Seguinos en las redes

Israel

Opinión. El desdichado aniversario de Mahmoud Abbas

AJN.- (Por Jackson Diehl/The Washington Post.) Este mes hace un año que el presidente palestino, Mahmoud Abbas, le dio la espalda al “proceso de paz” con Israel patrocinado por los Estados Unidos y se embarcó en una estrategia radicalmente diferente para lograr un Estado palestino. Es hora de una evaluación.

Publicada

el

abbas_y_haniyeh

 

Este mes hace un año que el presidente palestino, Mahmoud Abbas, le dio la espalda al “proceso de paz” con Israel patrocinado por los Estados Unidos y se embarcó en una estrategia radicalmente diferente para lograr un Estado palestino. Es hora de una evaluación.
El paso uno de Abbas fue la sorpresiva firma de un acuerdo en El Cairo con el movimiento islámico Hamas (en la foto, a la izquierda de Ismail Haniye, primer ministro de facto de la Franja de Gaza), gobernante en la Franja de Gaza, que prometió acabar con la división entre Hamas y el movimiento secular Fatah de Abbas. Se prometió un gobierno conjunto que organizaría elecciones parlamentarias y presidenciales en un año; es decir, ahora.
No hace falta decir que no hay elecciones palestinas en el horizonte. La administración conjunta, a pesar de varios anuncios posteriores, no se ha establecido.
El paso dos de Abbas fue la publicación de un artículo de opinión en The New York Times en el cual declaró su intención de llevar el caso palestino a las Naciones Unidas, donde buscaría la membrecía plena por parte del Consejo de Seguridad o la Asamblea General. Esto, escribió, prepararía “el camino para la internacionalización del conflicto como un asunto legal” y les permitiría “perseguir demandas contra Israel en las Naciones Unidas, los organismos de tratados de derechos humanos y la Corte Internacional de Justicia”.
En septiembre pasado, Abbas lanzó debidamente su campaña en Turtle Bay. Pero ni el Consejo de Seguridad ni la Asamblea General votaron el caso palestino alguna vez. En el Consejo de Seguridad resultó que los palestinos carecían de los votos para lograr siquiera una simple mayoría, a pesar de meses de recorrer el mundo y hacer lobby con líderes mundiales por parte de Abbas. El único resultado de la campaña en la ONU fue la admisión de Palestina en la UNESCO, y la consiguiente devastación del presupuesto de esta agencia cultural por la pérdida del financiamiento de los Estados Unidos. Otras agencias de la ONU les pidieron en voz baja a los palestinos no pedirla.
La fase final de la estrategia de Abbas se suponía que comenzaría el último otoño (boreal): los palestinos fueron instados a participar de masivas manifestaciones a favor de un Estado. Asesores de Abbas no ocultaban sus esperanzas de que estallara una nueva intifada popular, una versión palestina de la Primavera Árabe que, combinada con los votos en la ONU, traería una presión sin precedentes sobre Israel.
Absolutamente nada sucedió. Hubo un par de manifestaciones en la Margen Occidental, pero no una intifada.
Esta semana, Abbas puso efectivamente fin a su campaña con un último y patético gesto: una carta, preparada durante meses, que fue entregada al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, por una delegación palestina. Como era previsible, la misiva culpó a Israel por el fracaso de las conversaciones de paz; y algo audaz, también culpó a Netanyahu por el colapso de la reconciliación palestina.
Incluso la pequeña bomba que Abbas planeaba tirar se esfumó esta vez: bajo la presión de los líderes estadounidenses y europeos, el líder de 77 años sólo amenazó con la disolución de la Autoridad Palestina, en lugar de declararla. “Esta situación no puede continuar”, afirma la carta en forma inquietante. Pero la desaparición de la administración de Abbas no se ve más probable que la reconciliación con Hamas, la admisión en las Naciones Unidas o una nueva intifada.
Los defensores de Abbas alegarán que el gobierno de derecha de Netanyahu y la incapacidad de la administración Obama de influir sobre él lo dejaron con pocas opciones. Es una patraña. De hecho, Abbas nunca ha puesto seriamente a prueba al líder israelí. Podría haber hecho eso al comprometerse completamente con las negociaciones que la administración Obama trató de organizar o con aquellas patrocinadas por el rey Abdullah de Jordania este año. Ello habría forzado a Netanyahu a revelar sus términos para un Estado palestino y le habría generado una verdadera presión si no eran razonables.
En cambio, Abbas se apartó reiteradamente de la diplomacia seria, citando como excusa la construcción de asentamientos israelíes en Jerusalem y La Margen Occidental, algo que no le había impedido participar de negociaciones con los anteriores gobiernos israelíes. Se embarcó en su estrategia unificada ONU-intifada en base a la premisa de que ella conseguiría un Estado palestino sin la necesidad de negociaciones con Netanyahu.
Y no por primera vez, Mahmoud Abbas sólo logró retrasar un Estado palestino y debilitar su propia causa.
CGG

Dejá tu comentario

Europa News

Informe: el Mossad ayudó a Dinamarca a frustrar ataques terroristas esta semana

Agencia AJN.- Las autoridades del Estado del norte de Europa arrestaron a 22 sospechosos en relación con supuestos complots yihadistas.

Publicado

el

Por

DENMARK-POLICE

Agencia AJN.- El Mossad ayudó a Dinamarca a frustrar una serie de ataques terroristas, proporcionándole información que condujo al arresto de varios presuntos yihadistas esta semana, informó el sábado el Canal 12 de la televisión israelí.

El informe, que no citó sus fuentes, dijo que la ayuda del Mossad había detenido los ataques a último minuto.

Según el Canal 12, la inteligencia israelí ayudó a frustrar unos 50 ataques terroristas en todo el mundo en los últimos dos años.

En junio, el primer ministro Benjamín Netanyahu dijo que la ciberinteligencia israelí había ayudado a frustrar ataques terroristas «importantes» planeados por el grupo Estado Islámico y otros en «docenas» de países.

La policía de Dinamarca arrestó a 22 sospechosos en una serie de redadas en todo el país a principios de esta semana, diciendo que habían frustrado los ataques.

Seis de ellos permanecieron bajo arresto el sábado y fueron puestos en prisión preventiva.

Las seis personas que siguen encarceladas se declararon inocentes. Si son acusados formalmente y condenados, se enfrentan a posibles penas de cadena perpetua, aunque en la práctica las penas de cadena perpetua terminan promediando 16 años en Dinamarca.

El viernes, el Tribunal de la Ciudad de Copenhague encarceló a dos hombres de 24 y 25 años por supuestamente tratar de comprar armas, silenciadores y municiones que «se utilizarían en relación con uno o varios ataques terroristas en Dinamarca o en el extranjero», según los fiscales.

El tribunal de Copenhague ordenó el jueves que dos hombres de 21 años y una mujer de 38 años permanezcan encarcelados por supuestamente intentar producir una o varias bombas, dijo la fiscalía.

Seguir leyendo

Israel

Cáncer y enfermedades cardiovasculares vuelven a ser las principales causas de muerte de los israelíes

Agencia AJN.- Con un 25 y un 14 a 15 por ciento, según cifras de 2017 publicadas por la Oficina Central de Estadísticas. Les siguen las infecciones (5.6), la diabetes (5.2), los accidentes cerebrovasculares (4.7) y los hechos no naturales -accidentes, suicidios, asesinatos, etc.- (4.1).

Publicado

el

Por

Dr.-Abed-Khalaileh-performing-transplant-1024×640

Agencia AJN.- El cáncer (25 por ciento) y las enfermedades cardiovasculares (entre 14 y 15 por ciento) volvieron a ser las principales causas de muerte de los israelíes en 2017, según cifras publicadas por la Oficina Central de Estadísticas.

En el primer caso, las formas más comunes entre los hombres fueron los de pulmón y vías respiratorias (23.1), rectal y colorrectal (10.9) y páncreas (8.6), mientras que entre las mujeres se destacaron los de mama (21.8), pulmón y vías respiratorias (11) y rectal y colorrectal (10.2).

Otras principales causas de muerte entre los ciudadanos israelíes incluyeron enfermedades infecciosas (5.6 por ciento), diabetes (5.2), accidentes cerebrovasculares (4.7) y no naturales -accidentes, suicidios, asesinatos, etc.- (4.1).

La tasa de mortalidad a raíz del primer tipo ha aumentado considerablemente en la última década y representa la tercera causa más común desde 2015.
 
CGG

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!