diciembre 10, 2017

Judo. Israel termina en lo más alto del medallero en Taskent

Agencia AJN.- En la última jornada del Gran Premio de Judo de Taskent, el mejor judoca del día fue el israelí Or Sasson. Era su primera cita después de llevarse el bronce en los Juegos Olímpicos de Río y Sasson volvió por todo lo alto, llevándose el oro tras derribar al kirguís Krakovetskii, que partía como favorito, con un soberbio sode tsuri komi goshi con el que obtuvo un waza ari y dejó a su rival sin tiempo para intentar remontar el duelo.

Agencia AJN.- Fue un resultado para enmarcar de Sasson después de haber estado más de un año de baja por lesión. La victoria también hizo que Israel terminara en lo más alto del medallero aquí en Taskent.

Or Sasson: “Me siento genial, es la primera competición en la que participo desde los Juegos Olímpicos. Fue muy duro, tuve una lesión de rodilla después de los Juegos en un partido de baloncesto. Quería pelear, echaba de menos esa sensación y estoy feliz de haberlo hecho aquí en Taskent en este ambiente increíble y con esta gente asombrosa. Estoy feliz por mi país. Quiero seguir haciendo esto toda mi vida.”

Anastasiya Turchyn se enfrentó a Beata Pacut en la final de menos de 78 kilos. Turchyn mantuvo su buen estado de forma, derribó a su rival para lograr un waza ari en el primer minuto de la muerte súbita y terminar colgándose la primera medalla de oro de Ucrania en el evento. Este es el segundo Gran Premio que gana este año después de subirse al primer escalón del podio en marzo en Tbilisi. Ella fue la mejor judoca de la jornada.

El tayiko Ustopiriyon ganó el oro en la categoría de menos de 90 kilos cuando su rival Dilshod Choriev recibió una penalización después de haber disputado 10 minutos y medio de la muerte súbita.

El dos veces campeón de boxeo Ruslan Chagaev entregó la medalla de oro a la eslovena Velensek en la categoría de más de 78 kilos. Pero Anzhela Gasparian fue la protagonista en esta división de peso. Se llevó el bronce después de lograr un fantástico uchi mata para ocupar un merecido lugar en el podio.

El egipcio Ramadan Darwish y el ruso Niyaz Ilyasov lucharon por el oro en la categoría de menos de 100 kilos. El más veterano, el egipcio, eliminó al recién llegado con un uchi mata con el que obtuvo un waza ari sobre la bocina. El campeón de Taskent en 2014 terminó otra vez en el escalón más alto del podio aquí en Uzbekistán. Es su primera medalla de oro en el circuito mundial de judo en más de dos años.

Y hubo un duelo fratricida entre Bekmurod Oltiboev y su compatriota Mukhsin Khisomiddinov. Una lucha por el bronce entre dos uzbekos que nos dejó la mejor técnica del día. Esa soberbia maniobra dio a Oltiboev la victoria y el bronce. Fue la última medalla que ganó Uzbekistán en el Gran Premio, una gran manera de celebrar los logros de este país tan maravillosamente bueno en el judo.

Por: Blanca Bayo
Fuente: EuroNews

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario