una grabación de la reunión de Netanyahu con los mencionados funcionarios del gobierno. «Amigos, ¿ustedes enloquecieron?», pregunta Netanyahu dirigiéndose a sus interlocutores. «Nosotros no nos tiramos al piso y decimos que estamos muertos. ¿Por qué aceptan esto con tanta tranquilidad? ¿Ustedes comprenden qué hay aquí?», insiste Netanyahu.

A continuación le ordena al ministro de Seguridad Pública, Guilad Erdan, que lo «verifique por el lado de la Policía» y al ministro de Justicia, Amir Ohana, que lo «compruebe por el lado de la Fiscalía».

La prensa israelí destaca hoy que estas conversaciones forman parte de una agresiva campaña del Likud para poner en duda la legitimidad y validez de las elecciones e incluso no reconocer sus resultados si éstos no favorecen al partido. Desde el Likud desmintieron en varias ocasiones estas acusaciones y, por el contrario, advirtieron que quienes sostienen esto «intentan robarse las elecciones».

.

A large billboard reading «Only a large Likud will prevent a left-wing government», as part of the Likud election campaign, seen near election posters of «Blue and White» party heads Yair Lapid and Benny Gantz, in Tel Aviv on September 11, 2019. Photo by Miriam Alster/Flash90 *** Local Caption ***
בנימין נתניהו
בחירות
כחול לבן
בני גנץ
יאיר לפיד
ליכוד
ראש ממשלה

Seguir leyendo

Israel

Entrevista a 26 años de los Acuerdos de Oslo: “A veces las utopías se pagan caro”

Agencia AJN.- El politólogo Alberto Spektorowski reflexionó en diálogo con la Agencia AJN sobre el histórico documento que creó a la Autoridad Palestina, pero que fracasó a la hora de llevar paz en el conflicto árabe-israelí.

Publicado

el

Por

oslo

Agencia AJN.- El 13 de septiembre de 1993, los ministros de exteriores del Estado de Israel y de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Shimon Peres y Mahmoud Abbas respectivamente, junto a Warren Christopher, secretario de Estado norteamericano, y Andréi Kozyrev, canciller de Rusia, firmaron un documento que se denominó “Acuerdos de Oslo”.

Entre los 17 artículos, cuatro anexos y varias actas, la firma estableció un gobierno interino palestino en Cisjordania y la Franja de Gaza, a fin de que negociara con Israel un acuerdo de paz permanente durante un período de transición que no debía ser mayor a cinco años.

Diversas contingencias hicieron que un acuerdo establecido para durar cinco años se mantuviera más de dos décadas: los atentados terroristas en territorio israelí, la segunda Intifada, que Hamás tomara el poder desconociendo el gobierno de la Autoridad Palestina, los ataques de Hamás al territorio israelí que dieron motivo a tres importantes enfrentamientos bélicos y también los cambios políticos que se fueron produciendo en el Estado de Israel con el paso de los años.

Alberto Spektorowski

Alberto Spektorowski

A 26 años de la firma de este pacto, la Agencia AJN dialogó con Alberto Spektorowski, politólogo uruguayo-israelí y profesor de la Universidad de Tel Aviv, para reflexionar sobre sus consecuencias.

-¿Qué reflexión hace frente en este nuevo aniversario de los Acuerdos de Oslo?
-Ambivalente. Era una época de oportunidades en donde las utopías podían tomar vuelo. A veces las utopías se pagan caro. Y eso fue lo que pasó con Oslo. No se pensó que los “spoilers” eran tantos y tan fuertes en ambos lados. El resultado fue demasiados muertos.

-¿Qué diferencias hay entre el momento político en que se firmaron los acuerdos y ahora?
– Aquel momento era de euforia liberal y en donde se podía soñar con La Paz. Hoy estamos en el fin del “fin de la historia” de Fokoyama. Volvemos al realismo crudo y duro. De paz ni se habla. Sólo de conflict management.

-¿Cuáles son los puntos que considera que se cumplieron de los acuerdos?
-La Autoridad Palestina en Cisjordania aún cumple en su colaboración con Israel en materia de seguridad. Aunque el espíritu de Oslo murió, aún quedan puntos de acuerdo que se mantienen.

-¿Considera que el plan de paz de Donald Trump puede ser superador a esos acuerdos?
-Lo de Trump es todo un misterio. Para bien o para mal. No creo que pueda mover algo. No si los palestinos ni Israel quieren.

-Desde lo personal, ¿qué dijo usted cuando se firmaron esos acuerdos, qué pensó en ese momento?
-Era de euforia. Teníamos esperanza y seguridad. Eso se acabó. Por ahora se acabó. Ahora sigue habiendo seguridad, pero sin apostar a La Paz. Sólo se apuesta a la fortaleza militar, económica y política. Eso es Israel hoy.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!