Seguinos en las redes

Argentina

DAIA/Elecciones. Cuatro candidatos buscan la presidencia de la representación política de la comunidad judeoargentina

Agencia AJN.- A fin de año se renovarán las autoridades de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas.

Publicada

el

WhatsApp Image 2024-03-04 at 16.28.36

Agencia AJN.- A fin de año se renovarán las autoridades de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), la representación política de la comunidad judía de este país, y de momento suenan cuatro candidaturas a la presidencia de la misma.

La DAIA es una entidad de segundo o tercer grado, que reúne a instituciones religiosas, escolares, culturales o sociodeportivas de base -grandes, como la AMIA o la Sociedad Hebraica Argentina, medianas y pequeñas- y algunas federativas, que son las encargadas de elegir a sus autoridades en función de lo que decidan sus consejos directivos o, eventualmente, sus asociados.

Por esta razón es que la designación es consecuencia de una Asamblea General Electora, que suele hacerse en noviembre, y no del voto popular de los judíos argentinos. En ella, las instituciones adheridas y las filiales del Interior, nucleadas en el Consejo Federal o «Confederal», tienen uno o más votos, según la cantidad de socios con los que cuenten.

La cadencia que termina fue producto de una lista de consenso y algunos querrían repetir la experiencia con Osvaldo Ofman al frente, pero el titular del Club Náutico Hacoaj estaría lejos de aceptarlo, así que de momento se habla de cuatro candidatos: Ricardo Furman, Raúl Woskoff, Adrián Moscovich y Darío Epstein.

De todos modos, corresponde aclarar que se eligen cuartetos de presidente, vice 1°, secretario general y tesorero, que alguna institución afiliada que esté al día con su cuota y en condiciones de votar debe postular en conjunto, y el resto de los cargos ejecutivos en forma individual, hasta llegar a los vocales, todos los cuales pueden ser propuestos por cualquier entidad.

Ricardo Furman

Si bien en el 7° piso de Pasteur 633 no se habla de un candidato del oficialismo, ese rol lo desempeñaría Furman, que es vicepresidente de la Fundación Amigos de DAIA, el órgano recaudador de la institución, máxime porque recién materializó su postulación cuando Marcos Cohen, actual vice 1° de la entidad, confirmó que no competiría.

Este especialista en marketing también proviene de Hacoaj, como el actual mandatario, Jorge Knoblovits, donde desempeñó diversos cargos hasta llegar a la cúspide, y luego pasó a la DAIA como vicepresidente 2° de Julio Schlosser (2012-2015), aunque en dos oportunidades estuvo interinamente al frente de la misma por un mes.

Desde su entorno dicen que en esos años aprendió mucho e incluso se «enamoró» de la entidad que ahora pretende liderar.

Más allá de su rol formal, cuentan que Furman sería una especie de «adscripto» que colabora con la Secretaría, la Tesorería, el área de comunicaciones, que es «su fuerte», el DAC, etc.

Además, ya con miras al recambio electoral, el año pasado encaró con otra gente un «trabajo de planeamiento estratégico» con una una visión de cómo quieren que sea la DAIA, que mezcla continuidad con una mayor profesionalización en todas las áreas, sobre todo la de comunicación.

Furman es un directivo de carrera y se vanagloria de ello, razón por la cual no ve con buenos ojos que personas sin experiencia en la entidad pretendan «aterrizar» directamente en su presidencia, lo cual descalificaría a todos sus oponentes…

Contaría con el apoyo de un grupo de dirigentes, muchos de los cuales integran el Consejo Directivo, aunque por ahora es prematuro traducirlo en votos institucionales.

Raúl Woscoff

Tiene dos grandes activos que lo diferencian del resto: proviene del Interior y conoce las causas vinculadas con el atentado a la AMIA, dado que asesoró a Mario Cimadevilla mientras este se desempeñó al frente de la Unidad Especial de Investigación del entonces Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, en el gobierno de Mauricio Macri.

Este abogado, autor de varios libros, con trayectoria política en la Unión Cívica Radical, fue varias veces presidente de la Asociación Israelita de Bahía Blanca, ciudad del sur bonaerense donde fundó el Centro Wallenberg, en homenaje a Raoul, el diplomático sueco que es «Justo entre las Naciones» por haber salvado a miles de judíos durante la Shoá.

En su entorno son críticos de la actual gestión de la DAIA y aseguran que hay que «regenerar» la institución porque en los seis años de presidencia de Knoblovits fue «siendo reemplazada totalmente por otras instituciones».

Por ello, «lo que importa es que se elija a los más capaces», y en ese sentido, «en nuestra comunidad no hay otro» con más aptitud que Woskoff.

Incluso, anticiparon que convocarán a Moscovich a una reunión porque «necesariamente van a tener que unir fuerzas» para «generar una masa crítica» de votantes.

Al igual que Furman, este grupo rechaza a los advenedizos que «no tienen antecedentes» porque aunque estos sean exitosos en sus instituciones o profesiones, la DAIA «es otro negocio»…

La gente de Woskoff descuenta el apoyo del Confederal, por el hecho de provenir del Interior, además de varias instituciones y de dirigentes de la «vieja guardia» como el ex presidente Alberto Indij.

Adrián Moscovich

Representa a la «sangre joven» que ya tuvo un breve paso por la DAIA como prosecretario de esta gestión, a la cual renunció muy desilusionado porque no sentía que representaba su idea para esa institución madre.

Ahora volvería a intentarlo, a la cabeza de un grupo de ex alumnos suyos de cuando dirigió la ORT, de alrededor de 45 años. «Gente profesionalmente exitosa, que ocupa puestos relevantes en empresas locales y extranjeras, intachable desde lo personal, que es referente para su misma generación y tiene mucha experiencia en lo comunicacional, un tema en el que la comunidad hace un ruido enorme», explican desde su entorno.

No obstante, Moscovich pretende conformar una lista dividida en tercios, compuesta por «dirigentes comunitarios, gente nueva y otra con bagaje para capacitar y transmitir qué es el mundo judío, con una representación importante de la ortodoxia».

Su grupo admite la convocatoria de Woscoff, pero aclara que si bien su líder no tiene problemas en juntarse con él, se ocupa de aclarar que no quiere repetir la experiencia de encontrarse con algo que nada tenga que ver con sus ideas de cambio y profesionalización.

A Moscovich le «interesa mucho» trabajar en educar desde la DAIA sobre «el antisemitismo y el antioccidentalismo», en base a un «análisis político de qué busca el mundo musulmán», ya  que «como siempre, se empieza con los judíos como ‘chivo expiatorio'», pero el fenómeno amenaza a todo el mundo libre y debe atacarse desde «un escalón distinto al que está hoy, de un reclamo permanente, denunciar y hacer juicio».

«Cuando se habla de antisemitas, no todo es lo mismo y hay que trabajar con los cimientos de algunos pensamientos que hoy son tildados de tales, pero que si empezamos a crear una cultura que tenga que ver con la perspectiva de esa persona, no necesariamente va a terminar siendo judeófobo», amplían.

De todos modos, estas ideas aún no pueden traducirse en votos, que quizá provengan de ámbitos educativos y/o dirigidos por jóvenes que aspiren a un cambio generacional en la DAIA.

Darío Epstein

Viene a jugar el rol del «outsider» que, sin experiencia en la dirigencia comunitaria, «va a poner a la DAIA en el lugar que perdió y siempre tuvo que tener».

Este contador público, especialista en mercados, con un máster de la Universidad de Michigan e importantes vínculos con instituciones judías, desde Jabad Lubavitch hasta Lamroth Hakol, fue funcionario de Carlos Menem y Domingo Cavallo del ’92 al ’94 y «tiene puesta la mira en la indispensable solvencia económica de la DAIA, independientemente de los ciclos de la economía del país».

Para aventar suspicacias, su gente subraya que el paso de Epstein por el sector público «está cumplido con creces» y que «nunca aceptó volver», pese a las numerosas propuestas que recibió, incluso del actual Presidente, Javier Milei, porque aprendió «lo difícil que es después la reinserción en la vida normal».

Por el contrario, «en estos momentos tan duros hay que apoyar a la comunidad» porque «la etapa que viene es muy complicada y no solamente hacen falta dotes de comunicador, sino entender los dilemas que enfrentan los judíos no solo en la Argentina, sino en Latinoamérica y el mundo en general para ver cómo se equilibran con las fuerzas negativas que quieren destruirnos».

Esta preocupación Epstein la ha recogido en sus numerosos viajes y reuniones en el exterior, sobre todo en los Estados Unidos e Israel, contactos que le darían un plus frente a sus conpetidores, según se empeñan en destacar.

Desde su entorno hablan de «un proyecto muy serio, con gente nueva y disruptiva, pero también otra que tenga mucho conocimiento y antecedentes en la comunidad».

Más allá de eventuales avales desde el exterior, lo cierto es que ellos no votan, así que a la hora de buscar «guiños», los habría de entidades observantes y también conservadoras.

Osvaldo Ofman

Otro «outsider», pero este solo se presentaría al frente de una «lista de consenso», ya que no concibe otro modo de hacer política, y menos todavía «a partir del 7 de octubre, por la situación en Israel y para los judíos de la Argentina y el mundo».

En este contexto, a Ofman «le parece hasta de mal gusto hablar de postulaciones cuando tenemos que invertir el tiempo en gestión y en generar políticas realmente unificadas de  cómo prepararnos para resolver lo que viene, que va a ser complejo», explican desde su entorno.

Por ello, «primero hablemos del proyecto, que lamentablemente tiene que ser reformulado, a ver si estamos todos de acuerdo, y después de quién es el candidato», reclaman.

El titular de Hacoaj, de gran relación personal con Knoblovits, está «muy cómodo ayudando a la DAIA en un segundo plano» porque considera que «hay que hacer lo máximo posible, figurando lo menos posible» y liderar la entidad le daría una exposición que no se condice con su bajo perfil, aunque su gente aclara que «tiene un buen manejo de los medios y ‘links’ con todas los sectores políticos del país, sin embanderarse con ninguno en particular».

No obstante, «de ninguna manera» sería candidato en una instancia donde haya elecciones porque es «un fanático del consenso» y ese claramente no es el caso de la DAIA, donde hay muchos candidatos.

Argentina

Wahnish asume como embajador de Argentina en Israel y se reúne con rehenes liberados y familiares de secuestrados

Agencia AJN.- «Encuentro emotivo, en el cual reiteró el compromiso del presidente Javier Milei y el gobierno con liberarlos».

Publicado

el

Por

Wahnish familiares rehenes

Agencia AJN.- El rabino Axel Wahnish asumió sus funciones como embajador de la República Argentina ante el Estado de Israel y presentó una copia de sus cartas credenciales ante las autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado judío.

Wahnish Israel

Un día después de aterrizar, su primera actividad en el cargo fue un encuentro en Jerusalem, la capital de Israel, con rehenes argentinos liberados de manos de las organizaciones terroristas palestinas en la Franja de Gaza, familiares de los que aún se encuentran secuestrados, deudos de víctimas y otros miembros del foro que reúne a los parientes de quienes desaparecieron o fueron capturados durante el ataque del 7 de octubre de 2023.

Acompañado por su esposa y miembros de la embajada, fue recibido por el embajador Daniel Carmon, esposo de Eliora, asesinada en el atentado a la Embajada de Israel en la Argentina, el 17 de marzo de 1992, que acompaña a los familiares.

Wahnish familiares rehenes 2

«Encuentro emotivo, en el cual el embajador reiteró el compromiso del presidente Javier Milei y el gobierno a liberar a los secuestrados», tuiteó Carmon.

«Aprovechamos la oportunidad para agradecer al trabajo fantástico del ex encargado de negocios, nuestro gran amigo» Francisco Tropepi, añadió.

Seguir leyendo

Argentina

Falleció el ex presidente de la AMIA Luis Perelmuter

Publicado

el

Por

WhatsApp Image 2024-06-20 at 09.15.38

Agencia AJN.- Luis Perelmuter, ex presidente de la AMIA, falleció esta madrugada a los 92 años, será velado de 11 a 14 en Loyola 1139 y su entierro será esta tarde en el cementerio de La Tablada.

Perelmuter presidió la AMIA en dos oportunidades, entre los años 1984 y 1987, y entre 1990 y 1993, después de haber sido su tesorero entre 1975 y 1978.

Durante su última gestión al frente de la AMIA, debió atravesar los dolorosos días que transcurrieron tras el primer ataque terrorista internacional sufrido en el país, cuando el 17 de marzo de 1992, fue atacada la sede de la Embajada de Israel en Argentina.

Peremulter también fue un activo participante en el Comité de Reconstrucción que se creó, tras el atentado perpetrado contra la sede de Pasteur 633, para volver a erigir el emblemático edificio de la AMIA en el mismo lugar que fue atacado.

Hace menos de un mes, en reconocimiento a su significativo aporte a la continuidad y la gestión comunitaria, Perelmuter fue homenajeado en el marco de un cálido encuentro donde se le entregó una placa como testimonio de su trabajo y dedicación.

expresidente-696×463

Reciente reconocimiento de la AMIA

Del homenaje a Luis Peremulter participaron el titular de la AMIA, Amos Linetzky; el secretario general Gabriel Gorenstein, y el director ejecutivo de la entidad, Daniel Pomerantz, junto a familiares del ex dirigente.

“En el marco de los 130 años de la institución, quisimos reconocer los valores y el legado que Luis dejó en la institución y en la comunidad. Se trata de un merecido reconocimiento, en el que pudimos agradecerle todos los esfuerzos que dedicó a favor del bien común y la continuidad comunitaria”, señaló Amos Linetzky, al término del encuentro.

Última entrevista de Perelmuter con Dabiel Berliner:

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!