Seguinos en las redes

Israel

Entrevista. El Hospital Hadassah entre la emergencia, la rehabilitación de heridos y la coexistencia en tiempos de guerra

La Agencia AJN dialogó con el director ejecutivo de Hadassah Internacional y la directora de desarrollo de Hadassah para el Cono Sur para conocer la situación que vive el hospital que recibió y sigue recibiendo a los heridos más graves de la guerra contra Hamás. “La respuesta que estamos dando tiene que ver con defender la dignidad humana”, afirmaron.

Publicada

el

WhatsApp Image 2023-11-14 at 5.37.00 PM
Helicóptero que trasladó a víctimas de Hamás en estado crítico hasta el Centro Médico Hadassah en Jerusalem

Agencia AJN.- El 7 de octubre, cuando Hamás atacó las comunidades del sur de Israel, el Hospital Hadassah de Jerusalem recibió a decenas de heridos en condiciones gravísimas, que no podían ser tratados en otros centros médicos. Esta situación fue vivida en primera persona por Jorge Diener, director ejecutivo de Hadassah Internacional, que casualmente ese día estaba internado en el hospital y veía llegar los helicópteros sanitarios desde la ventana de su habitación.

En una entrevista con la Agencia AJN, Diener destacó: “La respuesta que estamos dando tiene que ver con defender la dignidad humana. Quisieron rompernos la dignidad más básica y al final vamos a ganar. Que un soldado o un civil que perdió una pierna pueda volver a caminar, es devolver la dignidad”.

En ese sentido, Fanny Ribak, directora de desarrollo de Hadassah para el Cono Sur, se refirió al proyecto para abrir un nuevo Centro de Rehabilitación, que tenían previsto inaugurar en mayo de 2024, pero que ahora necesitan poner en funcionamiento lo antes posible.

-¿En qué momento nos encontramos cuando hablamos del Hadassah y el conflicto que se ha generado el 7 de octubre?

Jorge Diener: Con el conflicto que se generó el 7 de octubre, Hadassah pasó inmediatamente a cumplir uno de los roles estratégicos que Hadassah siempre cumplió y que tiene en el contexto del Estado de Israel, que es estar al frente, claramente, de la atención médica y de la atención sanitaria. Estar al frente de los casos más graves, tanto de soldados, como civiles. Estar al frente de generar la preparación para toda la situación de emergencia que existe hoy y que puede existir en esta guerra, que todavía no tiene un desenlace claro ni tampoco se puede declarar que sea una guerra con un capítulo solo, que se abre y se cierra, sino que tiene el potencial de tener otros frentes y capítulos abiertos. Hadassah está preparado para esa emergencia, como líder en preparar la emergencia. Hadassah está también preparado para hoy empezar a resolver el día después de que la guerra termina. Cuando la guerra termina, estamos hablando quizás de la guerra más trágica, teniendo en cuenta lo que pasó el 7 de octubre y la situación que todavía seguimos teniendo, estamos hablando de una nación entera en trauma. Estamos hablando de un país, una sociedad, que tiene que resolver un trauma tanto físico como psicológico, en un volumen que la Israel moderna de los últimos 30-40 años nunca tuvo que resolver de la forma que vamos a tener que resolverlo. Vamos a vivir una situación sin precedentes y para eso Hadassah existe. Existe desde siempre para los momentos extraordinarios. En los últimos años cuando fue la crisis del coronavirus, ahí estuvimos, donde teníamos que estar. Incluso en Argentina y otros lugares del mundo para ayudar. Ahí estuvimos hace un año y medio en el principio de la primera guerra terrible en Europa en décadas, cuando empezó la guerra en Ucrania. Y ahora nos toca estar en nuestra casa.

WhatsApp Image 2023-11-14 at 5.36.38 PM

Jorge Diener

-Siempre se habla de que el Hadassah tiene muchísimos años de vida y ha transitado por las diferentes crisis del Estado de Israel, pero uno se imagina que el Hadassah se está ocupando de cosas que tienen que ver con la salud física, no la parte psicológica del trauma.

Jorge Diener: Estamos hablando de un trauma colectivo, tanto para Israel como para el pueblo judío, que está enfrentando situaciones desafiantes como no se presentaron prácticamente en más de 70 años. Pero también estamos hablando de un trauma físico. El trauma físico que generó la masacre del 7 de octubre es un trauma físico que nosotros en Hadassah somos de los pocos que lo vimos mejor que nadie a nivel tratamiento. Y a mí eso no me lo contaron los médicos de Hadassah ni lo leí en las noticias. Compartiendo algo personal, el 7 de octubre cuando esto empezó, yo me desperté a las 6 de la mañana viendo esto en las noticias, de casualidad desperté como paciente de Hadassah por un tema personal y una intervención quirúrgica que tuve que hacer. Yo estaba internado en el hospital, en el piso 12 de la torre de Davidson, en el piso anterior al último piso de una torre que inauguramos hace más de 10 años, para darle respuesta en Israel, la respuesta más moderna posible, a tiempos de paz. Pero también está listo para tiempo de guerra. Y yo ese día a las 6.30 de la mañana, me despierto en la cama del hospital, ya en una recuperación que me permitía caminar más o menos, pero con los pacientes al lado mío en las habitaciones, con gente que no podía ni caminar, y esa mañana tuvimos que ir caminando, en los 90 segundos que uno tiene para caminar a un lugar seguro. Caminando los que podíamos, los enfermeros con sillas de ruedas o en las camas llevándolos a los pacientes que no podían caminar, a los refugios. Y después de regresar del refugio, volver a la sala para ver por la ventana de la habitación pasar uno atrás de otro, los helicópteros que traían a los heridos más graves, que son los que llegaban a Hadassah, que llegaban directamente del Sur o llegaban después de que habían estado en un hospital que no podía atenderlos, porque por el nivel de politraumatismos que tenían no los podían atender. Cuando hablamos de trauma, por un lado por supuesto, el trauma psicológico y la salud mental es un fenómeno colectivo. El trauma físico que estamos todavía atendiendo, es un trauma que se va a escribir en los libros las soluciones que se están dando. Porque el tipo de cosas que hicieron esta bestias, que entraron y agredieron dentro de Israel, son cosas que no tienen precedente en la literatura científica. Y a eso le estamos dando respuesta en un lugar, que como todo el mundo sabe, Hadassah es un lugar donde se inventan las respuestas, no se aplican la respuesta que se crearon en otro lado.
Lamentablemente, estamos en un momento en que hay que crear muchas.

-Hace exactamente un año, en esta misma época, yo visité un edificio que se estaba construyendo del Hadassah dedicado a la rehabilitación. También vemos el enorme trabajo que se hizo en Latinoamérica. ¿Cuál es la posibilidad de ayudar, de respuesta y convertir en acción este momento, tomando ese edifico como disparador?

Fanny Ribak: Retomo el tema de las casualidades. Cada vez que a Hadassah piensa estratégicamente en un proyecto, se basa principalmente en las necesidades que entiende que van a ser los desafíos para el futuro. Por supuesto que cuando empezamos el Centro de Rehabilitación, nunca jamás pensamos que esto se iba a usar en estas circunstancias, aunque también históricamente había empezado este proyecto como un Centro de Rehabilitación para soldados. Pero yo también estuve ahí hace un año y el proyecto estaba en nuestra planificación para ser terminado en abril, mayo del 2024. Y hoy se nos impone terminarlo ya. Lo antes que podamos. Porque han superado totalmente las necesidades de rehabilitación y esto lo hablamos con la gente en Argentina, en Chile, mis compañeros en el resto de Latinoamérica. De los 5.000 primeros heridos graves que hay, ya sabemos con números oficiales que 1.200 van a necesitar rehabilitación a largo plazo. Pero creemos que van a ser más, porque no cuenta el número de soldados heridos, que todavía no se pueden sumar. Y esa necesidad excede absolutamente la capacidad que tiene hoy Israel para atender a esos enfermos en recuperación. Y ahí estamos nosotros y a eso estamos llamando a la gente, no solamente en la emergencia, en lo que nosotros necesitamos hoy, sino lo que ya vemos que es una necesidad de mañana, que ese mañana es hoy. Hoy ya tenemos nosotros internados pacientes que están en proceso de rehabilitación.

Jorge Diener: Toda la situación que estamos viviendo y la respuesta que le estamos dando es en todos los frentes. A cada uno en este momento en Israel, sé que mucha de la gente nuestra en todas las comunidades del mundo, tanto judíos como otros no judíos amigos de Israel, por suerte a pesar de los ruidos que hacen los que no, sí existen muchos no judíos que están también apoyándonos, todo eso es porque al final, la respuesta que estamos dando, tiene que ver con defender la dignidad humana. La dignidad del ser humano. Quisieron rompernos la dignidad más básica y al final vamos a ganar. Eso está clarísimo. La fuerza del pueblo judío es más fuerte que cualquier agresión. Y vamos a ganar, pero la lucha es una lucha por la dignidad humana. Y una de las cosas que tenemos que entender en el tema de la dignidad humana es que un soldado que está en este momento luchando dentro de Gaza para defender la existencia del Estado de Israel, que vuelve sin una pierna, ¿qué es lo mínimo que tenemos que garantizarle? Que recupere la dignidad humana, que pueda volver a caminar, que pueda volver a tener una pierna que no tiene. Un civil que perdió la habilidad de poder tener una vida normal, que lo operaron, que lo operamos, se está curando, pero que va a necesitar meses de rehabilitación física, que por supuesto también es mental, para poder recuperar esa dignidad que quisieron rompernos. Apoyar el Centro rehabilitación de Hadassah en Jerusalem, es apoyar devolverle la dignidad que quisieron sacarnos, que quisieron destruir. Y eso no es una necesidad de hoy, que son importantísimas de cubrir, donar para la necesidad inmediata, que nosotros también lo estamos haciendo con todo el operativo de emergencia. Eso es algo que lleva más tiempo. Yo lo llamo “el Plan Marshall para la salud de Israel”, para recuperar la salud física y mental y esa es una asociación estratégica. La respuesta emocional de ayudar a Israel la dimos todos, la dio todo el mundo del primer día apoyando a miles de organizaciones, para poder dar esta respuesta inmediata. Pero desde hoy estamos pensando cómo volvemos a reconstruir Israel, y para reconstruir Israel primero hay que reconstruir persona por persona, la dignidad de cada uno.

-Tuve la posibilidad de hablar con la directora de Latinoamérica del KKL y ella contaba que se quedó sin el idioma para hablar en las primeras horas, a sus soldados, a su gente, porque hubo un vacío, un paréntesis. Me imagino que cuando esto ocurrió, el Hadassah habrá puesto en marcha acciones inmediatas, que no hay tiempo para pensar. Y solamente un hospital que tiene la historia de la Hadassah, ha podido dar esa respuesta inmediata.

Jorge Diener: Fue tal cual, es lo que te contaba antes. El 7 de octubre es un día que me va a quedar en la memoria, porque como lo viví de adentro y era ver desde la mañana que empezó el shock total, que había de las noticias que iban llegando, las noticias que iban entrando en el hospital, los helicópteros. Yo iba leyendo las noticias por el teléfono y yo iba viendo los helicópteros llegando. Yo vi los misiles volando por la ventana. Era Shabat y veía a los médicos llegando con la ropa especial, con el chaleco para emergencias, donde decía si era un enfermero, si era un médico. Los veía venir a las 11 de la mañana, los que estaban en el piso 13, que era el más peligroso por si caían misiles, que eran de otro departamento, empezaron a movilizarlos todos. Fueron evacuados al piso en el que yo estaba. Iban moviendo gente. La respuesta fue inmediata. El departamento de emergencia se montó con decenas de médicos, enfermeros, que están listos para un evento masivo, de grandes víctimas. Hadassah esto lo lleva al mundo para entrenar, pero nuestros médicos lo han aplicaron ahora y yo lo vi con mis propios ojos. Lo que la gente no sabe y quiero comentar…por suerte el pueblo argentino, en su mayoría la opinión pública argentina, están con Israel, a diferencia de muchos otros países de Latinoamérica, que también van a escuchar donde la situación lamentablemente es diferente. El día 7 de octubre llegaron a Hadassah más de 70 heridos gravísimos. Nosotros recibíamos los gravísimos, no los livianos, que eran muchos más y que fueron atendidos en otros lados. Entre los 70 que llegaron, llegaron 20 heridos gravísimos de una mezquita. Eran musulmanes que estaban rezando en Abu Ghosh. Abu Ghosh es famoso por el humus y por ser una ciudad dentro de Israel, cerca de Jerusalem. El director de cirugía que ya sabía cómo estaban llegando heridos, a uno de los hombres que vio en la ambulancia ni siquiera lo dejó entrar al sector de emergencia. Cuando abrieron la ambulancia, lo vio ahí mismo, lo subió a la cama con su equipo y dijo “lo llevamos directo a cirugía, porque si no, se muere”, y así le salvaron la vida.
El misil cayó en la mezquita de musulmanes fueron salvados en el hospital Hadassah, al igual que todo el resto de los que estaban ahí. Esa es nuestra historia, eso es quiénes somos. Esa es la dignidad humana de la que estoy hablando.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Jorge Diener (@dienerjorge)

-Estoy recibiendo de mucha gente que quiere colaborar con Israel. Muchos no saben cómo. Hay instituciones centrales como el Keren Hayesod, que tienen su historia en ocuparse del tema. Pero hay mucha gente que dice, “yo eso ya lo estoy cubriendo, ¿qué más?” ¿Cómo están canalizando esto para que se pueda efectivizar?

Diener: La primera reacción en el mundo entero y sumamente importante, legítima, la gente no tuvo tiempo de realmente poderse analizar, la gente que quiere ayudar a Israel, dónde tenemos que donar. Intuitivamente de forma casi instintiva, dieron donaciones a las organizaciones colectivas. Las que toda la vida siempre dijeron, donamos a estas organizaciones. Son organizaciones que están conectadas con el Estado de Israel, con el gobierno de Israel, que representan todas las necesidades del Estado en cierta forma, aunque no cubren todas las necesidades, porque tienen sus propias prioridades. Pero hay una identificación inmediata. Pero básicamente, cuando el ruido de la primera etapa pasa, la gente que quiera ayudar y piensa ¿cómo hago realmente que mi ayuda tenga un impacto? Tengo el privilegio de trabajar hoy en día y haber trabajado en comunidades judías de todo desde hace 40, y puede decir que todos dábamos por garantizado el Estado de Israel existe. Podemos ocuparnos de nuestros problemas solamente, porque Israel es un país rico, es un país que tiene todo lo que necesita. Si ayudamos es porque emocionalmente nos hace bien como comunidad o como judíos. En este momento nos damos cuenta que esa garantía no está. Y cuando se abre un frente como el que existe ahora en Israel, se abre un frente en todo el mundo. Con lo cual, el que quiera apoyar hoy en día a Israel, el próximo paso es entender dónde están las necesidades que no se resuelven. Yo siempre digo, no hay apoyo en este momento más importante que uno pueda elegir que apoyar a nuestros soldados. Es clarísimo. Apoyar a los soldados es un apoyo que realmente nos garantiza la existencia del Estado desde el lugar de la seguridad. Ahora, cuando el gobierno de Estados Unidos manda 14.000 millones de dólares para ayuda militar a Israel, eso garantiza la fortaleza de nuestros soldados. Está garantizada. Hay partes de lo que se tiene que hacer en este momento en Israel que el Estado Israel no tiene los recursos y tampoco hay ningún país del mundo, ningún gobierno, que venga a resolvernos que abramos y podamos finalmente abrir un Centro de Rehabilitación, que va a permitir que los soldados que no tienen cama ni espacio donde volver a caminar, puedan hacerlo. Eso no lo cubre nadie. Ese es un ejemplo del impacto que uno debe estar buscando. Y no digo que seamos el único, pero definitivamente es Hadassah en este momento una de las respuestas más importantes que no tiene ninguna otra alternativa que encontrar el apoyo de gente de todo el mundo para poder resolverlo.

-Me viene a la cabeza Chile, México y Argentina, ¿qué pensás?

Fanny Ribak: Estamos con todo el equipo, no solamente de Latinoamérica, sino de todos los profesionales alrededor del mundo, trabajando mucho para justamente apelar y sobre todo transmitir estos conceptos y estas necesidades que Jorge Diener acaba de acaba de compartir. Invitando a la gente que se volcó inicialmente a donar lo que podía a las a las organizaciones que siempre donó, a que pueda acompañarnos en este pensamiento y en esta acción estratégica que estamos llevando nosotros en Hadassah para terminar el Centro de Rehabilitación. Ese es el mensaje clarísimo que nosotros estamos transmitiendo. Creo que el desafío hoy de los judíos de la diáspora es bastante similar, y creo que parte de la unión que estamos teniendo entre todos en cada uno de los países, haciéndonos fuertes, es bastante similar que hace 30, 40 o 50 años atrás, donde Israel se levantó con el acompañamiento y el apoyo de toda la diáspora. Creo que el desafío que nosotros tenemos en cada una de las comunidades es ese. No hay otra prioridad. Hoy no hay otra prioridad.

-Yo conocí a Malena Cohen hace siete años en pediatría y ver a todos los niños de todas las religiones existentes sentados, compartiendo la salud, es inmodificable y es parte de la sociedad. Y esos niños van a seguir curándose, sean musulmanes, sean ortodoxos, sean católicos…

Jorge Diener: Yo creo que lo más mágico en un momento como el que estamos viviendo es que, lo que para ustedes sale como una gran noticia, es tan obvio para nosotros. No podemos imaginar algo diferente, no podemos imaginar que eso no pase. Yo sé que en un momento actual, cuando lo que se ve es la destrucción, es el odio, es la barbarie, es una historia. Pero quiero que sepan que no es una historia que para nosotros es algo extraordinario que estamos haciendo. Es lo más ordinario del mundo y lo venimos haciendo hace más de 100 años. Y es obvio porque fuimos creados en los valores judíos, que son los valores humanos, y seguimos compartiendo esos valores con nuestros amigos, colegas, de todas las religiones y nacionalidades, que se adhirieron a nuestra misión más básica, que es brindar salud a todo el mundo.

-Lo que para ustedes es algo cotidiano, para nosotros tiene un valor significativo en la rutina. Hoy es aire fresco, es reaseguro.

-El día que entro como paciente al quirófano, los quirófanos de la Torre Davidson subterráneos. El día que entro en cama, antes de que me anestesien para mi operación, viene el cirujano que yo ya conozco bien, el anestesiólogo, vienen todos, porque se hacen tres minutos que revisan toda la lista, que todo esté listo, y que el paciente también esté listo. Viene un enfermero, cuando lo miro me acuerdo de una nota de AJN. Cuando hiciste una entrevista a un enfermero palestino, que todos los días venía desde Ramallah. Le dije, “que estés acá es una bendición, porque tu historia nos bendijo por mucho tiempo, porque a vos te entrevistó un periodista argentino”. Así es el círculo de la vida. Uno piensa en la gente que uno encuentra y uno piensa también en la cadena que genera que esa gente se pueda encontrar. Los quirófanos de ese hospital llevan mucho nombre de Sudamérica, de Latinoamérica, de donantes que pusieron su nombre para que esas cosas pasen, para que se pueda salvar vidas. Toda la gente que se está operando hoy en día en Hadassah, que viene de la guerra, directamente que viene del campo de batalla, va a esos quirófanos que tienen nombre y apellido de los donantes. El que quiere buscar un impacto, con lo poco o mucho que pueda donar, Hadassah es un lugar donde va a poder saber exacto a quienes salvaron la vida. A mí no me lo contaron, la mía me la salvaron, y ahora están salvando mucha gente más.

Dejá tu comentario

Guerra

Gabinete de guerra de Israel vota enviar una delegación a las conversaciones sobre los rehenes en París

Agencia AJN.- La decisión se produjo después de que informes indicaran que Hamás ha demostrado cierto grado de flexibilidad en los contactos sobre los términos de un acuerdo-marco.

Publicado

el

Por

Gabinete guerra

Agencia AJN.- El gabinete de guerra de Israel votó a favor de enviar una delegación a París, Francia, para mantener conversaciones de alto nivel sobre un acuerdo por sus rehenes y una tregua en la guerra con Hamás y otras organizaciones terroristas palestinas en la Franja de Gaza.

Al parecer, la decisión contó con el respaldo unánime del gabinete de guerra.

La decisión se produjo después de que informes indicaran que Hamás ha demostrado cierto grado de flexibilidad en los contactos sobre los términos de un acuerdo-marco y mientras Estados Unidos presiona para lograrlo.

Mientras, manifestantes se concentraban frente a la casa de varios de los ministros para pedir un acuerdo para la liberación de los rehenes.

La mayoría de las manifestaciones se realizaron frente a las casas de legisladores del partido gobernante Likud, aunque también hubo frente a las del observador del gabinete de guerra Gadi Eisenkot, del partido Unidad Nacional, y el ministro del Néguev y la Galilea, Yitzhak Wasserlauf, de la facción de derecha Otzma Yehudit.

En tanto, las sirenas de advertencia de cohetes sonaron en el kibutz Mefalsim y el campo de tiro de Nir Am poco después de que el Ejército anunciara que era seguro regresar a sus hogares para los residentes de esas comunidades y otras ciudades que están al menos a cuatro kilómetros de Gaza.

Asimismo, el Ejército confirmó que ha construido una ruta que cruza la Franja de Este a Oeste.

Dice que la carretera, que amplió un corredor ya existente, se está utilizando «para traslado logístico y de soldados».

No dio detalles adicionales, pero los líderes israelíes han dicho que tienen la intención de mantener un control de seguridad a largo plazo sobre Gaza después de la guerra.

Seguir leyendo

Israel

Israel. Netanyahu a la Unidad Alpinista: Nuestro objetivo en el norte es simple, devolver a los residentes a sus hogares

Publicado

el

Por

WhatsApp-Image-2024-02-22-at-14.52.06-640×400

Agencia AJN.- El Primer Ministro Benjamín Netanyahu se reunió hoy con soldados de la Unidad de Alpinistas de las IDF y de la 188ª Brigada Blindada en el Monte Hermón, según informa su oficina en un comunicado, donde habló de los objetivos del país en el norte, donde las actividades de Hezbolá en la frontera con Líbano han provocado la evacuación de decenas de miles de personas.

Recibió una visión general de las actividades operativas que se han llevado a cabo en la frontera norte de Israel desde el comienzo de la guerra con Hamás en Gaza antes de hablar con los soldados y comandantes de las unidades sobre su trabajo y la importancia de eliminar la amenaza que supone Hezbolá.

Al felicitar a los soldados por su «excelente trabajo desde el comienzo de la guerra», Netanyahu dijo que Israel está librando una batalla «desde Gaza y Rafah hasta el Hermón».

«En el sur, tenemos un objetivo simple: la victoria total», según su oficina. «Estamos en camino hacia la eliminación de Hamás y la liberación de nuestros rehenes. No descansaremos hasta lograr la victoria total».

«En el norte, tenemos un objetivo simple: devolver a los residentes. Para traer de vuelta a los residentes, necesitamos traer de vuelta la sensación de seguridad, y para traer de vuelta la sensación de seguridad, necesitamos traer de vuelta la seguridad, cosa que haremos», continuó.

Hizo hincapié en que Israel está dispuesto a restablecer la seguridad en el norte por todos los medios necesarios, y si no se puede hacer a través de la diplomacia o la política, se hará mediante el uso de la fuerza militar.

«En cualquier caso, Hezbolá debe entender que restableceremos la seguridad. Espero que reciban este mensaje», añadió.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!