Seguinos en las redes

Sin Categoría

Una firma israelí lleva el mundo de las empresas con un enfoque de crowdfunding

Agencia AJN.- Permitiendo que las personas pudientes inviertan en compañías seleccionadas con sumas de dinero menores a lo usual, el fundador de OurCrowd toma al mundo de las empresas por sorpresa al abrirlo al público en general.

Publicado

el

our

Agencia AJN.- Cuando el capitalista de riesgo israelí Jonathan Medved lanzó su plataforma de financiación OurCrowd hace cinco años, la calificó como una forma novedosa de darles a los inversionistas una parte de la acción en la vibrante escena de startups del país, tradicionalmente el patio de recreo de los fondos de capital de riesgo.

Ahora, su empresa se convirtió en un gigante de 650 millones de dólares, reunió a más de 20 mil inversores de más de 100 países en todo el mundo, participó en decenas de nuevas empresas de vanguardia y vio a 18 de sus compañías de portafolio disfrutar de “salidas” a través de ofertas públicas en mercados bursátiles globales o adquisiciones de grandes gigantes tecnológicos. Un estimado de 10 mil inversionistas y empresarios de todo el mundo descendieron a Jerusalem el jueves para asistir a la fiesta de cumpleaños y conferencia de inversores de OurCrowd.

Pero a medida que la firma celebra su aniversario esta semana, quedan dudas sobre si su enfoque creativo es una inversión inteligente para los pequeños inversores.

Mientras que los fondos de riesgo tradicionales buscan inversionistas como multimillonarios, dotaciones universitarias y fondos de pensiones para depositar millones de dólares a la vez, OurCrowd permite a las personas pudientes invertir en compañías seleccionadas con un mínimo de 10 mil o ingresar sus fondos con inversiones de tan solo 50 mil dólares. OurCrowd reúne estas inversiones y toma participaciones en nuevas empresas en nombre de sus clientes.

Al darse cuenta de la naturaleza arriesgada de la inversión de riesgo, los clientes de OurCrowd deben cumplir con las regulaciones locales. Los clientes estadounidenses, por ejemplo, deben tener 1 millón de dólares en activos. Aún así, estos clientes son muy diferentes a la multitud de capital de riesgo tradicional.

“Podemos democratizarnos en cierta medida. Los clientes pueden elegir compañías individuales, con la esperanza de ser parte de la próxima gran cosa de Israel. O podrían ingresar a un fondo de capital de riesgo, pero no tienen que ser multimillonarios para hacerlo”, señaló el capitalista de riesgo.

Medved, un experimentado empresario que fundó y financió varias start-ups israelíes y que anteriormente manejaba una de las firmas de capital de riesgo más grandes del país, llamó a OurCrowd un “híbrido” entre el crowdfunding y el capital de riesgo tradicional.

A diferencia de otras muchas plataformas de crowdfunding de acciones, en las que las personas invierten directamente en compañías, OurCrowd examina a las compañías y ofrece a los clientes orientación sobre inversiones.

En solo cinco años, OurCrowd causó un gran revuelo en la escena de capital de riesgo de Israel. Tiene participaciones en muchas de las start-ups más prometedoras del país, como Consumer Physics, desarrolladores de un espectrómetro óptico, junto con firmas más establecidas como Freightos, una compañía de logística naviera, y mPrest, desarrollador del sistema de defensa de misiles Iron Dome de Israel.

Desde su lanzamiento en 2013, la compañía recaudó 650 millones de dólares en activos para 145 start-ups y 12 fondos, que van desde la tecnología de atención médica hasta la inteligencia artificial. La mayor parte de las nuevas empresas son israelíes.

“Creo que es justo decir que OurCrowd lo ha abierto a los inversores minoristas de una manera que nunca antes estuvo abierta al comercio minorista”, manifestó Michael Eisenberg, socio de Aleph, un fondo de capital de riesgo con sede en Tel Aviv. “De lo contrario, diría que es casi imposible para un inversor minorista acceder a casi cualquier acuerdo de capital de riesgo sin algo como un OurCrowd”.

Los expertos advierten que el capital de riesgo sigue siendo muy arriesgado, con bajas tasas de éxito y pagos escasos en muchos casos. Los capitalistas de riesgo enfatizan que el grueso de las ganancias se deriva de un pequeño porcentaje de inversiones.

Medved reconoció que el término hebreo para inversión de riesgo se traduce como “capital peligroso” y recomendó a los inversores ingresar fondos diversificados, en lugar de nuevas empresas individuales.

En las últimas dos décadas, Israel se convirtió en uno de los terrenos más fértiles del mundo para las empresas de capital de riesgo. Es el hogar de una bulliciosa escena de startups, impulsada por el espíritu emprendedor y los éxitos de los graduados de unidades militares secretas de alta tecnología.

Israel produjo una serie de éxitos de alto perfil a lo largo de los años, incluida Check Point Software Technologies, una compañía de seguridad cibernética que cotiza en el Nasdaq, la aplicación de navegación móvil Waze, que fue adquirida por Google por alrededor de mil millones de dólares y Mobileye, que produce tecnología para autos sin conductor, fueron engullidos por Intel el año pasado por 15 mil millones de dólares.

Continuar leyendo

Dejá tu comentario

Más leídas