Seguinos en las redes

Terrorismo

Viena. El Estado Islámico se adjudicó el ataque terrorista

Agencia AJN.- El grupo terrorista publica un video del presunto agresor, Kujtim Fejzulai, prometiendo lealtad al califato, y lo felicitó por atacar “reuniones de cruzados” en la capital austriaca.

Publicada

el

photo_2020-11-03_19-49-56-e1604429146306-640×400

Agencia AJN.- El grupo terrorista del Estado Islámico reivindicó el martes la responsabilidad del atentado de la noche anterior en Viena, que dejó cuatro muertos y 15 heridos. En una declaración emitida a través de un canal de telegramas vinculado a EI, el grupo terrorista dijo que “el soldado del Califato, Abu Dajana al-Albani” atacó “reuniones de cruzados” en el centro de Viena.

“Todas las alabanzas y favores a Dios”, concluía la declaración.

El presunto autor, Kujtim Fejzulai, fue asesinado por la policía durante el incidente. Fejzulai era de etnia albanesa, lo que podría explicar su nombre de guerra en árabe, que literalmente significa “el albanés”.

En un vídeo distribuido por el grupo terrorista, se puede ver a Fejzulai jurando lealtad al califa del EI, Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurashi, mientras sostiene una pistola y un largo cuchillo dentado.

Fejzulai, de 20 años de edad, con doble nacionalidad austríaca y macedonia, ya había sido condenado por terrorismo por intentar unirse al grupo del Estado Islámico de Siria. La policía registró 18 propiedades así como el apartamento del sospechoso, deteniendo a 14 personas relacionadas con el agresor que están siendo interrogadas, dijo el ministro del Interior de Austria Karl Nehammer.

“El hecho es que el terrorista logró engañar al programa de desradicalización del sistema judicial” para asegurar su liberación, dijo Nehammer, agregando que el sistema debe ser reevaluado.

shot-e1604393236791-640×400

También dijo que un intento de despojar a Fejzulai de su ciudadanía austriaca fracasó por falta de pruebas suficientes.

Algunas de las circunstancias del tiroteo de Viena recuerdan el caso de Usman Khan, que apuñaló a dos personas hasta la muerte en 2019 en el centro de Londres. Khan había sido condenado a 16 años de prisión después de ser declarado culpable por su papel en un complot para bombardear la Bolsa de Valores de Londres. Fue puesto en libertad en diciembre de 2018 después de cumplir la mitad de su condena, al igual que la mayoría de los presos en Gran Bretaña. Mientras estaba en prisión, Khan había comenzado a trabajar con un programa que busca rehabilitar a los criminales a través de cuentos y talleres.

Nikolaus Rast, el abogado de Fejzulai en el caso de 2019, dijo a la emisora pública ORF que su cliente parecía “completamente inofensivo” en ese momento. “Era un joven que buscaba su lugar en la sociedad, que al parecer fue a la mezquita equivocada, y terminó en los círculos equivocados”, dijo Rast.

La familia de Fejzulai “no era radical”, añadió Rast. “Todavía recuerdo que la familia no podía creer lo que había pasado con su hijo”.

Las autoridades trabajaron hasta el martes para determinar si había otros atacantes, con unos 1.000 policías de guardia en la ciudad. Se instó a la gente de Viena a quedarse en casa si era posible el martes, y se pidió que los niños no asistan a la escuela.

A mediados de la tarde, los investigadores revisaron las abundantes pruebas de vídeo y no encontraron “ningún indicio de un segundo autor”, dijo Nehammer. “Pero como la evaluación aún no ha concluido, no podemos decir de forma concluyente cuántos autores son responsables del crimen”.

Por el momento, un elevado nivel de seguridad permanecerá en vigor en Viena, dijo. El país guardó un minuto de silencio el martes al mediodía, y el gobierno ordenó tres días de luto oficial, con banderas en los edificios públicos a media asta.

El tiroteo, que duró unos nueve minutos, comenzó poco después de las 8 p.m. del lunes cerca de la sinagoga principal de Viena, ya que mucha gente estaba disfrutando de una última noche de restaurantes y bares abiertos antes de un mes de cierre por coronavirus, que comenzó a medianoche.

El ataque provocó una rápida condena y garantías de apoyo por parte de los líderes de toda Europa, incluyendo al Presidente francés Emmanuel Macron, cuyo país ha sufrido tres ataques terroristas en las últimas semanas. El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, también condenó “otro vil acto de terrorismo en Europa”. Gran Bretaña elevó su nivel de amenaza terrorista a grave, su segundo nivel más alto, tras el ataque en Austria y otros en Francia.

Terrorismo

Atentado en Alemania. Un auto atropelló a varios peatones: hay dos muertos y diez heridos

Agencia AJN.- El atentado ocurrió en una zona peatonal del centro histórico de la ciudad, cerca de la famosa Porta Nigra.

Publicado

el

Por

alemania

Agencia AJN.- Un auto atropelló hoy a varias personas al entrar acelerando en una zona peatonal de la ciudad alemana de Trier, según informó la Policía de la localidad. Las autoridades hablan de al menos dos muertos y una decena heridos.

La Policía alemana detuvo al conductor del vehículo, un hombre de 51 años del distrito de Trier-Saarburg.

El atentado ocurrió en una zona peatonal del centro histórico de la ciudad, cerca de la famosa Porta Nigra.

La Policía afirmó que, por el momento, se desconoce el móvil del sospechoso, aunque varios expertos descartaron en distintos medios alemanes que se trate de un accidente por el largo recorrido que hizo el vehículo por calles peatonales.

Wolfram Leibe, alcalde de la ciudad, apuntó en declaraciones a la emisora SWR que podría tratarse de un atropello intencionado, por lo que la policía ha pedido a los ciudadanos que no se acerquen al centro por precaución.

Seguir leyendo

Deportes

Irán: ONU condena asesinato extrajudicial de campeón de lucha

Agencia AJN.- Según el recuento final, 79 países votaron a favor de la resolución, 32 en contra y 64 se abstuvieron.

Publicado

el

Por

Afkhari Navid

Agencia AJN.- La Asamblea General de las Naciones Unidas el miércoles citó el ahorcamiento por parte del régimen iraní del campeón de lucha grecorromana Navid Afkari en una resolución que condenó al régimen por sus violaciones generalizadas de derechos humanos.

Los patrocinadores de la resolución pidieron a la “República Islámica del Irán que iniciara un proceso integral de rendición de cuentas en respuesta a todos los casos de violaciones graves de los derechos humanos, incluidas las denuncias de uso excesivo de la fuerza, arrestos y detenciones arbitrarias y torturas y otros tratos o castigos degradantes contra manifestantes pacíficos y presos políticos, el incumplimiento de las garantías de un juicio justo y el uso de la tortura para obtener confesiones, como en el caso de Navid Afkari y otros”.

La resolución agregó que la investigación de rendición de cuentas también debe incluir “casos de muertes sospechosas bajo custodia, así como violaciones de larga data que involucren al poder judicial y los organismos de seguridad iraníes, incluidas desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales, y exhorta al Gobierno de la República Islámica del Irán para poner fin a la impunidad por tales violaciones ”.

Hillel Neuer, director ejecutivo de UN Watch, tuiteó: “BUENO: A pesar de la oposición de los regímenes más asesinos del mundo, la ONU acaba de condenar a la República Islámica de Irán por arresto y detención arbitrarios, tortura de manifestantes pacíficos y prisioneros políticos, y citó específicamente el caso de Navid Afkari”.

Neuer criticó a los países que se opusieron a la resolución en un segundo Tweet, escribiendo: “LISTA DE VERGÜENZA: Países que acaban de votar No a la condena de la Asamblea General de la ONU por los abusos de derechos humanos de #Irán”.

Según el recuento final, 79 países votaron a favor de la resolución para condenar al régimen de Irán, mientras que 32 votaron en contra de la resolución. Un total de 64 naciones se abstuvieron.

El régimen de Irán ahorcó a Afkari el 12 de septiembre, alegando que mató a un oficial de seguridad durante las protestas nacionales de 2018 contra la corrupción del régimen. Afkari dijo antes de su ejecución que “no hay ni una pizca de evidencia en este maldito caso que demuestre que soy culpable”, pero los jueces del régimen “están buscando un cuello para su cuerda”. El gobierno de Estados Unidos sancionó a los funcionarios judiciales y penitenciarios involucrados en el ahorcamiento de Afkari.

La organización Amnesty International criticó duramente el comportamiento de las autoridades iraníes.

Un informe publicado por la organización de derechos humanos aseguró que los servicios de seguridad e inteligencia y funcionarios de las prisiones violaron los derechos humanos “de manera brutal”, en connivencia con jueces y fiscales.

Entre los delitos nombrados en el documento figuran: detención arbitraria, desaparición de civiles, tortura y lesiones graves a detenidos.

Amnistía Internacional asegura tener datos de más de 500 manifestantes, periodistas y activistas de derechos humanos que fueron sometidos a procesos penales injustos en el contexto de la protesta.

Las penas de prisión impuestas a los condenados oscilaron entre un mes y diez años. En algunos casos, incluso se ejecutó a los presos.

La organización cree que el número real de acusados ​​en las protestas de noviembre de 2019 es mucho mayor de lo que se conoce.

El documento afirma que en Irán existe un uso generalizado de la tortura y otras lesiones por parte de la Policía y los servicios de inteligencia, así como de funcionarios en las cárceles contra hombres, mujeres y niños, tanto durante la operación de detención como después, mientras se encuentran en las instalaciones.

Según el informe, a las víctimas se les cubrió la cabeza y ojos y recibieron golpes de puño, patadas y azotes con palos, mangueras de goma, cuchillos, porras y cables.

“Fueron colgados u obligados a permanecer en posiciones incómodas dolorosas durante períodos prolongados, privados de agua y comida”, rezó el documento.

El trabajo de Amnesty resalta que “muchos detenidos fueron recluidos en régimen de aislamiento”, a veces “durante semanas e incluso meses”, y que se les “negó tratamiento médico por las lesiones sufridas durante las manifestaciones o como resultado de las torturas sufridas”.

Otros métodos de tortura documentados incluyen el desnudar a los detenidos y mojarles el cuerpo con agua fría, exponerlos a temperaturas extremas, someterlos a fuertes luces y sonidos, arrancarles las uñas de los dedos, rociarles gas pimienta, envenenamiento, usar descargas eléctricas e y simulacros de ejecuciones.

El informe asegura que interrogadores y funcionarios penitenciarios cometieron actos de violencia sexual contra los detenidos de sexo masculino, que incluyeron desnudez forzada y agresión sexual y verbal contra ellos.

“Muchos detenidos permanecieron detenidos durante semanas e incluso meses en lugares desconocidos administrados por agencias de seguridad e inteligencia, incluido el Ministerio de Inteligencia o la Guardia Revolucionaria”, rezó el documento.

“Otros detenidos fueron recluidos en cárceles superpobladas o comisarías de policía, bases militares, instalaciones deportivas y escuelas”, concluyó el informe.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!