Seguinos en las redes

Israel

Recuerden Farhur. Una extensión de la guerra de exterminio nazi

AJN.- Al cabo de diez años, casi toda la comunidad judía de Irak huyó.Dejando a un lado su nombre exótico, Farhud no fue una erupción aislada de violencia anti-judía en un rincón alejado del mundo. Según los historiadores Shmuel Moreh y Robert Wistrich fue, al menos en parte, una extensión de la guerra de exterminio nazi desencadenada contra los judíos.

Publicada

el

farhudvs

Al cabo de diez años, casi toda la comunidad judía de Irak huyó.
Dejando a un lado su nombre exótico, Farhud no fue una erupción aislada de violencia anti-judía en un rincón alejado del mundo. Según los historiadores Shmuel Moreh y Robert Wistrich fue, al menos en parte, una extensión de la guerra de exterminio nazi desencadenada contra los judíos.
El final de 2.500 años de vida judía en Irak comenzó durante dos días de junio de 1941. Durante 30 horas, turbas aterradoras de saqueadores árabes iraquíes, soldados y civiles, mataron a 137 judíos e hirieron a miles, dejando decenas de casas saqueadas y destruidas más de 600 empresas de propiedad judía. El caso llegó a ser conocido como el Farhud,  término kurdo que alude a una ruptura mortal de la ley y el orden.
Al cabo de diez años, casi toda la comunidad judía de Irak huyó.
Dejando a un lado su nombre exótico, Farhud no fue una erupción aislada de violencia anti-judía en un rincón alejado del mundo. Según los historiadores Shmuel Moreh y Robert Wistrich fue, al menos en parte, una extensión de la guerra de exterminio nazi desencadenada contra los judíos. Moreh fue el editor de una colección de ensayos sobre Farhud, publicado originalmente en 1992, y que, hace poco, fue revisada y actualizada para su traducción al inglés. Marcando el septuagésimo aniversario del ataque, Moreh y Wistrich (  historiador del antisemitismo), presidieron  un coloquio titulado provocativamente "El nazismo en Irak", con la esperanza de elevar la conciencia pública sobre ese  evento y la lucha contra la "negación del Farhud" entre los árabes- iraquíes actuales.
En el simposio, Wistrich señaló que, en 1941, los judíos iraquíes "se encontraron en el fuego cruzado de tres formas convergentes de antisemitismo":
1- el antisemitismo de los nacionalistas iraquíes,
2- el antisemitismo de los exiliados palestinos en Iraq y
3-  el propio antisemitismo de los nazis alemanes.
Tanto los iraquíes como los diferentes grupos de palestinos estaban profundamente influenciados por el nazismo.
Consideremos el caso de Yunus al-Sabawi, periodista iraquí que se convirtió en ministro de Economía y gobernador de Bagdad. Al-Sabawi resultó ser el autor de una traducción, al árabe, del Mein Kampf de Hitler. En el prefacio,  celebraba al "gran aventurero, al gran líder alemán que pasó de ser un simple soldado al liderazgo de una de las naciones más avanzadas y desarrolladas cultural y científicamente del mundo". Durante el mismo Farhud, los grupos paramilitares organizados por al-Sabawi, recibieron la orden de participar en los ataques. O consideren el papel desempeñado por los exiliados palestinos. Alrededor de unas 400 acomodadas familias palestinas se trasladaron  a Irak,  después de los disturbios anti-judíos promovidos en Palestina entre  1936-39. El exiliado palestino más destacado fue el mismo orquestador de los disturbios: Haj Amin al-Husseini, mufti de Jerusalén, cuyas conexiones con el nazismo en general, y con Hitler en particular, están bien documentadas. Sin embargo, el mufti no estaba solo en la canalización de los ideales nazis: en su propio relato de los acontecimientos, que condujeron al Farhud, los propios oficiales británicos – que gobernaron Irak  desde 1914 a 1955- observaron el efecto electrizante de los grupos de jóvenes iraquíes y sus profesores pro-nazis palestinos.
Luego está el papel desempeñado por los nazis alemanes por sí mismos en el Farhud. El Dr. Fritz Grobba fue el enviado alemán destinado en Bagdad, hablando con fluidez árabe, persa y turco, difundió, con éxito, el mensaje nazi adaptándolo a las sensibilidades locales. Ya en 1939, Grobba predecía, en un informe a Berlín, que "un día la ira de las masas entrará en erupción, y el resultado será una masacre de judíos".
El nazismo ejerció una doble atracción para los árabes palestinos e iraquíes. Su antisemitismo contactó con ciertas poderosas corrientes de la tradición árabe e islámica y su animadversión contra los británicos resonó en el anti-imperialismo, promovido por los nacionalistas árabes, los cuales despreciaban a esos ocupantes británicos empeñados en frustrar sus aspiraciones. Irónicamente, muchos judíos en Palestina veían, a los británicos, en términos similares (lo cual no les impidió ponerse del lado de los británicos en la lucha contra Hitler). Sin embargo, los judíos de Irak fueron más favorables a Gran Bretaña, y considerados por los nacionalistas iraquíes como  quinta columna.
También existieron afinidades más profundas entre el nazismo y el nacionalismo árabe. Con respecto a los baasistas (el partido Baas), el grupo nacionalista que pasaría a dominar el país durante las últimas cuatro décadas del siglo XX, Wistrich afirmó en una entrevista: “El tipo de personas que fundaron el movimiento baasista… se inspiraron en la Alemania nazi. El renacimiento nacional alemán, incluyendo su ideología anti-judía,  les apelaba. El Tercer Reich representaba el militarismo, la gloria, la obediencia, la unidad nacional, una fe mesiánica-política… y la eliminación de los judíos”
Todo esto arroja luz para la comprensión de la historia contemporánea de los conflictos palestino-israelíes. De acuerdo a la narrativa convencional, sus raíces  se encuentran en la ocupación de Israel de los "territorios palestinos" a partir de 1967. Sin embargo, una descripción más precisa y mejor pondría la cuestión en el contexto de los 100 años de continua guerra, librada por la parte dominante dentro del mundo árabe-musulmán (es decir, los árabes y musulmanes) para liberar al Oriente Medio de sus minorías: de los bereberes a los kurdos y los judíos, y en los últimos tiempos, los cristianos.
Situándonos en esa perspectiva, las consecutivas intifadas orquestadas contra Israel por la OLP de Arafat representan, según escribe Moreh, "la continuación de los apedreamientos de los judíos de Irak por parte de los palestinos del mufti Haj Amin al-Husseini y sus asociados, tras recalar en Bagdad".
Tanto Moreh como Wistrich argumentan que Farhud debe ser contemplado como una parte de la Shoah. Esa es una propuesta discutible. En el simposio se expresaron las objeciones al considerar que, a diferencia de Europa, los judíos de Irak, a efectos prácticos, no fueron objeto de exterminio. Pero no hay duda  que, la propia matanza, y el papel del nazismo en su promoción y complicidad, merecen un lugar prominente en la conciencia colectiva judía.
Setenta años después, resulta sorprendente y aterrador considerar como los nacionalistas árabes, los nacionalistas pan-árabes y los islamistas (apoyados por sus partidarios europeos), siguen considerando a Israel como un puesto avanzado del "imperialismo occidental" en  Oriente Medio.
Aryeh Tepper  |   | Fuente: Jewish Ideas Daily/Cidipal

Dejá tu comentario

Israel

Coronavirus/Israel. Agencia Judía alertó sobre problemas financieros y de antisemitismo que enfrenta la comunidad judía

Agencia AJN.- El presidente de la Agencia Judía para Israel, Isaac Herzog, advirtió sobre las dificultades que enfrentan los judíos de la Diáspora y también en Israel. “Está claro que la aliá tomará más tiempo y se reducirá”, anticipó el dirigente.

Publicado

el

Por

herzog

Agencia AJN.- El presidente de la Agencia Judía para Israel, Isaac Herzog, alertó que tras superarse la pandemia del coronavirus, las instituciones judías en todo el mundo probablemente encontrarán que enfrentan una grave escasez de ingresos y deberán estar alertas ante una posible reincidencia del antisemitismo.

En declaraciones al diario The Jerusalem Post, Herzog indicó que la agencia, como un enlace crucial entre Israel y la Diáspora desde su creación en 1929, está dando un paso adelante para proporcionar asistencia y orientación a las instituciones y personas necesitadas en Israel y en el extranjero en este momento de emergencia.

En este contexto, el dirigente señaló que los programas de aliá, una de las misiones centrales del grupo, continúan como lo hizo incluso en los días más oscuros de la historia de Israel.

“Desde el comienzo del brote, hemos tenido alrededor de 1.000 nuevos olim [inmigrantes] de docenas de países”, dijo el presidente de la Agencia Judía.

Ya se han implementado nuevos procedimientos para garantizar que todos los que ingresen al país entren en cuarentena en uno de los centros de absorción o en apartamentos privados previamente arreglados.
“Gracias a Dios, hasta ahora nadie ha llegado portando el virus”, dijo.

Herzog admitió que los bloqueos en todo el mundo y las cancelaciones de la mayoría de los vuelos internacionales representan un obstáculo. “Está claro que la aliá tomará más tiempo y se reducirá”, dijo. “Pero estamos haciendo todo dentro del ámbito de la posibilidad”, añadió.

Mientras tanto, la Agencia Judía está trabajando para ayudar a las comunidades judías, tanto en el campo con sus emisarios en el extranjero que han permanecido en sus puestos como proporcionando recursos.
“Como la organización global judía más grande, sentimos la responsabilidad hacia nuestros hermanos y hermanas en todo el mundo”, dijo Herzog.

Después de que la crisis del coronavirus comenzó a golpear a Italia con fuerza, explicó que la Agencia Judía junto con Keren Hayesod “extendió el apoyo inmediato a la comunidad judía italiana, lo que era vital para ellos para atender sus necesidades inmediatas. “Hemos asistido con servicios sociales en Gran Bretaña, tenemos voluntarios que están ayudando en Francia, España, Sudáfrica y los Estados Unidos”, agregó Herzog.

“Lo que también está claro es que las comunidades más pequeñas sin una estructura financiera muy sólida y que dependen de recursos continuos se encuentran en una posición muy difícil. También hay problemas de seguridad, especialmente para el día siguiente, que deben ser atendidos con fondos”, dijo. “Lo que está claro es que todas las instituciones y federaciones judías se dan cuenta de que existe una amenaza para algunos de los ingresos de las donaciones y de los filántropos que los afectarán”, apuntó.

Como ha sucedido a menudo en la historia, el estallido de la pandemia ha desencadenado manifestaciones de antisemitismo, especialmente online. “Por el momento, quiero ponerlo en cierta proporción. Es un gran desafío, pero otros grupos también se enfrentan a la retórica del odio ”, destacó Herzog, y agregó que mantienen la situación vigilada de cerca.

“Sin embargo, se nos ve molestos y asumimos que cuando la situación de la emergencia se relaje, surgirá la tendencia histórica de culpar a los judíos, también porque hay áreas donde los judíos fueron los primeros en ser afectados por el virus”, indicó.

Otro frente en el que la Agencia Judía ha estado activa es en el apoyo al sector sin fines de lucro de Israel, como lo ha hecho la organización durante décadas, a menudo en nombre de los judíos del mundo.

Herzog explicó que con el país bloqueado, el sector está pasando por una “catástrofe”. Por esta razón, el grupo ha lanzado un fondo especial de asistencia de emergencia junto con la ONG Ogen, un fondo de préstamos sociales. Agregó que la Agencia Judía también está trabajando con el gobierno para establecer una subvención especial.

“Estoy muy agradecido de que algunos de nuestros socios, como las Federaciones Judías de América del Norte, hayan ingresado al proyecto, aunque ya se están encargando de financiar sus ONG locales”, dijo.

Herzog transmitió su aprobación a cómo el gobierno está manejando la crisis. “Confío en que Israel superará esto, y creo que hay muchos aspectos importantes detrás de las nubes, como la apreciación hacia el sector árabe en Israel por su enorme contribución a la infraestructura médica y el hecho de que hay muchos actos” de solidaridad, dijo.

“Cuando veo una foto de una niña haredi (ultraortodoxa) en Bnei Brak llevando jalá el viernes por la noche a los soldados allí, siento una gran esperanza”, expresó por último el presidente de la Agencia Judía.

Seguir leyendo

Israel

Coronavirus: Un Seder de Pesaj que nadie se va a olvidar en Israel

Agencia AJN.- (Danny Moljo desde Israel, especial para AJN) El encuentro más familiar del pueblo judío, fue este año en la forma más íntima. Todas las familias realizaron el Seder de Pesaj por medio del Zoom y se cantaron las tradicionales canciones desde los balcones.

Publicado

el

Por

PESAJ 4

Agencia AJN.- (Danny Moljo desde Israel, especial para AJN) El año 2020 se va a escribir en la historia de Israel como el año que el Seder de Pesaj se realizó en los balcones, los controles y en los encierros. Y este año fue un pedido especial de las autoridades para evitar un contagio múltiple ya que el Seder de Pesaj es el acontecimiento donde se encuentra toda la familia alrededor de la mesa.

No solo que todavía perece increíble aceptar la nueva realidad que vive el mundo entero por el coronavirus, es más alucinante ver y revivir que la fiesta más familiar del judaísmo se realizó en la forma más individual y solitaria posible.

PESAJ 2

Israel se encuentra desde ayer hasta mañana en un encierre casi total y el pedido de las autoridades fue muy simple, este Seder de Pesaj será en la más intimidad posible, solamente con la familia nuclear y que vive en la misma casa, nada más. Sin invitados, sin abuelas y abuelos, tíos, primos ni ningún tipo de invitados, hay que evitar de cualquier manera el contagio y no volver a cometer el error de la fiesta de Purim, cuando la gente todavía no tenia conciencia de este virus y se reunió para festejar. Los resultados están hoy a la vista.

Las calles se llenaron de policías, controles y soldados para evitar que la gente salga y entonces fue cuando entre las 19:30 y 20:30, se produjo una explosión del Zoom, la aplicación más popular en estos días en el mundo entero.

PESAJ 3

No hubo casa que entre esas horas la famosa canción de la Hagadá de Pesaj, “Ma Nishtaná?”, no fue cantada en el internet por millones de personas. Y como si esto fuera poco, corrió por las redes sociales el pedido de salir a los balcones a las 20:30, para cantar en cada barrio la misma cancion, esta vez compartiendo el canto entre los vecinos, los barrios, las ciudades y el país entero.

Hasta hubo quienes pusieron las mesas en las calles para compartir con sus vecinos la cena, por supuesto a una buena distancia unos de los otros.

La misma pregunta de “Ma Nishtaná Halaila Hazé?”, que en español significa “Qué cambió en esta noche?”, tiene una sola respuesta: Cambió el mundo, la realidad es otra y lo que debería haber sido la fiesta más familiar, se pareció en todos lados más a un Yom Kippur en Pesaj, que la tradicional cena de la liberación del pueblo judío.

Al final del Seder, en vez de la tradicional frase “Bashaná Habá Veirushalaim” (El año que viene en Jerusalem) todos dijeron: “El año que viene otra vez en la casa de los abuelos”.

Jag Pesaj Sameaj!

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!