Seguinos en las redes

Coronavirus

Coronavirus/Israel. Ante el incremento en la tasa de mortalidad, se aumentarán las pruebas en asintomáticos

Agencia AJN.- Aunque el Ministerio de Salud asegura que la cantidad de casos diarios se está estabilizando, se decidió dar un giro en la política y comenzar a testear a todos los que hayan mantenido contacto estrecho con un contagiado, aunque no presenten síntomas de la enfermedad.

Publicada

el

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- En un cambio de política, el Ministerio de Salud de Israel dijo el lunes por la tarde que cualquiera que estuviera en contacto con un portador confirmado de COVID-19 puede hacerse la prueba, aunque no muestre síntomas del virus.

A finales de mayo, el Ministerio comenzó a realizar pruebas a israelíes asintomáticos que se sabía que estaban expuestos al virus. Sin embargo, en julio, ante el incremento sostenido de las infecciones y el colapso de los laboratorios para procesar las pruebas, se determinó que sólo aquellos que mostraban síntomas del virus – principalmente tos, dificultades respiratorias y fiebre – eran elegibles.

Este lunes, la política fue nuevamente revertida, permitiendo que cualquiera que haya tenido contacto con un paciente se hiciera la prueba.

En otros cambios de política recientes, el ministerio modificó su criterio sobre los pacientes de coronavirus recuperados, declarando a miles de personas curadas sin tener que hacer una nueva prueba para verificar que ya no son portadoras de la enfermedad. En ese sentido, se redujeron los requerimientos de cuarentena para los pacientes de coronavirus recuperados, y a los asintomáticos se les permitió salir de las casas 10 días después de haber sido diagnosticados.

Según esas normas, los pacientes a los que se les diagnosticó el virus se consideran curados después de pasar 10 días en cuarentena desde el momento en que mostraron síntomas por primera vez, más otros tres días durante los cuales no deben presentar ningún síntoma. Aquellos diagnosticados con el virus y que no tienen síntomas pueden salir de la cuarentena después de 10 días, dijo el ministerio.

En todos los casos, no es necesario hacer más pruebas para detectar el virus, aunque el ministerio señaló que todavía se requiere la autorización de un médico para indicar que los pacientes no tienen síntomas del virus.

El Ministerio de Salud registró el lunes por la noche 1.418 nuevos casos de COVID-19 desde la medianoche, y ocho muertes. Hay 26.313 casos activos en el país, una disminución significativa de lo que se contabilizaba las semanas previas. De los pacientes confirmados, 331 están en estado grave, entre las que se cuentan 99 con respiradores.

El número de casos diarios rondaba los 2.000 la semana pasada, pero presentó una disminución significativa durante el fin de semana, lo que parecía estar relacionado con un descenso de los niveles de pruebas realizadas el sábado.

El domingo, el Ministro de Salud Yuli Edelstein dijo que el número de casos se estaba estabilizando.

Por su parte, el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo el lunes que la tasa de crecimiento de nuevos casos de coronavirus parecía haberse estabilizado, pero advirtió que podría volver a aumentar y que podría haber un salto en las muertes por COVID-19.

Hablando al comienzo de la reunión del gabinete de coronavirus, señaló que Israel tiene ahora una de las mayores tasas de morbilidad per cápita del mundo, citando una publicación científica de la Universidad de Oxford en la que se sitúa a Israel en el octavo lugar en el ranking de tasas de infección cada millón de habitantes. “Estas son las malas noticias. La buena noticia es que, en las últimas dos semanas más o menos, hemos estado en una meseta”, dijo en una declaración difundida por su oficina.

El lunes, los ministros que conforman el “gabinete del coronavirus”, en el que se evalúan medidas destinadas a contener el avance de la pandemia, discutieron la posibilidad de establecer cierres y toques de queda localizados durante las noches y los fines de semana para detener la propagación de COVID-19, pero terminaron la reunión sin nuevas decisiones.

El llamado “zar del coronavirus”, Ronni Gamzu, encargado de diseñar la respuesta de Israel a la pandemia, construirá un plan detallado para la reunión del miércoles, en la cual los ministros del gabinete votarán una decisión final.

Las posibilidades que surgieron en la reunión variaron desde cierres locales en puntos conflictivos hasta cierres nocturnos y de fin de semana.

Coronavirus

Coronavirus en Israel: nuevo récord con 7.527 casos a pocas horas de relanzar el fracasado segundo cierre

Publicado

el

Por

F200817YS003_i

Agencia AJN.- El Ministerio de Salud de Israel publicó a pocas horas de iniciar el segundo cierre su reporte diario por el coronavirus en el país.

Según los datos, 7.527 casos se detectaron en las últimas 24 horas. Actualmente hay 669 pacientes en grave estado y 246 en estado moderado.

El porcentaje de positividad dio 12.8, sobre unas 60.524 pruebas practicadas.

Desde iniciada la pandemia se registraron 214.458 casos de covid 19 y actualmente hay 60.786 pacientes activos. 167 personas deben ser asistidas con respiración artificial, cifra que se mantiene estable.

El número de muertos se mantiene estable desde ayer y se situa en 1.378. Se recuperaron de la enfermedad 152.294 personas.

A las 14.00 horas de Israel comenzaría a regir el segundo cierre tras haber sido lanzado la semana pasada, ante la total indiferencia de gran parte de la sociedad. El mismo se extendería hasta el 1 de octubre.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus/Israel. Netanyahu: “Estamos ante una emergencia, una guerra por la vida”

Agencia AJN.- Mientras cientos de ciudadanos se manifiestan fuera del Parlamento israelí contra el cierre, el primer ministro brindó una conferencia de prensa alarmando sobre el grave escenario que enfrenta el país en la batalla contra el COVID-19. “Solo trabajando juntos podemos derrotar al virus”, enfatizó el mandatario, anunciando que comenzará a usarse un método de testeo más rápido que “ayudará a la economía y a la rutina”. “Tomamos las decisiones necesarias a fin de salvar vidas”, afirmó.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2020-09-24 a las 10.14.42 p.m.

Agencia AJN.- A menos de 24 horas de que Israel comience un cierre “hermético” mucho más severo que el transcurrido en marzo y abril, durante la primera cuarentena por el coronavirus, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu se dirigió a los israelíes en una conferencia de prensa para explicar las razones que llevaron a su gobierno a tomar la drástica decisión. “Estamos ante una emergencia. Solo si trabajamos juntos podremos derrotar al virus”, enfatizó el mandatario, llamando a la dramática situación que está viviendo Israel una “guerra”.

El Ministerio de Salud israelí ha informado por segundo día consecutivo casi 7 mil infecciones en 24 horas. Desde hace varios días, las cifras arrojan una positividad superior al 10%, lo que indica que al menos 1 de cada 10 israelíes a los que se les hace un hisopado termina resultando contagiado con COVID-19.

En este marco, los hospitales de todo Israel comienzan a enviar señales que alarman respecto a un posible colapso. Esta semana, un centro médico de Jerusalem y otro de Ashdod debieron trasladar pacientes a otros establecimientos debido a que contaban con plena ocupación de camas de terapia intensiva. La semana pasada, hospitales del norte del país habían tenido que hacer lo mismo por estar funcionando por encima de sus capacidades.

Con casi un 14 por ciento de positividad en las pruebas de hoy, Israel presentó un nuevo número alarmante este jueves: 59 personas han fallecido desde la noche del miércoles a causa de la pandemia. “Despierten. Ya es suficiente. Debemos tomar medidas ahora”, exclamó el primer ministro, llamando a las casi sesenta víctimas fatales de esta jornada “un precio terrible”.

“Cuando se abre la economía, las infecciones suben”, sostuvo Netanyahu, en una aparente señal de autocrítica respecto a la rápida apertura que Israel efectuó en el mes de mayo y que derivó en un sostenido aumento de contagios de coronavirus en todo el país.

La buena noticia de la conferencia de prensa fue el anuncio de que el gobierno está intentando abastecer al sector sanitario de un nuevo método de testeo más rápido. “Esto ayudará a nuestra economía y a nuestra rutina”, aseguró Netanyahu.

Mientras el primer ministro se dirigía a la nación, miles de personas se agolparon frente a la Knesset, el Parlamento israelí ubicado en Jerusalem, para protestar contra el nuevo cierre. En este sentido, Netanyahu apuntó a la oposición, a la que adjudicó el bajo cumplimiento de las restricciones. “Políticos populistas han puesto en peligro la vida de los israelíes”, expresó.

Cientos de personas colmaron decenas de puentes en todo el país en protesta contra Netanyahu, y un pequeño grupo hizo lo suyo frente al domicilio del ministro de Justicia, Avi Nissenkorn. Desde la organización social “Banderas Negras”, que lideran las protestas masivas en todo el país desde hace varios meses, aseguraron que continuarán las protestas incluso este sábado cuando estén rigiendo las medidas restrictivas.

“Tomamos las decisiones necesarias a fin de salvar vidas”, afirmó Netanyahu con contundencia. “Estas medidas no son fáciles, pero el salvar vidas está antes que todo. Estamos en el punto cumbre de la guerra contra el coronavirus. Una guerra por la vida”, enfatizó.

Además, el líder israelí se refirió al impacto de la segunda ola en distintas partes del mundo, incluyendo Europa. “En los últimos días, en casi todos los países de Occidente, hay cifras récords de morbilidad y se imponen restricciones a los ciudadanos… algunos imponen cierres sobre regiones, incluso más grandes que Israel”, señaló.

Este jueves, el Ministerio de Salud reportó 6.883 personas diagnosticadas con coronavirus desde la medianoche. Este dato deja al país con un total de 59.842 contagiados. De ellos, 685 están en estado grave y 175 están conectados a respiradores.

Desde el comienzo de la pandemia, 209.635 personas han sido diagnosticadas en Israel con coronavirus y ha habido un total de 1.376 muertes.

El país comenzó un nuevo cierre nacional el pasado viernes, en la víspera del Año Nuevo judío. Eso colocó a Israel como el primer país en el mundo en reimponer una cuarentena nacional, después de haber levantado todas las restricciones en mayo.

Debido al incremento sostenido en las cifras de infección, los ministros del “gabinete del coronavirus” han decidido en la noche del miércoles, tras siete horas de debate, ir hacia un cierre más estricto incluso que el de marzo y abril.

En ese sentido, el primer ministro declaró que un cierre total a partir del próximo fin de semana, cuando los judíos celebren el Día del Perdón. Debido a que de todas formas el país se frena durante esos días, imponer un cierre sin ninguna excepción que contemple abandonar los hogares durante este lapso podría ayudar a detener la tasa de infecciones con un costo económico relativamente menor. “Nos dirigimos a un cierre total debido a las infecciones, por lo tanto es preferible hacerlo durante las vacaciones, con un precio económico más bajo, y no después de las vacaciones con un precio económico alto”, aseguró Netanyahu el miércoles.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!