Seguinos en las redes

Israel

Jabad Lubavitch realizó su tradicional encendido de velas por Jánuca

 AJN.- El acto se llevó a cabo en la Plaza República Oriental del Uruguay, donde se erigió una menorá gigante. El evento, que coincidió con el encendido de la segunda luminaria, contó con la presencia de Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gabinete del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, quien expresó emoción por participar del evento.

Publicada

el

img_20141217_215645

 Al igual que desde hace 30 años, Jabad Lubavitch Argentina prendió anoche las velas de Jánuca, la Fiesta de las Luminarias, en una menorá gigante instalada en la Plaza República Oriental del Uruguay. El evento, que coincidió con el encendido de la segunda luminaria, contó con la presencia de Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gabinete del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 
Durante el acto, el cual se realizó bajo el lema “Janucá, 30 años compartiendo la luz”, el funcionario porteño dijo: "Me da mucha emoción poder acompañarlos en esta fecha tan importantes que trasmite un mensaje de mucha paz. En estos momentos tan ajetreados en nuestro país creo que es un mensaje muy importante y muy necesario para nuestra querida Ciudad de Buenos Aires y todo nuestro país".
 
"Quiero destacar la buena convivencia que tenemos en la diversidad de la ciudad, que es un crisol de razas y una ciudad muy cosmopolita, pero que combina nuestra diversidad con la preservación de los valores culturales de cada uno. Creo que esta sana convivencia es lo más lindo y más rico que tenemos en Buenos Aires. Ojala podamos mantenerlo y fortalecerlo", agregó.
 
El subdirector de Derechos Humanos de CABA y presidente del Museo del Holocausto de Buenos Aires, Claudio Avruj, también dirigió unas palabras a los presentes y dijo: "Siento mucha emoción y orgullo de mi identidad judía cuando estos eventos se pueden llevar a cabo en espacios públicos, donde se encuentran todo tipo de judíos unidos por la tradición. Seguramente en otra época esto no se podría haber hecho y, como David Golberg, presidente de DAIA, siempre decía: ‘Algún día se vivirá lo judío con la naturalidad de lo obvio en la Argentina’. Eso es lo que persigo: que las diferencias dejen de serlo y que sea obvio vivir y saber que uno es distinto al otro".
 
Julio Schlosser, presidente de la DAIA, aseguró que el sentimiento de participar del evento "se renueva cada año". "Estar acá representa una paz interior, y en este momento no me cabe otra palabra que agradecer a D’s que podamos estar acá y prender a vela de Janucá", dijo.
 
El evento también contó con la participación de Dorit Shavit, embajadora de Israel en Argentina, quien aseguró que  “Januca verdaderamente significa la victoria de la esperanza, de la fe, del espíritu sobre la fuerza física". "Quiero recordar dos cosas. En primer lugar que en el libro “El diario de Ana Frank” cuando llegan los nazis la fiesta de Janucá parece ser una esperanza. Y no menos importante es que en el atentado a la Embajada de Israel, el 17 de marzo de 1992, solamente el candelabro se salvó y está en la Embajada hasta el día de hoy”.
 
Por su parte el Rabino Tzvi Grunblatt destacó: "La clave de la vida del hombre no es cuanto posee ni cuanta fuerza tiene, eso es un instrumento que hay que saber cómo utilizarlo. La clave es la fe, el espíritu, los principios y los valores. Y cuando uno tiene éstos tiene paciencia porque sabe que no necesariamente lo inmediato es lo verdadero. Los cielos se cubrieron pero tuvimos paciencia. Esa paciencia es la fe en que a pesar que caían las gotas vinimos a la plaza sin titubear y sin dudar. Eso es justamente la raíz de lo que es Janucá. Las nubes van a pasar y vos vas a seguir prendiendo e iluminando. Y esto es justamente también el milagro de celebrar 30 años en la plaza".
 
"Recuerdo que por los principios de los ’80, cuando trajimos está propuesta, parecía que era en una locura. En ese momento era un impensable. Veníamos de la dictadura militar y de mentalidades prejuiciosas, donde parecía que el judío se tiene que esconder. Hace 30 años Janucá mostró que uno no es parte a través de renunciar a lo suyo, sino a través de ser fuerte en lo suyo, aportando lo suyo,  porque eso enriqueces a toda la ciudadanía", dijo.
 
"Lo más importante es la gente que confía. Puede haber líderes que traen una idea maravillosa y no prende. Pienso que el líder está en quien confía en la gente y eso nos enseño el Rebe de Lubavitch. Él nos enseño a confiar en cada uno. Hay que entender que el mundo cambió. La gente quiere escuchar los mensajes con profundidad. La gente está cansad de las cosas falsas, superficiales y el Rebe eso lo vio y nos inspiró a decir que ‘hay que salir a la calle’. Un poco de luz puede disipar mucha oscuridad", agregó.
 
Durante el transcurso del acto la DAIA le hizo entrega, por intermedio de su presidente y su vicepresidente primero, Waldo Wolff, de una plaqueta. Además, Grunblatt entregó tres reconocimientos:  al rabino Shlomi Birmbaun, quien durante los 30 años organizó el evento; a Nisiemo Curriel, responsable del departamento gráfico de Jabad; y a Shaúl Hochberger, quien condujo el acto, por su colaboración voluntaria desde hace casi dos años,
 
Además estuvieron presentes Mario Sobol, secretario general de la AMIA; Eduardo Elsztain ; Jorge Telerman, presidente del Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires; y numerosos rabinos que se desempeñan tanto en las oficinas centrales de Jabad Lubavitch Argentina como en distintas sinagogas y comunidades.
 
El acto  fue animado musicalmente por  una orquesta sinfónica y la orquesta Kef, acompañada en varias de las canciones por el rabino Daniel Zelioni.
 
EACh.
 

Dejá tu comentario

Israel

Un incendio en el Muro de los Lamentos fue apagado: No hubo heridos

Agencia AJN.- El hecho ocurrió en los túneles adyacentes y según se informó no hubo heridos ni el lugar se vio afectado. Las velas encendidas comenzaron con el fuego que fue apagado por los presentes.

Publicado

el

Por

Muro de los lamentos sucot

Agencia AJN.- Este miércoles por la noche se produjo un incendio en el Muro de los Lamentos como resultado del encendido de velas en los túneles ubicados en la ciudad vieja de Jerusalem.

Las personas presentes apagaron el fuego rápidamente, sin que nadie sufriera heridas, los túneles y el muro tampoco se vieron afectados.

Este miércoles es un día particular para la religión judía mientras se realiza un importante rezo frente al Muro de los Lamentos en Jerusalem.

Una gran multitud se congregó en el muro de la ciudad vieja para rezar y celebrar la festividad de Sucot.

Se calcula que más de 40.000 personas asistieron a la ceremonia del Birkat Cohanim durante este miércoles en el Muro.

Seguir leyendo

Israel

Efemérides. Un día como hoy nacía David Ben Gurión

Agencia AJN.- David Ben Gurión -líder sionista y primer jefe de gobierno del Estado de Israel, el que más tiempo ocupó el cargo: 13 años- nació como David Green en Plonsk, Polonia, el 16 de octubre de 1886, y se educó en una escuela hebrea fundada por su padre, un ardiente sionista.

Publicado

el

Por

ben

Agencia AJN.- David Ben Gurión -líder sionista y primer jefe de gobierno del Estado de Israel, el que más tiempo ocupó el cargo: 13 años- nació como David Green en Plonsk, Polonia, el 16 de octubre de 1886, y se educó en una escuela hebrea fundada por su padre, un ardiente sionista.

A los 17 años, Ben Gurión se convirtió en sionista y se unió al grupo socialista Poaléi Tzión.

En 1906 inmigró a la Tierra de Israel, trabajó como obrero en asentamientos agrícolas, se interiorizó en la política y la polémica sionista y ayudó al establecimiento del grupo judío de autodefensa Hashomer.

En 1912 empezó a estudiar Derecho en Estambul, pero el estallido de la Primera Guerra Mundial condujo a su deportación por parte de las autoridades otomanas, junto con otros prominentes sionistas.

Ben Gurión pasó los años de la guerra en los Estados Unidos, donde se casó con Paula Monbesz, una compañera sionista, y fue activo en la formación del ala local del sionismo laborista.

Regresó a la Tierra de Israel como soldado de la Legión Judía, una unidad del ejército británico creada por Zeev Jabotinsky.
En la década del ’20, Ben Gurión fue electo secretario general de la Histadrut (Confederación General del Trabajo), función que consideraba como una potencial base de poder para la realización de los objetivos sionistas.

Ejerció hasta 1935 y la convirtió en mucho más que una organización gremial: una institución global política, social y económica con su propia red de fábricas, corporaciones de desarrollo, marcos culturales y servicios de salud.
La Histadrut brindó la infraestructura económica, social y política del Estado en formación.

Ben Gurión jugó luego un papel preponderante en la fusión de Ajdut Haavodá y Hapoel Hatzair en Mapai, que se convirtió en el partido de gobierno durante las primeras décadas del Estado, con él a la cabeza.

Su actitud hacia el socialismo era pragmática, buscando el logro simultáneo de las metas nacionales y socialistas.

Hacia 1935, el sionismo laborista se había convertido en la facción más importante del movimiento sionista y Ben Gurión ocupó el puesto clave de presidente del Ejecutivo de la Agencia Judía -el «cuasi gobierno» de los judíos en la Tierra de Israel- hasta 1948, cuando se estableció el Estado.

Durante estos años guió el curso de la historia sionista y moldeó el carácter del Estado judío.

Basándose en una plataforma política que combinaba visión con pragmatismo, Ben Gurión abandonó la política sionista oficial de cautela y gradualidad para adoptar una firme línea activista.

Su estrategia durante la Segunda Guerra Mundial, entre las restricciones británicas a la inmigración judía y el asentamiento y el hecho que Gran Bretaña combatiera contra la Alemania nazi, fue resumida en su afirmación de que los sionistas «combatirían en la guerra como si no existiera el Libro Blanco y combatirían el Libro Blanco como si no hubiera guerra».

Después de la contienda, Ben Gurión desafió la autoridad británica: organizó una masiva inmigración y estableció fronteras para el Estado judío, creó asentamientos en todas partes del país, impulsó el desarrollo de una capacidad de defensa judía y presionó por la adquisición de armamento pesado -artillería y aviones-, mientras otros hablaban de una infantería liviana.

En 1948, como jefe del Gobierno Provisional, proclamó el establecimiento del Estado de Israel y el comienzo del «crisol de los exilios», movimientos de osadía y visión que llevaron a la realidad eventos de magnitud histórica.

En los primeros años del Estado, el fuerte y carismático liderazgo de Ben Gurión condujo a olas de inmigración masiva que duplicaron la población del país e invirtió la mayor parte de los limitados recursos de la nación en su integración; aseguró zonas distantes, construyendo asentamientos en la periferia; e instituyó una educación universal sobre la base de un sistema escolar público apartidario.

Como ministro de Defensa, planificó y llevó a cabo la tensa transición de las organizaciones clandestinas a un ejército regular, la Fuerza de Defensa de Israel.
Posteriormente encabezó proyectos nacionales como la «Operación Alfombra Mágica» (transporte aéreo de los judíos del Yemen), la construcción del Acueducto Nacional e innovadores proyectos de desarrollo regional.

En la arena internacional, Ben Gurión puso su carrera política en juego para lograr la aprobación del muy controvertido acuerdo de reparaciones con Alemania Occidental y sacó a Israel del bloque de las naciones no alineadas para adoptar una orientación pro occidental, lo cual sentó las bases para una alianza estratégica con Francia y Gran Bretaña, que fortaleció a Israel en las esferas diplomática, económica y militar en los años ’50.

En 1953, agotado por años de intenso servicio público, Ben Gurión renunció al gobierno por dos años y se estableció en el kibutz Sde Boker, en el sureño desierto del Néguev que soñaba poblar.

Luego de las elecciones de 1955 volvió a ser primer ministro y reafirmó la política de defensa: abogó por una respuesta más resuelta al terrorismo y adoptó una estrategia basada en una estrecha cooperación con Francia, que duró más de una década.

La Campaña del Sinaí, en 1956, logró suspender los actos de sabotaje y terrorismo contra los poblados en el Sur y levantó el bloqueo a la navegación israelí en el mar Rojo, a pesar de que Israel finalmente se retiró de ese territorio, bajo presión internacional.
En 1963, Ben Gurión renunció una vez más al gobierno, en protesta por los aspectos morales de un fiasco de inteligencia ocurrido en 1954, y puso fin a casi tres décadas de liderazgo.

Hizo un intento de regreso a la vida pública en 1965, con su apoyo una reforma electoral y la formación de un nuevo partido, Rafi, que obtuvo sólo 10 escaños en las elecciones.
Permaneció cinco años como miembro de la Knéset (Parlamento israelí) y se retiró definitivamente de la vida pública a los 84 años.
Ben Gurión -una de las figuras más influyentes del sionismo moderno- falleció en 1973 y fue sepultado en Sde Boker.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!